Quédate con aquella carrera que trate por igual al primer y al (pen)último corredor

CARRERAS ULTIMO CORREDOR FROLILLO ROJO

Una gran carrera puede fichar a lo más granado de la élite para dar una patina de prestigio y aumentar su visibilidad, puede ofrecerte la camiseta con el diseño más vanguardista, puede entrar en el cebo de los sorteos eternos, puede venderte la moto de las cifras, o engatusarte con la espectacularidad de su marco geográfico. Todo eso siempre vende y venderá. Y bien llevado me parece de lo más positivo, siempre y cuando cumpla con lo básico de un evento atlético: circuito, seguridad, avituallamientos y cronometraje.

Pero cualquier carrera siempre quedará coja si en el trato al corredor solo tiene en cuenta a una serie de participantes sobre el resto cuando lo que debería primar es saber atender con la misma dedicación a todos sin excepción. Que si has pagado religiosamente tu inscripción tengas los mismos servicios y derechos que cualquier otro que haya llegado delante tuyo. Que sea igual de importante el corredor que alza los brazos y se lleva todos los parabienes de los medios y séquito institucional, el que se queda a las puertas de subirse a algún cajón, el que siempre queda escondido en la tabla de la clasificación y el que su batalla está centrada en que no le barra el coche escoba.

Imagínate que estás preparando durante semanas o meses una carrera con toda la ilusión del mundo, estudiando la estrategia, calculando donde te va a tocar sufrir, visualizando en qué lugar estarán los amigos apoyándote, imaginando tus últimos metros antes de cruzar la línea de llegada… En resumen: sabiendo que el trayecto que hay entre la salida y la meta es algo en el que todas las decisiones, tanto las acertadas como las erróneas, van a estar única y exclusivamente en tus manos y no vienen a consecuencia de factores externos.

Y ahora imagínate que comienzas la carrera y que ya te meten prisa por detrás para no estorbar a los primeros que están a punto de finalizar su competición, que llegas al avituallamiento y está tan arrasado que no tienes un triste trago de agua que llevarte a la boca con el que calmar la sed y el cansancio; que tras pasar el pelotón más numeroso el se comienza a hacer la vista gorda a la hora de controlar el tráfico y te toca a ti lidiar con el típico conductor estresado que se niega esperar; o que ya llegando a final de carrera te encuentras que justo delante tuyo comienzan a retirar las vallas, a deshinchar los arcos e incluso a guardar el sistema de cronometraje para llegar a meta ,y que luego te digan que lo sienten pero de ésto ya hemos agotado.

No es frecuente que suceda todo lo que he explicado de una tacada pero sí comienza a ser habitual que el último tercio de corredores se vea afectado por alguna de las situaciones comentadas en más de una ocasión. Completar las carreras a pelo sin acceder a los avituallamientos por los que tú has pagado, llegar y quedarte sin medalla por la que, insisto, tu has hecho un desembolso económico, o que te metan prisa aún cumpliendo con el corte de tiempo.

Puede que por querer ajustar tanto a veces fallen con los cálculos, algo que puede ser disculpable si no se tira balones fuera, se asume el error y se intenta buscar algún tipo de solución (y aquí también juega un papel determinante los que corren y toman ciertos avituallamientos limitados como un buffet libre, o los que quieren tener los mismos privilegios que el resto corriendo sin dorsal), pero la realidad es que al final siempre acaban pagando los mismos. Y es ésta sensación de dejadez con los del furgón de cola la que al final deja un sabor agridulce por mucho que se hayan esmerado por las redes sociales en vender el resto de virtudes de un evento.

Del mismo modo que los organizadores exigen que el corredor lea, acepte y asuma lo que dicta el reglamento (luego no se hace y pasa lo que pasa: quejas a posteriori que ya no tienen ningún tipo de validez), es necesario que éstos cumplan con lo que ellos mismo han declarado.

