¿Qué demonios os ha hecho el tío del sofá?

MATANZA DE TEXAS RUNNING

Quizá os robó la novia, el bocata en el recreo, hizo el#IceBucket sin donar ni un céntimo a la causa, se fue de bareteo con vosotros y se largó sin pagar ni una ronda, yo que sé… La cuestión es que un runner de pro jamás se rinde, jamás sale derrotado, jamás se le pegan las sábanas; un runner de pro siempre lucha contra molinos de viento, siempre sube la apuesta aunque no tenga un duro en el bolsillo y siempre tiene algo y, sobre todo, alguien con quien descargar su ira y excusar la mediocridad de sus resultados cuando cree que ha tocado fondo. Y ese alguien, por desgracia, tiene nombre y apellidos: es el tío del sofá.

¿Qué tu entrenamiento ha sido una mierda? Seguro que hay alguien más lamentable que tú participando en Mujeres, Hombres y bizebersa, aunque luego descubras que a los tetes también les gusta salir a correr tanto como demostrar que se puede sobrevivir con un exceso de hormonas y una falta total de neuronas.

¿Que hoy no has hecho marca? Jamás la hará el que se pasa todo el día dale que te pego al Call of Duty, aunque luego te des cuenta que a ti también te mola desconectar echando una partida.

¿Qué una lesión no te permite ponerte a la altura de Kimetto? No pasa nada, siempre habrá alguno que no lo intentó porque se cruspió todo Juego de Tronos en una sola noche tumbado en el sofá en lugar de salir a entrenar, algo que a veces hacemos y que no entiendo el porqué debemos renegar.

el-tc3ado-del-sofc3a0

¿Por qué es necesario que cada vez que las cosas no te salgan como quieres tengas que excusarte en que alguien lo hace peor o directamente no lo hace? Pensaba que, entre otras cosas, correr era una evasión respecto a todo lo que te rodea y no un yo contra el mundo. Si hay algo que me revienta es el slogan comercial / coelhista que se ha ido imponiendo sobre de la superioridad moral del runner respecto al resto de la faz de la Tierra, como si calzarse unas bambas nos convirtiera por arte de magia en seres excepcionales, cuando correr es quizá justo lo contrario, congratularse de toparse con nuestras propias debilidades.

El del sofá, el del coche que te pita, el que te estorba en el camino, el que no abre la boca lo suficiente ante tus gestas deportivas. Nadie entiende que tú eres el rey del mambo, hasta tal punto que los hemos convertido en la diana a la que apuntar cuando algo no funciona. Sin enemigo no hay motivación, sin pataleta uno no tiene el karma limpio. Quien sabe, quizá de quien intentáis huir es de vosotros mismos, de ese yo anterior del que no os sentís especialmente orgullosos.

Y es que algo estaréis haciendo mal cuando la motivación que encontráis para salir a correr es la de criticar a aquel que decide no hacerlo. Escudarse en un ser imaginario para acabar dándote cuenta que tú también eres un poco ese hombre del sofá y que no pasa absolutamente nada por serlo, no tienes que estar en modo batalla las 24 horas del día.

A veces con ser un poco más humano y un poco menos runner se puede llegar a vivir igual de bien.

17 Respuestas a “¿Qué demonios os ha hecho el tío del sofá?

  1. Pingback: Bitacoras.com

  2. ¡Que gran verdad! Ayer corrí una mierda de cursa de la Mercè porque desde la vuelta del verano entreno 1 o 2 días a la semana. 15 kilómetros de mierda. Además, el sábado me acosté a las 4 de la madrugada y me costó horrores levantarme el domingo por la mañana. Eso sí, me levanté y la corrí. Arrastrándome. Con dos cojones 😉 [54 minutos y 15 segundos]

    Que lejos que queda el Óscar que entrenaba tres/cuatro días a la semana… 😦 [Enero 2014, cursa de Sant Antoni, 47 minutos y 5 segundos]

