Consejos exprés: Cinc Cims

Pocas veces una carrera genera tanta unanimidad: ya sea por recorrido, organización, ambiente y, muy especialmente, por ver un pueblo totalmente volcado apoyándola, la Cinc Cims es de esas carreras que hay que hacer al menos una vez en la vida (ojo, que quizá luego ten enganches y no pares de repetir). Y yo aún tengo pendiente la crónica del año pasado

Una trail magnífico con un circuito rápido, bonito y exigente para aquellos con ganas de darse un buen tute y que este año trae como jugosa novedad una distancia corta para aquellos que quieren catar la experiencia sin temor a que les pase una factura imposible de pagar.

Te paso a comentar ahora mismo los principales secretos que esconde sus casi 26 km de cuestas de la Cinc Cims y los poco más de 10 de la debutante El Cim.

Desde aquí quiero dar las gracias a la organización de la carrera por facilitarme muchas de las fotos (que podéis encontrar aquí)  y que sirven de apoyo del texto.

Fotos de CARLOS SÁNCHEZ (1) (2) (3) (4)

Fotos y vídeos en el grupo de Facebook 

  • Lugar: Corbera de Llobregat (Baix Llobregat)
  • Horario: Domingo, 11 de enero.
    • El Cim: 9.45
    • Cinc Cims: 10.00 / 10.05
  • Distancia:
    • Cinc Cims: 26 km (1.250 D+)
    • El Cim: 10,2 km (340 D+)
  • Terreno: 40% pista– 50% corriol – 10% Asfalto
  • Recorrido
  • Avituallamientos:
    • Cinc Cims: 4 en carrera (líquido y sólido) y el final.
    • El Cim: 1 en carrera (líquido y sólido) y el final.
  • Tiempo límite:
    • Cinc Cims:
      • Km 13,4 (cruce Safari): 2h15′, a las 12.15
      • Km 19,4 (Sant Ponç): 3h30′, a las 13.30
      • Meta: 4h15′, a las 14h15′
    • El Cim:
      • Km 7,5 (Can Rafel): 1h45′, a las 11.30
      • Meta: 2h00′, a las 11.45

Briconsejos

¿Es un trail exigente? La larga, nivel medio: hace falta base, fondo y algo de técnica; la corta es muy asumible

El recorrido de la Cinc Cims combina tramos de pista, sendero y corriols de forma bastante proporcionada, tiene sus momentos duros pero tampoco son de agonía pura más allá de aquéllos resultantes por la acumulación de kilómetros, unos repechos mamones y alguna grimpada puntual en Creu d’Aragall. Eso sí, 1.250 D+, eso no es moco de pavo aunque esté muy bien repartido.

Con los descensos tenemos un poco de todo: en su mayoría son fáciles pero hay algunas que sí que hay que estar al tanto ya que más que ser picadas (los desniveles no son de agarrarte a las ramas para nada) sí que hay tramos que el terreno es bastante quebrado y sucio. Por lo que he ido pisando estos días, el terreno aunque algo húmedo no me ha resultado especialmente resbaladizo.

En cuanto a El Cim, me parece una prueba perfecta para aquellos que quieren debutar en la montaña sin agonizar en el intento pero sin tener la sensación de que le ofrecen un yogur desnatado: es un recorrido que tiene un poco de todo y en su justa medida: habrá momentos que toque caminar, otros correr a tope, una bajada te obliga a extremar la precaución y otros tramos son mucho más sencillos.

¿Qué tipo de calzado llevo? 

untitled-1Sin ningún tipo de duda: zapas de trail

Aquí sí que no hay que jugársela: unas bambas de montaña que tengan algo de agarre y que te resulten cómodas para toda una mañana cresteando por Corbera. Sirven unas puras y ligeras (si te resultan más cómodas unas con amortiguación y más peso tampoco hay problema) como las door to trail (rollo Cascadia, etc.). Hay terreno técnico pero tampoco es excesivamente exigente ni extenso.

En mi opinión, optar por unas mixtas de asfalto es jugársela mucho (posibilidad de resbalón y de patear con la puntera las rocas… y ver las estrellas) en por lo menos tres o cuatro tramos de descensos. Además irás tan inseguro que eso repercutirá en tu ritmo y acabarás cansándote más rectificando el paso.

