Enemigos del correr (en mayo)

Enemigos del correr 1

El primer día de cada mes es una versión mini y desnaturalizada de ese 1 de enero en el que nos hemos prometido mucho más de lo que nos negamos a reconocer que somos incapaces de cumplir. Una forma de enmascarar esos propósitos de año nuevo acercando discretamente hacia nosotros la línea de meta. Eso sí, todo pinta de miedo cuando lo dibujas con antelación: un estricto plan de entrenamiento para ganar esas décimas que se nos resisten, un apunte mental de los días que quieres salir o una agenda extensísima e inabarcable de carreras a las que deseamos acudir. Y eso sin olvidarnos que siempre hay otros que se dejan llevar por una brújula tan genial como imprevisible que es las ganas que uno tiene en aquel mismo instante de salir a correr.

Lamentablemente el mundo no gira en la órbita que lo hacen tus pasos y mucho menos en el de tus deseos (aunque luchando puedes que rasques un sucedáneo en forma de placebo temporal), suele comprometer tus compromisos con otros desvinculados a correr. Ya sabes, eres tú más las puñeteras circunstancias.  Y es que no todo el placer pasa por atarse las bambas, hay tentaciones que, como decía Oscar Wilde (y quedando de un snob que es para patearme con punta de acero), la mejor manera de eliminarlas es acabar sucumbiendo a ellas. Con ustedes, la antiagenda runner.

OCIo

Cerveza fresca– Terrazas. Es mayo, el abrigo del sol mola lo que no está contado pero la noche… la noche es trescientas veces mejor. Asúmelo, es ahora cuando se te va a llenar el móvil de whatsaap más que tentadores reclamándote para ir a hacer esa birra que todos sabemos que es el punto de partida para salvar el mundo en sólo una conversación. ¿Qué significa esto para tus propósitos de concienzudo y meticuloso corredor? Pues que en las horas posteriores (y como se te vaya de las manos, hasta el día siguiente) lo de salir a correr vas a tener que descartarlo a no ser que seas tan gore de imponértelo como castigo por no controlar tus bajas pasiones (como si ya la resaca fuera poco). Lo mejor es decir que sí y ponérselo como recompensa posterior a un arduo día de trote. Es como ese pedazo de hamburguesa que te zampas de un bocado tras haber completado una competición épica.

Playa. El mes ideal para empaparse de los primeros top less y los mazaos recién salidos del invernadero del gym a lucir palmito. El parón para hacer estiramientos está más que justificado en esta ocasión. Pero si encima te quieres hacer el interesante mejor entrenar por la arena ahora que aún no está tan masificado. Y si ya vas descalzo (eso sí con pantalón corto, camiseta sin mangas y perro labrador a nuestra vera, que se vea que somos gente pro), mejor que mejor.

reivindicación

manifestation-russie_pics_809– ¿Día del trabajo? Sí, lo sé, es una contradicción más bestia que combinar los términos Alberto Amman y saber actuar. Entre la campaña de desprestigio constante de los que mandan y un desconexión total de lo que sucede de algunos de los que la convocan, el día de la reivindicación de los derechos laborales ha quedado limitado a un paseo a ritmo de anodina pancarta que cada vez era menos multitudinario hasta la irrupción de ese eufemismo de estafa que es la palabra crisis. Aunque les cueste reconocerlo (y para mi es algo positivo) vivimos ya en una sociedad en que la gente sale a la calle y los sindicatos se suman al carro, y no al revés como sucedía antes. Si vas a ir, que sepas que transcurren por el centro de las principales ciudades, también punto neurálgico  de las carreras populares urbanas. Hora de soltar cuatro buenos insultos al que nos aprieta del cuello en nuestro día a día… y de tomar apuntes mentales sobre los circuitos de próximas carreras.

Día de la madre (5 de mayo). No hace falta que te diga que ese día el foco de atención y mimos está única y exclusivamente en ella, así que evita que tus aventuras de corredor popular dominen las conversaciones y si tienes que salir a entrenar o competir procura que sea lo más cerca posible de la persona que gestó durante 9 meses ese par extremidades con el que das las zancadas. Ah! Y ni se te ocurra rechistar el menú del día porque no casa con tu estricta dieta de runner con vocación olímpica.

música

tumblr_mm4ejx9l5C1rxzi5jo1_500– Disco de Daft Punk. O la promo más invasivamente inteligente de la última década. El hype lo ponen ellos, el volverse cansinos sólo nosotros. Hoy ya han salido las primeras previews y son tan dispares (hay críticos que abominan de las canciones de las que otros salen entusiamados y en un click se cambian los papeles) que no  va a conseguir otra cosa que convertirse casi en una cuestión de Estado (esquizofrénico). Y más contando como anzuelo con un pepinazo absoluto como es Get Lucky. Si eres de los que les gusta salir a correr con banda sonora de fondo esperando aquí un acompañamiento marcial de electrónica 4×4 vas a flipar, aquí los movimientos son más cercanos a los Tony Manero que a los de Usain Bolt. Todo el misterio resuelto el 21 de mayo.

