A examen: Marató del Mediterrani 2012

Aunque la lluvia dio tregua ya algunos de los más de 5.100 inscritos en la Marató del Mediterrani (récord de participación) prefirieron el resguardo de las sabanas domingueras. Aún así sólo se puede calificar de éxitosa la octava edición de una competición que pone a correr a la vez a las tres distancias  más significativas del atletismo popular (10 k, media maratón y maratón) y que por ahora sale viva del intento.

– Lugar: Castelldefels / Gavà.

– Fecha: 21 de octubre.

– Participación: Más de 5.100 inscritos (2.800 en el 10 K, 2.200 en Media Maratón, 300 en Maratón aprox.)

– Precio: 10 a 15 euros (10k), 15 a 22 euros (Media); 20 a 40 euros (Maratón), según lo que hayas tardado en apuntarte.

– Tipo: Asfalto.

– Distancia:  10 km.

– Servicios: Guardarropa, duchas, masajes, avituallamientos líquido y sólido en carrera (excepto 10k) y almuerzo pos carrera (excepto 10k…).

– Obsequio: Camiseta y gafas de sol*.

–  Circuito: Llano con un par de repechos en forma de puentes. Bordeando gran parte del recorrido la playa de Gavà y Castelldefels.

*Que apoquinas con tu inscripción.

Cosas que está bien/ muy bien

– Tres distancias en una carrera (1): La fórmula bien llevada es un acierto: unir a primerizos y expertos, a los que van a ritmo y a los afectados por la marquitis, a los que se lo toman como un paseo y aquellos que van a sufrir desde el km 1. Salida única con unas barquetas bastante bien organizadas en cuanto al reparto del personal por tiempo acreditado para que no haya excesivos problemas de buenas a primeras (aún así los hubo). Falta acabar de perfilar el sistema (como ya indicaremos más adelante) pero para muchos compartir circuito con gente más experta en todas las distancias es un pequeño lujo.

– Circuito playero: Tú, el rumor de las olas y un Martini macerándose en el paladar: un sueño. Versión runner: tú, el rumor de las olas y un botellín de agua derramado por todas las partes de tu cuerpo menos la boca. So close… Pero aún así bonito y molón. Ya que tenemos que morir /sufrir, hagámoslo en la orilla… del mar. Lástima que el viento en este tipo de recorridos suele ponerse tocapelotas, que si no hubiera sido treinta veces mejor.

Final en el Canal Olímpic: Es parecido a llegar a una pista de atletismo, da la sensación de meeting point entre corredores y le da un empaque deportivo a nuestra pequeña, humilde pero siempre importante gesta. Muy a favor.

Excelente guardarropas: Grande, separado por dorsales en pequeños stands, cada uno con un par de voluntarios poniendo orden y corrección.

Billete de tren (1): Para aquellos que no podían acercarse en coche, la organización facilitaba un billete gratuito de ida y vuelta a Barcelona. Llegar a o irse desde la capital, por eso, tocaba costeárselo de nuestro bolsillo. Una buena manera de atraer a los runners que están enquistados en las pruebas de la Ciudad Condal. Pero…

– Avituallamientos a dos bandas: Gran trabajo de los voluntarios (una vez más), posicionándose  a distancia unos de otros y sirviendo rápidamente el agua y la fruta. Su buen hacer salvó en momentos concretos a los organizadores (en algún avituallamiento me han comentado que escaseó el líquido).

Cosas a mejorar

– Tres carreras en una (y 2): Todo eso de ir juntos es superchulo hasta que llegas a la recta de meta y los corredores de distancias más cortas sprintan a muerte mientras los que aún les queda por sufrir unos cuantos km más van a ritmo. Resultado: empujones, tropiezos, malas caras e insultos. Un poco de sensatez entre la comunidad runner no estaría de más (chicos, ya no viene de tres segundos), pero también la organización podía haber ensanchado un poco la llegada, que parecía que encogía a cada paso que te acercabas.

Otro pero más: al unir diferentes distancias en un mismo trazado se dificulta seguir la carrera de los que van en las primeras posiciones. Además, en los dorsales el color que destacaba era el del cajón de salida y no el de la distancia, algo útil para seleccionar la barqueta pero no tanto para cuando se está en plena faena. ¿Qué puede ocurrir? que algunos tomen como ‘liebre’ a gente que no es de su distancia y acabe petando (motivo por el cual nunca está de más ir preguntándole a tu cuerpo como anda de ánimos para saber  diferenciar el ritmo al que queremos ir del ritmo al que podemos ir).

– Billete de tren (y 2): Comentábamos antes que era una buena idea para los barceloneses.  Ahora, no tanto para los que curiosamente viven en los pueblos colindantes a Castelldefels (sólo se podía canjear el tiqué en estaciones de la capital). Por otra banda, la poca promoción que se ha hecho lo ha dejado como una anécdota (muchos llegaron en bus, que además les dejaba más cerca del Canal Olímpic). Por cierto, en la web no se hacía mención (o al menos no he sabido encontrarlo, que todo puede ser) de como llegar al punto de salida.

