¿Hay que poner un límite a las carreras populares?

PONER LÍMITES A LAS CARRERAS POPULARES

Hace un par de días una compañera me pasó por twitter la captura de una carta al director de La Vanguardia que encabeza esta entrada. Te la resumo en un momento: un vecino de Barcelona se quejaba de que la proliferación de carreras populares condicionaba la vida vecinal en fin de semana, y ofrecía como alternativa trasladarlas a zonas menos invasivas como el Fórum y Montjuïc; la respuesta por parte del Institut Barcelona Esports, el órgano municipal responsable en estos casos, era que no tenían previsto dar más licencias.

CAPTURA LA VANGUARDIALa respuesta, claro está, hay que ponerla siempre en contexto: unas elecciones municipales a la vuelta de la esquina, la mayoría de las grandes marcas deportivas y de los capitostes/empresas rimbobantes de Barcelona ya colocados en el mundillo del running gestionando su propia carrera o apoyando en la retaguardia la que más le interesa… y, para qué vamos a negarlo, un aumento de cabreo de un sector vecinal (a día de hoy con poco eco mediático al ser un número muy limitado, y es que la mayoría tiene un concepto positivo del fenómeno; como comentan algunos: hay problemas más importantes y estamos hablando de una actividad saludable y que en muchos casos deja un beneficio económico en la zona muy a tener ene cuenta) en paralelo al aumento del número de carreras. Momento ideal de echar el freno… por ahora, ya que ese “no tienen previsto” siempre deja una puerta abierta a futuros cambios de parecer.

Puede que el fondo de esta carta-denuncia no guste al que se calza unas bambas y tiene como hobby/meta participar en este tipo de carreras, pero pone de relieve un síntoma: en las grandes ciudades quizá ha habido algo de manga ancha a la hora de permitir montar carreras sin valorar del todo sus consecuencias y justo en una ubicación concreta: el centro de la ciudad, la zona con más densidad de población, la zona que a más número de personas puede afectar y la zona donde más actividades dominicales de toda índole suelen celebrarse (así que no es el running la única actividad que puede causar molestias).

Pero vamos al grano: ¿Generan problemas a los vecinos el montaje de una carrera? Por supuesto (te comento los más comunes: sitian un barrio, dificultan la movilidad, generan suciedad y ruido), son pocos y simplemente se trata de buscar un remedio que los minimice. Reconocerlo es el primer paso para solucionarlo (dialogo, tolerancia y atender las quejas rápidamente con el fin de llegar a un acuerdo satisfactorio para ambas partes) y negarlo es sencillamente una forma de abrir una brecha cada vez más grande y que algún día se puede hacer insalvable en la convivencia armoniosa entre los transeúntes y los corredores. Y creo que aún estamos a tiempo de revertir la situación.

Es por eso que cada vez que veo que se tilda tan a la ligera de amargado al que pone el grito en el cielo sin ni tan siquiera atender al fondo de la cuestión presiento que a veces a los corredores (o runners, o como queráis ser bautizados) nos come el personaje.

Que sí, que puede que haya algún resentido escribiendo cartas al director, y que ese sea el mismo que se escuda en el anonimato en Internet para echar mierda de cualquier evento o situación que no esté dentro de sus coordenadas ideológicas, el de la queja por defecto a cualquier tipo de novedad, el que expresa su furia con el voluntario porque debe esperarse dos minutos más de lo habitual para cruzar con el coche una calle cortada, el friki reaccionario tan de moda actualmente. Y que tampoco pasa nada si de vez en cuando hay que se un poco previsor con los horarios si hay un evento un día concreto.

Pero aferrarse a ello, o echar balones fuera, cada vez que se pone en cuestión un modelo de hacer las cosas me parece una forma equivocada y muy simplista de forzar a nuestro favor una realidad que nos pide en algún momento otro tipo de actuación. Primero, por lo que desprende: una superioridad moral que a mí, personalmente, me da asco; segundo, porque supone una cortina de humo, un esconder la cabeza bajo tierra, cuando lo que hay que hacer es un acto de contrición. Tengan base fundamentada o no lo tengan, porque hay quejas que ni pilladas con alfileres… y otras más razonables.

