Dumb & Runner: Permítame ser ridículo

Dos tontos muy tontos raners runners

En este mundillo de runners perfectos parece que hay que tener estilo incluso a la hora tropezar (no es un fracaso, es una motivación para la siguiente… anda y vete a freír espárragos) y mira que no hay cosa más sana que reírse de uno mismo.

Del mismo modo que vestimos nuestras mejores galas para acabar saliendo en la foto finish más desconfigurados que un retrato picasiano, reivindico el derecho que, de vez en cuando, nos metamos unos sopapos de aúpa, dejemos de intentar ser tan excepcionales que rocemos el asquito público y mostremos qué tipo de sangre horchatera corre por nuestras venas. Hay cosas de lo más normales que te pueden suceder (olvidarte el dorsal o el chip, equivocarte de cola a la hora de dejar la bolsa) pero no me refiero a eso, sino a hacer directamente el ridículo. Porque mi zona de conforto es el bochorno, aquí va mi Top.

Con la inscripción…

1/ Ir a buscar el dorsal con el resguardo de la misma carrera… pero de la una pasada edición, y hacer pasar el cuarto de hora más puta a los de la organización que no se explican como la han podido cagar tanto.

2/ Acudir a la salida de una carrera sin haberte apuntado y que te des cuenta del olvido justo cuando ya has hecho el viaje en coche hasta allí.

Entrenando…

3/ Trotar a las dos de la mañana por la montaña y toparte con una jabalí que te mira fijamente. No hay problema, amiga, ya nos hemos encontrado otras veces en esta misma situación: yo por un lado y tú por el otro. Aparecer por sorpresa las crías de la jabalí y ponernos todos a gritar a lo Ned Flanders dando vueltas en círculo como si nos estuviera persiguiendo Leatherface de la ‘Matanza de Texas’.

4/ Encontrarme corriendo por la montaña un cartel de ‘Prohibido el paso. Propiedad privada’ en medio de un camino público por el que siempre has pasado. Pillar el rebote al darme cuenta que procede de una Masia Okupa de niños bien y continuar la marcha con un vete a tocar los huevos a otro. Volver escopeteado sobre mis pasos perseguido por tres perros de tamaño pequinés. Llegar a casa con un bocado en el muslo y un revolcón tras tirarme por un miniprecipicio (3 metros, que hablamos de Collserola, no del Cadí) para salvarme. Eso sí, los 500 m más rápidos he corrido en mi vida.

5/ Reanudar un entreno tras hacer una pausa y querer salir tan a tope que al primer paso te metes el ostión padre al poner el pie en una tarima de madera mojada. Y como acto reflejo pausar el crono cuando no eras capaz de recobrar la respiración.

6 Hacer una tirada larga desde casa hasta el Tibidabo sin comer. Acabar muerto de hambre rebuscando en las papeleras de Vallvidrera para ver si encontraba un chusco de pan comestible.

7/ Probarme unos manguitos como perneras para salir a correr, asumir que si me estrangulan tanto es porque: a) tengo unas piernas super musculadas. o b) escogí talla de niños.

Compitiendo…

8/ Probar un gel antes de un maratón y desparramártelo por encima… No tener ropa de recambio. Correr como si llevaras puesto un babero manchado de papilla.

9/ Ir a correr con la camiseta de tirantes puesta del revés. Echarle la culpa a que te aprieta el collar, darte cuenta de tu error tras cruzar la meta y haber charlado con la plana mayor de los presentes que se lo han callado (y reído) como putas.

10/ Vociferar en plena carrera un “mira, a lo Lebron James” intentando encestar de gancho una botella de agua en la papelera y que acabe en el jardín de unos vecinos.

11/ Ponerte a liderar una grupeta en una carrera de montaña haciéndoles ver que tú te sabes de pe a pa el circuito… y acabar tomando un camino equivocado recorriendo medio km menos de lo que tocaba….

12/ Sprintar tomando de referencia el arco de meta equivocado. Adelantar a una decena, verte adelantado por una veintena… Arrastrarte los 100 m que faltan hasta meta.

Extra/ Asegurar que Jaume Leiva es vasco porque su grupo de entreno y aficionados son los de IRun with Leiva.

 

Por favor, no me dejéis solo en esta catarsis del ridículo y admitid… que a vosotros también os pasa.