Primavera SoundPrimavera Sound (23-26 de mayo). ¿Vas a empalmar la sesión de DJ Coco con la nueva Dir-Guardia Urbana (porque te queda al lado) o cualquiera de las carreras que se celebran ese domingo? Suerte la tuya que no hacen el control antidoping. Pero, vamos, que no te creo. Y más cuando aún hay fiesta final por delante (sin contar afters). Un consejo, mejor que des ya da por perdido ese fin de semana, así el cargo de conciencia no aparecerá con cada chupito de jaggermeister. Y tranquilo que la distancia que hay entre según que escenarios da para completar un maratón.

– La del festival veraniego es la versión hardcore de los eventos musicales pero mayo también está plagado de conciertos que nos pueden complicar nuestros planes de entrenamiento si los tenemos reservados en la franja nocturna: The XX (2 de mayo), unos Bloc Party caídos en el pozo (4 de mayo), los hoy nuevamente necesarios Def Con Dos (10 de mayo), la última sobrada de Standstill (11 de mayo), los resto del politoxicómano Pete Doherty (11 de mayo), ese pedazo de mole que es 50 Cent (18 de mayo), el cada día más burro Vitalic (19 de mayo), unos Macaco que pasaban por ahí (30 de mayo) o una Alaska que busca con lo último de Fangoria (31 de mayo) que  se vuelvan a referir a Vaquerizo como esposo de y no al revés .

– Si tienes vástagos en la esplendorosa edad del pavo (o es tu pasión oculta) no te quedará otra que montar la tienda de campaña para tener la mejor posición con la que ver a One Direction (22 de mayo) al lado del Pavelló Olímpic de Montigalà. Al menos podrás aprovechar para hacer series y memorizarte parte del recorrido de la Maratest y la BDN Running mientras no le quitas ojo a ese/a que le está echando los trastos a tu virginal hij@. Y si escuchas asesinar un gato mientras entrenas de noche por Montjuïch, tranquilo, es sólo Melendi (24 y 25 de mayo) que toca esos días por ahí. Días después lo hará ese terror del twitter que es Alejandro Sanz (29 y 30 de mayo).

DEPORTES

El mes de mayo se junta todo: el ocaso del fútbol, baloncesto, balonmano, etc. y la eclosión del motor y el comienzo de las grandes vueltas ciclistas. Como seas fan del deporte en general te verás abocado a afrontar jornadas maratonianas que a veces son incompatibles con carreras populares o entrenamientos pactados con más gente. Tenlo en cuenta antes de tirarte a la piscina.

Bradley WigginsGiro de Italia (del 4 al 26 de mayo). El pundonor (Nibali) contra la ciencia (Wiggins), y por ahí un tal Samu Sánchez que, en el crepúsculo de su carrera como ciclista, viene con la intención de toserles en la cara. Cómo siempre (y a no ser que seas tan aficionado que te molen las llegadas al sprint), los fines de semana se reservan las etapas reinas dónde disfrutar viendo como otros se retuercen de dolor. Admirarlo desde el otro lado de la barrera a veces es tan sugestivo que seguro que te da por salir despedido por la puerta a empatizar con ese sufrimiento, más si nos empuja el carajillo de la sobremesa.

Moto GP. Sesiones matutinas que se alargan hasta la hora de la comida con Jerez (5 de mayo) y Le Mans (19 de mayo) como escenarios. O te levantas prontísimo para salir a entrenar (¿en qué quedaron los domingos de manta y pereza?) o vas a una competi corta y que te quede cerca de casa. Es asumible pero vas a tener que luchar con el mazo del crono por partida doble.

Alonso en el Museo de cera de MadridFórmula 1. Montmeló (12 de mayo) y Mónaco (26 de mayo), dos de las citas más apetecibles para aquellos que os pierde el olor a gasolina (yo era más de pintura y cola, pero bueno) u os pone a cien la velocidad… de los que sacan las tuercas de las ruedas de los monoplazas. No debería haber problemas en salir antes o después a correr. Ahora, si lo haces a posteriori mucho mejor, que entonces el reto es mirar de despresurizar tu cerebro de los lametones y quejas guturales del Señor Lobato.

Final Four (10-12 de mayo): O el esperadísimo duelo entre los equipos de baloncesto del Real Madrid y el Barça, un enfrentamiento que no sucedía desde hace… 20 minutos. Más sobresaturados de clásicos que de secuelas de Call of Duty o vídeos de Youtube en un informativo, se supone que, en esta ocasión sí, es el partido trascendental del año.

