A examen: Cursa popular de Ripollet

A examen Cursa Ripollet

Comenzar la temporada, saludando a los colegas que vuelven a estar de vuelta al cole y además hacerlo a un precio imbatible, eso es lo que ofrece desde hace 36 años, que se dice pronto, la Cursa popular de Ripollet, una de esas carreras que son aptas para todo el público a pesar de que su recorrido no sea para nada un paseo.

– Lugar: Ripollet (El Vallès Occidental).

– Fecha: 31 de agosto (9.00).

– Participación: 675 corredores inscritos (150 en el 5k y 425 en el 10k).

– Tipo: Asfalto.

– Precio: 3 euros.

– Distancia: 5 y 10 km.

– Servicios: Guardarropas, avituallamiento líquido en carrera (agua) y líquido y sólido tras cruzar la meta (agua, refresco, zumo y un minibocata).

– Circuito: A doble vuelta tirando de las características típicas de las cursas que se celebran por esa zona, o sea, bastante rompepiernas. Subida continuada al principio y al final de cada vuelta, con una zona intermedia mucho más favorable. Tiene una zona poligonera algo aburrida, el resto la mar de entretenida.

– Clasificaciones: 5k (aquí) y 10k (aquí).

FOTOS DE LA CURSA POPULAR DE RIPOLLET

COSAS QUE ESTÁN BIEN

Corredors a la Cursa Ripollet– Un precio que es un regalo.  Son 3 euros, un precio que por desgracia a día de hoy (y tal como está de inflada la burbuja del running) parece ridículo y no lo es en absoluto. Y en esos 3 euros cabe avituallamiento de sobra coronado con un pequeño bocata, cronometraje con chip, sufragar las carreras infantiles y unos servicios básicos perfectamente solventes. Vamos, todo lo necesario e incluso algo más para salir más que satisfecho con la relación calidad/precio. ¿Camiseta? Insisto, esta carrera tiene todo lo necesario para correr y salir satisfecho, lo demás es accesorio.

– No dan gato por liebre.  Por norma general se tiende a pensar que un mayor desembolso en un producto va en paralelo a una mayor calidad de éste. En el mundo de las carreras populares no tiene por qué ser así (bueno, y en la mayoría de situaciones que te obliguen a tirar de billetera), a veces se paga más por una simple cuestión de alimentar el lucro privado a los servicios, y en Ripollet (y su hermana casi gemela, la Cursa Popular de Polinyà, otra imprescindible) se puede comprobar que puede suceder todo lo contrario: que el gran objetivo de montar una carrera no esté en escurrirte hasta el último centavo sino en promover una actividad a un precio ajustado.

Organización Cursa Ripollet– Organización. Un trabajo dedicado para tenerlo todo a punto el día de la carrera y que se nota nada más llegar a la localidad: carteles para llevarte fácilmente al parking habilitado a los corredores. Un circuito perfectamente señalizado (flechas pintadas en el suelo para saber que se había de pasar por ahí fuera y no por ahí dentro, aunque alguno prefiriera no hacerle caso), carteles de puntos kilométricos pequeños pero visibles, control del tráfico casi perfecto (un apunte: del mismo modo que critico el uso y abuso del mismo espacio público para organizar carreras, me parece que está fuera de lugar echarle la bronca a una voluntaria porque justo a esa hora no te esté permitido pasar con el coche, un poco de calma nos vendría bien a todos), un buen guardarropas, lavabos y duchas suficientes (algo complicadas de encontrar), un avituallamiento de carrera correcto (por cierto, desde aquí mi agradecimiento al voluntario que hizo un sprint para darle el botellín a un corredor que no pudo alcanzarlo a la primera) y, en general, un trabajo perfecto por parte de todos los que colaboran en que la prueba salga adelante. Y pensar que a veces pagas 5 veces más y no te dan ni la mitad de cosas, ni la mitad de bien que aquí.

