La incontinencia verbal del corredor

La incontinencia verbal del corredor Running

Que nos quitaran el servicio militar obligatorio comportó un montón de cosas positivas, entre ellas entrar de lleno en el siglo XX justo cuando estaba a punto de finalizarse.  Pero también llevó a la extinción una tradicion centenaria: las batallitas de la mili, objeción de conciencia e insumisión pasaron a mejor vida. Nadie podía alardear ya de sus aventuras desafiando incontables peligros. Gracias a ………. (inserta en los puntos el término teista, práctico o friki con el que más cómodo te sientas) , esta tradición tan enraizada entre nosotros ha vuelto con fuerza gracias al ejercicio del running. También con sus excesos y hoy toca a hablar de sus consecuencias en la gente que te rodea.

*Si pulsas sobre la imagen te saldrá en un tamaño monstruoso.

AMIGOS/COMPAÑEROS DE ENTRENAMIENTOS

Running incontinencia verbal 1Ellos mostrarán entusiasmo e interés más que nada porque están deseosos también de poder contarte sus batallitas. No te fíes de ningún discurso que incluya alguna frase del tipo “No estoy en forma” o “Haré una mala carrera”. Eso es el equivalente atlético a “El examen me ha salido fatal, seguro que suspendo” o “Me encanta estas cortinas que estropean esas maravillosas vistas de tu piso”.

___

FAMILIA

Running incontinencia verbal 2Ya puedes dar la chapa todo lo que quieras, que les entra por una oreja y les sale por la otra. Pero siempre se les queda en una parte del occipital alguna pulsión neuronal por la que acaban  regalándote otra camiseta técnica más  (la corbata de los runners) para el día de tu cumpleaños o Navidad.

___

COLEGAS DE TRABAJO/ESTUDIOS

Running incontinencia verbal 3Te escucharán porque no tienen nada mejor que hacer y, sobre todo, ningún modo de huir. Aquí deberías comenzar a ser consciente de que quizá existe gente a la que se la repampinfla eso de correr. A mi me sucede lo mismo con el fútbol y no pasa nada…. Hostia, perdón,  que ahora es supermoderno desde que Piqué viste de Mango, Guardiola motiva a los suyos con Coldplay o a Xabi Alonso le pierde Jot Down. Ah, vale.

___

VOLUNTARIOS DE CARRERA

Running incontinencia verbal 4Ellos no tienen la culpa pero son a los primeros que vas a pillar nada más acabar una carrera y, claro, vomitar a bocajarro tus experiencias con un lenguaje atropellado y difuso. No es su trabajo escucharte pero pondrán buena cara como hacen también las azafatas de vuelo. Escuchar la misma historia centenares de veces supongo que debe ser algo parecido a tramitar quejas de usuarios cuando se hace la declaración de la renta. Se solidario y espérate cinco minutos para reunirte con los del primer y segundo apartado.

___

ANCIANOS DE PASEO

Running incontinencia verbal 5Suelen ser ellos los que dan el primer paso con alguna frase ocurrente del palo “tanto correr, ni que fueras una gacela”. Sí, se abre la veda. Es un confrontación de alto nivel. Sus batallitas maceradas durante décadas en barriles de nogal añejo contra las tuyas, más nuevas pero con el afán de explosionar como los buenos espumosos (que no salten las alarmas, lo mío no es la cata de vino sino simplemente consumirlo). Va a ganar él (la experiencia es un grado), pero siempre es una buena referencia de hasta que nivel puede llegar el nivel de incordio que puedes provocar con tu propio speech.

___

CHIC@ QUE ME GUSTA

Running incontinencia verbal 6A no ser que también sea un/a yonqui de quemar suela (o que realmente tenga menos que contar de su vida que tú, y se crea que lo tuyo “sí que es una auténtica aventura”) es altamente contraproducente lo de ir soltando tus clásicas parrafadas como parte de tu currículo de ligoteo y méritos. ¿O no te acuerdas que lo principal es hacerles sentir importante?

