Guía popular de la Marató: ANIMARató (y 2)

Guía Popular Marao Barcelona Animarato 2

Bueno, creo que ya tocaba cerrar el pico y lo hago con la segunda parte (y último capítulo) de esta supongo que excesivamente longeva Guía para preparar la Marató. Os dejo de dar la brasa y os deseo algo más que suerte:  que tengáis el privilegio de pasarlo bien mientras intentáis alcanzar vuestros objetivos.

DIEZ Hechos QUE TE convierten en UN SUPERANIMADOR

– Cualquiera puede ser animador, sólo hace falta ganas de disfrutar de un día irrepetible y empatía con aquello que se quiere apoyar. Así que si encima te empapas de la psicología de los que bailan el asfalto, sus dudas y temores, seguro que encontrarás el grito/enunciado/slogan adecuado a cada momento de la prueba.

– Precaución amigo animador: Cruzar la calle es un arte y un desafío que se puede volver en un nido de insultos, reproches y empujones si no estamos atentos. Así que antes de dar el paso preguntate: 1) ¿Tienes la necesidad de cruzar? 2) ¿Te has parado a mirar si hay algún medio alternativo que te permita no tener que cruzar la calle invadiendo el recorrido de los maratonianos? 3) ¿Has mirado si hay algún voluntario o guardia urbano cerca de tu posición que esté regulando el paso de los viandantes? 4) ¿Te estás fijando en cuando es el momento correcto de cruzar sin molestar a ninguno de los corredores? 5) ¿Sí? ¡Ahora!

– Uno de los momentos de mayor convergencia entre aficionado y corredor se produce en la recta de meta. Para que nos vamos a engañar, mola mucho hacer los últimos metros abrazado con la gente a la que estimas: amigos, pareja, progenitores e hijos. Esto último es algo que me encantaría vivir si no fuera porque soy reticente a ese concepto tan del Papa San Francisco de Asics (ya podéis tirarme las piedras… si estáis libres de pecado; doble ración bien merecida) que es la descendencia.

Ya lo he mirado y desgraciadamente aún no existe el concepto ‘Hermano Mayor’ por horas, y encima parece ser que las muñecas hinchables no son bienvenidas y llegar acompañado por tu amigo imaginario es interpretado por los que te rodean ese día como un síntoma inequívoco para sacarte de la carrera por sufrir alucinaciones.

Bueno, que me voy del tema…Si quieres correr los últimos metros con alguna persona cercana debes ir tú en su busca, no dejes que ellos sean los que se acerquen a ti. Tú, el corredor, eres el que está habituado a estas cosas. Las parejas sufridoras seguro que saltan para que no te arrastres más después de una dura jornada y los peques salen escopeteados sin mirar por donde pisan. Y ambos pueden ser arrollados por aquellos que están comenzando el sprint o los que van tan cansados que son incapaces de reaccionar ante cualquier eventualidad de última hora.

– Animar no desgasta (bueno, si chillas mucho quizá al día siguiente estés afectado por una afonía; dichosa afonía, por cierto), así que no escatimes energías y personalices sólo en los tuyos tus elogios. Esto no es un Barça- Madrid, en las carreras populares el objetivo no es machacar al contrario porque aquí no existe el rival sino el compañero de fatigas.

– Sé que somos una generación que ha sido duramente golpeada por el concepto  ART ATTACK (y ya ni te cuento con lo de los filtros de Instagram), pero hay algunas tipografías y colores que a los corredores nos resulta difícilmente interpretables cuando se comienza a acumular el cansancio. Apúntate esta ecuación: a más kilómetros, más grados de miopía. Frases cortas, concisas y llenas de contenido, chicha y emoción (la síntesis es tu amiga), y colores contrapuestos (claro, oscuro) entre fondo y letra. Algunas veces incluso una imagen es más motivadora que una frase.