76 Respuestas a “Dumb & Runner: Permítame ser ridículo

  1. Pingback: Bitacoras.com

  2. Soy testigo de cuando fuiste a la maratest sin apuntarte! i run with david!! we love you

    Le gusta a 1 persona

  3. Sí, a mi m’ha passat lo dels gossos…dues vegades el mateix dia…I jo afegiria topar amb un pal d’aquells verds semiflexibles que distrubuieixen el trànsit dps d’haver corregut 200 mts…i fotret l’òstia més inverosímil del món…i deixar-te KO…

    Le gusta a 1 persona

  4. Pues mas de una y mas de dos me han pasado, la de la camiseta para empezar…

    Me gusta

  5. El dia que em torni a passar, no serà el primer cop que tropeço amb un escocell d’arbre enmig de la ciutat i caic a terra davant la mirada atònita de la típica “tieta Maria” que passava al costat.

    I també m’he sentit cofoi d’adelantar la meva llebre de Maratest al km 18 (pensant que jo estic regulant millor que ell perquè ara vaig de menys a més) i sentir la humillació de que m’avanci al km 28,5 i em tregui gairebé un minut a l’arribada.

    Però aquestes situacions tenen la seva gràcia… Si no, com és que les recordem amb un somriure?

    Le gusta a 1 persona

  6. Una vez, buscándome en las fotos post-cursa vi a un tío entrando a meta con toda la pose épica, se ve que había hecho un buen tiempo. De lo que no se había dado cuenta es que al llevar los pantaloncitos esos cortos (y sin calzoncillos) se le había salido toda “la artillería” por un lado y la foto era ridiculísima. Al poco retiraron la foto X’D

    Le gusta a 1 persona

  7. la nº8 me suena…
    Yo he tenido varios percances.
    Dejar en Courmayeur una bolsa lista con calzado, algo de comida, ropa seca,etc, convencido de que en Champex podía hacer uso de ella. Al intentar hacerme entender en Champex, Suiza, a mitad de la CCC del Mont-Blanc, que queria mi bolsa con mi ropa seca y mi calzado de respuesto ya que nos estaba lloviendo, convencido de que eso era una base de vida, y resultaba que nada de nada, que la bolsa estaba en Chamonix, tal como ponía en el reglamento…venga, 50K más hasta la ropa seca!
    “Perder” el chip justo antes de la salida de “Pels Camins dels Matxos” (63K 3100D+), volver al coche justo antes del pistoletazo de salida para ver si está allí, volver a la salida y correr a tope para acabar saliendo el último con un par de minutos de retraso. Explicar en cada control que había perdido el chip (no era el único), etc…acabar la carrera, ir al coche, y al abrir la bolsa que tenía en el coche…allí estaba el chip, dónde yo lo había puesto para “no perderlo”. Volver a la organización y entregarlo con mis disculpas y bochorno…
    Correr un maratón sin tener ni idea..
    Dejarme la vaselina y la crema solar en pruebas y tiradas largas.
    Llenar el bidon de agua con gas en lugar de agua mineral…
    y creo que aún me dejo alguna…

    Me gusta

    • Navarclina total, mira que podía haber rectificado a la gente pero me entesté en creer que este era el circuito nuevo, para que veas las decisiones que toma uno cuando le falta oxígeno en el cerebro en plena carrera…

      La del bidón con agua con gas es TOP. El chip es un engendro peor que el cable de los auriculares.

      Salud

      Me gusta

  8. Montserrat Mingo Molina

    Por dos veces me he caído de narices al suelo, pero en la carretera de les aigues, pero en un trozo completamente plano, creo que tengo el don de tropezar con la piedra que mas sobresale, eso si, levantarme muy digna y seguir corriendo, mientras la gente de alrededor flipaba.

    Le gusta a 1 persona

    • Suerte que el 10 en Privacidad te salva los muebles (que no el mobiliario). Yo tengo un caballito con una BH California en plena Rambla del Raval que acabó con la bici encima y rodeado por medio barrio…

      Un saludo, Jorge.

      Me gusta

  9. anatriatlonenfamilia

    Ir a correr el Maratón de Barcelona llegar al metro y darte cuenta que no llevas el chip, volver a casa a buscarlo, correr el Maratón de tu vida con Mmp incluido y ver que no sales en la lista porque con las prisas has cogido el chip de tu mujer que también es runner…😁😁😁
    Eso le paso a mi marido, luego a mi me toco mandar mail a los de Championchip para explicarles el caso y lo incluyeran en la lista para saber los tiempos.