Y aunque me parece plausible el preparar un homenaje especial con parabienes y regalos al último corredor que llegue a meta, algo que se está poniendo de moda y que desgraciadamente se les puede volver en contra cuando unos y otros desvirtúan la esencia del gesto, antes prefiero que el penúltimo se sienta como uno más de esta familia inclusiva que se supone que se forma alrededor del atletismo popular. Porque yo algún día también seré penúltimo y espero no sentirme como un estorbo que solo valga para hacer caja.

24 Respuestas a “Quédate con aquella carrera que trate por igual al primer y al (pen)último corredor

  1. És de les coses q més desapercebudes passen i suposa un menyspreu per a les persones q ho pateixen. Si només programem pensant en els rècords i en els primers desvalorem a l’essència de tota cursa q és i serà sempre el gruix de corredors q l’omplen d’experiències personals.

    Me gusta

    • Just això, si per una cosa s’anomenen curses populars és perquè són events on tothom té el mateix protagonisme. I amés, ja mirant-ho des de una perspectiva de negoci: aquesta gent, els populars, són els que donen vida comercial a aquest món de les competicions. Sense ells dubto molt de la viabilitat d’algunes d’aquestes proves.

      Salut, Antoni

      Me gusta

  2. Hola David…no es mi caso,el tema de recoger,porque normalmente estoy entre el primer tercio,pero lo de el tema de fotos y vídeossi que me he encontrado con algun carrera que se explayan con la “larga” y a la corta ni caso…jode porque yo he pagado y quiero mi fotito ….en fin todo mi apoyo al penultimo y al último…que algun dia tambien nos tocará…o no…

    Me gusta

    • Mira que yo intento pillaros a todo pero cada vez soy más lento, llego más tarde a meta y no hay manera de hacer la transición dorsal / cámara con rapidez, jaja

      Pero de acuerdo en que a veces se tiene más en cuenta el evento de mayor capacidad o el más conocido (que es el que suele dar nombre a la carrera) y se olvidan un poco del resto. Aun así, con el tema de las fotografías cada vez veo más a los organizadores poniéndose las pilas e incluyéndolo como parte de los ‘servicios’ de carrera dentro de la inscripción y me parece algo genial porque a muchos les gusta tener un recuerdo de ese día.

      Salud, Toni

      Me gusta

  3. Estupendo que saques el tema porque jamás he entendido por qué en algunas cursas existe ese conformismo de decir: “hasta donde hay, llegamos”. Personalmente no puedo tener la conciencia tranquila si sé que tengo, por ejemplo, 1000 participantes y avituallamiento/obsequios para 800. Te puedo asegurar que esto lo he visto y escuchado. Alucinante.
    Por otro lado existe la cada vez más creciente actitud codiciosa de muchos corredores, que se atrincheran frente a las mesas o que piden repetir varias veces teniendo en cuenta la cola que hay para recoger/consumir tras la carrera. Si a esto le sumas que algunos tienen la facilidad de sacar a la bestia y brotarse ante una negativa, pues ya tenemos al voluntario cohibido y accediendo por no echarse a llorar o acabar con ansiedad.
    En cuanto a la logística… Es otra falta de respeto a sumar.

    Me gusta

    • Hola, SuperPopera,

      Y te diría más, cada vez veo más resignación entre los que lo sufren, un “ya estoy acostumbrado” que hace que poca gente alce la voz.

      Yo es que creo que en carreras de 1.000 personsa debes tener reservas para 1.200 (por poner una cifra) porque siempre vas a tener al típico que se pilla un par para “más adelante” sin pensar en el resto, un par para el colega que da la casualidad que también ha hecho lo mismo, las que se caen, los que corren sin dorsal y pillan agua, el organizador debe o poner remedio a eso o aumentar el número de botellas porque más allá de que pueda echarle la culpa a esto o aquello (con razón) tiene que dar ese servicio prometido a todo el que lo ha pagado.

