Guía popular del Maratón: El test preparatorio

Guia Marató Logo Test

Cuando ya queda nada para correr un maratón se nos comienza a poner la misma cara de manzana agría que la que nos toca comer para presentar un aspecto saludable, las preocupaciones van en paralelo a la cercanía de tan trascendental fecha y comenzamos a poner en cuestión si había sido una buena idea meterse tal atracón de km entre pecho y espalda.

Pero hay solución aunque no yo no soy quien la aporta, sino que va relacionada con el nivel de sacrificio que cada cual quiera asumir. Yo tan sólo puedo ofrecer un test que, sin duda, no despejará ninguna de vuestras dudas, pero que espero que al menos os sirva para destensaros y hacer un paréntesis en esta espiral  de ilusión y remordimientos que es la preparación de un maratón. Ojalá en la línea de meta podamos tomárnoslo con la misma guasa que estos días previos… Allá vamos.

1- Cuál es tu objetivo para la Marató?

a) Por supuesto, vencer, establecer un nuevo récord mundial bajando de las 2 horas e instaurar una dictadura deportiva que ríete tú de Stalin.

b) Quiero rebajar mi marca, para eso me he puesto a entrenar hoy. Llego a tiempo, ¿no?

c) Vencer a mi vecin@ / compañer@ de trabajo / ex de mi novi@ que le ha dado también por calzarse las bambas. Y puede que tenga mejor casa / mayor sueldo / y una nueva pareja envidiable pero en el asfalto mando YO.

d) Acabarla/rebajar marca y, si se diese la ocasión, intentar disfrutar aunque sea sólo en los 800 metros que hay desde mi cajón hasta la línea de salida.

_

2- Cuál es la distancia de un maratón?

a) Cuatro 10k y pico…

b) Dos medio maratones.

c) Prefiero no pensarlo.

d) 30 kilómetros de carrera y 12 de agonía.

_

3- Has hecho o vas a hacer alguna tirada larga con la mente puesta en la carrera?

a) Sí, el otro día hice una carrera de 5 km, si me apuro en el mes que queda puedo hacer los 37 que me faltan para completar un maratón. Suficiente entreno, creo.

b) Sí, salgo a correr una media de 2 maratones diarios para que así, aprovechando la tendencia, el día de la carrera no me haga falta mover las piernas (más que nada porque me habré quedado sin).

c) La tirada larga es la de la Maratón, ¿para que ponerse a sufrir antes?

d) En mis planes tengo pensado hacer un par de tiradas unas semanas antes de la prueba. Una buena manera de saber hasta dónde aguanta mi cuerpo y pillar fondo.

_

4- ¿Has cambiado o tienes previsto cambiar tus hábitos alimenticios con vistas al maratón?

a) Sí, el otro día me pasaron un plan nutricional oral e intravenoso que me firmó un tal Eufemiano Fuentes.

b) Sí, ahora como el triple para recuperarme del esfuerzo. Y lo combino con cenas a base de una docena de geles para ir acostumbrándome. Lo que no entiendo es por qué he ganado cinco kilos…

c) Una cosa es correr un maratón, otra muy distinta que me quites el donut de la mañana. Por ahí no paso.

d) La dieta es tan importante como el entreno, o eso dice la dietista de Ana Rosa Quintana. Digamos que me cuido un poco más: menos grasas y más comida sana. Aunque sea rollo “dejo el McDonalsd y el Kentucky y me paso al Viena y el Lactuca…”.

_

5-  ¿Te has aprendido el recorrido de la Marató?

a) ¿Qué si me lo he aprendido? Me sé al dedillo hasta el más mínimo desnivel gracias a los artículos de Mon Carrera, de memoria te situaría todos los puntos de avituallamiento y su contenido, cada mañana leo un capítulo de la fisonomía histórica del mestre Pucurull y, si me apuras, hasta le echo un vistazo a los aportes del cenutrio que analiza los puntos claves (y va con retraso para publicarlo). ¿ Cuando es el examen?

b) Me parece que no ha cambiado sustancialmente, si no ando equivocado siguen siendo 42,195 km, ¿no? ¿O es que si me lo aprendo va a ser más corto?

c) La corrí hace quince años, así que no me hace falta saber mucho más del recorrido. Nos vemos el día de la carrera en la salida de Mataró, allí donde parte la carrera.

d) Sí, le he echado un vistazo para saber dónde puedo forzar el ritmo, aquellos lugares donde reservar energías y los momentos que debo primar la cabeza a las ganas. Pero no me he obsesionado, lo importante es llegar con la mente y las piernas a punto.

_

6- ¿Sales a entrenar pensando en la Marató?

a) Sí, pienso: “sólo a mí se me ocurriría meterme en semejante berenjenal”. Comienzo a pagar la verborrea y bravuconería de esas deliciosas jarras de cerveza.

b) He descartado pensar. Para qué sufrir ya semanas antes de carrera. Como dijo el Descarte de ser humano que pulula por Mujeres , hombres y viceversa: “Si no piensas, no existe”.

c) Intento no pensar, pero es abrir el ordenador e inundarme a spam publicitario de la prueba, conectar la tele y dar la brasa con los beneficios de salir a correr, abrir una revista y esos reportajes casposos de “Tú me runneas“…  Estamos infectados.

d) Sí, tengo un objetivo y cuanto antes lo tenga dominado y domesticado mejor llegaré al día de actos.

