Cursa CEC-Collserola: el recorrido de la Marató (42k)

CEC COLLSEROLA MARATO

Y para finalizar los repasos de los circuitos de la Cursa CEC Collserola, nos metemos de lleno con la Marató(42k), con sus más de 2.000 m de desnivel (aquí realmente hay chicha, quién lo diría de Collserola, eh!) y uno repechos de aúpa.

También tienes disponibles los recorridos de la Cursa Curta (13k), hoy nos enfrascamos con la hermana mediana: la Mitja Marató (22k).

Si quieres saber como fue en la pasada edición, aquí tienes su ‘A examen’.

_

Distancia: 42 km

Desnivel Positivo: +2.050 m

Avituallamientos de carrera:  4 (km 7,5, km 13, km 24 y km 36)

Hora de salida: 7.30

CEC-popular-2015-Perfil-Marato

_

1/ Salida y primeros metros

1

Comenzamos ya mirando hacía arriba con medio kilómetro de subida pistera (terreno bastante irregular) que nos permitirá conectar con la afamada Carretera de les Aigues. Servirá para ir comenzando a hacer la selección. La adrenalina te va pedir que tires a tope… NI SE TE OCURRA: es un muro que te deja tan KO que los kilómetros siguientes vas a ir totalmente apajareado y arrastrándote. Mejor ir con una marcha menos y tomársela con calma, luego en el llano recuperamos sin problemas.

_

2/ Carretera de les Aigues

2

No os voy a contar nada que la mayoría no sepáis de la zona de montaña más conocida y transitada de Collserola. Aquí nos vamos a pasar nada menos que cuatro kilómetrazos dando juego a las piernas. Terreno sin ningún tipo de dificultad (solo hay que ir con precaución con un par de cadenas y los pilones que hay de entrada y salida del puente que cruza la crta. de Vallvidrera), y sin apenas desnivel (lo poco que se sube luego se baja). Es hora de ponerse un ritmo de carrera óptimo para que cuando ya nos encaramemos hacia el primer corriol la gente que nos rodee sea de nuestro nivel y no nos veamos envueltos en el típico tapón de entrada.

_

3/ El corriol del Turó d’en Cors

3Empieza suave y va ganando dureza a medida que avanza. Si hay pierna se hace sin andar, pero es más que probable que la parte donde aparecen las rocas nos toque tomarlas con algo de calma para no ahogarnos de buenas a primeras. En la parte final accederemos a una zona boscosa y ancha pero la pendiente sigue sin suavizar hasta que tocamos terreno firme.

_

4/ Ascenso y descenso a Sant Pere Màrtir 

4ok-llarga1

Iremos por un corriol bastante majo y fácil (algo toboganero, eso sí) en paralelo al camino al repetidor que nos dejará delante del primer gran coloso del día. Éste hay que tomarlo con mucha calma y, si hace falta, mejor andar. Esto es importante porque si forzamos en exceso nos bloquearemos en la bajada que le sigue que tiene su miga y en la que hay que estar muy atento de dónde se pisa. Ojo a la tubería que se va cruzando y a los tramos de roca. Ya cuando pisamos carretera de les Aigues nos queda un tramo favorable (a excepción de los primeros 200 m, hasta el puente de madera, que pican un poco hacía arriba) que desemboca en la Plaça Mireia, lugar del primer avituallamiento de la jornada.

_

5/ Corriol de bajada hacia el Passeig Muntanya

8

Tras dejar el primer avituallamiento tendremos un corriol en descenso de poco desnivel pero terreno tan irregular como puñetero: raíces que salen de la tierra como si quisieran apresarte los tobillos (en la Ultra Trail Collserola de 2014 un compañero que iba justo delante mío se comió una y aterrizó de boca, así que mucho ojo), piedra suelta, zonas de roca sin grandes saltos, algunas zonas más cómodas (como la de la foto de la izquierda) y un estrecho cauce que se hunde lo suficiente como para hacer el paso muy incómodo. No es excesivamente técnico pero siempre hay que estar atento de a dónde se pisa, más si el suelo está húmedo.

_

6/ Corriol a Til·lers

Pisamos un poco de pista (unos 300 m aprox.) y antes de continuar por Passeig Muntanya como harían los de la Mitja (y más tarde nosotros) iniciamos el gran bucle que conforma los 20 km que dan sentido a la Marató. Un corriol largo (un km aproximadamente) que comienza con un repecho corto pero exigente, y que luego verás que el desnivel se va endulzando para que puedas correrlo bastante a gusto hasta el repecho final que conecta con el carrer dels Til·lers.

