A examen: Trail Rocacorba

Pues después de una larguísima y agónica temporada vuelvo a las andadas con el A Examen de turno, y qué mejor que asegurando el tiro con una de Klassmark y, concrétamente, con una que no se me caen los anillos en reconocer que me ha dejado maravillado: el Trail Rocacorba (en mi caso, hice la Express, que al final fue la de más participación de las tres distancias que acoge la prueba gironina)

Sin el relumbrón ni el eco participativo de las geniales Mission X3 (Cap de Creus, Ulldeter y Catllaràs) o la SkyRace Montserrat, pero que tras catarla (y mira que he tenido ocasiones… y ha tenido que ser a la décima… no tengo perdón) no tengo ninguna duda que no tiene nada que envidiarles a esas. Un entorno de puro síndrome de Stendhal en primavera (y me han chivado que en invierno lo es aún más, habrá que probarlo) como es el de esta vertiente del Gironès que corona la montaña del Rocacorba, un circuito que es la bomba para los que les gusta correr sin que eso signifique que se convierta automáticamente en fácil (tiene sus buenos desafíos) y una organización que creo que es una garantía siempre (dedícate a correr sin pensar en nada más, del resto nos encargamos nosotros).

Y todo en un momento muy complicado para el sector de los eventos deportivos, pero ya por fin con la sensación de estar vislumbrando poco a poco la luz al final del túnel. Y eso cristaliza en un ambiente de optimismo cauteloso ya que se está recuperando del susto y la necesidad de recobrar una normalidad que debería ser el final de un año fatídico para todos a nivel sanitario, social y económico. Allá vamos.

  • Lugar: Canet d’Adri (Gironès).
  • Fecha: Sábado y domingo, 3 y 4 de abril
    • Express: Salidas escalonadas sábado (15.30 a 16.15)
    • Marathon: Salidas escalonadas domingo (9.00 a 9.15)
    • Trail: Salidas escalonadas domingo (9.30 a 10.00)
  • Participación: Cerca de 500 inscritos (243 llegados a meta en la Express, 150 en la Trail y 83 en la Marathon).
  • Tipo: Trail.
  • Distancia:
    • Express: 20 km (900 D+)
    • Marathon: 30 km (1.750 D+)
    • Trail: 38 km (2.250 D+)
  • Servicios: Parking habilitado, avituallamientos de carrera sólidos y líquidos (agua, iso, coca cola, plátano, frutos secos, tortilla, olivas, membrillo) y meta para todos (agua, cerveza, isotónica, refresco, zumo, frutos secos, fruta, bocadillo, pasta).
  • Obsequio: Camiseta de algodón*.
  • Circuito (20k): Un sube y baja de manual, muy corrible pero con algún tramo técnico y un sector de subida realmente vertical y exigente.
  • RESULTADOS
  • FOTOS TRAIL ROCACORBA

*Que apoquinas con tu inscripción (opción voluntaria). 
**Fotos y vídeos en el grupo de Facebook

Pros

Es una auténtica GOZADA de circuito

Y es que en el largo descenso desde la cinglera hasta caer en Canet d’Adri no pensaba en otra cosa que en lo bien que me lo estaba pasando justo en ese preciso momento. No se me cae los anillos en señalar que es quizá  el descenso de una carrera que más he disfrutado, con corriols interminables con la pendiente justa para dar caña a las piernas y sentir que vuelas y esos momentos técnicos (ojo a ese inicio que casi se nos despeña un colega para abajo) para que no parezca un paseo monótono. Para mí, que lo que me gusta es correr, aquí he encontrado la horma de mi zapato.

Pero es que el resto del recorrido diseñado por Klassmark, no se le queda atrás en absoluto. En el caso de la Express es un sube y baja de manual (el Trail y la Marathon le añaden algo más de salsa en cuanto a desnivel y diversidad en el perfil), pero está tan bien trazado que desde el minuto uno lo estás pasando genial: una subida de menos a mucho más (vaya tela con ese km y medio de pared vertical que hay que sortear antes de coronar), un tramo de cinglera con unas vistas apabullantes y la comentada bajada de puro sotabosc realmente divertida. No es de 10 porque del último avituallamiento hasta meta se acaba haciendo un pelín pesado porque ya es todo pista. Pero, vamos, dejando eso al margen es para repetir cada año, porque la zona donde se celebra (Muntanyes de Rocacorba y Puig de la Banya del Roc y el precioso pueblo de Canet d’Adri) es espectacular e invita a pasar a distancias mayores e, incluso, quedarte unos días por la zona.

A nivel organizativo, sello Klassmark (eso es bueno)

O sea, de lo mejor que tenemos por estos lares en cuanto a organizadores que se ganan el pan con esto de correr por la montaña.

