Las 7 etapas por las que pasas cuando no haces marca

Meses y meses de preparación, una estrategia de carrera bien perfilada, una pasión reconvertida en truculenta obsesión que tiene una justificación totalmente argumentable para nosotros (aunque nadie la entienda) y… al final te sale un churro de carrera.

NO ES JUSTO, tú te mereces más que ese pobre resultado pero el día ha salido torcido y ahora te toca lidiar con el trauma pos carrera de no haber conseguido marca. Aquí te presento el tortuoso camino que debes recorrer si quieres salir adelante antes de enfrentarte de nuevo contra el crono. Tranquilo, que es un trayecto aún  más corto que el de Homer Simpson y su forma de encarar el duelo.

SHOCK

Síndrome: ¿Qué demonios ha pasado?

Estás dándolo todo en la recta final, apuntas con la mirada al cronómetro que hay sujeto al arco del arco de meta…. y te sobreviene un ligero mareo producto del desconcierto: hay algo que falla. Revisas tu GPS y compruebas  que es cierto, que algo que no cuadra: ¡¡¡pero si estaba corriendo un 10k y no una media maratón!!!!

¿Pero qué demonios ha pasado? ¿Si estaba cómo Kipchoge y sin la necesidad de que colocasen justo delante de mí un agujero negro que succionase el viento en contra, calzar bambas que parecen que han hecho más kilómetros en la ruta del bakalao que en una pista de atletismo, o que me diesen el avituallamiento en biberón. Pellízcame  los gemelos, que seguro que estoy inmerso en una puta pesadilla.

NEGACIÓN

Síndrome: Seguro que ha salido larga…

No, el Sumtu Feliz debe está equivocado. Eso me pasa por querer tirar de barato con el GPS y solo hipotecar tres veces la casa para comprarme la versión 3.0 y no la de la que sirve para teledirigir los misiles norcoreanos.

Voy a mirar las clasificaciones… también están mal, seguro que ese dato es el tiempo bruto… Joder, no, que es neto.

¿A ti qué te sale? ?¿Y cuánto te mide (la carrera, mamón; ahórrate el chistecito, que no estoy para bromas)? ¿Seguro que está homologada? Hasta que no vea el informe y que el Tribunal Supremo del Running (o sea, los dos élites de barrio) se pronuncie, no me lo creo.

REBELIÓN

Síndrome: Puta carrera, puto running

Que asco de carrera, el circuito es pésimo porque hay dos curvas que me rompen el ritmo, y eso de llano-llano… había un badén que me ha costado un horror superarlo. La salida es caótica porque he dado los dos primeros pasos a trote en vez de al sprint, el calor de enero es infernal, las liebres son pocas y pésimas porque no hay ninguna que vaya a 46’23” clavados. La inscripción es cara: en vez de invertir en asistencias podían hacerlo en reasfaltar las calles cambiándolo por tartán. Y la camiseta… la camiseta es un puto asco que me ha jodido la carrera.

La amortiguación de las Boost es un fraude: el único retorno que les veo es el de que me devuelvan la pasta. El cochinillo de ayer no llevaba suficientes hidratos, las cuatro cervezas no eran tan isotónicas como anunciaban en el spot. Y el fisio me ha destrozado las piernas: antes iba cojo y ahora voy lento.

Cómo quieren que corra así.

ABATIMIENTO

Síndrome: Cuelgo las bambas

Lo he dado todo por el atletismo popular y así me lo paga… Ya me ha quedado claro el mensaje: cuelgo las bambas y con los cordones me cuelgo a mí mismo en el techo de mi salón de estar. Como herencia he dejado todo mi material deportivo (la foto firmada de aquél keniano que confundí con Bekele, la inscripción a esa Ultra de la que a última hora iba a ser baja por una repentina, muy sospechosa e inclasificable lesión -algo sobre irse por las patas abajo-, y mi colección intacta de caldos Aneto que guardo en el garaje de casa).

ACEPTACIÓN

Síndrome: Vale, me he flipado 

Es un fracaso sin paliativos. Puede que no haya entrenado lo suficiente, puede que no haya corrido con dos dedos de frente… Pero eso no es lo trágico. Lo duro ha sido traicionarme y no haber batallado hasta la muerte por mis sueños, tal y como prometí en aquella foto crepuscular que colgué en Instagram y que tantos likes de mis patrocinadores conquistó. No me lo perdonaré, jamás, Filípedes, jamás.

Reflexión

Síndrome: Hemos venido a jugar

Toca tirar del exitoso Catálogo de frases para salir del paso como si fuéramos un prometedor lateral derecho de 4ª regional:

“De los fracasos se aprenden más que de la victorias (aunque ya te lo contaré el día que rasque una de ésas)”

“Todo suma y esto  hay que tomárselo como un entreno de calidad”

“Lo que no me mata me hace más fuerte”

“Estos son los días que te curten”

Y el celebérrimo y cuñadísimo: “Somos populares, ya me gustaría ver a los élite tener que lidiar con trabajo y familia: si doblase entrenamientos, no bajaba del podio”.