    Le gusta a 1 persona

  10. Maratón de Valencia del año pasado, tenían los contenedores abiertos después de los avituallamientos, con unas extensiones para aumentar la superficie y así favorecer el enceste. Tiro, y entre que ya iba petado (km 35) y mi falta de coordinación natural, casi le doy a unos abuelos que pasaban por detrás. El colega de al lado me mira y en un inglés cutre me hace ver que yo Basket como que no. Y yo le contesto que por eso corro 😉

    Le gusta a 1 persona

  11. Chocar la mà amb un jove espectador i dir-li “un dia correràs tu” per sentir la contestació de la mare: un “si home” amb cara de “no deixaré que el meu nen sigui un friky de les carreres com tu”.

    Le gusta a 1 persona

  12. Jajajaja, em tronxo! Amb algun que altre punt em sento identificada, però suposo que amb el rodatge m’aniré “topant” amb tots els punts ;-). Pel nº4 t’aconsello aprendre la tècnica de “El hombre que susurraba a los jabalíes” (vàlid també per a gossos enxampa-runners!).
    Per cert, pot ser que dimarts, cap a les 10:15h estiguessis corrent pel front marítim? Em sembla que ens vam creuar, però al no conèixer-te vaig dubtar si eres o no eres tu i no vaig gosar a dir res… :-p

    Le gusta a 1 persona

    • Amb els porcs-senglars encara tinc una relació de no agresió prou bona, el problema són els gossos que em tenen moltes ganes…

      I… Doncs crec que sí, que era jo el que estava trotant pel Passeig prop del Fòrum que és una ruta habitual que vaig fent. Així que la pròxima vegada ja saps.

      Salut, Laura

      Me gusta

  13. Yo añadiría
    – Hacer el postureo en el calentamiento (que pareces hasta “élite”) cuando pasan un grupo de runnersgirls, y al cabo de un rato cuando están de vuelta, te pillan meando en plena calle con la cosita en la mano..
    – Sentirme observado al llegar a meta y que todo el mundo te mira, y no es porque hayas hecho un carreron, sino que estás tan deshidratado que tienes restos de sal hasta la rabadilla del culo

    Le gusta a 1 persona

  14. Casi sacarme un ojo con una rama de un arbol… pero no de un bosque no, un arbolillo de los de la carretera d’Esplugues, y cuando digo casi sacarmelo es en serio.
    Tropezarme y caerme casi de morros por la calle (los que me conocen saben que yo lo mas que salgo del asfalto es a la carretera de les aigues) y preocuparme solo de si me habia visto alguien.
    Desconfiar siempre de los perros y con el que bajas la guardia ser el que se lanza a tus piernas y te da un susto de cojones.
    Darte cuenta con el sentido del tacto de que has pisado un regalo de alguno de esos perros cuando te estas quitando las zapas en casa puajjjjj

    Le gusta a 1 persona

    • Los ‘regalos’ de nuestros queridos ‘mejores amigos del hombre’ tienen la habilidad de disimular su presencia en nuestars bambas hasta que: a) llegas a casa o b) entras en el coche. Al final te toca recoger lo que otro no le ha dado la gana…

      Salud, Dani

      Me gusta

  15. Que se combinen ir justa de tiempo + parón en el metro y llegar a la cursa cinco minutos más tarde de la salida. Pasearme por St Andreu vestida para la ocasión con cara de circunstancia y acabar comiéndome la butifarra posterior que te regalaban en la carrera sin haberla corrido.

    O que dos horas después de una carrera me digan que se me transparentaban los topos de la ropa interior a través de los leggins (viejos, claro, es lo que tienen)… O_O

    Gran recopilación! Ahora que me he puesto en serio seguro que me surgen más anécdotas xD

    Le gusta a 1 persona

    • Pues mira que yo me he encontrado a gente saliendo hasta 10 minutos tarde del disparo de salida e ir haciendo xinoxano hasta meta. Ahora, respeto total a tu voluntad y derecho de no dejar pasar el avituallamiento final: la buti es sagrada.

      Salud

      Me gusta

  16. Yo me he quedado tumbada boca abajo en una de esas jardineras metálicas que hay en algunos parques de barna por ir con la mirada demasiado adelantada…

    Le gusta a 1 persona

  17. Apuntarte a una carrera estando acostumbrado a que se corran los domingos. Que la carrera se celebre el sábado. Que te despiertes exaltado el domingo a primera hora, despiertes a tus padres, te estés vistiendo y que te llame tu novia para preguntarte: cariño ¿eres tonto? La carrera fue ayer…quédate en casa anda. Verídico…puta vida xD. Buena entrada David.

