Técnica de carrera: tu estilo no es raro, sino que es especial

Según los anuncios publicitarios sólo existe  una manera perfecta de correr bien, un exclusivo modo de entrenar efectivo y una única forma de actuar correcta para que se nos pueda tipificar como un corredor de tomo y lomo. Y todos los que no cumplimos esos cánones somos unos torpes y desviados de cuidado. Bueno, pues proclamo la anarquía de fondo y formas. Porque, reconozcámoslo, estamos más cerca de la Phoebe de Friends que del añorado Rudisha. Y no pasa nada.

Todos queremos tener el semblante alegre y brillante de esas fotos promocionales de las marcas deportivas (cero esfuerzo y nada de agonía, todo velocidad de crucero, felicidad máxima y guapura radiante) y aunque hay algun@ que está tocado por la magia de la fotogenia incluso en las más extremas situaciones lo más probable es que en el 99% de los casos, el del mundo real del “maldito el día que me apunté bravucón a una maratón”, nuestra técnica de carrera se vaya descomponiendo en una prueba atlética al mismo ritmo que nuestra dignidad si hay alcohol en la mesa más que emparentarse en esos anuncios publicitarios epatantes que bombardean hasta el más intimo rincón de tu intimidad.

Todos nos intenta vender una verdad que de tan perfecta se nota a la legua que es mentira, pero lo que para esos maestros del pensamiento único es un error garrafal, para mí eso es simplemente tener personalidad propia. Así que lo grito a los cuatro vientos: aquí tenéis a un orgulloso de arrastrarme por las calles y de demostrar que de nuestras contraproducentes peculiaridades podemos sacar las mejores técnicas de carrera.

Que sí, que la técnica de carrera se entrena, pero cuesta tanto sacrificio que es mejor convencerse que tu estilo no es raro sino que es especial. Ah, por si os pica la curiosidad:  yo soy militante acérrimo de las técnicas 1 y 2 y muchas veces caigo en la 5.


TÉCNICA 1

Cuando la cara es un poema

También vale decir que es como una obra de arte facial similar al grito de Munch, cualquier retrato picassiano o a una de las prácticas de Robocop con los malos de verdad. Es una forma muy inteligente de convencer visualmente al resto de corredores de que estás en las últimas… y seguramente este extremo sea cierto en el 99% de los casos.

Pero hay un 1% de la población runner que se le desconfigura la cara de forma natural, es darse el disparo de salida y pasar a un proceso semejante al de Ctrl-Z en el photoshop de las revistas de moda. Lo mejor de todo es que, a diferencia de cualquier otra técnica de running que te obliga a un sacrifico inhumano para conseguir un objetivo, en ésta el entrenamiento es mucho más divertido, sólo hace falta salir de noche y ponerse como las Grecas para ir pillando el tono.

Es el jeto de Me juego una medalla (en nuestro caso bajar un segundo al crono en el fondo de la tabla de la clasificación). Se trata de poner la mayor expresión facial de sufrimiento posible y ladear la cabeza como si el hombre del mazo nos hubiera dado de pleno. Popularizada por Paula Radcliffe y empleada por más élites de los que pensamos (correr bonito y correr rápido no tiene siempre que ir de la mano, eh!) es,  sin lugar a dudas, una de las estrategias estrellas: con ella se pueden ganar mundiales y batir récords del mundo, ya que con esos momentos de pánico facial van a dejar al personal totalmente descolocado por unos segundos que debes aprovechar para meterles el hachazo.


TÉCNICA 2

Cuando tienes unas piernas vagas y maleantes

¿Llegas a casa, te quitas las bambas y éstas han perdido toda la suela pero han ganado dos centímetros de drop gracias al asfalto o barro que has ido recogiendo por el camino? Amig@ entras de lleno en el grupo de las extremidades en huelga. Se podría decir sin temor a represalias (ya que casi nadie sabe donde vivo) que eres un vago, pero a mí no me engañas: lo que tú realmente eres es un maleante de cuidado (aunque tampoco descartamos lo de vago, de ahí que te pilles las Vaporfly porque con ese colchón al menos te separas unos pocos centímetros del núcleo de la Tierra). Y lo digo con el convencimiento de que detrás de esta técnica de arrastrado total hay una estrategia elaboradísima:

a) Tus rivales creerán que estás acabado y sin ninguna gota de energía y no repararán en ti hasta que vuelvan a girar la cabeza y ya te vean 200 metros más adelante.

b) Creerán que estarás practicando marcha atlética al no levantar ni un centímetro la suela del suelo y se hundirán anímicamente al comprobar que ellos volando son incapaces de dejarte atrás.

