Marató de Barcelona: Sin miedo no hay aventura

SIN MIEDO NO HAY AVENTURA BARCELONA 2015

Siempre es la misma historia: queda un año y nos ponemos bravucones con el reto de emular la epopeya de Filípedes, la dificultad es algo que nos resbala, podemos conquistar el Everest si nos lo proponemos. A seis meses apartamos la bravata y abrazamos la valentía, esto comienza a parecerse un reto y en la banda sonora de nuestro ánimo sólo suena el We are the Champions de Queen.

A falta de tres comienzan a asaltar las dudas, pero siempre convencidos de que ese sacrificio que aún no hemos comenzado a practicar va a valer la pena.

A dos se nos comienza a tirar el tiempo encima y a acumular los deberes, se suceden las modificaciones en nuestro plan maestro y lo empezamos a barnizar con trazos más realistas; ya no reventaremos el firmamento ahora sólo se trata de de salir vivo del marrón en el que nosotros sólitos nos hemos metido.

Y en el último mes la épica se ha ido al carajo y comienza la dictadura del “¿cuando se me ocurrió a mi enfrascarme en semejante berenjenal?”; sabes que ya es demasiado tarde para dar marcha atrás y entras en una espiral de pánico acelerado que en un visto y no visto te coloca en la línea de salida de tu una vez ansiado maratón.

No pasa nada, te ocurre a ti, a mi y al 90% de esa generación de corredores tan ilusionados como temerosos de dejar una muesca personal en el mundillo del running  (el otro 10% está compuesto por superatletas y/o cachondos mentales que se toman la carrera como una broma… y lo acaban pagando). Y ya puede ser tu debut o la decimosexta vez que la corres porque al final los 42,195 km siguen ahí de imponentes para todos. Es cierto, estamos a-co-jo-na-dos (por ser ramplones, directos y didácticos). Pero… ¿Y si te digo que eso no es para nada malo y que puede jugar a tu favor? ¿Y si te digo que existe una serie de trucos del almendruco que nos pueden hacer mucho más llevadera nuestra aventura atlética y controlar los nervios? ¿Y si te digo que sale gratis (algo que es una quimera en el mundo del correteo contemporáneo)? ¿Y si vamos a ello?

___

1- El pánico a enfrentarse a los 42k (y 195 metros)

Pero eso es algo que mola: Sin miedo no hay aventura. Si hemos sido medio serios (o sea, que de ese estricto plan de entrenamiento que nos impusimos cumplir cumplir al 100% al final lo lográmos en un 75%) seguro que más de una (y de dos) tiradas habrán caído para ir pillando fondo. Pero ninguna llega ni de lejos a la mítica distancia que queremos conquistar y ahí asaltan las dudas, el pánico a lo desconocido, el “¿seré capaz?”. Yo te avanzo lo que tiene que llegar: 10-15 kilómetros de más iguales a los anteriores, clavados a los que entrena, mimesis de los que corres en otras pruebas. Lo único que los puede hacer cambiar son tus piernas y tu cabeza. Y eso es genial porque significa que todo está en nuestras manos.

Así que: a) interioriza que nadie en su sano juicio prepara un maratón saliendo a correr tiradas de más de 40 kilómetros como caen las cañas si las combinas con frutos secos, b) confía en la validez del entrenamiento que tú has seguido, el de saber llevar un ritmo constante y cómodo durante un rato que da para aburrirse, y c) hay que mentalizarse que, por lógica, los últimos kilómetros van a ser más duros que los primeros; se sufre, sí, pero no es un calvario si sabes correr con cabeza.

Para quitarte algunade esas eternas dudas tienes este post para debutantes (y los que no) de la Marató de Barcelona 2015.