      Salud

      Me gusta

  4. Mediados de junio 2016, milla popular, 6 € la inscripcion. 10:00 ya hay chavales corriendo¿ El guradarropia? No, todavia no se han puesto. 11:30 Termino mi carrera, veteranos B¿Agua? No, la que hemos dado esta mañana con los obsequios,si, pero estara ardiendo ¿Algo fresco? Hay zumo pero no temos vasos, tambien tenemos cerveza sin alcohol, ya, pero no me gusta la cerveza ¿Fruta? Algo queda. Lo bueno es que todavia tenian que correr los seniors.
    Que cara de tonto se te queda.

    Me gusta

    • Eso tiene pinta más a desorganización general por no tener bien concretado previamente cómo se ha de gestionar los servicios… Al final el que paga son los últimos corredores en partir (que en este caso daría igual el rango que ocupen ya que es una cuestión de horarios de cada prueba) y a largo plazo también les perjudica a ellos porque el boca oreja y la imagen que te deja no es positiva…

      Salud, Perr

      Me gusta

      • Tenemos que buscar carreras como estas. Maria victor, 2€ camiseta, lata y bocata de butifarra. Cursa de Marata 2€ y bocata. Polinya 3 € lata y bocata. San silvestre de canovellas creo que 8€, bocata, lata y un obsequio. Que estamos “timaos”. Yo el primero. jajaja

        Me gusta

        • Buenas,

          No creas que todas las carreras pueden cuadrar presupuestos con ese precio de inscripción, algunas a 15€ de media y sin ánimo de lucro hacen encajes de bolillos para no pillarse los dedos. Te dejo dos ejemplos:

          Cros de Sants.
          http://crospopulardesants.cat/quant-costa/

          Cursa La Roca Negra

          En el caso de Polinyà (o la Mercè a 5€) se pueden sustentar gracias al apoyo económico y logístico de cada ayuntamiento. Pero ocurre que en el momento que te quedas sin patrocinios locales no te toca otra que equilibrar la balanza subiendo el precio de la inscripción, es el caso de la Cursa del Poble Sec antes era gratuita y ahora por el bajón de ayudas locales y las exigencias de corredores (no parece ‘carrera’ si no hay chip, camiseta…) toca pagarla…

          Luego hay otras carreras que se ve a la lengua que te están saqueando el bolsillo con servicios mínimos y precios astronómicos.

          Polinyà es de mis carreras preferidas del año (ambiente, servicios, buenrollismo), siempre que puedo hago un doblete Polinyà (sábado) / Sant Antoni (domingo) que me deja las piernas tiritando pero que me encanta ‘sufrir’.

          Salud!

          Me gusta

  5. Hola David,

    No puc estar mes d’acord en tu! Sóc de València i ultimament estic vivint com en la mitja està primant el portar cuatre figures i ser golden label q el cuidar un poc als populars. En la meua primera mitja de VLC vaig arribar i no vaig tindre isotonica i despres vaig vore gent sense dorsal q en tot el seu morro havia pillat no una sino mes ampolles. Això tambè es un tema molt criticlable, segons el meu punt de vista, tota eixa gent q li tira morro i fa curses sense pagar i q damunt et deixa a tu sense el teu avituallament.
    Esperem q els organitzadors ens cuidem mes… Perque som, els populars, els q fem posible això.

    Me gusta

    • Hola, Imma,

      El tema dels sense dorsal seria menys greu si es limitessin a córrer sense fer servir els serveis de la mateixa cursa, ja que crec que sempre hi haurà gent que participarà d’aquesta manera (encara que jo sóc més de si no vull pagar per una cursa me’n vaig pel meu compte a córrer a un altre lloc, tinc muntanya per donar i vendre i no condiciono a la resta dels corredors). Però com dic abans, els que han d’assegurar que tu tinguis la teva ampolla d’aigua que has pagat és l’organitzador i per això toca que ell s’encarregui de posar ordre amb aquest tema, sigui augmentant l’abastiment o limitant la participació.

      Em sap greu que siguis una de les perjudicades… Sense els corredors populars no hi han curses.