  • Recogida del dorsal sin contratiempos. Según tu estimación de tiempo que cristaliza en un cajón de salida asignado se te da un horario de recogida del dorsal. Cumpliendo horarios, protocolos (obligación de mascarilla, toma de temperatura, gel hidroalcohólico nada más entrar, mamparas para separar al personal organizativo de los corredores) y sin esperas largas, todo muy bien organizado y fluido para que nadie se quede dentro del recinto, pero que en pocos minutos puedas tener tu dorsal, tu camiseta y que te sirvan el avituallamiento previo a la carrera (que es estupendo: café, zumo…). Se pierde todo el genial ambiente de estos momentos de antes de la carrera donde compartimos experiencias con el resto de corredores, amigos y nuevos conocidos, pero ahora mismo esto es lo que hay, toca aceptarlo y hay que reconocer que lo gestionan muy bien.
  • Salidas escalonadas sin perder la esencia de la competición. Salidas cada 15 minutos de 50 en 50 (algunos cajones más, otros menos, era bastante flexible y la gente bastante consciente) con los corredores separados por una distancia de seguridad marcada en el suelo y con la obligación de llevar la mascarilla en los primeros metros de carrera (en el reglamento creo que indicaban en los tres primeros km, pero la mayoría se la quitó tras el primero ya con el grupo muy estirado).  Creo que sabiendo que lo de partir todos a la vez y bien juntitos es algo que tendrá que esperar todavía un buen tiempo (pongamos 2022), este sistema contrarreloj es lo más cercano que tenemos a vivir el ambiente de una salida. Muy buen trabajo de los speakers sabiendo buscar el equilibrio entre los recordatorios para cumplir con los protocolos de seguridad (a todo este sector, como a muchos otros, les va la vida en ello) con la animación ambiental.
  • Señalización perfecta. Mucha cinta azul (yo creo que el rojo y blanco es más visible, pero ningún problema tampoco), carteles para indicar el camino correcto y por dónde no pasar, remarcar en la pista y el asfalto con tiza los desvíos, indicar la aproximación de los avituallamientos… Ningún asomo de duda en todo el trayecto, incluyendo los tramos en los que he ido completamente solo bajando.
  • Avituallamientos diligentes. Dos para la Express, ambos con líquido y sólido, me parecen suficientes, más en tiempos de COVID donde algunos aprovechan la coyuntura para cargárselos argumentando que son inviables con la pandemia. Aquí se demuestra que si los organizas bien, no afecta en absoluto y es tan fácil como que se encarguen el personal de la organización en servirlos y que te coloques la mascarilla cuando llegues a ellos.
  • Algo que se está extendiendo: el no dar vaso en los avituallamiento y obligarte a llevar el tuyo propio. A nivel medio ambiental es un gran paso adelante para mentalizarnos que cada uno debe hacerse responsable de sus propios desperdicios.

Muy a favor de la camiseta de algodón

Y el logo mola y hubiese molado aún más la serigrafía en la espalda (al final queda un pelín sosa). Pero que sea de algodón (y diría que de buena calidad) permite que sea de esas camisetas que tanto te sirven para vestir en tu día a día como para chulear en la feria del corredor de la próxima carrera que tengas en la agenda.

_

A MEJORAR

Foto: Ferran Soler Fotografia

El precio de la inscripción: es de las caras

Especialmente si las comparamos con otras de montaña de distancias similares. En el caso de la Express tel precio base es de 35 € que se puede ir a 45 según cuando te registres y no estás federado. Pero, en esto, al final se impone el criterio muy subjetivo de si te vale la pena pagar por una experiencia de calidad y con la seguridad de que puedes ir tranquilo a competir porque son garantía de buena gestión.

En mi caso, tengo que afirmar que me he topado con otras más baratas que al final han resultado salir más caras.  Y luego está que no escatiman en algo tan importante como son los avituallamientos, realmente completos ya desde que aterrizas en Canet d’Adri a recoger el dorsal, que la camiseta se ve de buena calidad, que los fotógrafos son muy pros y diligentes. Digamos que pago sabiendo que sale por un pico pero consciente de que creo que vale la pena los euros invertidos.

VALORACIÓN

  • RELACIÓN CALIDAD/PRECIO: 8
  • MI NOTA*: 9
*POR SUPUESTO, SUBJETIVA A MÁS NO PODER Y VARIANDO SEGÚN LA OPINIÓN DE TODOS VOSOTROS.

La recomendaría a… 

  • Para descubrir una zona no tan conocida como los clásicos montañeros catalanes (Pirineu, Cadí-Moixeró, Montseny, Cap de Creus, Montsant, Els Ports…),  pero que nada les tiene que envidiar en cuanto a majestuosidad del entorno.
  • Para corredores que les guste o les va mejor correr en los trails que gestionar zonas técnicas.
  • Como primera media maratón de montaña con cara y ojos (aunque soy consciente de que no alcanza en distancia), o sea con su dificultad pero que sea totalmente manejable. También como desafío de dificultad media/alta en distancias mayores.

_

Si me quieres seguir en Facebook

Deja un comentario (si quieres)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s