___

2- La ambición de la salida

maratc3b6n-barcelona-2013-finsherAunque los días previos somos un manojo de nervios (incluso la propia mañana de la carrera) si hemos preparado bien la prueba tanto física como anímicamente nos posicionaremos en nuestro cajón de salida y estos comenzarán a desaparecer (los nervios, que no las dudas) y tendremos un proceso de subidón que debemos cortar de plano para que no afecte en nuestros objetivos. Cómo llegamos cargados de energía pensamos que la meta que nos habíamos planteado se nos antoja incluso corta y que estamos con fuerzas para dar un paso más del que nos habíamos propuesto.

Pero un maratón no es una peli de acción, en el que el héroe de turno se pasa por el forro las indicaciones y acaba triunfando por hacer las cosas a su manera y detestando el plan previsto. Como cuando vas con ese punto de borrachete amigable (vamos, que se te entiende aún el 70% de las frases que sueltas) y comienzas a pensar que no es tan mala idea acabar en la cama con esa persona que sobri@ hubieras rechazado, hay que frenar ese arrojo al momento. Métete en la cabeza a que has venido, como lo vas a conseguir y como de grande va a ser tu premio, ¿a que vale mucho más  la pena asegurarlo que arriesgarse a perderlo del todo por querer rascar unos minutejos?

___

3- TERROR por no acabar

Que te quede una cosa clara: Maratoniano no es solo aquel que cruza la meta sino el que tiene el coraje de situarse en la línea de salida. Por una sencilla razón: te has matado a entrenar  y hacer sacrificios por estar aquí (luego saldrá como saldrá, hay cosas que no están al alcance de nuestra mano). En esa época en que nos flipábamos con la patada de la grulla de Karate Kid o juntábamos las manos con la ilusión de hacer un kame hame ha tú sabias que el quimono te convertía de inmediato en karateka y el cinturón sólo servía para subir de categoría. Aquí es lo mismo: finalizar te da el rango de finisher, hacer marca es rubricar una estupenda actuación y vencer es gloria para unos pocos, pero el hecho diferenciador está en haberse levantado cada mañana intentándolo. Y en eso todos somos iguales.

___

4- Debutar y creer que no se está a la altura del resto

Y yo te diría que nadie nace aprendido. La semana previa a la maratón es muy celebrada por ser la que tradicionalmente nos tocamos las pelotas y nos ponemos como unos cerdos para cargar energías, también por ser unos días claves para reflexionar sobre cuales van a ser nuestros objetivos, el porqué decidimos liarnos la manta a la cabeza con semejante gesta y cómo hallar el camino correcto para que todo el trabajo previo tenga su reflejo el día de la carrera.

Pero, sobre todo, es la semana para meternos bien adentro de nuestra testaruda cabeza que haber llegado hasta ahí ya es un éxito, que haberse puesto a entrenar durante varios meses, sacrificarse, madrugar, saber decir no a esa apetecible tercera ronda de mojitos, haber luchado por mantener viva la llama de la ilusión (sí, me ha quedado muy ñoño esto último) significa que estamos capacitados para hacer grandes cosas. Y eso es lo importante, el resto (el resultado) es el titular, algo que viste pero que con el tiempo se conforma con un papel secundario. Siéntete orgulloso de todo el trabajo que has realizado. Quizá no ganarás el combate (aunque yo apuesto mi dedo meñique del pie derecho a que sí) pero te darás cuenta que el dar cera / pulir cera te ha servido para dar un salto adelante del que ya no hay vuelta atrás.

___

5- Las malas sensaciones

maratc3b6n-barcelona-2013-ritmoEn una carrera tan larga el camino que va de la euforia al hundimiento moral puede estar en ese pequeño repecho para pasar al otro lado de la carretera o en un par de zancadas torpes e innecesarias.