___

(ALGÚN) VENDEDOR DE MATERIAL DEPORTIVO

Running incontinencia verbal 7Mide muy bien cada palabra de lo que digas porque será interpretado siempre desde un óptica donde prima el puro negocio. Son amigos, por supuesto, pero sólo cuando ven el espíritu consumista reflejado en tu cara. -”El otro día subí a esa cima” -”¿Ah, sí? pues nos acaba de llegar el último grito en zapatillas de montaña”. -”Quiero correr la dels Bombers” -”Pues no puedes ir sin el último grito en idioteces que no necesitas”. Casi te sale más a cuenta una llamada a un tarot de madrugada.

___

ATLETAS DE ÉLITE

Running incontinencia verbal 8Quieras o no, al final nos volvemos unas groupies de aquell@s que destacan en esas actividades donde a nosotros nos molaría triunfar.  Creemos que si son capaces de alcanzar tan loables gestas su actitud moral  estará en consonancia. Pero, aunque en el running se estila el buenrollismo y la cercanía entre populares y profesionales (para eso compartimos el mismo espacio), siempre hay una distancia que se va acrecentando en paralelo al ego del héroe. Suele ocurrir también que es inversamente proporcional al tamaño de su cerebro. Si tienes suerte, te escucharán, te darán un consejo y te motivarán con alguna frase típica de libro a 9,95. Si te toca el capullo de turno, te despachará rápido con un “tengo prisa” de esos que escuecen . Y duele, sí, pero más le dolerá a él cuando le hagamos el cambiazo con el tarrito de la orina.

___

VECINOS

Running incontinencia verbal 9Aquí te la juegas del todo. ¿Qué necesidad tienes de dar la brasa a los pobres del 2ºB si sabes que cuando cierren la puerta de su piso van a ponerte de vuelta y media porque aún-no-has-solucionado-el-tema-de-las-humedades? ¿Crees que así vas a eximirte de pagar la cuota del ascensor porque ahora tú subes por las escaleras?  Olvídalos, cuanto menos sepan ellos de tus vicios más armonía en el vecindario. Y si te los encuentras en alguna carrera, lucha a muerte contra tus endorfinas, un saludo y ya es suficiente.

___

ENEMIGOS

Running incontinencia verbal 10“Yo es que soy muy buena persona, no los tengo. Me llevo bien con todo el mundo”. Genial Madre Teresa de Calcuta/Daniel Brühl/Iniestademivida (Pedrosa se queda en cuarentena tras hundir la flota).  Te guste o no, la necesidad imperiosa de vivir nos obliga a pelicular nuestras vidas, crear una némesis con el cual en un mundo épico y pluscuamperfecto tuviéramos nuestro combate final. No hace falta que oficialmente sea tu enemigo, ni tan siquiera que sea mala persona (aunque a ti te lo parezca), también se le puede bautizar como ese tipo que se te cruza y no sabes por qué. El comentar tus aventuras atléticas a un personaje como éste  te obligará a dar desde entonces lo mejor de ti mismo por temor a salir trasquilado si fallas, una victoria moral para él. Y eso no lo quieres, ¿a qué no?, dale donde más duele, en su orgullo.

______________________________

Otras infografías runners

infografia-trampas-running1

INFOGRAFIA RUNNING VERANO BLOGMALDITO

BLOGMADITO RUNNING PUB RITMO CARTEL

________________________________________________________

– Culpable de ser corredor

– Running en verano

– Palabra de Yoda: el doble nudo.

– Fast Foodting: alimentación antideportiva

– Zonas de entrenamiento kamikazes: la playa de BCN

– El noble arte del recortador

– 50 sombras del trail (capítulos 12 y 3)

– Correr, revolcarse y huir

– Running, mentiras y cintas de pelo

11 Respuestas a “La incontinencia verbal del corredor

  1. Estas muy sonado. Yo también. El mundo del running da para mucho. Cuando nos calzamos las zapatillas nos transformamos. Cuando nos ponemos un dorsal somos Lobezno. Somos Nick Furia. Incluso somos más altos. Los siquiatras se pondrán las botas.

    Me gusta

    • El psiquiatra del corredor moderno es el personal trainer y los vídeos motivaciones de las marcas deportivas que, por supuesto, también tienen un precio. Desgraciadamente, el resto de la humanidad tiene que hacer ese trabajo gratis. Un poco de misericordia con los que nos rodean.