– Cada corredor es un mundo. Que tenga una forma diferente de pisar, dar zancadas, mover la cabeza, bracear o respirar no lo convierte en raro sino en único. Lo digo porque algunas posturas pueden parecer muy cómicas para el que no está habituado al arte de pasarlas canutas en pantalón corto y yo sólo te voy a poner un ejemplo para desmentirlo: mira a la gran Paula Radcliffe (de mayor quiero ser como ella). El plasticismo en el rodaje lo dejamos para los anuncios de las marcas deportivas.

– Fíjate en los dorsales de los corredores, si personalizas tu mensaje de apoyo al nombre que viene impreso el resultado es el doble de efectivo para el que lo recibe. Es un chute de energía y motivación  inigualable que alguien que no conoces… confíe en ti.

– Se que los corredores pecamos de quisquillosos pero se agradecen mucho más los mensajes en clave positiva que los retadores. No tengo la necesidad de saber donde están los límites (de mi paciencia), prefiero que me digas que vale mucho la pena lo que estoy haciendo, llegue antes o después.

– Y sí, existen un catálogo de frases que no deberías soltar a un corredor en los momentos críticos, pero esto viene explicado mil veces mejor en el blog de Sosaku Runner. Así que os paso el link directamente para que podáis disfrutarlo.

– Ah, somos una especie que nos encanta la interactividad, así que si sacáis la mano para chocarla (y aún nos queda fuerza) tenemos la tendencia de sellar el trato.

________________

Plano Metro Marato Barcelona 2AA

1- Plaça Espanya (salida)

¿Te encantaría tener una posición privilegiada para contemplar la salida? Claro, a ti y a los miles de aficionados que tienen pensado seguir la carrera como si fuera su propio maratón. Así que o llegas a las cinco de la mañana o relativizas el acto de apertura (es mucho más edificante la parte central y la llegada). Y ya no te cuento poder divisar al objetivo de tus ánimos ese día, misión casi imposible. Os aconsejo que os pongáis en Creu Coberta (también denominada Carretera de Sants) y desde allí volváis a Plaça Espanya para entrar en la boca de metro que hay delante del Hotel Plaza y tomar la L3 (línea verde) en dirección Zona Universitaria.

2- Les Corts / Maria Cristina (km 5 y 7,5)

Aquí matamos dos pájaros de un tiro. Nos apeamos en Les Corts y tomamos la salida de la derecha que da al carrer Joan Güell. Allí podremos animar a los corredores que pasan sobre el km 5 y luego subimos unos 300 metros para conectar con la Diagonal a la altura de El Corte Inglés. Allí se sitúa el km 7,5 (más o menos) y justo a la derecha tenemos la parada de Maria Cristina para trasladarnos al siguiente punto.

3- Plaça Espanya / Rocafort (km 12) NOVEDAD

Nosotros volvemos al inicio y ellos, los sufridos corredores, ya estarán completando el primer tercio de carrera. Bajamos en Plaça Espanya y nos dirigimos caminando a Gran Vía hasta la altura de la parada de Rocafort. Allí podemos presenciar el paso de los corredores por el km 12 y luego tomar la línea 3 (la roja) del metro para seguir con nuestra ruta.

* Sí, como te habrás fijado coinciden la primera y la tercera parada. Si estás con el día remolón puedes ver la salida y quedarte aquí hasta que vuelvan los corredores de su tour por la zona alta. Y a partir de ahí comenzar los traslados.

4- Clot (km 18 y 22) NOVEDAD

Aquí volvemos a tener un punto genial para ver de nuevo a nuestro héroe por partida doble. Fíjate en la cara que llevan porque en tan sólo cuatro kilómetros puedes contemplar una transformación que ni Guti antes y después de salir de juerga.