Si nos hemos levantado con el cuerpo girado está claro que vamos a sufrir y será muy positivo que lo reconozcamos desde el primer momento. Así que no queda otra que adaptarnos a lo que el chequeo médico del calentamiento previo a la carrera dictamine. Puedes probar los primeros kilómetros a ir al ritmo que te habías propuesto pero a la más mínima que veas que las piernas no tiran como te gustarían deberías saber recalibrar tu actitud teniendo en cuenta que es lo importante de un maratón (probarlo con garantías > completarlo > rubricarlo). No te lo tomes como una decepción, congratúlate por saber que eres capaz de actuar con cabeza en situaciones límites y conseguir llevarlas a buen puerto.

___

6- El puñetero muro golpea duro

maratc3b6n-barcelona-2013-muroY te atiza porque no tuviste cabeza a la hora de correr. pero eso no significa que estés obligado que decir adiós a la carrera. La manera de salir del agujero en que nos hemos metido es bien simple: llegar con un Plan B a punto. Y ese pasa por el principio de que el triunfo es intentarlo y la gloria terminarlo, lo demás son guindas al pastel.

No dejes que el hombre del mazo dejé su archifamosa  arma para enfundarse la más mortuoria guadaña: baja el ritmo, avituállate  (no te cortes en pedir agua a los compañeros, que no rivales) y, como se dice por aquí, xino xano escuchando y mimando a tu cuerpo esperando a que poco a poco reaccione hasta una zona de relativa comodidad. Nuestro objetivo a partir de ahora pasa a ser más modesto, lo que no significa menos admirable.

___

7- Encontrarse bien y creer que se puede correr aún más…

…O habrías petado vilmente. Típica duda que nos asalta en el segundo tercio de carrera. Hacer cábalas es una inutilidad semejante a gastarse más de cinco céntimos en un master de community manager especializado en Messenger. ¿Quien te dice que no hubieras petado a esa altura si hubieras forzado un poco más? Y, sobre todo ¿puedes asegurar que esas reservas no te van a hacer mucha falta para lo que aún está por avecinarse? El aspecto positivo de todo esto es que estás elucubrando, eso significa que vas genial… disfruta coñe!

___

8- Verte incapaz de aguantar el ritmo de los compañeros

Porque el único ritmo que debes hacer caso es el que tú y tu cuerpo hayáis acordado para ir cómodos. Interioriza que esa no es tu carrera, la tuya trata de batallar consciente de tus propias carencias y si nos enfrascamos en luchas secundarias tenemos todas las de perder. Es importante ir recordándose a uno mismo el verdadero objetivo que nos habíamos propuesto. En el maratón un paso atrás sí que son dos adelante.

___

9- El suplicio de los km finales

Piensa en todos los sacrificios que has hecho para llegar hasta aquí, ¿no vale la pena uno más para coronar una gesta de aúpa? Por supuesto, si te has metido entre pecho y espalda el triple de km ya no viene de unos pocos más. No pienses nunca en los km que te quedan por recorrer, piensa en todo lo que ya has recorrido ¿a que no está nada mal tampoco? Consuélate en que no eres la única persona que lo está  pasando canutas, el 80% de los que están corriendo a tu lado tienen sensaciones semejantes a las tuyas. Y juega con los eufemismos: un km se convierte en una recta, una subida es la previa a una zona de descanso, un frenazo en tu ritmo es una forma de buscar uno mucho más cómodo. Y sí, es momento de decirnos lo genial que somos, de darnos mimos y ensalzarnos por lo que estamos consiguiendo: certificar que sólo hace falta proponerselo para conseguirlo.

___

10- ¡Lo conseguimos!

Y valió la pena, ¿a que sí?


The official page of Blogmadito’s Marató (por llamarlo de alguna manera)

43 Respuestas a “Marató de Barcelona: Sin miedo no hay aventura

  1. De molta ajuda.
    És així com hem trobo a 1 setmana de la meva 1a marató.
    Gràcies

    Me gusta

    • Bon dia Joan,

      Dons així ja saps que no ets l’únic i que es el més normal del món. Ara a agafar aquestes por i reciclar-les en motivació per la carrera.

      Molta sort. Salut!

