Plan de entrenamiento para la gente que odia los planes de entrenamiento

PLAN DE ENTRENAMIENTO

Tocar la guitarra, hacer un puzle, cuidar el tamagotchi, cultivar un huerto, aprender coreano o mantener una relación sentimental de manera estable son sencillos ejemplos que vienen a engrosar esa lista de fracasos habituales que cualquier persona de bien ha padecido en sus propias carnes. A estas se le une ahora el tan de moda comenzar a correr.

Todas ellas son actividades que realizamos para generar una sensación de bienestar y felicidad pero que se acaban convirtiendo en pesadilla al encararlas de forma marcial y cuadriculada. Como decía un sabio ancestral experto en flops bursátiles y atléticos con más razón que un santo: “Cuando dejas de disfrutar, el deporte pierde su sentido”, así que quizá es mejor romper con esos profes cejijuntos mentales de ciencias y abrazar al  liberal de las coderas (sí, ese que se le caía la baba al más mínimo atisbo de minifalda) que te arengaba a hacer las cosas por ti mismo para así librarse de afrontar esa responsabilidad.

___

Principios básicos

– La premisa es salir a disfrutar y evitar el sufrimiento, pero siento decirte tí@ que, como con todas las primeras veces, algo vas a tener que sufrir.

LLORAR– Por norma general y ciñéndonos en aquellos que empiezan sus andanzas en el arte de parecer rápido sin serlo, los planes de entrenamiento sólo causan sufrimiento, frustración y depresión. Todo lo que parezca una obligación impuesta por terceros suena a pequeña dictadura. Si alguien tiene que mandar y convertirse en un tirano que sea uno mismo.

– Entonces ¿para quien están dirigidos? Alto y claro: para gente experimentada que reconoce sus beneficios y que ya disfruta con ello, personas que han hecho de su vida una disciplina militar, aquellos que por razones de salud no les queda otra y antiguos empollones vengativos. Para el resto, humanos llenos de voluntad pero que retozamos con la pereza, los planes de entrenamiento tienen el mismo sentido que los libros de caligrafía, memorizar las tablas de multiplicar o los correctivos para convertirte en diestro siendo siniestro (total): un martirio que casi no vale su recompensa.

Para correr sólo se necesita piernas. Para correr mucho sólo necesitas entrenamiento. Pero para correr al límite sí que es necesario consejo experto (deportivo y médico).

___

Los dramas de los planes de entrenamiento

– La gran mayoría de los planes de entrenamiento son inflexibles. Fallas un día y DRAMA. Cambias los días de descanso y DRAMA. Recortas los ejercicios y DRAMA. Lo pones en duda y DRAMA y ARREPENTIMIENTO.

CARCELNo tienen por qué ser fiables. Si te fijas entre los diferentes medios que dibujan en una tabla esos jeroglíficos planes de entrenamiento que publicitan como anuncios de teletienda, hay un abismo entre unos y otros: de pedirte un esfuerzo a exigirte la luna. ¿Con cual nos quedamos entonces? La duda, por supuesto, lleva al DRAMA.

¿Funcionan? Depende, tienen que coincidir varios factores: sacrificio, agenda e ilusión. Casi siempre uno de los tres se pone en huelga. Y cuando esto sucede… DRAMA.

– Un plan de entrenamiento demasiado duro puede causar un efecto totalmente contrario al que se pretende, que pilles un rebote de aúpa al no poder cumplir con lo que te piden y que no quieras volver a saber nada más de este mundillo en la vida. Un DRAMA que ni escrito por un plumilla clásico ruso harto de vodka y complejo sexual.

– Un plan de entrenamiento demasiado suave te va a dejar con una primera sensación de euforia para en un par de entrenamientos después comprobar que no has avanzado ni un puñetero paso. Y eso es frustración… y tras la frustración… DRAMA.

___

Consejos

Correr no es complicado, no te creas a nadie que te venga a decir que sólo con piernas no basta porque te está mintiendo y seguramente salivando al fijar su mirada en tu cartera. Correr es tan sencillo como poner un pie delante del otro. Mucho más que aprenderse un acorde, que plantar una tomatera, que pedir salir al /la chic@ que te gusta.