_

7/ Subiendo a Penya del Moro

Transitaremos muy brevemente por camino pistero en subida para luego dejarla de lado y comenzar el sendero que nos lleva a Penya del Moro. Primera parte muy fácil y corrible pero luego comienza a subir y nos iremos encontrando una serie de escalones (los puedes sortear por los lados) que incremenetan la dificultad. Si no buscas hacer el carrerón de tu vida y te sobran algunos segundos puedes pararte a disfrutar de unas vistas espectaculares desde el mirador y los restos del Poblat Ibèric.

_

8/ Bajando a la riera de la Salut 

Desde el propio mirador iniciamos un corriol de medio km que parece angosto y quebradizo al principio pero que después notarás que para nada resulta técnico, más allá de algún pequeño salto y momentos puntuales de rocas, y en el que se corre muchísimo.

Este corriol desemboca en un tramo de pista de un km en bajada (luego ya es más llano hasta el avituallamiento) que es de esos que las piernas van casi solas. Aquí puedes dar caña, siempre teniendo en cuenta que todo lo que bajamos (y mucho más, ya verás) habrá que subirlo después.

_

9/ Hasta Sta. Creu d’Olorda

Comienza lo bueno. Perfil en claro ascenso, salpicado por algún descanso y donde la dureza, el desnivel y los repechos van in crescendo según van pasando los kilómetros. Aprovecha el avituallamiento porque hasta que volvamos a él nos queda un buen trecho (11 kilometrazos).

Tomamos el  el desvío de Can Ferriol y ya nos tocará  subir por una pendiente moderada salpicada de algún breve repecho en la que tan solo toca regular un poco el ritmo. Es un tramo largo de unos dos km de distancia tendremos 300 m de suave bajada que yo aprovecharía para soltar piernas.

Luego llega otro tramo de subida, ahora con repechos bastante más exigentes y un desnivel considerable pero más corto (600 metros aprox.) donde toca buscar un ritmo aún más cómodo si no queremos llegar hasta las escaleras que suben a Sta. Creu d’Olorda totalmente atufados. ¿He dicho escaleras? Tranquilo, a diferencia de en la Ultra Collserola nosotros no las tomaremos para subir hasta el parking, seguiremos  por la pista en sentido contrario al recorrido de esa carrera, lo que significa que vas a tener 500 metros muy favorables en bajada que, vuelvo a insistir, te recomiendo que te tomes como una zona donde recuperar el resuello. Porque ahora sí que viene lo duro.

_

10/ Subiendo y bajando a la torre eléctrica

No se me ocurre un mejor nombre, así se queda. Es pista, sí, pero es tremendamente dura. estoy seguro que si fuera tan estrecho como un corriol  la mayoría notariamos a simple vista lo que llega a picar para arriba y optariamos por hacerla a un ritmo mucho más pausado e, incluso, caminando. 400 m de subida constante para girar a la derecha por un sendero durante unos 100 metros que mantiene el desnivel y le suma un repecho cortísimo final con el coronaremos nos hará conectar .

La bajada no es muy vertical pero sí bastante técnica porque el camino está sucio, lleno de piedra suelta y bastantes tramos de roca. Aunque el sendero es ancho hay momentos de tanta vegetación que se convierte en un  doble corriol.

_

11/ Camí de Can Mallol

Aterrizamos en un tramo de pista de unos 600 metros de suave toboganeo pero muy corrible, de esos de buscar un ritmo cómodo; si giras la vista a la derecha verás a algunos corredores que están de vuelta por ese mismo camino pero varios cientos de metros más adelante.

Pero cuando tomemos el desvío… Otra vez una subida muy dura, de esas que si te pasas un punto te deja totalmente vacío. En total se acerca al km y medio de distancia, pero justo a mitad de subida tenemos un descanso de unos 200 m de falso llano que permite dividir mentalmente ese ascenso en dos tramos exigentes de 600 m.

_

12/ Corriol de la Popular (Ultra Collserola)

Como lo descubrí hace más de un año revisando el circuito de dicha prueba, la bautizaré así. Es una zona pestosa y muy rompepiernas (pequeños repechos que te van destrozando el ritmo). Además está salpicada de rocas, raíces y no está limpia de vegetación lo que, aunque parezca extraño, te va frenando. Es de ir haciendo y salvando sin obsesionarse por no llevar el ritmo que nos gustaría ya que va subiendo sin que se note mucho (al final sí que pica más). Cuando lleguemos al punto más alto, rozando la carretera de Molins, nos toca bajar por un sendero ancho pero escarpado y rocoso durante unos 400 metros. Se baja muy rápido, solo hay que poner ojo en dónde se va pisando.