_

COSAS A MEJORAR

– Nada en especial. Quizá una mejor señalización de las duchas (resuelto con la ayuda de los voluntarios), y solo por sacar punta al lápiz. Creo que a ese precio y con esa dedicación no se le puede reprochar nada. Ni que el circuito no sea posiblemente el más bonito del mundo (la parte del polígono es algo monótona) pero a su vez tengo que reconocer que a mí encanta estos perfiles tan toboganeros.

_

PREGUNTAS POPULARES / RESPUESTAS IMPOPULARES

Soy un principiante ¿es una carrera apta para mi?

Sí. Puede que a la primera rampa te acuerdes de la mitad derecha de mi árbol genealógico y que en la rampa final lo hagas con la izquierda, pero salvando ese obstáculo (ya te aviso que por la zona hay carreras de asfalto con rpechos aún más duros) creo que disfrutarás de una carrera con un recorrido que te obliga a poner a cien tanto las piernas como la cabeza, un ambiente acogedor y festivo (viene a ser una de esas gran trobades que se celebran a principios de temporada con todos los asiduos a las carreras populares), un precio potentísimo y una organización que no se queda para nada atrás-.

¿Puedo hacer marca?

No. Son demasiados los condicionantes que te van a impedir atacar tu registro con todas las garantías: el primero es un circuito que mezcla subes y bajas constantemente y que resta posibilidades,  el segundo está en el calor veraniego y el tercero es que posiblemente lleguemos a Ripollet aún con un punto fuera de forma. Me parece óptima, eso sí, para tomar la temperatura a nuestro cuerpo, contrastar los resultado y obrar en consecuencia.

RELACIÓN CALIDAD/PRECIO*: 9

MI NOTA*: 8,5

*POR SUPUESTO, SUBJETIVA A MÁS NO PODER Y VARIANDO SEGÚN LA OPINIÓN DE TODOS VOSOTROS.


FOTOS DE LA CURSA POPULAR DE RIPOLLET

Otros ‘A examen’

7 Respuestas a “A examen: Cursa popular de Ripollet

  1. Pingback: Bitacoras.com

  2. hola David ! la corrí hace 3 (creo) años y efectivamente rompe las piernas, en trozos pequeños 🙂 pero es cierto que recuerdo perfectamente el trato acogedor de los vecinos de Ripollet volcados en la organización y en el voluntariato. Y el precio de la inscripción, para enmarcar. Estava apuntada desde antes del verano, ya que no pensaba que lo del tendón me iba a obligar parar tantas semanas. Así que al final no he venido a correrla y me he quedado con la carrera de la Festa Major de mi barrio (solo 2100m y aún más barata, o sea gratis, y encima sin madrugón)
    Bravo una vez más para la peña de Ripollet!

    Me gusta

    • Es curioso pero todo el mundo pensaba que iba a hacer els 2.000 de Sants. El año que viene intentaré no perdérmela pero tenemos ta saturación de carreras que al final tienes que ir descartando para ‘la próxima’.

      Sobre la de Ripollet, es durita pero si se hiciese en Terrassa hasta parecería plana, pero aun así va bien para ir dando latigazos a las piernas para que comiencen a desperezarse.

      Salud, Ro.

      Me gusta

  3. Me alegra que guste la carera de mi pueblo :):):) Me gusta el ambientillo similar a cuando los niños vuelven al cole y se explican las mil batallas del verano 🙂

    Me gusta

    • Buenas, Fran,

      Pues sí me ha gustado mucho, es de esas cursas de ‘fer país’, de contarse las vacaciones, de la implicación de los vecinos, esas pequeñas cosas que al final haces que recuerdes con cariño esa mañana.. Para mí otra parecida está en Poble Nou aunque ahora la han retrasado una semana y ya llegamos más rodados y leídos.

      Salud.

      Me gusta

Deja un comentario (si quieres)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s