IMG_6581

¿Y de ropa

Siempre ha hecho frío. Aunque este año esa sensación de gelidez está más matizada ya que no este principio de año las temperaturas se mantienen suaves. Yo (que voy de valiente y de poco friolero… y de descerebrado) siempre la he corrido con pantalón corto y camisa corta y en alguna ocasión he llevado manguitos (utilísimos: ahí también llevo los geles y guardo la basura hasta llegar al siguiente avituallamiento). Y creo que muchos optamos por esta opción. Aun así, he visto a la misma cantidad de gente correrla con manga larga y a algunos menos llevando mallas. No te voy a decir qué te debes poner porque cada corredor es un mundo pero…

  • Lleva ropa de abrigo para antes y después de la cursa. Ahí sí que cala mucho el frío (hasta el punto que hay estufas en el patio de la Escola Jaume Balmes para calentarte).
  • Decide en el trote / calentamiento previo (mejor que en casa con la calefacción puesta) la ropa que vas a llevar para competir. Mi consejo: creo que hay que comenzar con un poco de frío porque con la primera rampa ya habrás entrado en calor.

¿Llevo bastones

No hacen falta… a no ser que estés acostumbrado a salir y correr siempre con ellos. Si tienes la técnica de carrera aprendida pues, oye, adelante. Pero realmente creo que en las subidas pocas veces es necesario y quizá te resulten una molestia cargar con ellos (a no ser que lleves mochila).

¿Me llevo mi propio sistema de hidratación / alimento? 

No es necesario pero tampoco está de más.

Si no me falla la memoria un año la corrí con botella de mano y me fue bien para los primeros km (creo que no rellené tras el primer avituallamiento). Pero, si te has hidratado bien antes de partir (y los días previos) es una carrera que se puede hacer a pelo sin ningún problema.

¿Hay cajones de salida

Parece raro… pero sí. En la montaña no se estila más allá de carreras importantes y multitudinarias (recuerdo haber tenido en Ultra Pirineu y alguna Marató del Montseny), y aquí por cantidad de gente y el tipo de recorrido (hay estrecheces a medida que te acercas al primer cim) son muy necesarios. Hay dos para la Cinc Cims (para el Cim es cajón único) y oficialmente estos son los tiempos:

  • Cajón 1: menos de 2h45′
  • Cajón 2: de 2h45′ a4h15′

Pero puede que los modifiquen si hace falta para hacerlos lo más proporcionales posible en cuanto a número de corredores.

Es muy importante que te coloques en el cajón que más o menos veas que va a ser tu ritmo objetivo (aquí tienes las clasis del año pasado por si quieres tener una buena referencia). Es importante porque en el primer corriol tras el Pessebre Vivent y, sobre todo, en la parte final del ascenso a Aragall se suele formar bastante tapón. Y los cajones es una manera para evitarlo en la medida de lo posible.

cinc-cims-avit

¿Avituallamiento de carrera? 

Bastante bien repartidos y cumplen. Ordenados y con todo lo necesario: agua, isotónica, fruta, dulces y galletas. El primero llega un poco más tarde de lo habitual (algún año han puesto uno básico de agua antes de iniciar el corriol de subida final a la Creu d’Aragall) y lo encuentro algo escaso de sólido (naranja y gominolas); el segundo y el tercero son en los que podrás encontrar más producto; y en el último los voluntarios te dan el agua en mano por si no quieres perder tiempo ya yendo directo a meta.

  • Km 8,5 (Creu d’Aragall)
  • Km 13,4 (Cruïlla Safari)
  • Km 19,4 (Sant Ponç)
  • Km 24 (Puig Montmany)

En el caso de El Cim (10k) tendremos uno durante la carrera.

cinc-cims-punts-km

¿Qué tal la señalización

Cero problemas. Cinta y muchos voluntarios en el recorrido situados en lugares estratégicos e indicando el camino correcto. Soy de liarme siempre y aquí creo que nunca me desviado más de 10 metros. Si no me equivoco, hay carteles indicando los puntos kilométricos cada 5.000 metros.

¿Avituallamiento de meta? 

Muy bien: uno tras cruzar la línea de meta y otro en el patio de la Escola Jaume Balmes (donde también se recoge dorsal y están los principales servicios). El primero con agua, isotónica, fruta y dulces (como los anteriores que hay en carrera); ya en el patio de la escuela tendrás tu bocadillo de butifarra, coca y refresco, agua o cerveza.

¿Qué tal funciona el guardarropas

Bien. Bajo techo y perfectamente ordenado. Se tarda un poco más para entregarlo en hora punta y ninguna cola a la hora de recogerlo.

