Cursa Cec-Collserola: la Curta en 9 claves

Las Claves de la Cursa CEC COLLSEROLA CURTA

La Cursa CEC Collserola estrena nuevo circuito y ubicación para su 14ª edición. Así que toca subir a la serra que corona el Tibidabo (y a gusto que lo hace uno) para ir detallando todos los secretos que esconde un recorrido pistero salteado de tramos realmente exigentes Iniciamos la aventura detallando algunas de las claves de la Cursa Curta, la de 13 km, apta totalmente para aquellos que deseen iniciarse en el trail.

*Mapa creado a gracias a la ayuda de éste de wikiloc (en sentido contrario).

_

1- Salida y primeros metros

1Comenzamos ya mirando hacía arriba con medio kilómetro de subida pistera (terreno bastante irregular) que nos permitirá conectar con la afamada Carretera de les Aigues. Servirá para ir comenzando a hacer la selección. La adrenalina te va pedir que tires a tope… NI SE TE OCURRA: es un muro que te deja tan KO que los kilómetros siguientes vas a ir totalmente apajareado y arrastrándote. Mejor ir con una marcha menos y tomársela con calma, luego en el llano recuperamos sin problemas.

2- Carretera de les Aigues

2No os voy a contar nada que la mayoría no sepáis de la zona de montaña más conocida y transitada de Collserola. Aquí nos vamos a pasar nada menos que cuatro kilómetrazos dando juego a las piernas. Terreno sin ningún tipo de dificultad (solo hay que ir con precaución con un par de cadenas y los pilones que hay de entrada y salida del puente que cruza la crta. de Vallvidrera), y sin apenas desnivel (lo poco que se sube luego se baja). Es hora de ponerse un ritmo de carrera óptimo para que cuando ya nos encaramemos hacia el primer corriol la gente que nos rodee sea de nuestro nivel y no nos veamos envueltos en el típico tapón de entrada.

3- El corriol del Turó d’en Cors

3Empieza suave y va ganando dureza a medida que avanza. Si hay pierna se hace sin andar, pero es más que probable que la parte donde aparecen las rocas nos toque tomarlas con algo de calma para no ahogarnos de buenas a primeras. En la parte final accederemos a una zona boscosa y ancha pero la pendiente sigue sin suavizar hasta que tocamos terreno firme. Hay que tomársela con calma, luego tenemos un km de descanso bien merecido.

4- A Santa Maria de Vallvidrera

4 corta okTenemos un km bastante tranquilo que nos permitirá acceder al suelo urbano de Vallvidrera y el camí de Sta. Creu d’Olorda y servirá para recuperarte del corriol anterior.

Pero ahora viene lo bueno, la bajada al Pantà de Vallvidrera es ancha pero muy puñetera. Ya solo comenzar el terreno patina bastante y luego, entre el barro acumulado, un canal de agua que desciende en medio de la pista y que lo embarra, otro tramo de escaleras con muy mala pisada (lo puedes sortear por la derecha pero ten cuidado con las ramas espinosas que brotan a la altura de la cabeza) y varias alcantarillas dispuestas de tal manera que si no estamos atentos nos podemos tropezar con ellas y pegarnos un buen trompazo hacen que sea un tramo bastante complicado de superar. Se puede bajar rápido pero hay que tener algo de práctica en este tipo de terreno; si no las tienes todas contigo tómatela con algo más de calma.

Luego ya llegamos a un tramo favorable rodeando el pantá que tiene un tramo de escaleras que puedes sortear por la izquierda (cuidado con la acumulación de hojas, son muy fulleras y puedes patinar) que nos encamina al primer avituallamiento.

5- Iniciando la subida al Tibidabo

8okUna subida de esas agónicas y que suele dejar un buen número de cadáveres cuando se sitúan justo después de un avituallamiento (casi todos, me incluyo en el grupo, tenemos la manía de salir escopeteados), como aquí sucede. Para hacerla más amena (o menos diabólica) la podemos dividir perfectamente en tres secciones:

1) Un tramo de escaleras sin gran dificultad más allá de que pica hacia arriba

2) Un tramo asfaltado donde la pendiente se empina de forma considerable y vuelve nuestro paso mucho más tortuoso (regula).