      Me gusta

  2. Molt bo.
    Em serà útil d’aquí a 11 dies en el meu debut.
    Sort

    Me gusta

  3. Gran entrada. Y siempre recordar la regla del 4×1. Por cada segundo que se vaya más rápido de lo deseable al principio, se pierden cuatro al final. Luego lo mejor es prudencia inicial. Suerte a todos.

    Me gusta

    • Buenas Gonzalo,

      Eres un libro abierto, ese es un gran consejo que cualquiera que peue de ambicioso debería tatuarse en la frente para que no se le olvidara. Ya ves, aquí ya estamos de cuanta atrás, aiiii.

      Un saludo!

      Me gusta

  4. Pues aquí otro que también se estrena este domingo y que está A-CO-JO-NA-DO, pero gracias a artículos como este, al menos conseguimos espantar un rato los nervios 🙂

    Ojalá les vea y pueda cruzar la meta con mis hijos… porque la cruzaré, vaya si lo haré 🙂

    Me gusta

    • Y tanto que lo harás Ivan, de eso no me cabe la menor duda. Mira que soy bastante reticente a tener descendencia (cosas del egoismo unipersonal) pero es ver esos metros finales en los que muchos padres van cogidos con los críos y… sí, es momento de lagrima. Disfrútalo, es una grandísima recompensa. Salud!

      Me gusta

  5. Uf !! recién encuentro tu blog y no se muy bien como me siento después de leer tu artículo. Se que he encontrado en el , muchas de las cosas que voy a tener que grabarme a fuego en mi cabeza para acabar mi primera marathon. Me ha encantado .
    Ahora mismo faltan muchos meses hasta Marzo , aún es tiempo de encontrar un plan que me de confianza y de leer articulos realistas de lo que me espera el 16 de marzo . Seguiré buscando información en tu blog .
    Un saludo

    Me gusta

    • Pues bienvenido Javi,

      Si te soy sincero, me encantaría estar ahora en tu piel, no hay nada como la primera vez que corres un maratón. Esa sensación de miedo + ilusión + heroicidad es una fórmula que está más viva que nunca en el debut.

      Mi consejo es que no te dejes llevar por los fuegos de artificio y los “no es para tanto”: un maratón SÍ es algo serio que necesita, para afrontarlo con garantías, ética de trabajo, motivación y verdades a la cara como la de que se sufre (pero a la vez se celebra).

      Iré preparando nuevos temas y actualizando todos los que he ido publicando para la próxima Marató (y algunos otros 42k que llegan antes) a lo largo de esta temporada, espero que te sirvan.

      Salud, suerte con tu reto y felicidades por adentrarte en esta aventura.

      Me gusta

  6. Pingback: Guía para el debutante (y el que no) en la Marató de Barcelona | BLOGMALDITO RUNNING PUB

  7. Rearmas la moral a cualquiera.

    Me gusta

  8. Novatillo total

    Ay el punto 8, ayyyy. Cuánta razón acumulada en un párrafo
    Ayyyy que casi la lío en Sevilla con ese punto 8. Km25, veo unos chicos con camisetas de un pueblo de Navarra. Me acerco, nos ponemos a hablar… y en estas que veo que me están sacando un pelín de punto. El demonio del oído izdo te dice “tranquilo que no es para tanto”, el angelito del oído derecho dice “cuidado no quemes energías en balde”…
    Menos mal que ganó el angelito.
    Cómo mola esta entrada…
    Un abrazo, y enseguida estás metido en tu propio decálogo. Animo

    Me gusta

    • Yo en esto voy a días, a veces soy consciente de que toca regular y que es algo que me hará bien dentro de un rato, otras un hervidero que no quiere dejar escapar a nadie porque piensa que ya tira la carrera a la basura. y así me va.

      Salud, Novatillo.

      Me gusta

  9. David! Como siempre dando en la tecla de los buenos consejos… a un semana del debut y estoy hecho un manojo de nervios!