– El hecho de abandonar las primeras veces no tiene por qué significar un fracaso personal, casi siempre ocurre que lo que se nos pide al principio es demasiado o no hemos dado con alguien que nos guíe con cierta soltura. ¿Cuantas veces has guardado el ukelele tras comprobar que tus dedos son de plastilina? ¿Cuantos tomates se te han muerto por no acertar con la estación del año?  ¿Cuantas parejas perfectas se te han escapado por no distinguir el cristiano del lenguaje klingon sentimental? Pues eso, que al final siempre hay un día que a base de aporrear las cuerdas, cavar hoyos y reconstruir nuestro maltrecho corazón acabamos por acertar el tiro, adaptar nuestras ambiciones y disfrutar corriendo.

– El mejor calendario es no tener calendario. Haber de cumplir un estricto programa e ir fallando sucesivamente hunde más la moral que ver triunfar en la tele a mongolos con vocabulario de teletubbie.

Andar sabemos todos, lo que se trata es, como mínimo, de trotar. Pasa de ese inútil paso de dar pasos para ver que pasa.

Ojo a quien pides consejo, procura que cumpla estos sencillos requisitos antes de que te asesore: que la conozcas, que te tenga aprecio, que no sea ultracompetitiva, que tenga dos dedos de frente, que te motive y que algún día sacrifique sus ambiciones para adaptarse a las tuyas. Vamos, la Scarlett Johansson y el Michael Fassbender del running. No pido ná…

ADELANTAMIENTOIncúlcate desde un principio que metabolismo, edad y género no tienen porque ir en paralelo a estado físico. Seguramente nos moriremos de vergüenza al vernos adelantados hasta por la sombra del que carga con las bolsas de la compra, pero esos adelantamientos humillantes tienen una explicación: entrenamiento, dedicación y experiencia. Tú comienzas, ell@s ya llevan un buen trote, así que no pienses en los demás cuando te ates las bambas.

– Uno de los problemones de salir a correr es que se convierta en algo parecido al día  de la marmota: siempre haciendo lo mismo por los mismos lugares. La mejor manera de romper con la rutina es declarándole la guerra. Busca nuevos circuitos, sal a diferentes horas, plantealo como una nueva aventura que sabes como empieza pero jamás como va a acabar.

– Hay entrenamientos que te van a molar más o menos, pero hay unos que son indudablemente las coles de bruselas del running: las series. Rígidas, exigentes y a veces frustrantes, mejor si nos lo tomamos al principio sin grandes ambiciones o, como con la comida que abominamos, si las bañamos con salsa: cambios de ritmo sin ton ni son (a su versión erudita y provechosa se le denomina fartlek) o sprints finales que no vienen a cuento pero que tú tenías ganas de meterte.

CELEBRACIONNo dejes de darte un homenaje por salir a correr. ¿Que quieres ir al cine, a tomar unas cervezas o una sabrosa pizza, a meter fuego a una sucursal bancaria? Pues sigue haciéndolo aunque te cueste varias jornadas de entrenamiento. Llegará un día en que dentro de las cosas que te gusta hacer y no quieres sacrificar esté la de salir a correr; es un hecho natural, no lo fuerces antes de tiempo.

___

Resumiendo (no hacía falta alargarse tanto)

sal a correr

_______________________________________________________

Art Attack: Crea tu propia frase runner

– ¿Estás afectado por la marquitis?

– Adelantamientos humillantes

– 20 humanos que serán corredores y aún no lo saben

– Frases runners en contextos inapropiados

– No más dramas: la vuelta al cole de los corredores

– Esto también es doping

– 50 sombras del trail (capítulos 12 y 3)

– La incontinencia verbal del corredor

– El noble arte del recortador

23 Respuestas a “Plan de entrenamiento para la gente que odia los planes de entrenamiento

  1. Post brillante: yo me permito añadir una cosa a tenor de tu post y es que la red de repente se ha llenado de “trainers” que dicen venderte entrenamientos personales sin siquiere conocer tus cualidades fisicas.
    Opino que no todos corremos lo mismo y de la misma manera como no hay dos coches iguales.
    Q tal una prueba de esfuerzo a la par que enseñas tus credenciales como “entrenador”?
    El mejor entrenador es la perseverancia y la paciencia, meterte una sobrecarga de entrenamientos cuando en tu puñetera vida has movido un pelo (preparar un maraton en 14 practicas semanas) es una locura e induce a la lesion…. Este tema me quema mucho!

    Me gusta

    • Buenas iSchumi,

      Estoy de acuerdo contigo, es igual que el tema de la ‘técnica de carrera’ que da a entender que sólo hay una única forma de correr. cada persona es un mundo y cada una debe encontrarse cómoda en él. Aunque también cuenta, y mucho, las ansias de la gente de querer resultados a la de ya (y ahí me incluyo yo con mis miles de intentos frustrados por aprender a tocar la guitarra…)

      Un saludo.