¿Hay vestuarios, lavabos y duchas

Hay de todo (ojo con la ducha). En la Escola Jaume Balmes, que hace de epicentro, tienes todos estos servicios (también masajes pos carrera). Si te mueves bien, puedes conseguir ir a hacer tus necesidades sin apenas hacer cola. Cuidado con la ducha que es de agua fría!

Estrategia Cinc Cims (26k)

Lo divido en cuatro partes: guardando al máximo hasta el Cim d’Aragall, disfrutando hasta Sant Ponç, aprentando dientes hasta Montmany… y a tope hasta meta.

  • Hasta el Cim d’Aragall (salida a km 8,5). Los primeros ocho kilómetros y medio, aunque tengan tramos favorables, hay que tomárselos como su fueran una subida continuada con algunos descansos. Gastar lo menos posible.
  • Hasta Sant Ponç (km 8,5 a km 19,4). Aquí encadenamos los tres cims, para mí, más salvables (que no menos duros: el corriol de Forrellac y los repechos cementeros de Puig d’Agulles se sufren a gusto; Roca Foradada es lo más light) y mucho terreno de cresteo junto a bajadas que combinan partes técnicas con otras más ligeras. Sin obcecarse, aquí se puede correr bastante bien y caminar cuando toca.
  • Hasta Montmany (km 19,4 a km 23,6). La última subida se parece más a la de la Creu d’Aragall que a la de los tres anteriores cims en que es larga y penosa. Además la parte final es bastante exigente, de esas de poner las manos en las rodillas para hacer fuerza. Aquí hay que comenzar tranquilo y ya al final apretar los dientes.
  • Hasta meta (km 23,6 a 26). Tramo de bajada que combina partes técnicas con otras mucho más fáciles y con sorpresa final al pisar Corbera: un rampa de esas que maldices al que se le ocurrió semejante regalo.

Aquí te lo explico a grandes rasgos:

1/ Ojo con el inicio en el pueblo (It’s a trap!): la salida es rapidísima pero luego viene un tramo de subida durísimo que te puede dejar totalmente seco e hipotecarte la carrera (me ha pasado).

2/ La subida al Cim de l’Aragall es larga y agónica: Salvo la parte final que es mucho más corriolera y vertical, desde que dejamos la urbanización Bonrepòs hasta ese punto nos encontraremos con una mezcla de sendero y pista que siempre pica para arriba y con terreno algo escarpado que se mitiga con algunos breves tramos de falso llano o liegrísimo descenso.

3/ Los tres siguientes cims son más llevaderos : Que no significa que no tengan sus tramos duros, todos los tienen pero digamos que la agonía dura muchos menos metros. Para mí, en nivel de dificultad va en este orden: Roca Foradada < Forrellac < Puig d’Agulles.

4/ La bajada a Sant Ponç hay que tirar de pericia : la tramos de descenso rápidos pero con terreno irregular y quebrado. Ojo, que al final hay un par de repechos pisteros mamones.

5/ La subida al Montmany: el último gran escollo : Más largo que un día sin pan porque las piernas te van pesando, combina tramos de pista con una pendiente moderada con algún corriol y un par de repechos finales muy duros.

6/ La bajada al pueblo: precaución al inicio y al finalDescender del Montmany al último avituallamiento es bastante técnico y peligroso, luego tienes pista muy rápida con algún tramo de falso llano; para finalizar un corriol retorcido donde se va muy veloz pero que con una mala pisada te vas al suelo (me ha pasado).

7/ La recta final: un homenaje en forma de suplicio. Subida asfaltera y constante que no parece acabarse nunca y que se hace más llevadera por el gran ambiente que ahí. Aquí ya hay que darlo todo. Ojo a los calambres (sí, también pasé por eso…).

___

El Recorrido Cinc Cims (26k)

Casi 26 kilómetros y 1.250 metros de desnivel positivo repartidos en los Cinc Cims que dan nombre y un par de repechos urbanos (del km 2 al 4 y la subida final). Es muy rápida pero habrá bastantes momentos que no te quede otra que ponerte a caminar porque te sale más a cuenta. ¿Las bajadas? hay de todo, algunas suaves y otras más técnicas.

1/ Salida y primeros metros

Hasta km 2

Comenzamos en bajada… Fíjate bien lo fácil que vas, ¡eh! … Pues esto luego lo tienes que subir al final :S… Pues eso, que comenzamos en bajada para luego girar por una calle bastante estrecha (¡ojo a los pilones!)… y tras cubrir el primer kilómetro nos viene una buena subida por el carrer de la Pau y la carretera de Barcelona que es de esas que como te pillen con toda la emoción te va a pasar mucha factura en los siguientes kilómetros. Calma.