CAPTURA FACEBOOKYa te digo que no dejarás de ser runner por hacer una reflexión y ser un poco crítico con el mundillo y todo lo que le rodea. Sinceramente, creo que nos irá mejor si cada vez que surge un problema nos preocupamos en sus causas para intentar resolverlos en lugar de atacar al que lo denuncia. Y más cuando se demuestra que algunas pocas veces quien profesa esa queja quizá tenga algo de razón o, al menos, base para reflexionar sobre ello.

El caso concreto de Barcelona

CURSA MERCe 2015

¿Por qué el centro? Pues por varios motivos logísticos y de marketing: es turísticamente atractivo, tienes infraestructuras donde poder asentar el campamento base del evento, suelen tener calles anchas donde concentrar a un mayor número de corredores, y es muy fácil llegar en transporte público); y por un motivo que afecta directamente al corredor: es la zona más llana de la ciudad, allá donde puedes buscar marca. Porque, amigos, uno de los grandes motivos por los que la mayoría de organizadores montan carreras en circuitos rápidos es porque el corredor medio exige pistas donde dar rienda suelta a sus ambiciones. Nada que objetar, pero sí remarcar que correr no consiste esencialmente en destrozar constantemente cronos.

Es por eso que en el centro de Barcelona se concentran un buen número de carreras (y aun así podría estar mucho más saturado, en Valencia me comentan que son muchísimas más), de las que hay que indicar que, de todas maneras, están bajo una estricta normativa que miran de evitar al máximo las molestias, ya sea con un circuito centrado en sus calles o cruzando alguna de sus calles más emblemáticas (por cierto, hablando de avenidas con carisma, que no se nos olvide que existe una carrera que abre en canal y en diagonal la ciudad). Y suelen ser las más masivas, lo que significa un mayor desempeño en cuanto a material logístico, voluntarios y efectivos de seguridad y, por lo tanto, las que más tardan en recogerse.

IMG_0366¿Y que hay de las alternativas? El Fòrum es una zona desangelada pero óptima para montar una carrera si se busca no molestar a los vecinos pero presenta un serie de problemas: el principal, según me han comentado un organizador, es que cuesta un ojo de la cara adquirir sus servicios y montar allí cualquier tipo de evento. Pero hay más: te sale un circuito de 5 km bastante rápido pero es difícil uno de 10 km (la prueba más exitosa del atletismo popular) sin ahorrarte repechos y puentes, hasta hace poco el pavimento era deficiente en muchas de sus zonas (estas semanas se está reasfaltando), y tiene una capacidad limitada. Aun así ya son unas cuantas carreras las que han optado por este emplazamiento: Trasplant Run, Red Hook Crit, Cursa Una Llar Fora de la Llar, Cursa Feder, la futura UniRun y, quizá esa Mango Run the Party a la que todavía se le está dando vueltas. Casi todas, curiosamente, donde la gran premisa no es la de correr para batir marca (tres de ellas son de vocación solidaria, otra un rara avis, una busca ser una fiesta nocturna y otra mimetiza el concepto del Correbarri).

Por lo que respecta a Montjuïc, un lugar maravilloso para trotar y entrenar, la realidad es que no se ha aprovechado todo lo que se podría: más allá de que la Fira sirve de apoyo logístico de la mayoría de carreras que se celebran en el centro, solo nos queda carreras de pequeño formato que prefieren sacrificar el crono por circuitos empinados y divertidos o por otro tipo de actividades en las que correr es meramente una excusa: Cursa Lluís Companys y Salomon Run (anteriormente conocida como City Trail) se avendrían al primer caso y The Color Run al segundo, quedando la raruna Cursa de la Diversitat a medio camino de ambos conceptos.

Pero volviendo a la esencia de la noticia: ¿es necesario poner coto a las carreras populares? Más que de situar un límite (si hay una demanda, ¿por qué no satisfacerla?) creo que es una cuestión de sostenibilidad y de adaptación al territorio siempre teniendo en cuenta que hay casos excepcionales en las que ninguna de las dos partes se pondrán de acuerdo y habrá que convivir con ello. O una carrera suma para el barrio o será siempre vista como un intruso.