      Me gusta

  2. Justo anoche lo confirmé y hoy casualmente lo puse en twitter. Los parques de toda España están llenos de trainers de gimnasio que al calor de la burbuja runner han decidido salir a los parques. Los ves con sus discípulos haciendo mucha técnica de carrera, ejercicios para el core, pelotitas, saltitos, pero correr lo que se dice correr muy poco.
    Gran entrada

    Me gusta

    • Es que correr es lo de menos por lo que parece. Entiendo que en la variedad está el gusto y el evitar caer en la rutina pero es que se pueden hacer tantas cosas con sólo dar zancadas que el resto debería quedar como apoyo, no como protagonista.

      Salud Gonzalo.

      Me gusta

  3. Muy buen post al que he llegado por el comentarista anterior 😉
    Pero no DRAMAticemos tanto, ja ja, lo importante es disfrutar. Entiendo que meter un plan de entreno al que no se ha puesto unas zapatillas en la vida es un absurdo, aunque también depende de la personalidad. Hay gente que tiene voluntad de hierro y otros que no pasan de pagar el primer mes del gimnasio y no aparecer por allí. Al final, cada uno da con su combinación perfecta (o no).
    Un saludoT

    Me gusta

    • Bienvenido Juan,

      Exacto, existe gente que es capaz de fregar todas las noches los platos antes de irse a dormir, esa gente es la que no le hace ascos a los planes de entrenamiento, es más les viene de perklas. El resto somos simples mortales que posponemos lo de recoger la mesa para la mañana siguiente, el sofá es demasiado tentador…

      Un saludo.

      Me gusta

  4. No se en que película decian que los americanos o los alemanes no va ni a mear sin un plan. Y quizá no solo éstos, sino tambien muchos de nosotros.
    Me ha parecido un post buenísimo. A mi esto no me pasa porque soy un runner experimentado……jaja y un huevo!!! mis planes duran de domingo noche en la cama que los ideo en mi cabeza, a lunes en el momento en que empiezo a calentar!
    Que cada uno haga lo que pueda y sienta que necesita hacer! salud!!

    Me gusta

    • Me siento tan identificado con los ‘planes ninjas’ que se esfuman en un plis plas que ya he llegado a un punto en que el plan se hace a posteriori: tas haber salido a correr lo indico como una gesta más dentro de un plan que me acabo de inventar en ese momento. Sí, totalmente lamentable Xd.

      Salud.

      Me gusta

  5. Yo la verdad es que he intentado entrar en el tema de los planes de entrenamientos, pero al leerlos me daba hasta vértigo. No, sigo con salir a correr cuando me apetezca y dependiendo de mi semana que tiene unos horarios terribles, es que puedo organizarme. Mis horarios de trabajo va de rodajes, horas interminables, siempre estresada y lo que más me gusta del running es poder hacerlo a las horas que quiera y el tiempo que quiera. Allí encuentro mi libertad. Debe ser por eso que estoy estancada y no mejoro últimamente jajajajaj Me ha encantado la última frase… tomo nota.

    Me gusta

    • Los planes de entrenamiento están concebidos en muchos casos sin tener en cuenta otros factores humanos más allá del estado físico. No sé, cosas como el perreo o tener vida social. Partiendo de esta premisa, a no ser que te lo tomes con cierta permisividad a la hora de cumplirlos lo más normal del mundo es que acabes por desecharlos de mala manera…

      Si sólo corres para abstraerte el mejor plan es no tener plan.

      Salud.

      Me gusta

  6. Genial , como siempre .. la frase final es un resumen perfecto . Yo el lunes que viene empiezo mi primer plan . La mezcla de sensacions que ahora mismo tengo van desde la ilusión al acojone . Quiero pensar que seré capaz de darme cuenta si está por encima de mis posiblilidades e ir modificandolo a la baja, sin tener sensación de frustración .
    Un saludo

    Me gusta

    • Pues mucha suerte Javi,

      Hay una leyenda que cuenta que quien consigue cumplir un plan de entrenamiento al 100% tiene dorsal gratis en todas las maratones del mundo y sale en el mismo cajón de Gebr, Kipsang y compañía. Así que tienes una motivación extra 😉

      Salud.