Final de Champions (25 de mayo): Si os gusta ver fútbol de equipo y no diez lacayos jugando para uno sólo, aquí tenéis la oportunidad de ver los dos mejores ejemplos continentales. Perderás una noche de entreno aunque no sería tan excepcional como si la final la hubieran disputado Barça y Madrid, en ese caso sí que te conviertes durante dos horas largas en el puñetero amo de una calle que parece sacada de una peli sobre el fin del mundo.

10 Respuestas a “Enemigos del correr (en mayo)

  1. En mi caso el 1 de Mayo coincide con el vacío que entra los días después de la maratón. ¿y ahora qué?. Influenciado por tí, hace un par de semanas me bajé, digo le pedí a mi tío de américa, un recopilatorio de Daft Punk a ver qué tal. Lo siento, no son para mí, estuve tentado en lanzar el ipod al mar. Sobre deportes, cada vez me gusta menos verlo y más correr. Me loa suda el basket, el fútbol y odio la fórmula 1, las motos y todo lo que tenga que ver con el motor. Vale, hoy estoy algo cascarrabias, será cosa de la edad.
    Como siempre enhorabuena por la magnífica entrada.

    Me gusta

    • Buenas Gonzalo,

      Ya darle una oportunidad a los robots tiene su mérito, un grupo que genera amor total o desgana. A mi me pilló su debut en la típica época esponja y lo tengo como santo y seña de la nueva ola electrónica, quizá por eso le tengo un cariño especial. Aunque el último bebe a saco del rock progresivo y la música disco no creo que te apetezca darles una oportunidad más.

      Yo no soy muy de ver deportes por la tele excepto con las motos (por vinculaciones indirectas) y el ciclismo que supongo que debo sufrir una histeria parecida a la de los aficionados al fútbol aunque sin el sentimentalismo acusado partidista (como en el atletismo, te alegras de los esfuerzos sobrehumanos vengan de donde vengan).

      Arriba los cascarrabias y los momentos de vacío porque después viene el proceso de regeneración y nuevos retos y deseos.

      Salud!

      Me gusta

  2. Ehhh!!! que no dejen de existir ni los cascarrabias, ni los electronics.. ni los 1 de mayo, sin ellos no habría los 2 de mayo ni razones para olvidar el 1…. de la antiagenda… las terrazas las llevo fatal…. lo que si me quedo es con el Giro y donde me quede con Daft Punk fue en el 2006 (Musique Vol1)..

    Gran entrada, un abrazo,,, a los dos!

    Me gusta

    • Buenas Joako,

      Es que este Giro pinta de escándalo y eso que no tira de todas las grandes figuras. Para mi mayo es el último (o penúltimo) gran mes de entreno medio serio: la temperatura es aceptable a lo largo del día y de la noche, la playa motiva pero no te arrastra, y hay ganas de demostrar sobre el asfalto hasta que punto ha valido el sacrificio de los meses anteriores.

      Salud!

      Me gusta

  3. Sin duda en mi caso en varias ocasiones ha sido el “ocio”. Estar inscrito en una carrera el domingo, y no querer sacrificar otro sábado más porque ya llevas varios sin poder salir. Sales a cenar y a tomar algo. La cosa se anima y piensas, bueno tampoco me juego nada mañana, a lo que salga. Te levantas resacoso y dudando de si ir o no, pero ya te esperan y has PAGADO una camiseta. Total que acabo hiendo y pagando lo todo lo que queda de domingo. En fin tengo que organizarme mejor 😉

    Me gusta

    • Buenas Marc,

      Y no hay que descartar esa salida nocturna no esperada que nace a media tarde tras la primera cerveza. Y ahí, por mucho que te organices con antelación, poco puedes hacer. Lo mejor es dejarse llevar y… que sea lo que Dios quiera, jaja.

      Salud!

      Me gusta

  4. Oh! Acabo de comprobar con decepción que el Primavera Sound coincide con la Cursa Delta Prat….yo que esperaba esa oportunidad para conocerte… doy por hecho que en El Prat tendremos que esperar un año más a ver si hay suerte y el calendario nos es favorable….

    Me gusta

    • Buenas Nuria,

      Pues sí, en esta ocasión delta Prat deberá esperar a que lso astros del calendario se alineen y no haga que me esté maldiciendo a cada segundo el no saber desdoblarme. Como todo el mundo, tenemos tres o cuatro actos al año que priman sobre las carreras y por desgracia suelen coincidir con ellas. Que le vamos a hacer…

      Salud!

      Me gusta

  5. Lo de “la última sobrada de Standstill” me ha matado! Finalmente he tenido que dejar de lado el Primavera de este año, así que el domingo no creo que tenga más problemas que los habituales para madrugar para la cursa Dir. Eso sí, el sábado está la final de Champions y la veremos con amigos. Espero no sucumbir a la tentación de la salida posterior! Salud!

    Me gusta

  6. Buenas Isaias,

    No hay nada mejor que llegar sereno a la línea de salida, algunos a ver si podremos decir lo mismo…

    Salud y suerte!

    Me gusta