28 Respuestas a “¿Hay que poner un límite a las carreras populares?

  1. Pingback: Bitacoras.com

  2. Has puesto el dedo en la llaga en una realidad que a los que corremos nos puede molestar, pero es cierta. Si sacamos el foco para afuera y pensamos… ¿te imaginas todos los domingos una manifestación en favor del Tibet libre (que a ti te importa un carajo) todos los domingos a los pies de casa? ¿te imaginas una procesión animista todos los domingos con la megafonía a tó trapo ahí?
    Pues qué quieres que te diga, un coñazo.
    Entiendo que haya gente que se queje. Pero también es cierto que, mientras organizar una carrera sea “un cheque al portador” nadie va a querer bajarse del burro y dejar de organizar una carrera céntrica y multitudinaria.
    El otro día, “uno de los que manda” en la Policía local de Pamplona me decía que se están planteando pedir dinero a las carreras para “pagar” el servicio que da Policía Municipal (creo que en Madrid ya se hace). Sinceramente, como corredor, me parece bien y como ciudadano, que cree que sus impuestos no deben ser dedicados a pagar carreritas de gente, me parece aún mejor…
    Salut David

    Me gusta

    • Es cierto, ahora que las carreras populares están en la cresta de la ola y que cada vez son más, éstas generan una serie de gastos a nombre del erario público o del privado que obra de buena fe (cediendo instalaciones) que en algún momento debían ser compensados. Aunque me duela en el bolsillo porque posiblemente esto comporte un aumento del precio de las inscripciones, me parece de lo más lógico.

      Un saludo, Novatillo.

      Me gusta

  3. Efectivamente Novatillo, en Madrid los policías cobran la asistencia de las carreras como hora extra, por eso las mas modestas se hayan ido a tomar por saco o redirigidas al parque mas cercano, (véase la carrera de mi barrio).

    Pienso que aquí el corredor no tiene culpa, la oferta es la oferta y se acata tal y como viene, alguien se esta llenando los bolsillos, a costa de los corredores y de la paciencia del vecino en cuestión.

    un saludo!

    Me gusta

    • Bueno, yo creo que algo de responsabilidad tenemos en el sentido que buscamos las carreras más atractivas a nuestras piernas (o sea, busco marca), que también hay vecinos que a la más mínima les hierve la sangre, que hay organizadores que se preocupan más que otros por hacer sostenible e intentar que el barrio se vincule a la carrera…

      Todos tenemos un poco de responsabilidad.

      Me gusta

  4. Vaig llegir la notícia i també algunes de les reaccions a les xarxes socials. Estic d’acord amb tot el que dius. Respecte a la pregunta, és complicat trobar-hi una resposta. En general, jo no sóc de posar límits a res però, com en tot, els excessos sempre són dolents. Una cosa és la tolerància però el que no s’ha de perdre mai és el respecte i sembla que en alguns casos ja s’ha perdut.

    Me gusta

    • Hola, Arantza,

      Tens raó en això que la solució és complicada perquè ningú quedarà satisfet del tot. Més que posar límits és intentar que tot creixi atenent a totes les parts implicades. Sinó és impossible.

      Salut.

      Me gusta

  5. Muy buena entrada y planteamiento. Pese a que nos duela, somos una molestia a largo plazo. No todos tienen que entender y aceptar estar un fin de semana temprano montando ruido y corriendo feliz. Hay gente que prefiere dormir, descansar, pasear o simplemente, no ser corredor.

    En Sevilla pasa algo parecido, carreras todas las semanas que gracias a Dios, se reparten entre la ciudad y los pueblos. Aún así, las carreras siempre se celebran en el mismo sitio de la ciudad. Una posible solución sería organizar desde el ayto una serie de zonas y realizar un concurso limitado con propuestas para organizar carreras limitadas durante ese año.

    Por un lado, establecemos límites y de paso, evitamos todas esas carreras de ultima hora, mal organizadas o que se terminan suspendiendo. Pero sin dudarlo, habria que poner un límite. Por nuestro bien, y por el de los no “runners”. Un saludo.

    Me gusta

    • Buenas, Emilio,

      En Barcelona el traslado de carreras es algo problemático porque la orografía de la ciudad no deja mucho margen para buscar circuitos lo suficientemente llanos como para que acudan aquellos corredores que buscan marcas (la mayoría). Ese es uno de los motivos por el que muchas carreras acaban cayendo cerca de la zona marítima y turística.