    Me gusta

  18. Cómo me identifico! Podría comentar largo y tendido, pero voy a aportar algunas de mis experiencias en las categorías “Tropiezos” y “Encuentros con la naturaleza (hostil)”:

    Me he caído y me he vuelto a caer, por supuesto en los senderos (o sea, “trails”) pero también en el asfalto liso. La última vez, acercándome a ritmo tranquilo a la playa de Barceloneta, una inocente fisura en el pavimento me envía a realizar una postración completa a lo peregrino tibetano. Pese a mi también “épico” entrenamiento en artes marciales en mi lejana juventud, no supe caerme bien y llevé costras en las palmas de las manos durante semanas. Se me acercó un turista en un segway para preguntar “are you allright?” Ileso sí, salvo las heridas en las manos, pero allright del todo, no sé… Pensé que el casco que llevaba él, mejor lo tenía que llevar yo, con mi habilidad de convertir el trote cochinero en un deporte extremo. Surrealista.

    En cuanto a la parte más bucólica, una vez en Collserola, me acerco a la Font de la Marquesa, ya tocando al final de mi tirada larga, una bebida fresca en el quiosco al lado del velódromo de Horta y el metro a casa. Y allí me encuentro cara a cara con una manada de jabalíes. Un macho de un cuarto de tonelada me mira, emite un gruñido que en jabalí creo que quería decir algo así como “a la mierda, puto humano” y empieza a galopar hacía mi. Media vuelta, una recuperación de fuerzas increíble y un sprint cuesta arriba. Una vuelta kilométrica, un atajo por unos matorrales intransitables – mucho después encontraría caminos alternativos que fácilmente me hubieran ahorrado tal odisea. Al menos no había turistas en segways como testigos!

    Le gusta a 1 persona

    • Siempre que no hayan testigos humanos que corroboren el bochorno será mucho mejor ya que la anécdota queda entre tú y el entorno. La de veces que me he tropezado por mi torpeza genética y casi siempre he estado rodeado de gente para recordármelo luego…

      Ese jabalí tenía que ser el capo de la manada, lo más habitual, al menos en mi caso, es que ellos estén o tan acojonados como yo o que realmente pasen de mi (sobre todo si tienen algo que llevarse a la boca).

      Un saludo, Sami. Sigue así!

      Me gusta

    • J.M.Zúñiga III

      Los jabalís son torpes en bajada, y diestros en subida. O eso me han contado (patas cortas y fuertes). Así que al huir, igual hay que pensarselo un poco. Yo he tenido varios encontronazos con ellos, y de momento ningúna huida por patas por mi parte. Huyen ellos antes, menos mal…

      Me gusta

  19. Querido David:
    Afortunadamente aún no he pasado por ninguna de esas situaciones bochornosas, estaré atenta porque igual en un despiste me encuentro inmersa en alguna, ante todo miraré alrededor para asegurarme de que no me vea nadie que después pueda hacer un post sobre ello.
    Gracias por las risas.
    Un abrazo

    Me gusta

    • Sobre todo eso, que nadie te vea, que así el dolor es más fácil de mitigar (solo hay que curar las heridas físicas, no las del orgullo).

      Un saludo, Maria, espero que te estrenes pronto en el anecdotario.

      Me gusta

  20. Perderse en la utcollserolla (si esa que todo el mundo dice que es imposible perderse) y acabar abajo en la cantera despues del primer avituallamiento y el guarda salga detras tuya , tener que subir otra vez y cuando encuentres el camino …ya estan quitando las marcas …. Epic win y pa casa

    Me gusta

    • Hostia, corroboro los elogios al encintado de la UT Collserola porque yo soy de los que comienzo a empanarme pensando en mis cosas y siempre acabo circulando a un mundo de donde me tocaría, y ahi no tuve ningún problema. Puede ser que hicieras la Mitja Volta? Porque quizá se entendería que al volver ya estuvieran recogiendo cintas… vaya putada y vaya pedazo de anécdota.

      Un saludo, Pablo.