Y no nos olvidemos de esa labor social tan necesaria como es la de barrer con los pies las calles para mantener limpia tu ciudad, que los runners seremos los guarros que tiramos los geles al suelo, pero también los que recogemos las colillas con las puntas de nuestros malogrados pies.


TÉCNICA 3

Técnica Flanders de los brazos anárquicos

También conocida popularmente como la técnica de los Muñecos hinchables que bailan y saludan como idiotas. Y es que hay gente que en vez de mascotas tiene apéndices con vida propia a los que dirigir sus mimos y verter sus penas. Y en carrera estos se comportan como cualquier perro que saluda a cualquier extraño con la agresividad de aquel que está cagado de miedo. Los brazos en modo aspersor incontrolado es una técnica fabulosa para deshacerse de cualquiera que ose ponerse a tu altura, un modo ideal de conseguir vía libre en las pruebas más masificadas y no dejar que nadie se le pase por la cabeza adentrarse en tu espacio vital.

Cuando has dominado totalmente la técnica (bueno, cuando ella te ha dominado a ti) y seas obsequiado con el cinturón negro de las artes marciales en pruebas populares aprenderás el movimiento más letal de todos: brazos en forma de molinillo infinito, como esos gigantescos ventiladores de las pelis sobre fugas carcelarias que superan satisfactoriamente el héroe y el villano (hay que darle tiempo al espectador para que acabe de rebañar el cubo gigante de palomitas) pero en el que siempre, siempre, acaba hecho carne picada alguno de los esbirros. 


TÉCNICA 4

Monty-Python-l

Ministerio de los andares tontos

¡Aibá! Lo siento. No corro como a usted le gustaría, su señoría. Seré incapaz de ir un minuto más rápido, merezco que me encierren ya que no estoy a la altura de los designios de esas fotos de Instagram que cuelgan las marcas deportivas. Mi desafío es sobrevivir y, a ser posible, pasármelo bien, no ser lo más estoicamente bello del firmamento. Aunque si hay la oportunidad…

Dar saltitos como si tuviéramos que atravesar un sendero lleno de brasas cual rito de iniciación a la vida rebelde (ya sabes, la peña está mu loca) es una fabulosa técnica que descolocará a todo el que esté a tu alrededor ya que no sabrán adivinar si vas sobrado, si estás lesionado o si te estás quedando con ellos.  Y si quieres llevar esta técnica a un nivel superior intenta que todos tus pasos sean lo más anárquicos posibles, lo suficiente como para que el resto de corredores no sepan en ningún momento cual va a ser el siguiente y acaben con un cruce de cables total que les minará la moral.


TÉCNICA 5

Tu cabeza sufre el síndrome de  la gravedad de Saturno

Algunos por problemas lumbares, otros porque ya de pequeñajos les pesaba más la cabeza que el cuerpo ( y la de chistes que hacíamos… y la de puños que nos comimos) y el resto porque simplemente buscan rascar energías de allá donde ya no quedan mientras se  maldicen 1.000 veces por haberse metido en tal  fregado suelen tener la mirada perdida en el infinito… del pavimento.

Ir doblado mientras activamos un característico mecanismo de negación con la cabeza es un posición atlética de lo más habitual entre los corredores populares. Es cierto que nos acorta el campo de visión e impide que llegue el oxigeno con facilidad a los pulmones, pero mirémoslo desde una óptica más optimista: nos permite controlar perfectamente lo que ocurre de inmediato, damos a entender que justo ahí delante parece que están sucediendo cosas trascendentes, que estamos superconcentrados… y que podríamos hacer esa carrera con los ojos cerrados. Y algo aún más genial: nuestro arco superior bien puede servir de ariete con todo aquel que se nos ponga por delante.


