Es que no saben correr

BLOGMALDITO RUNNING PUB

12325791_10208529551902299_1144297368_o

Si algo tiene de maravilloso esto decorreres que puedes sentirte igual de rápido yendo a treso a siete minutosel km. En ese sentido el atletismo popular es uno de los deportes más inclusivos y democráticos que se me ocurren: cualquier persona puede disfrutar de atarse unas bambas yde, a su ritmo, ir siempre un paso más allá.

Ver la entrada original 789 palabras más

Aquí te ayudo a elegir tu próxima carrera

Llevamos tanto tiempo sin colgarnos un dorsal que nos van a tener que hacer un tutorial (vía YouTube, que ahora la cosa no está para briefings en zulos con pestazo a Reflex) para volver a enseñarnos a colocarnos los imperdibles sin temor a desangrarnos en el intento.

Para haceros más fácil el camino a la vuelta a la competición (aunque sea a un mundo de tu mejor forma… Cómo cuesta recuperar el tono cuando te pasas media vida cocinando pan…) aquí te ayudo en una de las decisiones más trascendentales que te van a tocar tomar.

¿Qué no sabes cuál debe ser tu próxima carrera? Pues te podría decir que fuese en consonancia a lo que has entrenado estos días, por las zonas por dónde has corrido y las distancias que has podido normalizar en tus entrenamientos. Pero eso sería demasiado fácil y siempre será mucho más divertido y descerebrado si lo haces a voleo. A jugar!!!!

Sigue leyendo

Cuándo, dónde y cómo puedes salir a correr en cada fase de la desescalada (hasta el fin del Estado de Alarma)

De camino ya a finiquitar el Estado de Alarma (eso será a partir del 21 de junio aunque algunas comunidades, como Galicia, lo adelantan una semana) y adentrarnos en ese nuevo escenario tan extraño como desconocido que es la nueva normalidad, este proceso de desescalada está ya dando sus últimos coletazos: con más de media España ya en FASE 3, solo MADRID y algunas provincias de Castilla y León afrontando sus últimos días en FASE 2 y hasta ya 4 comunidades en NUEVA NORMALIDAD (en Catalunya FASE DE REPRESA) .

Pocas novedades respecto a la semana pasada (he intentado simplificarlo todo en un solo gráfico), pero con bastante información que actualizar y algunas dudas extras qué resolver… que lo intentaré hacer tanto en el gráfico que os pasaré como en el núcleo del texto de esta entrada que intenta ser lo menos liosa posible… Pero que ya os digo que es un tema muy difícil cuando se contraponen normas y modificaciones constantemente.

Gracias a Albert Torrent, de Ultres Catalunya, a Antonio Madriñan por los aportes y ayuda y Carmen Gonzalez-Meneses  por la aclaración.

Sigue leyendo

El voluntario no es tu sirviente

Voluntarios carreras

Partamos de esa frase que de tan manida ya parece que esté menos preñada de verdad (aunque siempre es matizable): Una persona que es agradable contigo pero trata mal a un camarero no es una persona agradable. Pues bien, cambia camarero por voluntario y te darás cuenta que también en el mundillo de las carreras populares puedes encontrarte a gente de lo más molesta que aboca su furia con el menos indicado.

Es algo que ocurría antes, sucede ahora y pasará en un futuro, pero es quizá actualmente cuando más se deja notar: somos más, por lo tanto, se incrementa el número de corredores con los que vale la pena compartir km y también el de cafres a los que nos encantaría dar boleto. Siguen siendo pocos, muy pocos, pero son la mar de ruidosos. Sigue leyendo

Y tú, ¿Cuánto sabes de lo del running? (Kipchoge edition)

No todo es darle caña a las piernas, también hay que darle al coco para ser un mejor atleta o… bueno, eso tampoco es realmente necesario (que hay cada uno a ritmos sub 3′ que es para darle de comer a parte cuando abre la boca).

Pero en Blogmaldito siempre aspiramos a elevar el nivel de nuestros lectores y situarlo donde se merece, que sería en un debate del Sálvame. El problema es que como los derechos son carísimos, mejor es que volvamos con nuestra apuesta por el Pasapalabra del running tras una primera edición protagonizada por el gran Ge.

Y yo aquí te propongo que retes al mismísimo Kipchoge mirando de descifrar el máximo número de definiciones sobre todo lo que tiene que ver con correr. A ver cuántas aciertas!