Vía libre para los recortadores: Hicieron su agosto en la primera parte del recorrido (la primera vuelta hasta el Canal Olímpic). Sin ningún tipo de cinta que limitara el circuito las excursiones estaban al alcance de la mano, en algunas curvas se podían ganar hasta 15 o 20 m. Que la gente decida tomar la vía rápida para llegar antes a meta no sería un problema (eso entra dentro del terreno de la  filosofía moral y ahí pocas lecciones puedo dar) sino fuera porque ponen en peligro a aquellos que sí siguen el camino correcto, que se los acaban cruzando y tienen que sortear algún tropezón.

– Dorsal con nombre pero… Ininteligible. Demasiados caracteres (con el nombre ya bastaba, no hacía falta indicar los apellidos), y ridículamente pequeño para que la gente pudiese avistarlo fácilmente y así poder animar a los corredores (algo que siempre, siempre, es bien agradecido).

La selección musical ¿ameniza o amenaza? Porque entre el dispendio de decibelios (que daban para llenar media docena de Sónars y tres cuartos de Primavera Sounds) de los de Máxima FM y la selección (ya se , a gustos…) a uno le daba por salir pitando de las gradas a hacerse el harakiri en los oídos o empalmar con el ELROW que a esas horas están en prime time muy cerquita de Castefa.

Preguntas populares / Respuestas impopulares

Soy un principiante ¿es una carrera apta para mi?

Está bien para debutar en un 10 k, pero mucho mejor es hacer la Mitja. ¿Por qué creo que es mejor tirarse al monte con los 21k? Fácil. Los de 10 llegarán antes que tú, y aunque algunos cruzarán la meta y se volverán pitando a casa para ponerse al día del Sálvame futbolero, otros muchos se quedan a petar la xerrada y de paso dar calor y ser potenciales animadores de los que deben llegar más tarde (los medianeros y los maratonianos). Y eso ayuda mucho para concluir con éxito nuestro objetivo. Lo de la Maratón queda casi circunscrito a cracks y esa generación de abueletes/as nórdicos que son auténticos fenómenos en completar grandes distancias.

¿Puedo hacer marca?

Tras darle muchas vueltas, definitivamente no. A su favor tiene que es casi totalmente plana y que en la época que se celebra la temperatura suele ser ideal para correr (aunque haya riesgo de lluvia, ésta suele ser benigna). Pero pesa (y mucho) en su contra que el viento hace de las suyas: casi siempre lateral y muy pocas veces a favor, más bien al contrario. Además arrastra la sal del mar por lo que nuestras caras van a quedar decoradas como si fueran pastelitos glaseados.

¿Puedo hacer una distancia mayor a la que me he apuntado? 

Igual que a ti, a mi y a unos cuantos se nos ha pasado esa idea por la cabeza, ya sea porque sin esperarlo nos hemos encontrado en mejor forma de la que pensábamos tener y queremos aprovecharlo, o porque creamos que las inscripciones son demasiado caras para lo que ofrecen. Pero eso no es posible. Bueno, digamos que no es legal y además pones en un brete a los voluntarios, que son los que se acaban comiendo el mal humor de algunos espabilados. Te descalificarán al momento si te pillan. En cambio, sí que puedes bajar un peldaño si no te ves con fuerza, ánimos o te tocaba a ti encender la barbacoa y llegas tarde, eso son razones de fuerza mayor (sobre todo la última). No te validarán el tiempo  (a menos que lo pidas a posteriori como hizo alguno), pero como el circuito es común y el paso es el mismo para las tres carreras podrás tener una referencia de tu crono. Que no todo se basa en sufrir porque sí!

RELACIÓN CALIDAD/PRECIO: 7

MI NOTA*: 7

*Por supuesto, subjetiva a más no poder y variando según la opinión de todos vosotros.
_____________________________________________________

Si no has tenido aún suficiente puedes dejarte las corneas en estos otros posts:

A examen: Correbarri

A examen: Cursa de la Mercè

A examen: Cursa del Poble Nou

A examen: Cursa Vila Olímpica

A examen: Cursa La Maquinista

A examen: Cursa de Can Mercader

A examen: Cursa Delta Prat

A examen: Punk Trail Fonollosa

A examen: Cursa dels Bombers

Running para economía de guerrillas

Avance Informativo Runner

Consejos suicidas para novatos de la Marató (Parte 1Parte 2 y Parte 3 )

Puedes rajar todo lo que quieras en la sección de comentarios, machacarme a puntos negativos, votar para que suspenda este blog (o mi twitter) e incluso, si te apetece, compartirlo entre tus allegados para reírte de la indecencia del que escribe. ¡Cualquier apoyo y humillación será bienvenido

6 Respuestas a “A examen: Marató del Mediterrani 2012

  1. David, como siempre, genial.
    Kim

    Me gusta

  2. Lo cuentas tan bien!

    Me gusta

  3. Gracias chic@s, pero yo soy más de salvar los muebles que de que me salgan cosas bonitas. Un saludo!

    Me gusta

  4. David, te pasare el enlace de Siempre Corriendo de la crónica de otra cursa que se celebraba hoy. La Mountain Extrem de Puigsacalm… Ha sido brutal…

    Me gusta

  5. Pingback: Mountain Extrem Puigsacalm: O como convertir Runners en Heroes… « Siempre Corriendo