2/ Pessebre vivent i Bonrepòs

Km 2 a 4

Tramo mucho más favorable donde ya comenzamos a pisar tierra (el camino del Pessebre Vivent donde sus protagonistas te estarán dando ánimos) que es para para dejarse llevar (también seguimos pisando asfalto) aunque poniendo un punto de atención cuando nos toque lidiar con los corriols. hay que saltar la pequeña riera  de Corbera, nada del otro mundo.

3/ Subiendo a la Creu D’Aragall

Km 4 a 8,5

La primera gran subida de la jornada, y quizá la más icónica y de Cinc Cims: la más larga y agónica llega pronto, y eso es bueno. Yo este ascenso a la mítica Creu d’Aragall lo divido en dos partes:

  • Del km 4 al km 7,7 aprox.: Sendero y pista irregular (y un breve corriol de unos 200 metros) que casi siempre está picando para arriba y en algunos momentos (casi todos los giros paelleros) con repechos considerables. Por suerte, hay algunos tramos de falso llano y ligero descenso donde recobrar el resuello (lo ideal sería que llegases a ellos pletórico, significaría que estás corriendo sin gastar más de lo necesario en las cuestas).
  • Del km 7,7 a km 8,5. La parte más vertical y escarpada. Comienza con un corriol estrecho e incómodo de transitar, luego se ensancha  durante unos 200 metros más apacibles y después pinchamos hueso: el corriol de subida final es bastante picado, con alguna grimpada y con cuerda (yo creo que innecesaria pero nunca viene mal) por si te falta apoyo. Seguramente encuentres cola aquí, así que me la tomaría con filosofía y calma: un poco de freno al inicio es una marcha más para el final.

4/ Hasta Roca Foradada

Km 8,5 a 10,2

El primer avituallamiento está justo en la Creu d’Aragall (no te lo saltes) y allí iniciamos unos primeros 300 metros fáciles de pista y asfalto, para luego adentrarnos durante 400 metros por un corriol muy favorable y nada técnico. Ese corriol nos deja en la carretera que tendremos de cruzar (muy bien señalizado: nos guiarán la policía local y los voluntarios) para iniciar el ascenso a la Roca Foradada.

Este es, para mí, el cim más fácil de todos: tiene unos primeros 100 metros que dan algo de miedo (ponen hasta cuerda para hacer la primera grimpada) pero luego te das cuenta que lo que queda (más o menos, medio kilómetro) es una subida sostenida y con un desnivel que no va muy allá.

 

5/ Hasta el segundo avituallamiento

Km 10,2 a 13,6

Comenzamos a crestear (y a mí eso me encanta). Un tramo para correr mucho que mezcla pista y sendero no especialmente técnico (pero a esas velocidades siempre hay que ir con ojo) y que yo me tomaría para disfrutar de las espectaculares vistas sin cebarme en el ritmo.

6/ Conquistando el cim del Forrellac

Km 13,6 a 14,9

Tras dejar el avituallamiento de la cruïlla Safari y hasta que llegamos a la base del ascenso al cim de Forrellac tendremos medio kilómetro de pista que ya pican para arriba. Sabrás que comienzas la conquista del Forrellac porque al comenzar el corriol hay un control de paso con alfombra de chip. Los primeros metros son bastante suaves y al poco se convierte en pista que va aumentando progresivamente su desnivel rodeando el cim (mira a tu alrededor: Montserrat allí al fondo presidiendo, MA-RA-VI-LLO-SO). Pero hay un momento que giramos y ya ahí… Ahí nos toca subir 300 metros bastante verticales por un corriol tortuoso.

7/ A por el cim d’Agulles

Km 14,9 a 15,9

La bajada del Forrellac es corta (unos 300 metros) pero bastante técnica, hay que poner mucha atención en por dónde pisamos. Aterrizaremos en un camino puramente pistero y pensaremos que toca tranquilidad… Pues no, ahora viene realmente lo bueno: una subida de unos 600/700 metros constante y cada vez con más pendiente que al final se convierte en un tramo de cemento donde casi no te va a quedar otra que sacar la bandera blanca y  ponerte a caminar hasta coronar el cim.