_

7- ¿Por qué te has apuntado a la Marató?

a) De pequeño era un crack en los deportes, luego vino el alcohol y las malas compañías y…

b) No he dejado de practicar deporte nunca, era el que rascaba banquillo en los deportes colectivos. Jugaba al Track & Field (mis yemas de los dedos demuestran que era un pro), actualmente soy el amo del Fifa y hago apuestas online en partidos de tercera regional de la liga búlgara  Vamos, que corre por mis venas el espíritu olímpico.

c) Es el gran objetivo de mi vida, equivalente a acertar con el color del cable un segundo antes de que explote la bomba, acabar con el paro sin menoscabar nuestros derechos laborales (sí, es posible, se llama “reparto equitativo”) y conseguir que el Papa se vuelva a repensar su renuncia. Y después de eso me retiraré a un monasterio a practicar yoga/pilates.

d)  Me dejó la/el novi@ y esta me parece la manera menos bochornosa de ligar. Al fin y al cabo corriendo todos sufren el mismo grado de ridiculez que yo.

_

8- La semana antes de la carrera…

a) Es el momento en el que intensifico los entrenos. Me he tocado las pelotas y ahora tengo que compensar.

b) Hago un maratón para saber si estoy en forma.

c) Me pongo como un cerdo a base de pasta, vino, pollo y hamburguesas triples (esto si que es que pillar fondo de verdad); ni se me ocurre mover un dedo para no perder ni un gramo de energía. Hay que llegar pletóricos al día de la prueba.

d) Salgo a entrenar pero muy suavemente, estos días son los de acumular energía y llegar lo más descansado posible a la línea de salida. Me trato como un jarrón chino para evitar cualquier tipo de lesión inoportuna.

_

9- ¿Cuándo haces el último gran entreno fuerte?

a) El día antes de la carrera

b) El día después de la carrera

c) El único esfuerzo es el del día de la carrera. El entreno es sólo un acto social para dejarme ver y tener tema de conversación en el trabajo.

d) Dos o tres de semanas antes de la carrera, tras un plan de ejercicios que van de la nada a la dominación mundial.

_

10- Si cuando entreno me lesiono o enfermo…

a) Ahora no es momento de chiquillerías, pillo un tablón de madera y me hago un torniquete. Y si enfermo, vuelvo a contactar con Eufemiano, que siempre tiene alguna solución saludable y sanitariamente impecable para que se me pasen todos los males.

b) Paro y no vuelvo a correr más, ya tengo excusa para no entrenar hasta el día de la carrera. Y si me apuras, para no correrla.

c) Entreno más suave y voy con cuidado de no forzar. Paso de hacer 500 km semanales a tan sólo 490.

d) Paro hasta recuperarme del todo. Mejor perder unos días que llegar renqueante.

_

11- Tras hacer varios test entrenando veo que mi  marca deseada y mi estado de forma no coinciden…

a) No pasa nada, en carrera siempre voy más rápido. Sigo con el mismo objetivo, si en carrera peto pues entonces iré a por el plan B, que ya puede ser acabar como sea o que la UVI móvil me traslade al hospital más rápido que nadie.

b) Me enfado, y me niego a correr hasta que la realidad se ponga de mi parte (ya vuelvo a tener excusa). Dejo de comer y respirar hasta que salga alguien a decirme que puedo hacerlo o choco con alguna sesuda frase de algún filosofo del deporte rollo “korrer es bibir” “¿mis límites? Ya tu no saves”.

c) Hay que sacar todo el arsenal, así que mañana hago una excursión a Montserrat a poner una vela.

d) Cambio mis objetivos por otros más modestos y factibles. Quien me iba a decir a mi que iba a soltar este discurso…

_

12- Cuando sales a entrenar con gente…

a) Me parece genial porque así estudio sus puntos débiles para machacarlos en carrera.

b) Desconecto el móvil desde primera hora de la mañana. El running es de lobos solitarios y no quiero dar pistas a mis rivales. Y además no quiero escuchar más quejas y monólogos autoflageradores.

c) Me lo paso bomba, ¿correr? ¿qué es eso?

d) Salgo algunos días, pero otros los dedico a ponerme a punto por mi cuenta. Como con los cubatas, lo importante es saber combinar.

______

Mayoría de a, b y c: Lo tuyo es el espectáculo. Llegas para ser la estrella de la carrera y ten seguro que tus quince segundos de gloria los vas a disfrutar, ya sea porque serás el primer que abandona en camilla la carrera, porque el coche escoba gripa el motor por tu culpa o porque le vas a dar el triple de faena a los servicios de limpieza por el reguero de pota dietética que vas a dejar como señuelo para la vuelta a casa.

