A examen: Cursa de la Maquinista 2012

Con tan sólo cinco ediciones la Cursa La Maquinista por la integración se ha hecho un hueco hondo entre la superpoblada maraña de pruebas atléticas que se disputan en Barcelona. Tanto como para comenzar a discutirle a la celebérrima Cursa de Sant Antoni el título de carrera de barrio más exitosa de la ciudad. Popular, masiva (4.500 almas dejándose las sales minerales por el asfalto) y con cierta vocación solidaria, ahora ya le toca la disyuntiva de si debe comenzar a plantearse saltar a la liga de los mayores.

– Lugar: Barcelona (barri de Sant Andreu).

– Fecha: 10 de junio.

– Participación: 4.500 personas.

– Precio: 16 euros (10 km), 14 euros (5 km). *14 y 11, respectivamente, si has hecho la inscripción con varias semanas de antelación.

– Tipo: Asfalto.

– Distancia: Carrera larga de 10 km y corta de 5km.

– Servicios: Duchas, masajes, guardarropa, avituallamientos líquidos (y sólido al final de carrera).

–  Circuito: 2 vueltas a un circuito de 5 km prácticamente llano a excepción de un par de repechos de 200 m.

Cosas que está bien/ muy bien/ requetebien

– Cursa solidaria: Una carrera que facilita mucho las cosas para que los discapacitados puedan competirla sin problemas y ser premiados todos con una medalla (este año unas 170 personas). Parte de la recaudación (aunque no se especifica cuanta) se dedica a “fomentar la inserción de personas con problemas de salud mental con un taller de terapia asistida con animales”, según indica la organización. Y además un euro de tu inscripción va destinado al estudio de estas patologías.

– Cambio de fecha: Se ha adelanta todo un mes y se agradece. Pasar de julio a junio se nota y mucho, porque hay más probabilidades de que  la mañana sea misericorde con los corredores y la temperatura pueda llegar a ser incluso agradable. Como ha ocurrido hoy.

Carrera de 5 km: Una excelente medida para hacer entrar el virus del running a todas aquellas personas que aún temen agonizar en una prueba con el doble de distancia (después ya veréis como no es para tanto). Eso sí, si no se combina inteligentemente puede acarrear una serie de problemas, como comento más adelante.

– Liebres: No se esperaban (al menos no se había indicado) pero al final allí estuvieron, una medida genial para que todos esos atletas afectados por la marquitis tuvieran una buena referencia para los que se motivan en plena carrera intentando darles alcance y para aquellos que su obsesión por perseguirlas acaba siendo su tumba. Cumplieron de sobra con los ritmos (el de sub 40, por ejemplo,  clavó el tiempo) y el único pero a reprochar está en los globos: pequeños y poco visibles. La próxima vez más grandes, con más cuerda y de un color más vivo y solucionado.

– Servicio de masajes: Siempre se agradece estas cosas a final de carrera aunque esta Cursa La Maquinista no sea físicamente rompedora para nuestras maltrechas piernas (cuídalas con cariño que siempre te recompensarán trayéndote buenas notas a casa).

Parking: Una de las mejores carreras en lo que a disposición de zona de aparcamiento amplia, de fácil acceso y gratuita concierne si eres de los que vienen de lejos, te da palo pillar transporte público para llevarte al cono norte de la ciudad o se te han pegado las sabanas y llegas con el tiempo justo.

Cosas a mejorar

– Precio: Nos estamos acostumbrando a desembolsar ya el abanico que va de los 14 a 18 euracos (16 hoy, aunque si eras previsor te salía por 14) como si fuera algo de lo más lógico y normal. PRO-TES-TO. Os lo traduzco en un lenguaje que tal como va el país va a volver a ponerse de moda: 2.662 pesetas del ala (capicua maléfica). Lo siento, pero me sigue pareciendo un precio muy excesivo y más en tiempos de crisis en el que todos deberiamos arrimar un poco el hombro. Te regalan una camiseta, ok. Camiseta de marca blanca (vale, y de chulo diseño, todo hay que reconocerlo) de lo que siempre digo lo mismo: no es un regalo, es un negocio. Tácito y quizá económicamente favorable para todas las partes, pero negocio al fin y al cabo. Además, detrás hay el apoyo de uno de los más monumentales centros comerciales de Barcelona y el resultado son vales de descuento para que… compres más. Vale, capto la indirecta. Reivindico la solución de la Cursa Delta Prat: dos precios, uno con la bolsa del corredor (que en esta caso era exigua, sin punto de comparación con la pratenca) y otro, más barato, sin ella.

 Ausencia de barquetas /cajones de salida. Esto es lo que llamo yo morir de éxito. La Maquinista ha llegado a un punto en que debe comenzar a replantearse algunos de sus principios de cursa de barrio y eso empieza por disponer de cajones de salida por tiempos. Ya no es sólo para que la gente que busca hacer marca pueda salir desde un lugar favorable a sus intereses, es sobre todo una cuestión de seguridad. Si los más lentos están delante y lo más rápidos van detrás la lógica nos lleva a que habrá algún atropello involuntario. La suerte, que las calles donde transcurre el circuito son muy anchas y se podía circular y esquivar bastante fácilmente.