      Me gusta

  7. A mi me pasó lo contrario. Viniendo del mundo de la natación donde el 100% de los entrenos son de calidad, cuando decidir retomar el correr me lesioné al entrenar como hacía en natación. Así que me puse a leer y seguir planes de entrenamiento. Para mi significaron frenarme, hacer las cosas bien corriendo y mejorar mucho. Los utilizo como guia. Si un dia duele algo o no tiro, no salgo o se adapta. Cambio circuitos. Si no me apetecen las rectas al final, no se hacen. Para mi lo no normal era hacer carrera continua. Y las series a un ritmo propio y así se pueden disfrutar. También disfruto mucho con los cambios de ritmo… Debo ser un bicho raro!

    Me gusta

    • Buenas Jordi,

      No eres para nada raro, simplemente tu has sabido convivir con la disciplina ya que te lo exigía la natación pero además con la experiencia de saber que la mejora no viene siempre de tirar a tope sino de dar los pasos correctos. Disfrútalo!

      Salud.

      Me gusta

  8. Vaaaaale. En desacuerdo total y de acuerdo con casi todo. Me explico: soy una chica que ha empezado a correr hace unos pocos meses y desde entonces he seguido un plan para empezar a correr. Ahora continúo con uno para llegar a correr 10km.
    Tengo que decir que me ha ayudado y me siento estupendamente. Me está sirviendo para marcarme una rutina e introducir el hábito en mi vida, así que la experiencia es muy positiva.
    Ni me aburre, ni me estresa, ni me limita en mi vida personal, pero sí reconozco que en cuanto me puse a buscar por la red, he visto planes que para poder realizarlos tendrías que ser el más pro del “parque” (como dice Sosaku).
    Tal vez estamos viviendo una fiebre del running en la que yo misma me he visto atrapada. Pero si he decidido seguir las pautas de un plan es precisamente para que esta actividad me deje algo más que unas cuantas camisetas rosas en el armario. Y repito, me está ayudando y estoy muy muy contenta. Cada día disfruto más corriendo y las sensaciones son mejores.
    Y por cierto, me ha encantado la entrada. Se agradecen mucho las entradas que dan pie al debate.
    Enhorabuena

    Me gusta

    • Buenas,

      El problema no es tanto el plan de entrenamiento en si (que hay de todo…) como hasta que punto somos capaces de sacrificarnos para cumplirlo: hay gente que tiene una disciplina envidiable y les sienta genial, otros que prefieren la libertad del ‘do it yourself’ y no se acerca a ellos, y algunos que los empiezan con mucha ilusión y acaban frustrados por diferentes motivos (pereza propia, extrema exigencia del plan).

      Cada persona es un mundo, así que si ya es inutil crear una norma estricta de cómo debemos actuar en la vida en el deporte con sus ejercicios específicos puede generar resultados totalmente dispares.

      Yo lo resumo en ‘haz las cosas mientras te diviertan o con proyección de que en un futuro te vayan a divertir’. Filosofía barata, lo sé (y lo que me mola).

      Un saludo Mariam y disfruta de tus primeros pasos! 😉

      Me gusta

      • Kiss After Running

        Completamente de acuerdo con tu filosofía en la vida y con el running. Me la aplico siempre me calzo las zapatillas.
        Un poco de esfuerzo es necesario para conseguir objetivos, por modestos que sean (como los míos). Pero lo disfruto un montón.
        Gracias a tod@s estos runners de la red. Aprendo con vosotros cada día
        Saludos y feliz Halloween

        Me gusta

  9. Genial como siempre!!

    Me gusta

  10. Pingback: [45/52] Disfrutando con las zapatillas puestas - Francisco Javier Palacios Pérez

  11. Muy buen post. Hace 8 meses que empecé a correr, después de una vida de vicios totales, y la verdad que lo que más palo me da son los llamados por toda la red, como planes de entrenamiento.
    Corro 4 días a la semana, modificando cada vez el circuito, y la verdad es que me lo paso en grande, disfruto cada kilómetro que corro, sea solo o en compañía. Mi objetivo final no es ser un PRO, sino pasarmelo genial en los entrenos, y en eso estamos. Llevo también unas 6 cursas 10K, pero como un mero aliciente de participación colectiva. Que grande es esto de running.
    David, tienes un blog increible.
    Nos vemos,
    Ricard

    Me gusta

    • Yo creo que entre los miles de motivos y los por qué que existen (uno por cada corredor, así de heterogéneos somos) hay uno que tiene que ser común e irrechazable: tienes que volver más feliz de lo que saliste. Si consigues eso cada vez que te calzas las bambas, bravo, eres un corredor de tomo y lomo.

      Salud y gracias por las felicitaciones.

      Me gusta

Deja un comentario (si quieres)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s