RESURRECCIÓN

Síndrome: En la próxima me desquito

Eh, que en siete días se celebra la 10k Hyper Speed Running de Castefa Sur y ésa sí que es rápida, ahí no se me escapa la marca ni aunque el día anterior tenga que trabajar subiendo bombonas a séptimos sin ascensor y luego tenga una boda a 500 km de distancia. ¿Que no está homolo-piiiii-? ¿Que se espera una ola de ca-piiiii-? ¿Que si llegaré muy hecho pol-piiiii-? ¿Que si el entrenador me ha dicho que toca descan-piiii-?¿Qué me estás contando, que no te escucho bien?

_

Grafismo creado gracias a Pictogram2.

12 Respuestas a “Las 7 etapas por las que pasas cuando no haces marca

  1. grande!!!!
    otra frase buena que dijo una vez Nacho Cáceres: “una mala carrera es un buen entreno”. Mola pensarlo, pero la pena es que esos buenos entrenos te hacen madrugar un domingo y pagar una inscripción.
    ahora más personal, lo que peor llevo es una mala maratón: la llevas un tiempo preparando, la visualizas, llegas con ganas de hacerla, y, después una marca no esperada te deja choff… y no puedes intentarlo otra vez en unos mesecitos

    salu2

    Me gusta

    • Si a media carrera es capaz de cambiar el chip y ponerte en modo entrenamiento no te niego que esa frase vale un potosí. Ahora, como seas tan cenutrio, como alguna vez he sido, de ” ya me encontraré mejor más adelante … Ahi ni entreno, ni nada: una lobotomia me haría falta!

      Un saludo

      Me gusta

  2. David…cuanta razón ….sin más me pasó a mi éste finde en una carrera….que mal lo pasé!!….ese sol que hizo me hizo polvo!!!…en fin no me opsesiono y de ésta me desquito!!!!

    Me gusta

    • jaja, en este mes de mayo nos agarramos a la excusa de la calor (que realmente no te falta razón: el lorenzo ya comienza a hacer de las suyas) como un clavo ardiendo. Pero, oye, que este finde viene alguna de planita, eh!

      Salud

      Me gusta

  3. Pues ahi va mi historia.
    Entrenos buenisimos, buen peso,etc. Primera carrera del año un 5k en Sabadell 18:40, bien, esto empieza bien. Tres “croses” durillos a cuatro pelaos, bien, vamos bien. Primer 10k, en sant vicenc de montal 39:35 regualar le faltan 250 metros por el charco de siempre. Segundo 10 k, la llagosta 40:00 bueeeeno, que pasa aqui? pero si es llano llano. Tercer 10 k, sant quirze del valles 42:18 . “mecaoentoloquesemenea”
    Asi que ahora mismo necesito un ” coachin”de esos. Ando al borde del suicidio, jajaja.
    Un saludo.

    Me gusta

    • jajajaja. Esta es una de las habituales: cuando crees que vas a mejor, los resultados te dicen justo lo contrario. Muchas veces, queriendo apurar al máximo con los entrenos, nos acabamos pasando de forma; kluego está los factores externos: que si calor, que si demasiada presión encima… No eres el único, aunque justo este años tengo un poco dejado el competir a tope en asfalto por Zegama, siempre había flaqueado cosa mala en 5k y 10k de mayo a julio, siendo ya un desastre en la Cursa Vila Olímpica donde siempre me sale un churro de carrera.

      No te rindas, que mientras no bajes de 45′ estarás a salvo!

      Salud

      Me gusta

  4. M’ha agradat molt, David. Incideix en la psicologia de tots nosaltres que passa de l’eufòria més patent al desconsol més absolut. Però no tots els dies es va igual ni ens agafen amb les cames i el cap alhora. Gràcies per compartir-ho.

    Me gusta

    • De res, Alfons,

      La veritat és que els corredors són dels personatges més ciclotímics que conec (i jo sóc un), passem de l’eufòria a la depressió en qüestió de segons per tornar de nou a l’alegria en el moment que veiem una botifarra i una birra al creuar meta, jeje

      Salut

      Me gusta

  5. Quan un arriba a certes edats la marca depèn de l’entrenament, pes, climatologia, de la feina durant la setmana, el descans i, molt important, de com t’aixequis aquell dia. Aquesta última és una bona excusa 🙂

    Me gusta

    • L’última és una de les meves excuses predilectes, i en tots dos sentits: si en llevo bé i amb força, ja dic que mala senyal perquè em fliparé i petaré; si m’aixeco regular ja dic que avui no és el dia… I no ho és ,mai!

      Me gusta

Deja un comentario (si quieres)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s