Verdades y mitos sobre correr y la contaminación

RUNNING Y CONTAMINACIÓN

El puñetero muro del maratón, el viento que da de cara gires por donde gires, las ambiciones desmedidas que no se corresponde a nuestro volumen de entrenamientos, los recorridos mal señalizados que convierten un 5k en un Ultratrail, los desniveles que de positivos sólo tienen las risas que se echan a cuenta de nuestras muecas de dolor, los terrenos irregulares aptos sólo para bulldozers, los geles de chocolate con vinagre que te pegan una patada en lo más hondo del estómago… Sí, el running está lleno de obstáculos que hay que vencer para convertir un trote cochinero en una aventura épica con final feliz y, a ser posible, morreo con erótico resultado. Un montón de enemigos íntimos a los que se une otro aún más letal y molesto: la contaminación ¿Podemos hacer algo para enfrentarnos a ella y salir indemnes?

¿Por qué suceden estos episodios de contaminación ambiental?

Principalmente a una situación meteorológica marcada por un anticiclón con una presión atmosférica muy alta contaminantes en la zona más baja de la atmósfera, sin que se puedan dispersar.

___

¿Es perjudicial para mi salud?

Para qué vamos a negarlo, cualquier concentración alta de gases y partículas tóxicas inciden a largo plazo en nuestro estado físico.

___

¿Hay que hacer saltar las alarma?

No más que otras veces, está claro que viviendo en ciudad estamos bajo el yugo de los gases contaminantes, así que lo que realmente tenemos que asegurarnos es de llevar un control de por dónde y en qué momento podemos salir a correr sin tener que tragarnos a las bravas los efectos de ese combinado letal entre evolución sin mentalidad ambiental y crisis económica (parque de automóviles y maquinaria mucho más vetusto).

___

¿Puedo salir a correr?

Sí, pero es conveniente que en días de alta concentración de partículas contaminantes (cuando se activan las alertas) margines los entrenamientos que te exijan un alto consumo de oxígeno (esos que buscan llevar tu cuerpo al umbral máximo) por tiradas a un ritmo que te permita hablar con fluidez o simples trotes cochineros (como me encanta este apelativo desde que se lo escuché a Sosaku Runner).

___

No me fío, saldré con una  mascarilla como los japoneses”

Para según que cosas ellos nos llevan años de ventaja (para otras ya está bien que se hayan adelantado para no repetirlas) y no sería ni la primera ni la última vez que acabamos adaptando una tradición nipona a nuestro ámbito: la locura por hacer clic con la cámara de fotos en el momento más inoportuno, el sushi como base  de la pirámide alimenticia, el hikikomori (el confinamiento voluntario y total en casa) como estandarte de las NO relaciones sociales, el amor desmedido por el Maratón… Puedes salir a correr con tubulares (conocidos popularmente como buffs –al igual que con los kleenex la marca engulle el nombre formal del producto-) que además de evitar que te resbale el sudor y te protege del frío bien sirve de mascarilla para calmar el mono de atarse las bambas (antes muerta que sin millas).+

___

Haz tu planning semanal según la previsión meteorológica

Aunque le tengamos una tirria especial el viento es un  gran aliado en el combate contra la porquería sostenida en el aire, quien lo diría cuando se pone de frente para hacernos la puñeta. Las ráfagas del Dios Eolo permiten arrastrar todos los componentes nocivos  que se han ido acumulando en la atmósfera.

La lluvia también ayuda a limpiar el aire, eso no te obliga a salir el mismo día correr y/o emular al gran Gene Kelly (cosa que mola y da más épica a nuestro entrenamiento), pero te asegura que las jornadas posteriores la contaminación quedará reducida significativamente.

En cambio, las situaciones anticiclónicas junto a la inversión térmica (donde las temperaturas más altas se encuentran en altitud y las más bajas a nivel de mar) son las que hacen que la contaminación se mantenga como un parásito justo encima nuestro.

___

¿Estoy a salvo en los ‘pulmones verdes’?

En episodios de alta contaminación del aire los llamados pulmones verdes urbanos de la ciudad no son una casilla de salvación para el corredor. El Retiro, y por analogía barcelonesa el Parc de la Ciutadella, son zonas, en principio, ideales para salir a correr pero que se ven lastradas por el alto número de vehículos mottorizados que circulan a su alrededor. El hecho de que sus dimensiones sean minúsculas comparadas con la inmensidad  de Central Park o los grandes parques urbanos de las principales ciudades europeas, donde llegas a un punto en que palabras como tráfico o industria parecen extraídas de un cuento de ciencia ficción, es un problema añadido.

Las zonas verdes ideales son aquellas que están lejos del tráfico y de los polígonos industriales. En Barcelona tendríamos Montjuic y Collserola, en Madrid la Casa del Campo (cuanto más lejos de la autovía mejor, claro).

___

¿Dónde y cuando puedo salir a correr?

A causa de la inversión térmica, la masa de aire contaminado queda suspendida a poca altura. Del mismo modo que el avión se sitúa por encima de las nubes para tener un viaje más plácido, encontraremos un aire mucho más puro si vamos a entrenar a lugares que queden por encima de esa bolsa de partículas nocivas. En Barcelona esto significa subir a Collserola (desde Carretera de les Aigues hacía el Tibidabo), la parte alta de Montjuïc o conquistar los picos dels 3 turons, zonas capaces de romper esa barrera de… mierda (así, literalmente).

Sal a correr en horas de menos tráfico. a primera hora de la mañana (antes de las 7 am) o ya cuando ha caído el telón de la noche. Hay que evitar que la suma de factores (contaminación acumulada y gases tóxicos que se producen en ese mismo instante) se conviertan en un combinado aún más perjudicial.

Si se te ha inoculado el alarmismo mediático, que es algo así como el despertar del fumador pasivo cuando ya llevaba toda la vida inhalando productos cancerígenos, y quieres cuidarte en salud puedes comprobar aquí  la calidad del aire de toda España y también, y más concretamente, de Cataluña o Madrid. Y aquí tienes uno de toda la penínsal ibérica.

___

¿Puedo ayudar para tener un espacio libre de contaminación?

Y, sobre todo, aporta tu granito de arena intentando que tu espacio vital y de acción sea lo más limpio posible dentro de tus posibilidades. No conseguirás mucho pero para nuestra conciencia va genial saber que al menos nosotros estaos haciendo algo por cambiar las cosas.

___

Una respuesta a “Verdades y mitos sobre correr y la contaminación

  1. Pingback: Bitacoras.com

Deja un comentario (si quieres)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s