_

13/ Corriol del torret de les Torres

Cerca de km y medio descendiendo por una trialera preciosa con el que iniciamos el camino de vuelta a la riera de la Salut. Primera parte rápida con varias trampas (un pequeño canal, algún tramo de piedra que sortear), para luego suavizar la pendiente por un corriol cómodo donde se corre a gustísimo.

_

14/ Camí de Can Parellada (final bucle) 

Desembocamos en una pista que siguiéndola nos llevaría directos a la masia de Can Parellada, pero antes acortaremos un tramo de ese camino tomando un sendero rapidísimo manchado con algún salto de rocas que, de nuevo, nos conectará con el camino pistero donde finalizará el minibucle que comenzamos en el cruce de caminos de la riera de la Salut donde está ubicado el avituallamiento que antes (y ahora) hemos disfrutado.

Pero aún nos queda un buen trecho para finiquitar todo el sector nuevo que dan forma a esta Marató de la Cec-Collserola.

_

15/ Otro tramo pistero de subida

Giro de 180º para tomar un camino que comienza yendo en paralelo al anterior pero en sentido contrario y que luego se separa y poco a poco va acumulando desnivel. Subida de esas de ir regulando cada vez más el paso a medida que se empina; no es exageradamente dura (se hace perfectamente corriendo) más allá de algún repecho corto. Lo mejor, que no nos toca llegar hasta arriba.

_

16/ Corriol a Til·lers (otro distinto)

… Porque antes de coronar tomaremos un corriol muy divertido y rápido, con unos primero 500 metros muy favorables y nada técnicos, 300 ya más de ir adaptado el ritmo y 150 metros finales más exigentes y en subida para conectar con el camí dels Til·lers.

_

17/ Corriols de camino al Coll de les Torres

El tramo de pista dels Til·lers es en subida pero solo lo patearemos unos 200 m ya que nos desviaremos por un corriol cuya primera impresión es que será de ponerse a caminar aunque tras superar el primer repecho, de unos 50 metros, la pendiente ya no es tan exigente. Es un tramo corto que se hace en la Ultra Collserola en sentido contrario (en bajada) y que conecta con un sendero que durante su transcurso va mutando a corriol fácil, repechos cortos rompe ritmos, un tramo de pista donde tomar resuello y otro ascenso (que no lo parece) con alguna mini grimpada que nos deja bordeando al carretera de Molins. En total, un km y medio de lo más variado, siempre con tendencia a subir.

_

18/ Finalizando el bucle

Tendremos un tramo de pista favorable con un miniatajo corriolero para saltarse alguna curva paellera. Para correr y dejarse llevar. Los últimos metros son los mismos que los del inicio del bucle, antes eran en subida y ahora es trailera de bajada donde el único momento donde hay que tener cuidado es cuando conectemos con el Passeig Muntanya.

_

19/ Passeig de Muntanya

5b

A partir de aquí ya no hay novedades respecto a la pasada edición: lo que queda hasta meta es el mismo recorrido que la Mitja Marató.

Primera parte de la subida als Turons de Can Pasqual que nos ententendrá durante 4 km. Este primer sector se come una cuarta parte de esa distanca y es el más sencillo y suave: pista y algo de asfalto que pica hacía arriba pero que con un ritmo cómodo se salva sin problemas. Mejor guardar, que en nada vuelve de nuevo las cuestecitas del demonio.

20/ De Can Fatjó a Can Cullàs

6

Segundo tramo de la subida. El terreno se mantiene intacto (pista de tierra ancha, ahora ya no se pisa asfalto) pero las pendientes son de aúpa, salteado con algunos repechos que en muchos casos te obligarán a bajar tanto el ritmo que no encontrarás diferencia entre andar y trotar. Muy duro (aunque tienes un tramo corto de descanso ya cerca de la carretera de Molins) porque durante ese km parece que no avanzas nada.

21/ Corriol als Turons de Can Pasqual

7ok1

El último tramo de los tres que completan este peculiar ascenso y, sin duda, el más más bonito de toda la CEC Collserola es un privilegio que solo podrán disfrutar los que se apunten a la prueba larga. Corriol en subida pero sin excesiva pendiente (incluso al final se convierte en un falso llano) que se alarga durante 2 km, decorado con una vegetación frondosa y, eso, sí, bastante más técnico que los anteriores. Te vas a encontrar zonas de rocas que resbalan y en las que tendrás que poner las manos para auparte (aunque algunas se pueden rodear por los laterales).