      Y sobre que el ayuntamiento se encargue de seleccionar las zonas donde disputar las carreras, digamos que por ahora se encarga de ‘retocar’ los recorridos para intentar que haya el menor impacto en el entorno urbano (transporte público, circulación viaria, paso para Emergencias). Creo que ese papel es el que se debe incentivar junto al de saber poner freno cuando una zona estás saturada y las garantías de la organización no son las más óptimas.

      Salud

      Me gusta

  6. Entiendo que haya gente que se queje, pero hay que poner también las cosas en contexto. No creo que cada fin de semana haya una carrera a los pies de tu casa. Por lo que yo veo cada mes hay 1 o 2 carreras en la zona metropolitana, pero suelen ser 10K y lo normal es que sean en barrios diferentes. Existen excepciones, claro, si vives en el centro es posible que te comas unas cuantas, Jean Bouin, Sant Antoni, Mitja, etc., todas pasan por la misma zona, pero justamente esas tienen 1 o 2 meses de separación cada una. No sé, yo miro habitualmente el calendario de carreras y no me parece tan abusivo, lo que pasa que el día le toca al vecino que quiere dormir un poco más de la cuenta pues entiendo que le fastidie. A mí también me tocan la moral los que se ponen a tirar petardos en San Juan durante toda una semana debajo de mi casa, pero entiendo que es una cosa puntual.

    Por otro lado, sí que me parece que últimamente están proliferando demasiadas carreras. Si una marca comercial quiere hacer un poco de marketing patrocinando una carrera quizás sería mejor que apoyase alguna ya existente y con tradición que crearse su propia carrera, ¿no?

    Yo corrí el año pasado el Red Hook en el forum y la verdad, dar 3 vueltas a un circuito para completar 5km me parece un poco aberrante. Correr una carrera ahí o en Montjuic me parece bien, pero si todas se celebrasen en el mismo sitio le quitarían mucho aliciente al tema…

    Me gusta

    • Buenas, David,

      Al final todos tenemos alguna actividad en un momento concreto del año que nos ‘fastidia’ esos días señalados, ya sea una fiesta mayor, un acto político o cultural o una actividad deportiva. Se acepta y se asume. También que si decides vivir en la zona de más bullicio te tocará lidiar un mayor número de jornadas con este tipo de molestias. Pero a partir de aquí es necesario hacer que todas estas actividades clásicas de domingo incidan de forma negativa en la vida de los vecinos (hay que recordar que existe el turno de fin de semana, que hay gente que por motivos médicos un lunes o un domingo no tienen ningún tipo de diferencia…).

      Y lo de la proliferación de carreras ahora mismo se debe a la alta demanda pero comienza a notarse síntomas de agotamiento y además está subiendo los costes alrededor de ellas. Muchos se quejan de la falta de patrocinadores, que les cuesta cuadrar cuentas, pero creo que lo que pasa es lo que tú comentas: todos quieren tener SU carrera cuando lo más lógico sería que se uniesen para ofrecer productos más potentes y menos miméticos.

      Lo del Red Hook es de lo más extraño que he visto, me pasé a verlo y tuve la sensación que la carrera era más un actor secundario para hacer de gancho entre el público barcelonés con el fin de conseguir un poco más de ambiente para el protagonista: las carreras de bici. A mí el circuito no me disgustó (eso que pases por debajo de las placas solares como si fuera un paddock en el que la gente te jalea tenía su punto) pero sí era rarísima, algo poco frecuente por aquí.

      Salud.

      Me gusta

      • El Red Hook es lo que comentas, la carrera se pone para rellenar el espacio entre el final de las clasificatorias y la final de bici, que es el verdadero espectáculo (que lo es, y mucho). La carrera en si… pues no se la han currado un pelo, han aprovechado que tienen montado el circuito y poco más. Tampoco sabría muy bien como mejorarlo, pero visto el espectáculo de la final de bici, por la noche, con el ambientazo que hay, motos, luces, es impresionante, y lo comparas con la carrera que estábamos cuatro mataos corriendo y otros cuatro animando pues no sé…

        Me gusta

        • Las carreras de bici son la caña, y más de noche. Sobre el circuito, si se estirasen un poco haciendo que el de correr tomase un desvío por la zona dels Banys o Sant Adrià saldría una doble vuelta realmente maja. Porque a tres vueltas y concentrado todo en 200 metros cuadrados…

          Me gusta

  7. He leído estos días que en Valencia ciudad tenemos 35 carreras en el centro urbano. Hay 52 fines de semana al año. Y muchas ocupan un gran número de calles. 42k, 21k, 2 15k, unos cuantos, muchos, 10k… En fin, difícil solución y muy interesante debate.

