Archivo de la etiqueta: Cursa popular de Polinyà

Consejos exprés: Cursa Polinyà

Poco se habla (a pesar de tener un buen número de fieles, alrededor del medio millar de participantes en la de adultos) de una de las carreras más estimables que tenemos a principios de año y que por tan solo 3 euros te dan lo que muchas por 15. La Cursa popular de Polinyà, es de esas carreras humildes pero que se entregan al corredor ofreciéndoles un circuito variado y apto para todo tipo de corredores, carreras infantiles de inmaculada gestión, un avituallamiento final de los que valen mucho la pena y una sensación de buen rollo y colegueo permanente. Para mí, imprescindible cada año que puedo montármelo para ir. Te paso a contar su recorrido y varias de sus características.

Fotos de Mario Felip

Sigue leyendo

A examen: Cursa popular de Polinyà 2015

A EXAMEN CURSA POLINYÀ 2015

A veces vale al pena sacrificar una gran marca por hacer un provechoso doblete. Desde hace un tiempo eso ocurre con la Cursa Popular de Polinyà, estratégicamente ubicada en sábado y que cuando uno la prueba ya no puede resistirse en repetir combinándola con alguna otra carrera dominical (este año tocaba decidirse entre la Cursa Sant Antoni o la genial Mitja de Terrassa). Una carrera popular que… sí, que tiene un gancho perfecto en su precio, 3 euros, pero ya te digo que si que si costase tres veces más sería igualmente recomendable.

Sigue leyendo

A examen: Cursa popular de Polinyà 2014

A examen Curs popular polinyà

De vez en cuando está bien desparasitarse un poco de las carreras masivas de Ciudad Capital (como siempre, Los Simpsons dando lecciones vitales) y disfrutar de pequeños placeres alejados del ruido y la locura transitoria. Y qué mejor sitio para hacerlo que en la Cursa Popular de Polinyà,  una prueba recogida y cálida (a pesar del chaparrón) que desde ya se ha convertido en imprescindible para aquellos que quieran correr por la montaña a un precio insuperable y con unos servicios que no se quedan a la zaga. Se dice, se comenta que… En pot petit hi ha la bona confitura.

Sigue leyendo