8/ Bajando a Sant Ponç

Km 15,9 a 19,4

Larguísimo y rápido descenso (tres kilómetros) donde encontraremos un poco de todo: algún momento de bajada picada de las que hay que hacer zig zag para no despeñarse, tramos más corribles pero pedregosos (lo más) y algún corriol de los que te llevan en volandas. Ojo, tras acabar el descenso y aún faltando medio kilómetro para el avituallamiento de Sant Ponç, se nos presentan un par de repechos pisteros no muy extensos pero que son de esos que dan mucha rabia porque parece que avanzas a paso de tortuga.

9/ Subiendo el Montmany

Km 19,4 a 23,6

Nos adentramos en el último tercio de carrera y la tenemos que plantear como un subir y bajar un cim. El ascenso al Montmany es bastante agónico y hay que tomarlo con mucha clama y reservas.

Tras el avituallamiento de Sant Ponç iniciaremos un tramo de descenso algo picado al principio que nos puede servir para ir tomado aire y estirar las piernas durante sus aproximadamente 500 m,etros de largo. A partir de ahí ya nos metemos de verdad con la subida al Montmany: primero un corriol de subida exigente de unos 150 metros que sirve para conectar con el meollo de la cuestión: pista y sendero ancho que siempre pica para arriba y no se acaba nunca (casi tres kilómetros subiendo) cuyos últimos 500 metros nos guarda el regalo de un par de repechos con desniveles de aúpa que te sale más a cuenta hacerlos caminando que a trote sin avanzar ni un metro.

10/ Bajando a Corbera

Km 23,6 a 25,1

Venga, que ya casi todo es bajada. Descender el Montmany es un poco suplicio porque es un tramo estrecho, escarpado y bastante picado. Aquí no ganarás nada por ir a tope y, en cambio, perderás mucho si tienes un tropiezo. Mejor hacerla tranquilo y ya desde el cuarto y último avituallamiento (400 metros después) ponerse con el gas a tope para bajar a Corbera. Eso que te queda hasta el pueblo es una primera parte pistera y un final mucho más corriolero, se va muy rápido pero los metros finales antes de entrar a Corbera hay que extremar la precaución.

11/ Hasta meta

Km 25,1 a Meta

En un giro inesperado de los acontecimientos, lo que debería ser un paseo triunfal se convierte en un pequeño suplicio porque como recta de meta nos regalan 600 metros de subida asfaltera por el Passeig Arbres que son pura agonía. Lo mejor, que a medida que avances te lo encontrarás más repleto de gente y que los 200 metros finales te van a hacer un pasillo de público de los que ponen la piel de gallina. A darlo todo.

Estrategia El Cim (10k)

La hermana pequeña la divido en tres partes que te presento ahora mismo pero en resumen es el de “guarda todo lo que puedas hasta la cima del Montmany y luego a tope hasta meta (ojo con la trampa final!)”:

  • Inicio por Corbera Baja (salida a km 1,2). Tramo asfaltero para estirar el pelotón y situarse bien que es al 80% en bajada y favorable pero pica un poco para arriba en carrer Casanova.
  • Hasta el cim del Montmany (km 1,2 a km 6,8). Pista y corriol con tendencia constante a subir pero salpicado con cortos tramos de descanso llanos o en descenso. Algunos repecho exigentes (especialmente la cima del Montmany y un sendero de escalones de roca) pero que no se alargan demasiado. Es de saber ir regulando el ritmo.
  • Hasta meta (km 6,8 a 10,2). Tramo de bajada que combina partes técnicas con otras mucho más fáciles y con sorpresa final al pisar Corbera: un rampa de esas que maldices al que se le ocurrió semejante regalo.

Aquí te lo explico a grandes rasgos:

1/ El inicio en el pueblo mucho más apacible que en la Cinc Cims. Ya que no subimos a Corbera Alta -nos perdemos el Pessebre Vivent :(- y es casi todo el primer km en bajada. Muy rápida y necesaria para dar gas a los que busquen una buena posición cuando comiencen los corriols.

2/ El camino de conexión al circuito de la Cinc Cims, de desnivel moderado y bastante corrible. Combina tramos pisteros y corriols (el primero llega bastante pronto, sobre el km 1,5 aprox.) y de dificultad técnica y desnivel nada exagerado (sencillamente toca saber modular el ritmo y prestar un poco de atención en algún sendero de terreno complicadillo).

3/ La subida al Montmany: el último gran escollo : Más largo que un día sin pan porque las piernas te van pesando, combina tramos de pista con una pendiente moderada con algún corriol y un par de repechos finales muy duros.