    Me gusta

  8. lavaldu@hotmail.com

    Las que pagarán el pato serán las pequeñas, porque cursa Corte Inglés, La Mercé etc a esas o las mueve nadie.

    Me gusta

    • Buenas,

      Está por ver si pagarán el pato y si realmente han de pagarlo porque yo creo que es solo cuestión de esforzarse en que las cosas salgan bien y que haya el menor número de desafectos. Pero, claro, en casode algún día hubiese una criba no me cabe la menor duda que serían las peuqeñas las que caerían en primer lugar.

      Salud.

      Me gusta

  9. Buenas tardes David.
    A mi la sensación que me da es que son muchas las que pasan por los mismos sitios. Bombers, Mercé, El Corte Inglés, Jean Bouin, Marató… Lo que por otro lado es normal ya que los patrocinadores quieren que el centro de Barcelona quede inundado de su marca.
    Después, las que se celebran en cada barrio, no creo que sean tanto problema (Sants, Clot, Verneda…) Sólo afectan a una pequeña zona y la afluencia de personas no es tan elevada.
    ¿Lo podríamos comparar con las Ferias que se celebran en La Fira I y II? ¿Los partidos del Barça en les Corts o del Espanyol en su día, cuando jugaban en Montjuïc?
    ¿La festa dels Supers? ¿Las colas que se forman en la Ronda del Litoral para acceder a la Maquinista en época de rebajas?
    ¿Qué eventos damos por buenos, rentables y toleramos?
    Lo que está claro es que si generamos molestias, debiéramos por lo menos de escuchar e intentar minimizarlas. Personalmente me sabe fatal fastidiar a alguien en su día de fiesta o con problemas de movilidad sólo por correr, que al fin y al cabo lo puedo hacer cuando quiera, donde quiera y sin molestar a nadie.

    Me gusta

    • Un poco la idea va por aquí, no se trata de poner coto a todos los eventos sino de saber racionalizarlos (y ay te adelanto una cosa: aunque son bastantes las carreras que se celebran en el centro de BCN hay otras ciudades que las saturan mucho más) y de buscar cierta armonia en la convivencia de todos. Lo que no me convence es que cada vez que sale una crítica estemos con el “y tú más”. Es que entre ser menos pudiendo ser nada, me quedo con lo segundo.

      Un saludo.

      Me gusta

  10. També molesten perquè moltes curses han deixat de ser una festa del barri (1 a l’any) per passar a estar organitzada per gent de fora i sense implicació. L’any passat hi havia qui opinava que la marató s’havia de córrer per polígons industrials per no molestar la “gent normal” però és clar que tampoc pensava que hi ha empreses i transports que funcionen en caps de setmana. Entenc que cal buscar una solució a les zones més “repetides” (a més a mi no m’agrada anar repetint circuits) però és una zona més restringida. També és pot pensar en fer compatibles ambdues coses com permetre la cirulació per part de la via i permetre el pas de cotxes pels forats dels corredors (com a la Maratest).

    En quant que la guardia urbana cobri, doncs que cobri també als veïns per qualsevol activitat, a les escoles pel control de trànsit, als locals per les inspeccions, als partits polítics quan fan mítings, etc. Al final, sempre hi ha una activitat en la que participes i que és recolçada per l’ajuntament.

    Me gusta

    • Hola, Jordi,

      Tens raó en quant que hi ha un grapat de curses (encara que a Barna no són tantes com en altres llocs) on l’organització no té cap vinculació amb la zona on fixa la seva cursa. Això no ha de ser dolent si hi ha una preocupació per voler implicar al veïnat o, com a mínim, evitar el major nombre de molèsties. Aquest és un repte que alguns saben portar endavant millor que altres.