      Salut

      Me gusta

  6. Tela el tema de los 101K y esa mierda para llegar el último y conseguir un trofeo. Chungo el caso contrario: Un chaval de aquí Manacles, debutó en un trail de los gordos de estos por aquí Berga, hace unos meses, con Sobrepuny incluido. El pobre crío se metió en la larga casi por obligación, creo que porque las otras distancias ya tenían las inscripciones cerradas y sólo quedaban de la larga. Pues el chavalín quedó con el vagón de cola, luego se perdió, tardó horas en llegar a meta, y mientras llegaba en última posición, le pusieron música de Rocky y le hicieron el pasillo. Lo que a ti o a mi, y sobretodo a Contador de Km, nos podría hacer cierta gracia y lo encajaríamos con resignación, no le hizo tanta al chico este de unos 15 años, y pilló un rebote de un par de cojones. Se fué con un cabreo serio a casa.
    Lo de recoger las vallas y dejar tiesos los avituallamientos, pasa hasta en las grandes carreras. Són míticas y típicas las quejas en la Behobia cuando toca año de calor y escasean los vasos de agua e isotónica de los dorsales blancos. Lo de dejar el tráfico libre lo he sufrido hasta yo, que soy de los de medio del pelotón. En algunos trails, que pase la élite y luego ya os espabilareis.
    Y muy curioso el caso de los “gorrones” del avituallamiento de meta. Yo que he estado en ellos, ves como te van pidiendo “una lata de Aquarius más” o “una botellita”. Si ves que vas sobrado (se han contado antes), y te las pide un corredor, normalmente se dan. Si no, la respuesta habitual és:”cuando llegue el último, si sobran y vuelves, te doy una más”. También se acercan críos a pedir, y la respuesta es la misma. Justo es decir, que por norma general, lo entienden y respetan. Eso sí, todos vuelven, no perdonan.

    Me gusta

    • Buenas,
      con las botellas de agua yo tuve una anécdota de las divertidas: en pleno mes de febrero movimos de sitio las cajas de agua porque nos chorizaban los yayos y yayas las botellas del avituallamiento de la llegada…

      Me gusta

    • Entiendo al chaval porque creo que en menor medida (yo para llegar a las Ultras hice un camino quizá excesivamente largo) lo hemos padecido nosotros: la novatada de debutar en una carrera que nos queda algo grande o que no transcurre tal y cómo habíamos soñado. Recuerdo que en mi primer trail me torcí hasta tres veces el tobillo y cuando crucé la meta dije NUNCA MÁS, si alguien me hubiera dicho de repetir lo hubiera mandado a la luna…

      Totalmente cierto en que estos ‘errores’ se dan en grandes carreras como en pequeñas, al fin y al cabo lo que importa es lo bien que sepas gestionar organizativamente siendo consciente del volumen que puedes asumir. Lo del tráfico lo vivo más en Barcelona por la lógica de la masificación automovilística urbana y la necesidad de dejarlo ‘todo limpio’ lo antes posible. Más de un susto nos hemos llevado.

      Salud

      Me gusta

  7. Yo en las ultras (desde 48km a 155km) he sido penúltimo, último e incluso he llegado fuera de tiempo.

    Y sí, me quedo con aquellas que al llegar meta tengo mi medalla, mi “enhorabuena campeón”, y mi bocata-plato de pasta esperando.

    PD. Hice este año la 101 y creo la mierda que alli se tira, desde geles a cadenas y cámaras de bici, es un tema mucho más grave que el del farolillo rojo.

    Me gusta

    • Buenas, Jose María,

      Justamente eso que indicas de los desperdicios y guarrerías que te encuentras por el camino en los 101 lo comenta el autor de la nota (que dicho sea de paso, me parece totalmente exagerada su dimisión, ni el pecado es tan lesivo ni él es responsable de ello) y estoy contigo, me parece mucho más grave porque denota muy poco respeto por el entorno que es el principal motivo por el que muchos nos movemos a por unas u otras carreras.