TÉCNICA 6

La respiración agónica

Para algunos corredores controlar la respiración es una tarea tan ardua como domesticar un toro salvaje en un rodeo o intentar hacer memorizar la tabla del 3 a los componentes de Gandia Shore. Pero eso no significa que estemos en las últimas, muchos atletas (porque sí, porque en el momento que te calzas unas bambas ya eres un ATLETA) tenemos una respiración entre fuerte y agónica que se puede clasificar de la siguiente manera:

  • Darth Vader
  • Ronquido sórdido
  • Depravado sexual
  • Orgasmo cinematográfico
  • Perrito chihuahua

Como en el primer caso puede resultar una perfecta estrategia para hundir a nuestros rivales (¿Compañeros? ¿Qué compañeros? Eso era sólo una serie de tele). Cuanto más cafre y terminal sea nuestra respiración más forzarán ellos el ritmo pensando que nos dejarán atrás para acabar ellos KO unos segundos después.

___

17 Respuestas a “Técnica de carrera: tu estilo no es raro, sino que es especial

  1. Àlex Villaverde

    Brutaaaaalll!!!!! David

    Me quedo con esta frase “Ctrl-Z en el photoshop de las revistas de moda”

    Yo soy de la tecnica 6, me llaman la locomotra y no porque sea rápido sino porque voy buffando como si fuera una jajajajajajaja…

    La foto de la atleta por los suelos nos representa a muchos…

    Gracias por tanto David

    Me gusta

    • Yo el tema de la cara… Si ya vivo con la la desgracia de parecer que estoy fumado sin probar una calada, pues imagínate en el momento de ponerme a correr…

      Un maratón al lado tuyo debe ser toda una experiencia, jaja

      Salud, Àlex

      Me gusta

  2. Genial, com sempre. I a sobre hi ha aplicacions, com MapMyrun que quan acabes un entrenament de tranqui et diu “no has anat dins el rang de les 180 passes per minut”… Si ja no sé córrer bé, a sobre he d’anar fent operacions matemàtiques??? hehehe.
    Salut i Kms

    Me gusta

  3. Muy bueno, David. Gran resumen. También me apunto a los del estilo “propio” (mi correr lento y “raro”) hace que me reconzocan sin verme la cara, solo por el correr. Y no hablemos si se suma la respiración forzada y agónica con que suelo acompañar los movimientos.
    Me siento súper-retratado. Gracias

    Me gusta

    • Yo creo que pocos tienen una técnica de carrera depurada y, de estos, muy pocos la tienen adquirida de forma natural, más bien pasa al contrario que hay mucho ejercicio y disciplina para parecer que vas ‘fluido’. El resto sobrevivimos con nuestras taras de las que yo realmente me siento familiarizado y hace que esto sea más mundano y social.

      Salut, Alfons

      Me gusta

  4. Molt bo! A la primera cursa no Corte Inglés que vaig fer (Cros de Sans amb dorsals fets a mà) vaig afagar una noia que anava respirant que semblava una locomotora. Em vaig quedar al seu costat, preocupat, pensant que en qualsevol moment cauria al terra ofegada. Però no. Va arribar al final i a més de les tres primeres. No estava acostumat a aquestes coses i encara em falta a mi la respiració quan ho recordo 😀

    Salut

    Me gusta

    • Nosaltres al grup de correcats tenim a un company que sembla que es morirà a cada passa que fa… i no, el paio té un motor diesel incombustible i controla força bé, però que necessita d’aquesta respiració agònica per treure’n profit. Com dic sempre, cada corredor és un món.

      Salut, Jordi

      Me gusta

  5. Genial David,como siempre ‼️

    Me gusta

  6. Que grande eres David!!!
    Mi técnica es la 1 y sobretodo (y tu lo sabes muy bien) la 6.
    Podrías haber puesto mi foto 😁😁😁

    Me gusta

  7. Yo corro que parece que llevo una bandeja al altura del pecho (Aquí la muestra en un vídeo de ¡¡¡2011!!! Minuto 11:40 https://youtu.be/bdxZ0nBd2zA).
    Lo bueno, es que en mi cabeza corro “normal”, con los brazos a los lados y bien rectos, y por lo que se ve, doblar los codos, no es lo mio…

    Me gusta

  8. Buenísimo el tema de la respiración agónica… Y sus posibilidades. Me parto con lo de depravado sexual…
    Por cierto, bajabas rápido por Miramar cuando te he saludado.

    Me gusta

Deja un comentario (si quieres)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s