Algo de caos en lo de combinar la carrera de 5 y 10 km. Gente doblada en la primera vuelta y cierta confusión para aquellos que competían de verdad en la prueba de 10 km y la gente que viene a disfrutar de la cursa a su ritmo. Difícil descifrar las posiciones de unos y de otros. Con tanta gente hay que comenzar a pensar en: a) separar las dos carreras (algo que ya lleva a cabo la Nocturna de l’Hospitalet, prueba de semejantes dimensiones, con bastante éxito), o b) disponer en la salida de cajones / barquetas por tiempos (lo que hemos comentado antes).

– El avituallamiento de mitad de carrera no daba abasto cuando venía la riada de gente. Para la próxima ocasión estaría genial disponer mesas a ambos lados  de la calle y más personal. El que había hizo lo que buenamente pudo (que no fue poco).

Preguntas populares / Respuestas impopulares

Soy un principiante ¿es una carrera apta para mi?

Por supuesto. El circuito es óptimo, el cambio de fecha le sentará genial a tus piernas y aunque es competitiva reina sobre todo el clima de carrera popular (algo que siempre reivindico). Además, siendo circuito a doble vuelta puedes optar por hacer la de 5 km sin ningún problema, que está si que no es nada competitiva.

¿Puedo hacer marca?

Shhhh… Sí, pero con condiciones. El circuito es bastante favorable quitando un par de repechos suaves y cortos (no más de 200 m.), El terreno es ancho y en alguna parte está despejado de edificios, lo que puede llevar a que pegue un poco de viento (tranquilo, nada grave, es perfectamente asumible). Y si eres de los que no tienen remilgos en recortar (algunos en la curva de gasolinera casi entran en la tienda del dependiente) , este circuito te viene de perlas (que no te vea por eso, eh!).

¿Se acabó la temporada?

Si eres de los que sufren mucho con el calor te diría que este es un buen punto y aparte en lo que a competir se refiere. Pero que no se te olvide entrenar, que eso  que has ganado se pierde muy rápido (lo que se tarda en acudir tres veces a un fast food y hacer botellón en la playa) y cuesta mucho recuperarlo. Si no, aún quedan carreras hasta mediados de julio, algunas más aptas que otras a tus exigencias. Son dignas de admirar la Cursa Sant Joan Despí (16 de junio y nocturna), y la Cursa Vila Olímpica (1 de julio).

RELACIÓN CALIDAD/PRECIO: 5,5

MI NOTA*: 6

*Por supuesto, subjetiva a más no poder.
_____________________________________________________

Si no has tenido aún suficiente puedes dejarte las corneas en estos otros posts:

A examen: Cursa de Can Mercader

A examen: Cursa Delta Prat

A examen: Punk Trail Fonollosa

A examen: Cursa dels Bombers

Running para economía de guerrillas

Avance Informativo Runner

Consejos suicidas para novatos de la Marató (Parte 1Parte 2 y Parte 3 )

Puedes rajar todo lo que quieras en la sección de comentarios, machacarme a puntos negativos, votar para que suspenda este blog (o mi twitter) e incluso, si te apetece, compartirlo entre tus allegados para reírte de la indecencia del que escribe. ¡Cualquier apoyo y humillación será bienvenido!

8 Respuestas a “A examen: Cursa de la Maquinista 2012

  1. En la cursa de Pineda, que se corría hoy también el precio era “anti-crisis” 10’5€ y ha estado más que bien: dos avituallamientos (km 4 y 7) y después como no, agua al llegar y la botifarra.
    Este año no había cerveza como en los anteriors, será por el precio más bajo? xD

    Me gusta

    • Yo soy de los que abogo por quitar regalos superfluos en pos de un precio más competitivo. Aún así creo que la mayoría de obsequios y servicios que ofrecen se pueden seguir manteniendo y no creo que les mermé en la economía de los organizadores de algunas (que no todas, ojo) carreras. Un saludo Wayko.

      Me gusta

  2. Dos detalles… El runner de la foto es amigo mío: Juan Valsera, todo un crack… Otro amigo ha acabado hoy la cursa por debajo de 37’50…
    Buen análisis David, como siempre. 😉

    Me gusta

    • Collons, casualidades de la vida. Y lo bueno, es que he echado pocas fotos hoy, o sea, que he acertado de pleno, jaja. 37’50 + final de temporada antes del parón + verano = tiempazo. Felicítalo de mi parte Jose Luís. Salud.

      Me gusta

  3. No, no. Hablo del runner del plano cenital del cartel de la cursa. El de las camisetas.
    Y oye!!! Los análisis están de COÑA!!!

    Me gusta

  4. Muy buen post como todos, por cierto, a ver cuando te animas a dedicar un post a los recortadores, la carrera de la Maqui les ha ido ni que pintada con las dos gasolineras, y eso si no contamos porque alguien se haya puesto a atajar por medio del centro comercial, que todo es posible 😉

    Me gusta

    • Alguna cosa he ido metiendo en otros posts de running (en el de la Cursa de El Corte Inglés hice hasta mapas de recorridos alternativos: http://wp.me/pNuBu-ia). Quizá tengas razón y allá que darle todo un artículo a este fenómeno. Aún así, digo lo de siempre: mientras no molesten al resto de corredores que cada se engañe como quiera. La picaresca siempre ha sido tradición en nuestra cultura. Salud!

      Me gusta