      Un saludo, y nos vemos no dentro de mucho en la parte final del pelotón.

      Me gusta

  8. En Mayo fui a correr la media de Tossa… que -creo- no se trata de una carrera pequeña… En cuanto a las fotos… el fotógrafo (contratado, amigo, haciendo un favor o lo que sea) sólo espero la llegada de la primera chica, le hizo una foto y se fue… Yo no corro por la foto, pero encontré hasta un poco feo que la que cruzó la meta 2da y 3era no se llevaran nada… Además eso de “la primera chica”… no sé… feo…
    Por otro lado, en el TRail 3 municipis de Santa Margarida de Montbui, este pasado junio, esperaron hasta que llegara el último para hacer la premiación, ahí estaba el fotógrafo, aun quedaba gente… y muchos nos acercamos a aplaudir y recibirlos como toca, porque acabar 23km de montaña no es poca cosa…
    Es verdad, hay cursas que se corren porque parecen “imperdibles” dentro del circuito… y otras que las corres porque estás como en casa, disfrutando del momento, de la gente… del ambiente…
    Saludos David!
    a ver cuando volvemos a coincidir en una carrera…

    Me gusta

    • Buenas, Loreto.

      Por suerte, cada vez más se incluye el tema de la fotografía como parte de los servicios (yo no lo veo obligatorio pero se agradece mucho poder llevarte ese recuerdo si hay alguien tomando fotos), incluso las empresas de cronometraje ya comienzan a ofrecer un pack de “mira tu marca y descárgate la foto de tu llegada”. Pero, bueno, tambien depende de presupuestos, disposición… Hay carreras que se lo pueden permitir y otros no, pero si ya tienes alguien dedicado a ello que menos que dedicar tu tiempo a todos los corredores.

      A mí me parece un detallazo que la entrega de premios en carreras de 5k y 10k y Trails cortos se efectúe cuando cruce el último corredor; es más, creo que es una buena forma de generar ambiente alrededor de esa propia entrega que muchas veces queda desangelada y además hacer partícipe de ello a todos los corredores, del primero al último. Luego está que para carreras de mayor duración no puedas tener esperando varias horas a los vencedores porque les hipotecas la jornada y también tienen sus quehaceres. Es cuestión de buscar el equilibrio.

      Salud, Loreto!

      Me gusta

  9. Pingback: Avituallamiento 24: con vistas al mar

  10. En la maraton del mediterrani que ya no se hace el formato maraton lo quitaron por las reclamaciones que pusimos y conseguimos que nos devolvieran el dinero, daban 6 horas para finalizar y a las 5 ya quitaron crono, vallas y cerraron acceso al canal olimpico, yo entre por el acceso, y quitaron vallas y no entre en tiempo, hice 5 y algo. Mi mujer me indico quien daba las medallas y como si me estuviera haciendo un favor me la entregó, lo peor fue por el km 30 y pico cuando la organizadora dijo que abandonaramos que ibamos en fuera tiempo y abrian el trafico, entre gritos decidimos seguir corriendo,solo quedaban 7 kms y la policia al menos nos escoltó hasta la acera del paseo del canal olimpico. Esa maraton la hice 4 veces pero jamás me volveran a ver aunque ahora hagan media y 10. Como dijo un amigo muy metido en atletismo, has tenido suerte y al menos te devuelven el dinero. Saludos y kms

    Me gusta

    • Buenas, Ricardo.

      Menuda mala experiencia y, a la vez, incomprensible en términos de reglamento: si han dado 6 horas de límite deben cumplirlos a raja tabla y no desmontar antes de tiempo. Entendería que a partir de la sexta hora se no quisieran dar cobertura a los corredores (aunque la mayoría de carreras suelen dar un margen) pero no antes de cumplir el plazo. Me sabe mal que hayas tenido que pasar ese trago agridulce.

      Salud

      Me gusta

Deja un comentario (si quieres)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s