4/ La bajada al pueblo: precaución al inicio y al finalDescender del Montmany al último avituallamiento es bastante técnico y peligroso, luego tienes pista muy rápida con algún tramo de falso llano; para finalizar un corriol retorcido donde se va muy veloz pero que con una mala pisada te vas al suelo (me ha pasado).

5/ La recta final: un homenaje en forma de suplicio. Subida asfaltera y constante que no parece acabarse nunca y que se hace más llevadera por el gran ambiente que ahí. Aquí ya hay que darlo todo. Ojo a los calambres (sí, también pasé por eso…).

___

El Recorrido El Cim (10k)

Pues aquí nos toca lidiar con poco más de 10 km de trail que consisten en ir desde Corbera Baja a buscar el tramo de conexión de la últim Cim de la hermana mayor (Montmany) y desde allí clavar el recorrido a meta. Un sube y baja de manual.

1/ Salida y primeros metros

Hasta km 1,2

Comenzamos en bajada durante 400  metros rapidísimos… y al girar a la derecha un repechito para recordarte que no es todo tan fácil como parecía. Tranquilo, al poco de superar ese repecho volvemos a seguir descendiendo por asfalto por el carrer Progrés y el carrer dels Horts en un tramo no muy vistoso pero que sirve para ir colocándote en tu posición natural dentro del pelotón antes de que comiencen las estrecheces. Se va rápido pero siempre guardando un punto (si buscas estar delante) o dejándote llevar pensando que te toca guardar fuerzas para cuando la carrera se empine.

2/ Comenzamos ya a pisar montaña

Km 1,2 a 2,8

Pisamos ya montaña(bueno, camios de tierra) y ahora el terreno se vuelve sinuoso pero con tendencia a subir. 300 metros después de transitar por un tamo ancho nos encontramos con el primer corriol que ya pica para arriba. Y a partir de ahí será una sucesión de subes y bajas combinando corriols y senderos anchos donde toca ir modulando el ritmo y sabiendo gestionar cada desnivel que se presente.

3/ Bordeando la riera de LES PLANES

Km 2,8 a 3,7

Sin complicaciones. Pista sinuosa pero con poco desnivel y muy corrible, es un tramo apacible antes de que llegue la matraca de verdad. Para dejarte ir si no las tienes todas contigo o dar un punto más de gas si te ves fuerte.

4/ Subiendo el Montmany

Km 3,7 a 6,8

Ahora sí que nos toca la parte realmente exigente de la carrera. El ascenso al Montmany es bastante tramposo y te puede salir cara (terreno ideal para ponerse un ritmo, modularlo e ir bastante ágil ) o cruz (terreno pestoso y difícil de gestionar porque no le pillas el punto.

Primero un corriol de subida exigente de unos 150 metros que sirve para conectar con el meollo de la cuestión: pista y sendero ancho que siempre pica para arriba y no se acaba nunca (casi tres kilómetros subiendo) cuyos últimos 500 metros nos guarda el regalo de un par de repechos con desniveles de aúpa que te sale más a cuenta hacerlos caminando que a trote sin avanzar ni un metro.

5/ DESCENDIENDO EL MONTMANY

Km 6,7 a 7,1

Venga, que ya casi todo es bajada. Descender el Montmany es un poco suplicio porque es un tramo estrecho, escarpado y bastante picado. Los primeros 200 metros no tienen ningún tipo de complicación (y son bastante bonitos y correderos) pero los siguiente 200 metros que desembocan en el avituallamiento son técnicos y algo peligrosos. Aquí no ganarás nada por ir a tope y, en cambio, perderás mucho si tienes un tropiezo. Mejor hacerla tranquilo y extremando la precaución.

6/ Bajando a Corbera

Km 7 a 9,6

ya desde el cuarto y último avituallamiento (400 metros después) ponerse con el gas a tope para bajar a Corbera. Eso que te queda hasta el pueblo es una primera parte pistera y un final mucho más corriolero, se va muy rápido pero los metros finales antes de entrar a Corbera hay que extremar la precaución.

7/ Hasta meta

Km 9,6 a Meta

En un giro inesperado de los acontecimientos, lo que debería ser un paseo triunfal se convierte en un pequeño suplicio porque como recta de meta nos regalan 600 metros de subida asfaltera por el Passeig Arbres que son pura agonía. Lo mejor, que a medida que avances te lo encontrarás más repleto de gente y que los 200 metros finales te van a hacer un pasillo de público de los que ponen la piel de gallina. A darlo todo.

___

Fotos de Carlos Sánchez

(1) (2) (3) (4)

Deja un comentario (si quieres)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s