    Lo superaremos seguro! 😉

    Me gusta

    • Lo que digo siempre, si te has matado a entrenar, si te lo has tomado con el respeto que merece, solo los condicionantes que no podemos dominar (lesiones, tener un mal día, factores meteorológicos) son los únicos que pueden eviatr que cruces la línea de meta.

      Salud y suerte, Juan

      Me gusta

  10. Doncs jo aquest any em tiro de la moto i aniré a fer la Marató sense “por” a veure si podem fer 3:00 horetes, tinc un 15 % de fer-ho i un 85% de petar; però aquest any m´ha donat per aqui. L´any passat vaig disfrutar molt del meu debut, és posible que aquest any la volgui patir.Burro, inconscient, imprudent, etc…… Però si va malament sempre em queda la part èpica de arrossagar-me fins la meta ( arrossegar-me amb dignitat per això).

    Me gusta

    • La segona, la de buscar marca, és la que sempre es pateix més. No estàs fent una bogeria, simplement seguir el curs natural de les coses al món deñ atletisme popular.

      Sort!

      Me gusta

    • Hola Pep, vaig deixar-te un comentari per la qüestió dels ritmes però em sembla que hi és per algun altre lloc. Molta sort amb les 3:00h. Al final es un problema d’energies (parlo de físicoquímica, no de coses espirituals). Has de gastar-ne una total i pots fer-ho al principi, al final o distribuït. Faràs el que el teu estat de forma et permeti.

      Me gusta

      • Gracies Jordi, no vaig llegir la resposta dels ritmes, estic embaucadissim aquest any, llegeixo escric vaig amunt i avall dels blogs, però no espero respostes, jejejejeje encara no em valoro.La veritat és que ja he decidit lo del ritme, segueixo pensant que és el més difícil de la marató, saber escollir el teu.Pels que corren per primera vegada ,tenen la ventatge de la por, sense cap dubte per mi és una ventatge.Aquell canguelo que et fa tenir el peu al fre els primers km és vital per portar la Marató a bon port.
        No sé si alguna persona li ajudarà , però per mi els primers 7 km de la marató de Barcelona són els més importants,si comencem a baixar la Diagonal sencers al 100% tindrem 5 km on les cames van soles i costa poc trobar el ritme a seguir si és que la nostre missió és acabar i només acabar,el canguelo descrit abans ens permetrà no confiar-nos i tirar més del conte.A mi em va ajudar molt el memoritzar els trams descrits pel David i anar cremant etapes, si hem fet un bon entrenament veurem passar els km i passar el 25 , el 30 i el 35 pot arribar a ser un sunbidon ,jo recordo passar el 35 amb un somriure ,l’home del mazo tenia festa.
        Només dir que no apreteu si és la vostra primera, us asseguro que la disfrutareu el doble . I me callo ya ,que tostón.

        Me gusta

  11. Serà la segona i estic neguitós com a la primera. I amb la mateixa il·lusió i mateixos dubtes. La setmana passada, després de recuperar-me una mica d’un refredat/grip agafat al final de la Maratest, no vaig poder acabar bé cap entrenament i gairebé donava per perduda la Marató. Ahir vaig petar el test de Gavela així que he recuperat ànims. Ara només cal recuperar-me del malaït test 😀

    Molta sort a tots!

    Me gusta

    • El que deia abans: la segona és la de patir peruè ens pot a quasi tothom la marquitis. Si tens bones cames, endavant, Jordi. A per totes.

      Salut

      Me gusta

      • He de confesar que vaig anar a la primera a per marca. Amb cap fred però a fer el millor que pugués perquè ja començo a tenir una edat esportiva on mantenir-me serà l’objectiu. He passat molts anys competint com per deixar vells costums. Això si, competeixo amb mi mateix i amb el vell company: el crono. Espero que et surti una bona marató.