      Me gusta

  21. Si ,la mitja volta y suelo ser de los ultimos . Fue totalmente culpa mia ,al volver habia como 5 “x” en el suelo y un km de cintas pero vamos ese segurata corriendo detras mio y cuando me encontre esa chica con los brazos llenos de cinta no se me olvida … no pude seguir por q me perdi asi q cuando llegue a molins: pa casa. (por favor tapa mi nombre, a todos los q me conocen les dije que abandone por lesion, esto es demadiado dumber para admitirlo jajaja)

    Me gusta

  22. La del jabalí con jabatos me ha pasado a mí también por collserola (a ver si era la misma hembra… 😀 )

    Una vez subiendo por el lateral del rio ripoll desde ripollet hacia sabadell.. por aquello de cambiar, en barberá paso un puente y sigo por otro camino paralelo al río… llego a una zona de huertos, el camino se estrecha, y empiezan a sonar ladridos de “micro perretes” llego a un punto que el camino se cierra totalmente por una puerta… del lado sale un perrete negro, con pinta de diablo de tasmania (true story) yo tiro para atrás porque no había más.. el perrete se viene arriba y me persigue.. le aguanté hasta que me mordió.. le di una “pataita” y se acabó XD joio son mas chungos que los grandes.

    Y para finalizar aquel momento incomodo en el que estas corriendo a las seis de la mañana un domingo y pasas por una zona oscura, ves algo raro.. y resulta ser el culo de una chica que estaba meando… XD

    Me gusta

    • Veo que todos nos conocemos por Collserola: tú, yo y los jabalíes hacemos una gran familia, jaja. Te doy toda la razón con los perros minúsculos, son los que más mala leche profesan con los que van trotando por las calles.

      Y sobre la chica… Domingo matinal, borrachera total. No falla. Es como subir a la cursa de l’Amistat por la calle de la Apolo a las 7 de la mañana… algun@ te vas a encontrar seguro.

      Salud, Karnaplosky

      Le gusta a 1 persona

  23. Que bueno David.
    Lo de los perros es un clásico.
    En asfalto: Lunes de intervalos en un tramo de tierra donde normalmente hay algún can suelto……pues el más minúsculo de todos decide que tu último 800 te debes retar con Kipsang, y ahí un servidor haciendo de Keniano, con un perro más pequeño que las zapatillas lanzando mordiscos al vuelo ante el descojone monumental de su dueña que no sobrepasaba los 5 años.
    Y en montaña: último rodaje largo previo a MTBCN, inspeccionando tramos del circuito, tras 3h de montaña y casi en reserva, llego a la Hípica de Begues, donde he almorzado mil veces, pensando en hacer una parada para saludar al personal…..un Bulldog Francés bien conocedor que aquello está cerrado hace un tiempo (más del que yo hacía que no paraba por allí) convierte mi parada en un STOP and GO y vuelta al reto Keniano, ni Kimetto hubiera marcado una “activación tras pérdida” tan veloz.

    Un bis de montaña: se nos está haciendo de oscuro, muy oscuro y mi hijo en bici, haciendo de vehículo de asistencia con el foco alumbrando el camino, y un servidor corriendo, no vimos las señales de finca privada y nos dimos de bruces con 2 perros que cuidaban la finca; aquello era un camino sin retorno….o tu o yo…pues todo para tí, media vuelta y pies en polvorosa…mi hijo no ha vuelto a tragarse eso de vamos un rato por la montaña y le ponemos el foco a la bici?

    Un abrazo y mucha fuerza el la Trail Marató Cap de Creus.
    Oscar.

    Me gusta

    • Se me olvidaba otro EpicFail.
      1/2 Maratón de Sitges, mi primera media.

      Pues nosotros calentando y haciéndonos fotos con la familia, risas, jiji jaja, escuchando la animación de los de Radio Flaix FM, delante del arco….de llegada, no de salida, que estaba unos 700mts más allá. De repente caemos en la hora….eran las 10h:07′ y por allí ya no quedaba nadie….la salida era a las 10h:00’….nuestra salida, esquivando transeúntes, carritos de bebe, abuelos paseando, fue una vez ya habían retirado el chip del arco de salida y estaban retirando el hinchable. Menuda cara se les quedó a los de ChampionChip.

      Me gusta

      • Bueno, yo creo que ante la suma de casos podemos dar por válida la teoría de cuanto más pequeño es un perro más hijo de puta con los corredores.

        Muy grande la parra de Sitges, y es que puede dar a equívoco que la salida y la llegada estén en puntos distintos.

        Cap de Creus queda pendiente para el año que viene (a ver si a la tercera…), la rodilla (bueno, más bien, las dos piernas), se han negado a colaborar.