Al llegar a camí Azalea te vas a encontrar un tramo toboganero con un primer repecho realmente duro, hay que apretar los dientes que luego hay tiempo para recuperar.

22/ Descenso a Sta. Mª de Vallvidrera

7 bajada VallvidreraPrimeros 300 metros para correr a gusto, luego un tramo de roca fácilmente salvable para girar… y comenzar el tramo más peligroso de toda la prueba. No lo digo por decir, estuve a punto de descalabrame varias veces (aunque es cierto que llevaba unas bambas con los tacos algo gastados) y eso es debido a que nos toca descender por un corriol abrupto de roca en el que cada pisada, si hay humedad (por suerte, este año lo encontremos seguramente mucho más seco), es una invitación al patinaje artístico y a abrirte la cabeza. MUCHO CUIDADO; si tienes dudas en los primeros metros te sale más a cuenta hacerla andando antes que volver con una lesión seria.  Tras sobrevivir a esos 500 metros tendremos un breve paso por el asfalto para iniciar otro corriol mucho más picado para abajo pero también bastante menos peligroso para nuestra integridad física.

Luego ya llegamos a un tramo favorable rodeando el pantà de Vallvidrera que tiene un tramo de escaleras que puedes sortear por la izquierda (cuidado con la acumulación de hojas, son muy fulleras) que nos encamina al segundo y definitivo avituallamiento.

23/ Iniciando la subida al Tibidabo

8ok

Una subida de esas agónicas y que suele dejar un buen número de cadáveres cuando se sitúan justo después de un avituallamiento (casi todos, me incluyo en el grupo, tenemos la manía de salir escopeteados), como aquí sucede. Para hacerla más amena (o menos diabólica) la podemos dividir perfectamente en tres secciones:

1) Un tramo de escaleras sin gran dificultad más allá de que pica hacia arriba

2) Un tramo asfaltado donde la pendiente se empina de forma considerable y vuelve nuestro paso mucho más tortuoso (regula).

3) Unos 300 metros de pista no tan sufridos como los anteriores y que tendrá como regalo al final un descenso de unos 200 metros para recuperar (aunque luego vienen 200 más de subida pistera, no hay clemencia).

_

24/ Corriol del Turó d’en Puig

ut-collserola-corriol-duro

La última gran dificultad de la jornada es una trailera de subida muy exigente y quebradiza que obligará a la mayoría a poner la reductora y hacer la mayor parte de ella (los primeros dos tercios) andando. Roca, piedra suelta y bastante pendiente que se modera en unos últimos trescientos a los que llegaremos tan destrozados que nos costará arrancar de nuevo el motor. Tranquil@, no te apures, es mejor dejar que poco a poco vayas recobrando el resuello y ya en el camí de Sant Cugat ponerse a trotar.

_

25/ Corriol de bajada hacia el camí de Can Borni

ut-collserola-foto-xx1

¿Has corrido alguna vez la Midnight Trail? En caso afirmativo esta parte ya la tienes por mano, es el primer corriol que aparece nada más darse el pistoletazo de salida (ese donde te toca comerte un soberano tapón si no estás muy avispado en los primeros metros). No reviste grandes dificultades (suave bajada, algún repecho mínimo y un semi agujero a mitad del tramo) más allá de una última parte donde aparece terreno más rocoso (puede resbalar) y unas escaleras. Si te encuentras con fuerza, aquí es donde deberías comenzar a echar el resto; en caso de que aún llegues renqueante del tute anterior, tómatela con más calma, puedes oxigenarte y prepararte para lo que vendrá después que es mucho más favorable a la hora de poner en funcionamiento el molinillo de nuestras piernas.

_

26/ Bajando por el camí de Can Borni

Tenemos 100 metros para contactar con este camino bastante transitado por ciclistas (algunos bajan disparados…) y desde allí iniciar un descenso a muerte hasta la meta. Pista ancha sin ningún tipo de dificultad en sus primeros compases, que se parte en dos tramos porque nos desvían por  un corriol estrecho y corto de unos 150 m (ojo a un tronco que hay nada más comenzar) que sirve para atajar un poco.

Luego tomaremos otro desvío, que siguiendo la tónica será de bajada, un poco más estrecho y sucio (raíces, algunas rocas) que apenas deberían afectar nuestro ritmo si la tenemos por mano.

_

27/ Flechados hasta meta

Deja un comentario (si quieres)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s