3) Unos 300 metros de pista no tan sufridos como los anteriores y que tendrá como regalo al final un descenso de unos 200 metros para recuperar (aunque luego vienen 200 más de subida pistera, no hay clemencia).

6- Corriol del Turó d’en Puig

La última gran dificultad de la jornada es una trailera de subida muy exigente y quebradiza que obligará a la mayoría a poner la reductora y hacer la mayor parte de ella (los primeros dos tercios) andando. Roca, piedra suelta y bastante pendiente que se modera en unos últimos trescientos a los que llegaremos tan destrozados que nos costará arrancar de nuevo el motor. Tranquil@, no te apures, es mejor dejar que poco a poco vayas recobrando el resuello y ya en el camí de Sant Cugat ponerse a trotar.

7- Corriol de bajada hacia el camí de Can Borni

10 a¿Has corrido alguna vez la Midnight Trail? En caso afirmativo esta parte ya la tienes por mano, es el primer corriol que aparece nada más darse el pistoletazo de salida (ese donde te toca comerte un soberano tapón si no estás muy avispado en los primeros metros). No reviste grandes dificultades (suave bajada, algún repecho mínimo y un semi agujero a mitad del tramo) más allá de una última parte donde aparece terreno más rocoso (puede resbalar) y unas escaleras. Si te encuentras con fuerza, aquí es donde deberías comenzar a echar el resto; en caso de que aún llegues renqueante del tute anterior, tómatela con más calma, puedes oxigenarte y prepararte para lo que vendrá después que es mucho más favorable a la hora de poner en funcionamiento el molinillo de nuestras piernas.

8- Descenso por el camí de Can Borni

11 ok 2Tenemos 100 metros para contactar con este camino bastante transitado por ciclistas (algunos bajan disparados…) y desde allí iniciar un descenso a muerte hasta la meta. Esta parte también se puede dividir en dos secciones

1) La primera parte es pistera y de bajada en el que las piernas van solas a excepción de unos 200 metros a mitad de camino donde se suaviza y tenemos que tirar de riñones. Antes de cruzar el puente del funicular nos vamos a encontrar una charca que tiene pinta que va a hcer parada y fonda todo el invierno. Tienes dos opciones: la opción competi consiste en no pensárselo dos veces y pasar por el medio de la charca para no perder tiempo (que, coño, estamos en la montaña); la opción antes muerte que sencilla consiste en parar e ir sorteándola apoyándote a las piedras que hay en el lado derecho.

2) Dejamos e iniciamos otro tramo de bajada un poco más estrecho y sucio (raíces, algunas rocas) que apenas deberían afectar nuetsro ritmo si la tenemos por mano. No te lo voy a negar, esta opción es muy mariquita.

9- Flechados hasta meta

11 eTras cruzar la carretera de les Aigues mirando a ambos lados (a esas horas hay mucho tráfico de deportistas y paseantes) iniciamos un corriol de bajada hasta la zona de meta en que a pesar de las estrecheces se puede ir bastante a tope (solo hay que tener cuidado con un árbol colocado estratégicamente para que nos lo zampemos). En el momento que tomemos asfalto tienes unos 150 metros de bajada para agotar hasta el último gramo de fuerza que te quede.


 

CEC Collserola: La Mitja Marató en 14 claves

5 Respuestas a “Cursa Cec-Collserola: la Curta en 9 claves

  1. Pingback: Bitacoras.com

  2. …tremendo siempre el “minireportaje”,.. muchas gracias David. Esperando impaciente que pongas la cursa larga 😉

    Me gusta

  3. Fantástica descripción del recorrido, como siempre!
    Al final son 9 o 13?
    Un saludo

    Me gusta

Deja un comentario (si quieres)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s