Mayoría de d: Seguramente estás haciendo todo lo correcto para triunfar en tu primer (o enésimo) maratón. Pero, por desgracia, eso no significa que vaya a salir como a ti te gustaría. ¿Cuanta gente ha empollado toda su vida para acabar sirviendo hamburguesas y cuanto merluz@ descerebrado ha hecho caja por ser hijo de? Tanto sacrificio y al final todo se reducía a una simple cuestión de suerte y enchufismo…

*Ah, no te olvides que todo lo que quisiste saber de la Marató y no te atreviste a preguntar lo tienes en este link perfectamente recopilado.

______________________________________________________

Si no has tenido aún suficiente puedes dejarte las corneas en estos otros posts:

Guía popular de la Marató: Memoriza el recorrido

Consejos express para la Mitja de Barcelona

Un maratón por un principiante

¡Peligro! Epidemia Runner

Top Ten: excusas para no correr

Consejos suicidas para novatos de la Marató

Dejo en tus manos la opción de ensalzar o criticar esta entrada, te lo pongo fácil:  a un click de compartir, a un comentario de hundirme en la miseria. Cualquier aportación y puntualización es bienvenida.

11 Respuestas a “Guía popular del Maratón: El test preparatorio

  1. Muy bueno David! Nos vemos en la Mitja

    Me gusta

  2. Genial entrada. Cuanta sabiduría popular condensada en pocas líneas. El que no haya hecho los deberes a estas alturas, que rece lo mejor que sepa.

    Me gusta

    • Buenas Gonzalo,

      El que no se haya puesto las pilas me parece que se ve a comer el Muro en los primeros 100 metros. Como la propia carrera el llegar a punto también es una competición de fondo, como expones en tus pildoras de tu blog.

      Un saludo!

      Me gusta

  3. la repelenta niña Vicenta te dice que le quites el acentoooo 😛 muy chulo David, enhorabuena 😉

    Me gusta

  4. Me alegro de haber dado con tu blog después de haber leido la serie de artículos (para cuando el proximo?) sobre las carreras en la bolsa esa…

    Me he reido con todo el comentario porque de verdad que hay gente así. Posiblemente yo sea muy conservador y me guste quemar etapas y he planificado la maratón a 2 años vista haciendo primero medias pero es que hay gente en el otro extremo que lleva corriendo 6 meses y se apunta a la maratón. Pero sin muchos km ni plan ni estiramientos ni leches…

    Salut

    Me gusta

    • Hola Jordi,

      Yo me puedo inscribir en ambos extremos: de los que tienen excesivo respeto a según que pruebas y se prepara demasiado para luego darse cuenta que no era para tanto, y después hacerme el valiente y reventar en otras de menos ‘categoría’ por no tener dos dedos de frente. Pero es a base de batacazos como realmente aprendemos a progresar (o al menos eso es lo que quiero creer), ¿no?

      Pero eso no es menoscabo de que un buen plan de entrenamiento (que no significa convertirse en un Hitler de los horarios y las salidas, sino de tomárselo con cierta responsabilidad) es básico. Ya haces bien.

      Un saludo!

      PD: Ya estoy liado con otro ‘Momentos críticos…’. Sólo me falta… ir rascando tiempo 😉

      Me gusta

  5. Mayoría de A!!! (sí, claro…ya si eso…)
    Que grande este test.
    Yo soy de los que cuando me “lesiono” o tengo alguna molestia, lo que hago es seguir como si nada, incluso subiendo intensidad. Si empeora: pues igual es grave, a ver que tal con un día o dos de descanso…¿Fisios, médicos? Sacacuartos! (podéis pasarme el telf. de alguno que tengo un problema…?)
    Si no empeora o incluso mejora: ha funcionado, soy mi mejor mecánico. ¿Fisios, médicos? Get out of my way!
    Así me va.
    Y también soy de esos que aún no ha acabado un reto, que ya está con la mente en el siguiente (más largo, más duro, más difícil)…así hasta el infinito.
    Y planificación a un año/año y medio vista. Hay pruebas que són como un embarazo completo. Te inscribes (te metes?) nueve meses antes, e incluso tienes que ir al médico…léase UTMB,CCC,TDS,PTL, CDV,TDG (todos los Ultras han de poder poner en siglas, si no són una mierda…Nuria-Queralt, Els Bastions…por favor! Que dureza es esa si ni siquiera queda bien con diminutivos o siglas)
    Y no te quejes de tiempo! Ten descendencia y sus respectivas extraescolares y ya veras, ya…

    Me gusta

    • Has venido a dar con la horma de tu zapato con la salvedad de que esta vez sí que he sentado la cabeza y llevo una semana a muy baja intensidad para ver si consigo que remita un poco el dolor en las piernas.

      De acuerdo con el tema de las siglas, parece que te alisten en una facción especial de las fuerzas militares. En la ciudad lo que se estila es p0nerle a todas las carreras ‘Run’ o ‘Night’, anglicismos que te acercan a ser un superdeportista de anuncio televisivo.

      Salud.

      Me gusta

  6. Pingback: Guía para el debutante (y el que no) en la Marató de Barcelona | BLOGMALDITO RUNNING PUB