        Salud, Oscar

        Me gusta

        • J.M.Zúñiga III

          Yo con los perros, a parte de la fobia que les tengo, y el odio que ellos me tienen a mi (lo huelen, lo sé), tengo 200 anecdotas a cual más ridicula, ya que cada encuentro con un can, es un “running gag” evolucionado…correr en circulos alrededor de la dueña de un perro mientras el animal me persigue entre los gritos de la dueña, quedarme parado unos minutos cara a cara con un perro de una masia de Bastareny (cerca de Bagà) porque el muy cabrón se me plantó delante en plan “por aquí no pasas”, hasta que al final y gracias a mis gritos, salió alguien de la casa (flipó bastante), perros pequeños que se te cruzan entre las piernas y encima recibir la regañina de la dueña por “patearlo”, ser amenzado por el dueño de un pastor alemán en plan: si no te callas y te largas, te lo suelto de nuevo y verás, mujeres amenazandome de llamar a la policía por aconsejarles que llevaran los perros atados (hasta 2 veces se me tiraron a las piernas) diciendome que el bosque y los caminos no eran míos, un senyor insultandonos cuando el perro nos gruñia y no nos dejaba pasar por una zona muy transitada del Montseny (Santa Fe), diciendo que ellos venían cada semana y que tenían más derecho que nosotros…y muchas más….

          Me gusta

  24. Miércoles pasado, 21:30 voy dándolo todo por collserola ya con el frontal encendido. Coño un conejo! Coño otro, ostias eso no es un conejo, me paro en seco y aparece la madre con 2 mas. Se me queda el jabalí mirando, yo parado cuando a mi lado a 2 metros aparece el padre a todo castaña acojonao, me he ahorrado una prueba de esfuerzo en el gps se ve como paro de correr y de repente una subida de ppm a 185, ya conozco mi umbral 😁.
    Cuidadin por collserola que acaban de nacer los jabatos y ya empiezan a bajar para la ciudad.

    Me gusta

    • Es una situación tan de dibujos animados de la época dorada de la Warner (Bugs Bunny, Silvestre y Piolín…) que ya te estoy visualizando haciendo el molinillo, jaja.

      Un saludo, Josema.

      Me gusta

  25. entrenar sin gafas y comerse una valla/tela metálica en Rambla Prim. Mirar alrededor a ver si alguien se estaba riendo
    “Mirar donde no debes” y casi comerse una farola
    Desayunar leche con tostadas antes de una carrera y acordarte de ello todo el rato
    Darte retortijones en una tirada larga , pasada calle del mar en badalona y volver a casa colándome en el tranvía pensando en qué decirle al revisor
    Comerme una señal de curva peligrosa al cruza una carretera en Collserola, casi desmayarme y acojonar a los colegas de entreno.
    Gastroenteritis en km 25 en maratón de Berlín, pensar en retirarte pero no saber cómo volver a la salida, y seguir corriendo como podía. Por cierto allí mismo agarrar un vaso pensando que era isotónica y era… Té caliente!!! Pero qué coño!
    pasarme mi primera media maratón en Inglaterra, Cambridge, sin marcas Kms sino millas, multiplicando por 1.61 porque no controlaba error de pulsómetro

    Me gusta

    • Una muy buena colección de anécdotas, el tema de los esfínteres siempre da mucho juego. Yo soy de los que intenta aguantar hasta el final en una carrera. Entrenando… Busco cualquier lugar con un mínimo de privacidad.

      La comida de coco para transformar millas en km en pleno esfuerzo, buff, como la yaya del APM: ‘es digno de admirà’.

      Salud, 1Cualquiera

      Me gusta

  26. El km 1 d’una cursa va venir cap a mi i em va donar a tota la cara: era un globus. Menys mal. Mai havia vist un globus tan ràpid 🙂

    Al litoral de Badalona, mirant la lluna de cop vaig veure l’asfalt: maleïts canvis de rasan pels cotxes…

    Me gusta

  27. Ir al Polyclyn antes de entrar al cajón, subirme el portadorsal por encima del pecho para poder bajarme el pantalón, irme hacia la salida y no volver a acordarme de llevar el dorsal por encima de las tetas hasta llegar al km 2. Cursa de la Merce, tropocientas fotos como prueba del drama

    Me gusta

  28. Venirte arriba en un entreno organizado de la Marató de Barcelona en la Carretera de les aigües y decidir saltar una cadena. Evidentemente si la hubiera saltado sin problema no estaría escribiendo esto.
    Menuda hostia delante de al menos 25 corredores pffffff

    Me gusta

    • Yo tengo un intento de caballito con la Bh California en plena rambla del Raval con desastroso resultado y toda la gente rodeándome preguntando si me encontraba bien tras el hostión. Entiendo la vergüenza torera que se pasa, eh!