      Sobre el pagament pels serveis de la Guàrdia Urbana s’ha de tenir molta cura perquè pot comportar un greuge: podria al final sortir gratis a les curses vinculades a l’ajuntament i de pagament per aquelles privades o de barri. Tema delicat.

      Salut.

      Me gusta

  11. Pingback: ¿Hay que poner un límite a las carreras populares?

  12. Interesantísimo debate. ¿Limitar? Sí, pero ¿cuáles? Está claro que en las que el Ajuntament tenga mano no se van a eliminar, es más, crecen y desde hace algún tiempo hacen pagar. Otras que llevan más de 30 años, y no tantos, en el calendario tienen potencial económico detrás para que no las quiten del calendario y la Marató ¡POR FIN! se han dado cuenta de que no solo es un gran escaparate turístico, sino que aporta dinero en forma de turista deportivo que viene con su familia y/o amigos y pernocta, come y compra en Barcelona. Vergüenza daba que una “ciutat olímpica” como Barcelona diera la espalda a una prueba como esta.

    Es complicada la convivencia de carreras con los vecinos, pero sí es cierto que a algunos barrios les toca más de lleno el corte de tráfico dominical y es comprensible la queja, no a todo el mundo le interesa salir al balcón o bajar a la calle a dar palmas. Una cosa es que carrera empiece a las 9 y en 30 minutos ya haya pasado la marabunta de gente y te liberen la calle, y otra es que te corten hasta mediodía y te fastidien cualquier actividad que quieras hacer.

    Bueno, siempre habrá partidarios y detractores, pero con respeto mutuo y sentido común y buena voluntad siempre se encontrarán soluciones.

    Salut!

    Me gusta

    • Buenas, Xavi,

      Por norma general el feedback con los vecinos es positivo pero eso no quita que hayan algunas pocas quejas que con más razón unas que otras haya que tener en cuenta. La solución no es fácil, cuqluier evento de grn magnitud (y una carrera que corta as principales arterias viarias de un barrio siempre lo es) generará una sere de molestias que deben ser ponderadas en su justa medida: ¿son asumibles estas molestias si la carrera aporta un buen número de beneficios al barrio? Seguramente, pero siempre y cuando se intente por todos los medios que estas sean los mínimas posibles y haya voluntad siempre de mejorar la convivencia.

      Y sí, por fin tenemos una Marató a la altura de la ciudad. Ha costado pero ahí está, y poco a poco la gente de Barcelona la está haciendo un poco suya.

      Salud

      Me gusta

  13. Si me lo permites, te explico el punto de vista de una trabajadora del sector servicios.

    Trabajo en una empresa que trabaja 365 días al año, y por supuesto, eso exige trabajar los fines de semana. A mi me tocan mucho y se que en los fines de semana la frecuencia de paso del transporte público es incluso peor que la que tiene entre semana, por lo que madrugo más para evitar llegar tarde… ¡Ah, pero entonces están esos fabulosos fines de semana en los que hay carreras!

    Dada la distancia entre mi casa y mi lugar de trabajo, tengo la desgracia de que cada vez que hay una carrera, todo el transporte público (incluso el que no pasa directamente por las calles bloqueadas) se ve alterado cuando no directamente interrumpido.

    No tengo en nada contra la gente que corre pero… ¿todas, TODAS, las carreras que se hacen (y vide Diso que son unas cuantas al año, entre Barcelona y Area Metropolitana) tienen que ser dentro de la ciudad? Con lo sano que es el aire de la montaña y la de caminos y carreteras de montaña que hay en Collserola.

    Que a mí me gusta caminar pero para hacer una caminata nunca he obligado al ayuntamiento a cortar una calle.

    Me gusta

    • Buenas, Gloria,

      Entiendo perfectamente tu situación y es de lo más lógica tu queja. Yo creo que hay que buscar un equilibrio: el problema de los últimos años es que se han dado demasiadas licencias en las mismas zonas en vez de repartir esas nuevas carreras por el resto de la ciudad (digo lo mismo de siempre, Montjuïc es una zona que falta explotar; la zona alta de Barcelona también). Pero, claro, supongo que para un organizador vende más una carrera en el centro que una en Nou Barris…

      Un saludo.

      Me gusta

Deja un comentario (si quieres)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s