PASAPALABRA (GEBRESELASSIE EDITION)
PASAPALABRA (KIPCHOGE EDITION)

Sigue leyendo

Las fases de la desescalada (para corredores, runners y campeones de rellano)

Ahí andamos, más que corremos, los ruiners del palo, comenzando a vivir esa amalgama de sensaciones de volver a calzarse unas bambas: la felicidad de la primera zancada, el sufrimiento de la segunda, las putas agujetas tras la tercera.

Ese va a ser el camino hasta alcanzar lo que se ha denominado como NUEVA NORMALIDAD y, que en el caso de corredores como yo, no es otra cosa que probablemente seguir dando pena creyéndonos que vamos a un ritmo de misil tierra-aire. Pero, y lo bien que nos lo pasamos, eh!

Y ahora que ha llegado el Plan de desescalada por fases es momento para analizarlo en detalle para que tengas claro el qué, el cómo, el dónde y el cuándo y así saber a qué atenerte en ese proceso para convertirte de nuevo en una auténtica bestia parda de mitad del pelotón (o algo más atrás). Aquí lo tienes detallado.

Sigue leyendo

Yo también fui un novato (y mañana lo volveré a ser)

Es más que probable que el sábado, cuando después de tanto tiempo de parón (si no eres de los suertudos que de algún modo u otro han podido sortear la situación) salgas a correr por primera vez (a no ser que lo retrases unos días por temor al barullo y a ser posible víctima de algún instructor de la moral con móvil en ristre), te acabes llevando más de una sorpresa.

La primera es que las piernas no tirarán para nada como te gustaría. Tocará  tener presente esto: Recuerda que correr siempre fue disfrutar ya fuese a 3′ o 6′ el km.

Sigue leyendo

Normativa para que los corredores cumplan sin lloros el plan de desconfinamiento (guía útil)

Que por ahí van diciendo que en breve se acaba la prisión domiciliaria y podemos volver a salir a tomar el aire y, en nuestro caso, calzarnos las bambas sin paredes haciendo de muro más chungo que el de la maratón.

Pero nos ha pillado tan en bragas que el desconfinamiento que, depende cómo lo asumas, puede ser más traumático que otra nueva versión del Resistiré en boca de Melendi. Y es que las expectativas que tenemos (vamos, volar a lo Bekele gracias a los ejercicios de la Patry Jordan) sobre lo que será la dura realidad (sacar el hígado antes incluso de que tu GPS halla pillado la señal) nos puede llevar a que la hostia se sienta más allá de Orión. Y es que, chic@s, es volver a la virginidad atlética. Así que va doler, no sabes cóooooomo va a doler.

Para evitar cualquier error fatal, aquí os propongo una serie de normas y reglas a cumplir estrictamente por todos y cada uno de los corredores que habitan este planeta (que cuento que triplica la población total de la gente normal en Tierra por la brasa que hemos dado estos días) que nos permitirá una puesta a punto progresiva sin traumas físicos ni, sobre todo, emocionales (que estamos que a la más mínima nos salta la lágrima).

Un plan sin fisuras. Bueno… Será más bien un plan con fisuras. Con fisuras en los metatarsianos, en el peroné…

Ahora más en serio: Cuidaros vosotros y cuidaros del resto cuidando de mantener la distancia social cada vez que salgáis a correr.

Sigue leyendo

Si me quieres, no me regales un libro de running

Es cierto, tengo un problema ya que… odio los libros. Bueno, no reniego precisamente de los libros sino todo lo que los rodea: personas normales que se vuelven en insufribles ególatras al poner tinta en blanco, lectores amargados que solo consumen literatura para echárselo a la cara al resto de mortales en vez de disfrutarla por si mismos, y una industria que esconde sus miserias y ata en corto subvenciones y beneficios apoyándose en un adjetivo al que hace mucho que le usurparon todo su sentido: cultural. Sigue leyendo

Volver a correr, pero con qué coste

Con el correr sucede lo mismo que con cualquier otro ámbito de la vida moderna: todos nos sentimos clase media, y dependiendo de si nos comparamos con los pros o con los que consideramos algo más lentos, entonces somos clase media alta o clase media baja (o totalmente denostados cuando clamamos por las injusticias). Y solo nos vemos privilegiados cuando ya es demasiado tarde y solo nos queda añorar el pasado. Sigue leyendo