5- Glòries (km 28,5) o (km 27 y 30)

Puedes llegar en metro (una sóla parada hasta Glòries) aunque a pie está a tiro de piedra (bajar por Meridiana en dirección Torre Agbar). En este punto se acumulan muchos aficionados y lo cierto es que es de las zonas donde más se nota el aliento de ellos que van estrechando el circuito hasta convertirlo en un pequeño sendero por el que circulan los maratonianos. Así que es probable que tu corredor no sea capaz de divisaros a no ser que encontréis una posición privilegiada. Quizá te sale más a cuenta bajar caminando unos metros por la Diagonal. Si al final el paseo se alarga unos diez minutos podrás incluso saludar dos veces (por el paseo central a banda y banda). En ese caso, en vez de volver a Glòries te interesa más dirigirte hasta la parada de Selva de Mar (L4, línea amarilla). Ambas opciones, por eso, te llevarán luego al mismo destino.

6- Urquinaona (km 37)

Aquí nuestro corredor llega bastante tocado, así que necesitamos que se note nuestra presencia y darles muchos ánimos en clave positiva. “Tu puedes”, “Es muy grande lo que estás haciendo”… Frases que le den confianza y le convenzan de que merece la pena seguir sufriendo unos km más para completar la gesta. Esta parada va genial porque estamos hablando de uno de los puntos críticos de carrera, Ronda Sant Pere, uno de esos momentos en los que hay que creer en uno mismo y apretar los dientes. ¡No le dejes sólo!

7- Plaça Espanya (final)

Yo te recomiendo que en lugar de bajar en esta parada lo hagas en la anterior, Rocafort, así tendrás menos probabilidades que te encuentres las salidas colapsadas. Son sólo unos cientos de metros por Gran Vía hasta llegar a la zona donde se sitúa la llegada. La curva de Paral·lel para encarar la recta de meta, estará atestada, así que sólo piensa en hacerte un hueco si tienes pensado recorrer tú (o alguno de tus vástagos) con tu compañero de fatigas los últimos metros. Si no es así, baja por Paral·lel hasta una zona que no haya tanto público para que te pueda ver más fácilmente  Es el final y ya se huele la gloria pero a su vez es un tramo muy duro cuando se llevan más de 40 km en las piernas. Así que ya sabes, a volcarse con él.

___________________

Si no has tenido aún suficiente puedes dejarte las corneas en estos otros posts:

Marató de Barcelona 2013

Guía popular de la Marató: ANIMARató (1)

Guía popular de la Marató: El test de carrera

Guía popular de la Marató: Tabla del sufrimiento 2013

Consejos exprés para la Marató de Barcelona 

Guía popular de la Marató: Sin miedo no hay aventura 

Guía popular de la Marató: Los puntos claves del recorrido

Guía popular de la Marató: El test preparatorio

Guía popular de la Marató: Memoriza el recorrido

Un maratón por un principiante

Consejos suicidas para novatos de la Marató

¡Peligro! Epidemia runner

7 Respuestas a “Guía popular de la Marató: ANIMARató (y 2)

  1. Pingback: Bitacoras.com

  2. Genial, como siempre, David! Muy buenos consejos para animadores que se precien.
    Suerte el domingo. A disfrutar mucho y a sufrir lo mínimo.

    Me gusta

  3. de acuerdo con Gemma, intentad pasarlo bien a pesar de los 42195 metros .
    Yo pondré mi granito de arena con la animación

    Me gusta

  4. O pasarlo bien gracias a los 42,195 km… Eso deseamos.

    Espero verte por los alrededores dándolo todo.

    Salud!

    Me gusta

  5. L’any passat vaig veure com una noia passava pel mig amb una bicicleta (perpendicular és clar), bloquejant un bon grapat de gent. Li van dir de tot però ella només pensava que no la deixaven passar…

    Que us vagi molt bé la cursa. Espero l’any vinent estar entre vosaltes.

    Me gusta

    • Bon dia Jordi,

      La relació veins-corredors pot arribar a ser problemàtica si cap dels dos no volen arribar a entendre’s. Els veins han de tenir en compte que creuar el carrer i més sense mirar posa en perill als que corren però també hi han per desgracia uns quants ‘runners’ que es creuan que tota la ciuta es seva, retallen per les voreres sense pensar amb la gent que passeja i això dona molt mala imatge. Per sort, la nora general es el respecte, i que duri!

      L’any que ve no fallas!

      Me gusta