      Me gusta

  29. Jo faig les curses de muntanya, i alguns entrenaments, amb guants de ciclisme a les mans de les hòsties que porto. I generalment quan vaig pel pla després de les baixades que diuen tècniques. Les ferides a les mans duren una setmana i toquen molts els nassos!

    He vist tantes fractures de companys al braç per caigudes (no només corren), que quan caic em deixo anar i si cal faig un parell de voltes per a evitar picar de cop. La gent del voltant es pensa que “s’ha matao Paco” i es descollonen de riure quan tal com rodo, em poso d’en peus i continuo corrent.

    A la Serralada de Marina, per un lloc habitual de corredors, caminadors i bicis vaig veure una cosa estranya a tocar de camí. Era el cul d’un senglar. Els dos van fer el rècord mundial en sentits contraris. És la millor prova de freqüència cardíaca màxima.

    Me gusta

    • Jo també sóc de los “de perdidos al río” amb les caigudes. Crec que evites més lesions ‘acompanyant’ la caiguda que intentant mantenir l’equilibri. Però, clar, la gent flipa molt quan veu aquestes coses, jaja

      Salut, Jordi

      Me gusta

  30. Hay algunas muy muy buenas. Y me veo q alguna de estas haré fijo. Añado un par mías q creo q son ilustrativas.
    Hará 2 semanas corrí la short de els bastions. En el último Avituallamiento, ya molido miro el teléfono xa avisar q ya solo me quedaba como 1h, y sorpresa,no hay cobertura. Total q voy medio andando,medio trotando buscando cobertura hasta el final del pueblo. Veo q hay 2 caminos,x llamarlos de alguna manera,y ambos sin señalizar. Me da x mirar el GPS y estaba fuera de ruta. Me tocó volver atrás,hacer cerca de 1,5k extra y tener q adelantar gentes la q hacía más de media hora q había dejado atras y tener q hacerme el loco…
    Un día haciendo recorrido habitual en montaña bajaba motivado x un bosquecillo y súper feliz mirando tiempo q estaba mejorando marca propia. Controlando bien dónde pisar. Mirando hacia delante anticipando recorrido con un pro. Total q si q vi el árbol,xo no q estaba inclinado y con una buena rama en la trayectoria. Me recuerdo en el suelo con escozor de manos dolor de cabeza y lo primero q hice fue mirar q no hubiera roto las mallas hoko q estrenaba ese día. Al aguantar estas bien la caída me fui tan campante a casa xa descubrir,ya en la ducha, q tenía algo como una pelota de tenis en la
    Cabeza y encima con un corte de unos 2-3 cm. Xo aún así contento xq eso se arregla las mallas no jajajjaja

    Me gusta

    • Buffffffff, no hay cosa que duela más que tener que volver a desenredar el camino que has hecho tras perderte, recuerdo una Neorural que me estaba saleindo de muerte y me perdí… a falta de 500 metros!!!!!! Muy triste.

      Las ramas y las raíces, esas hijas de la gran putas. Parta que luego digan que la naturaleza es nuestra amiga (sobre todo con los patosos como yo).

      Un saludo, Jordi

      Me gusta

  31. Yo soy muy novatilla y mi chico es el que lleva siempre la mochila al guardarropa (él corre más rápido y así no me tiene que esperar si la quiere recoger). En Nassos la llevé yo y estaba bastante nerviosa por la carrera; entonces estuve discutiendo (de forma amigable) con el voluntario porque no le quería dar el resguardo del guardarropa. En mi cabeza si le daba el resguardo, luego no podría demostrar cuál era mi mochila. Y el voluntario, más majo que la pesetas, me dice: “pero, chica, ¡que llevas el número en el dorsal!” y se moría de risa. Yo me fui con cara de tonta (y muerta de risa también) y rezando para que nadie hubiera escuchado mis dudas de pardilla.

    Me gusta

  32. Esta es la época ( verano)que si me derpierto a la 2 o 3 de la madrugada no hay forma que pueda coger el sueño otra vez y a veces salgo a trotar un poco al parque antes paso por una calle donde un perro perraco de un balcón me canta la canción del verano pero más puñetero soy yo que a la vuelta paso otra vez por el mismo sitio para que me vuelva a “cantar” la misma canción jejeje. Lo del camino público de montaña prohibido el paso no pero cadena para que no pueda pasar si y perros sueltos que no eran pequeños precisamente y entonces me sale la vena anarquista acordarme de los dueños que se cree que la montaña es suya

    Me gusta

    • Yo es que a los perros les he pillado bastante miedo tras mi encontronazo con ellos entrenando y llevarme un mordisco. Hago las series más rápidas caad vez que los veo amenazantes. MMP, jeje