        Me gusta

  12. Con maratonitis total, tengo fritos a familiares y amigos, por diosas que llegue ya el dia 😉

    Me gusta

    • Tras la maratón se merecen todos ellos que les invites a un buen restaurante y todos los caprichos del mundo. Hay que compensar todo este aguante.

      Salud.

      Me gusta

  13. Bueno yo había pensado llevármelos de quintos ( con tapitas) a nuestro bar de parroquianos que los quiero mucho, pero la economía no da para mas, jeje 😉

    Me gusta

  14. De obligada lectura tus entradas acerca de la Marató de Barcelona. Tengo claro que la semana que viene repasaré otra vez cada una de ellas. A medida que van pasando los días se me están instalando unos nervios que ya no consigo calmar con nada. Que ganas xd
    Un saludo y gracias

    Me gusta

    • Hay nervios, es bueno. Mientras no sea pánico vas por el buen camino.

      Para ahorrarte tiempo (y que puedas aprovecharlo para templar los nervios, jeje), poner un poco de orden y no tener que estar rebuscando por todo el blog las entradas vinculadas a la Marató, lo estoy recopilando todo en esta página (lo que viene a ser la pestaña de arriba de Marató Barcelona 2015).

      https://blogmaldito.com/marato-barcelona/

      Salud, Javi.

      Me gusta

  15. Bon dia David, fantàstic blog (com sempre). A una setmana del meu debut ara estic amb “l’anaconda” a l’estomac pels nervis. Espero que tot vagi bé i moltes gràcies per aquests mega consells.
    Salut

    Me gusta

    • De res, mandol15,

      ja la tenim aquí a sobre, ara nomès toca descansar i, sobretot, interioritzar que la feina està feta i que surti com surti em donat el màxim de nosaltres mateixos.

      Salut.

      Me gusta

  16. Com sempre genial
    Jo no sé vosaltres però a cada marató que corro i em preparo, més respecte i més nervis tinc!!! seré l’únic???

    Me gusta

    • En el meu cas els nervis s’han transformat del neguit de no acabar (per desgràcia l’he perdut el respecte a la distància) a donar-me compte massa tard que arribo a snese la preparació adequada per l’objectiu que busco. I allà sí que comencen els nervis de debó, jaja.

      Salut.

      Me gusta

  17. Et felicito pel Blog, és collonut i sempre mantens l’òptica “popular” ficant-te a la pell de tots els perfils d’atleta, tinguin la marca que tinguin.

    Després de llegir la teva entrada al blog sobre la Mitja de Santa Coloma de 2015 (on tot i fer un fred i un vent de collons vaig poder fer marca) he tornat a passar-me pel blog (superstició? hahaha) a veure si també em va bé la cosa aquest diumenge.

    Salut i kms.

    Jaume.

    Me gusta

    • Gràcies, Jaume,

      Una miqueta és això: intentar parlar del l’atletisme popular en tot allò que ens uneix els més ràpids i els menys ràpids: pors, ambicions, estratègies…

      Espero que vagi molt bé diumenge, ja no en el sentit de que facis una marca espectacular sinó en gaudir de cada un dels km de la Marató.

      Salut.

      Me gusta

      • Merci, la millor marca serà acabar dignament i passar-ho bé gaudint cadascun dels kms, tal com dius.

        Salut!

        Me gusta

  18. Pingback: Consejos exprés para la Marató de Barcelona 2015 | BLOGMALDITO RUNNING PUB

  19. Pingback: Marató de Barcelona 2015: el recorrido explicado | BLOGMALDITO RUNNING PUB

  20. Pingback: Consejos exprés: Marató de Barcelona 2016 | BLOGMALDITO RUNNING PUB

  21. Pingback: Consejos exprés: Maratest | BLOGMALDITO RUNNING PUB

  22. Pingback: Consejos exprés: Marató de Barcelona | BLOGMALDITO RUNNING PUB