      Salud José Manuel.

      Me gusta

  2. Bueno, bueno, yo fuí de los que hizo la mili y tengo algunas historietas simpáticas. A los dos años o así la quitaron.
    Sobre las conversaciones de Running he aprendido a desarrollar bastante empatía, así no hablo de Running con nadie que no esté en mi misma línea de pensamiento, directamente no me entenderían. Mis amigos runners y el blog donde también hay amisgos runners son la vía de escape.

    En el trabajo corremos dos. Nunca, nunca hablo de lo que he hecho, ni aunque haya corrido una maratón el día anterior. Pero el otro compañero que también hace triatlón, relata con pelos y señales hasta la clase de spinning que hizo. Además, el cabronazo es ingeniero y tortura a todo el mundo con datos del potenciómetro que sólo entiende él. Lo veo y es justo en lo que no me quiero convertir.

    Genial entrada David.

    Me gusta

    • Pues yo tengo que confesar que hasta hace poco a veces, sólo a veces (con el paso de los años he sabido controlarlo cosiéndome los labios) me vuelvo un Testigo de Jehova del running intentando picar a alguien para que se adentre en nuestra cada día más multitudinaria secta. Pero también he circunscrito mis actos discursivos a los que lo practican y a aquellos que les he engañado con esta estafa piramidal.

      Un saludo Gonzalo!

      Me gusta

  3. Pingback: La incontinencia verbal del corredor

  4. Ja,ja muy buena. Yo intento cortarme , porque cuando veo nuestro equivalente en cualquier otra disciplina me horroriza

    Me gusta

  5. Al releer esto me he acordado del punto del vendedor de material deportivo, resulta que acompañé a mi madre al corte inglés a la sección de deportes y sí mi mamá le soltó al vendedor que soy un gastazapas.. al tío se le puso los ojos como al tito gilito con el símbolo del dolar xDDDD el venga a preguntar y yo venga a dar largas… cagonto con mi querida madre xDDD

    Me gusta

    • Es que las madres nos meten en unos jardines de los que es muy difícil salir vivo. Ellas todavía viven en la época que nos compraban las Rhodes y las J’Hayber y, claro, terminos como ‘inflación’ o ‘atraco a mano armada’ no lo vinculan a la moda esa de salir a dar tumbos por la calle, jaja.

      Salud!

      Me gusta

  6. Lo jodido no son las religiones, sino el proseliltismo. Con los curas lo tenía claro, pero en el caso del running tardé en darme cuenta, un maratón y casi 4 años de running. En darme cuenta de que al 99,99995% de la población le importa esto un carajo. Curiosamente coincide con el 99,99995% de la población que día a día te pregunta ¿cuántos kilómetros me dijiste que eran eso de la maratón? Ahora ya he descubierto que en boca cerrada, no entran moscas (excepto en los entrenos por el río para San Fermín Maratón)
    Eso sí, luego tienes altavoces espontáneos que hacen proselitismo por ti. Por ejemplo, mi suegra. Se chuliquea aquí, allá y acullá de los kilómetros que hacen su hija y su yerno, kilómetros que una vez aplicado el “coeficiente suegril” son, curiosamente muchos más que los que he hecho yo en toda mi vida runner.
    Si respondo una entrada desvariando de esta manera, eso quiere decir que me ha gustado, y mucho, la entrada. Buen trabajo….

    Me gusta

    • Yo pasé mi época de Testigo de Jehovà hace muchos años, ahora intento hablar lo menos posible justamente por eso, porque a la mayoría de gente se la sopla y tampoco es que tenga ganas de alargarme: prefiero disfrutarlo que contarlo.

      Ahora, es curioso como socialmente está establecido que se puede hablar de fútbol y aunque no te guste te lo tienes que tragar, y cuando sale un tema de running la respuesta es “ya estamos de nuevo…”. Yo es ya ni pico cuando intentan tirarme de la lengua, que el mono de feria sea otro.

      Un saludo, Novatillo.

      Me gusta

  7. Pingback: Tú realmente querías decir… (traductor runner) | BLOGMALDITO RUNNING PUB

Deja un comentario (si quieres)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s