      Un saludo, Felipe

      Me gusta

  33. David,
    m’he rigut molt amb les teves peripècies i les dels teus lectors. Hi he pensat: pobrets, a mí no em passa res. Però ja ho crec que em passen coses. Aquest matí mateix, fent una petita tirada llarga, un parell de coses:

    1) passo per les Glòries, i el semàfor es posa en intermitent, i quan ja he decidit que passo sprintant, en vermell. La moto que no m’ha vist, el tio s’espanta, frena, li passo pel darrera , li faig un copet a l’espatlla, li dic “perdona” i tot seguit, quan segueixo el meu camí, l’apunto amb el dit i li dic, seriòs” has salido en rojo, has salido en rojo!”. El tio o venia de narxa o encara estava adormit, quina cara de susto ha fotut, si us plau, quan ha frenat! No estoc segur de que hagi sortit en vermell, però… Coneixeu algun motorista a BCN que no sorti en l’ambar del peató??
    2) A la cantonada de l’hotel Princess, relliscada a la vorera mullada per la pluja d’aquest matí, caic a terra de genolls devant una parella que passejava el gos. Ha estat molt lleu, pero ridícul. Per cert, compta amb aquesta vorera del centre comercial Diagonal Mar, que es la segona vegada que me la foto. I aquesta vegada anava amb precaució! Se suposa que es Nimbus tenen adherència, però noi… Avui pera un dia mortal, amb pluja, calor i humitat de més del 85%. He fet 21 kms i m’han sabut a 30…

    Peró haig de confesar els pitjors moments: les necessitats fisiològiques. AL meu curriculum tinc 4 cagades glorioses, que ara detallaré. Però no errors, no… Cagades, literalment. Vamos, defecar, el que tècnicament es coneix com jiñar 😀

    Les dues primeres van succeir al mateix lloc, al solar que hi ha aevant del Monestir de Pedralbes. Hi han càmeres, així que potser els residents han vist el que no tocava. Ei,, en plan professional. Sense ni auturar el crono, baixada de pantalons, i d’un sol “cop” tot cap a fora. Pantalons amunt, i a seguir. No vaig perdre ni 15″ 😉 Aviat el lloc deixarà ser tan discret, estan construint devant la prolongacío del cole Betania Patmos).
    La tercera va ser més desesperant, també al meu circuit de “muntanya” – perdoneu-me els “traileros” per l’atreviment – , a un solar d’Esplugues, a prop del col.legi alemany, vorera contrària. Discret i ràpid 😉

    La quarta ja és molt vergonyosa. Estava al port, al paseeig de palmeres que hi ha al costat de la plaça voluntaris, devant del Casino de Barcelona, Creiu-me, no podia més! Així que, sang freda, pràcticament de peu per disimular, ho vaig fer darrera una palmera i juraria que no em va veure ningú, tot i que ja hi havia gent passejant i corrent per allà. Però quin alivi! Ja no podia més…

    I alguna cagadeta més hi haurà al meu historial, però aquesta quatre són urbanes, i per tant, èpiques i aventureres 😀

    Me gusta

    • Un bon historial, Antoni,

      Jo de relliscades amb públic tinc una a falta de dues setmanes de la Marató, van parar un parell de motoristes per preguntar i em trobava bé… Va ser una bona clatellada al terra.

      En canvi, he tingut sempre la sort de resoldre sense problemes (quasi sempre a la muntanya) les meves necessitats fisiològiques.´Aquí sí que he sigut afortunat (toco fusta).

      Salut!

      Me gusta

      • Ei, ara m’ha vingut un bon record. A la marató de Barcelona, ara no recordo quin any, amb l’ampolleta faig canasta neta de revès a un container llunyà. Alguns em van aplaudir i inclús un crit d’admiració de “dedícate a otra cosa!”. Va ser genial, em va donar molta moral la resta de la cursa, perque això passava a Les Corts 🙂 Mai no he pogut repetir-ho

        Me gusta

  34. Hola, me llamo Xavi y también hice el ridículo
    Año 1995: me presenté un domingo a correr en la ‘Cursa de la Gran Via’. Al llegar a Gran Via con Aribau me extrañó no ver nada parecido a una carrera que salía y llegaba desde la Universidad, ni corredores, ni pancarta, ni organización… Bueno, sí había carrera, solo que era al domingo siguiente.

    Salud!

    Me gusta

Deja un comentario (si quieres)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s