    Me gusta

  3. Quizá sea una reacción al ataque permanente que recibimos por parte del entorno,que sí correr es de cobardes, que sí para que, que sí estamos locos, que sí es malo para las rodillas,…no lo comparto pero lo comprendo…;)

    Me gusta

  4. etiquetas, etiquetas y más etiquetas, el etiquetar a las personas es una condición humana, en el mundo de corredores pasa igual, yo soy subnoseque, yo soy trialero, yo soy de asfalto, etc.. El tio del sofá no es más que otra etiqueta como medida de automotivación cuando no te quedan mas motivaciones posibles ante un mal estado de forma, cuando el llevar una vida sana no es suficiente como motivación, es la misma paradoja que cuando te pagan una mierda de sueldo pero te dicen que eres el que más cobra en la empresa

    Me gusta

  5. Me gusta que saques esa bilis de vez en cuando.
    “Flat is boring”, “El tío del sofá”, “el sillín adelgaza, el sillón engorda (si vieran algun participante de la Selenika de ayer más de uno se había comido el sillón y se solo le quedó el sillín)”…lemas y más lemas de mierda.
    Yo siempre he dicho que con el simple hecho de hacer una actividad (correr, caminar,bicicleta,nadar, escalar…), pues ya tiene mérito. Fin. ¿Mejor persona? No. ¿Que aquel no hace nada? Pues vale. ¿Que aquel me dice? Pues ya ves tú,¿no?. Pero luego viene cuando el interlocutor ya intenta etiquetarte de todas formas.
    A mi, cuando me preguntan si corro la XXXXX carrera de 10K. Y les digo que no, me dicen:”Claro, para ti eso no es nada…para poca cosa no te pones. Tú si que tienes mérito…” Mentira. No saben la verdad. Las pruebas de 10K me dan pánico. Me pongo muy nervioso. Son los 40-45 minutos más duros para mí, deportivamente hablando. Pero ¿como lo explicas? Haces una marca “discreta” y te dicen “¿que te ha pasado? Pensaba que eras más rápido…” Y respondes con un “esto es lo que hay”. Etiquetado. Sí, soy capaz de cascarme 60K de un tirón, pero las de 10K me dejan mucho más cansado y frustrado. Etiqueta eso. Me dan ganas de ser el tío del sofá.
    Live and Let Die. Dejad que la gente haga lo que quiera. Igual no lo sabes, pero el tipo que tú crees que está en el sofá, cuando tú duermes o estas delante del PC descargando toda tu sabiduría corredora en foros y blogs, él está corriendo por debajo de 4’xK o follandose a tu pareja. Y sin saber que seria peor para tí….

    Me gusta

    • Vive y deja vivir, un resumen perfecto. Comparto tu pánico al 10k (aunque es cierto que yo lo tengo más por la mano): es pura agonía de principio a fin, con el paso del tiempo me he dado cuenta que soy más diesel que explosivo. Es más suelo dar lo mejor de mí a partir del medio maratón.

      Y por lo demás, tengo pendiente algún día hacer la Selenika, la de casa. Pero para eso antes debería tener bici… bici de verdad y no la BH.

      Salud, Zuñiga

      Me gusta

  6. ¿Porqué cuando estás en los comentarios vives en el pasado?

    Me gusta

  7. Con los años cada vez pienso que la obsesión resta más que suma. Tomarse el deporte como algo social creo que enriquece más que obsesionarse con marcas, entrenamientos a muerte, etc. Y sé que pronto se me olvidará todo esto que empezará el nuevo plan de maratón 😀

    Me gusta

    • Tú lo has dicho, esa necesidad de ser más que los demás desvirtúa un deporte que es, en esencia, el más individualista y solitario que uno pueda vivir. Por eso, me entristece esa obesisión por la comparativa en vez de interesarnos y alegrarnos de la historia única y diferente de cada uno.

      Me gusta

Deja un comentario (si quieres)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s