Cosas que son mejores que correr

COSAS MEJORES QUE CORRER

Que sí, que correr es una actividad sólo apta para esos cabezas huecas que no tienen cuidado de su salud ni un atisbo de cordura a la hora de diferenciar las cosas importantes de las cosas realmente importantes. Una afición insana de la que seguro pagaremos las consecuencias en un  futuro (no será cosa de la edad, no,  seguro que no…). Ya sabes es muchísimo mejor quedarse en el sofá dando lecciones morales o poniéndose al nivel de esos contertulios que saben de todo pero que, curiosamente, no entienden de nada. Seguro que hay mil cosas mejores que correr pero como este blog va de eso, tendré que tumbar todas las alternativas con argumentos dignos de una tertulia de Ana Rosa Quintana. A mi, que me gusta más la demagogia que a un tonto un lápiz.

ALCOHOL & DERIVADOS. En el mejor de los casos, cirrosis; en el peor, vendiendo la tele de tu abuela.

AMOR. En el mejor de los casos, escribiendo poesía barata (de la que te arrepentirás y mucho); en el peor, con el corazón más roto que las lunas de los bancos en época de crisis.

ARTE. En el mejor de los casos, cara de tonto, en el peor, cara de tonto y bolsillos vacíos.

BAILAR. En el mejor de los casos, patosidad cómica; en el peor, vídeos subidos a Youtube sin tu consentimiento.

CINE. En el mejor de los casos, mareado entre el 3D, los subtítulos y el becerro que va contando cada fotograma a medida que se va proyectando; en el peor, todo eso y sintiéndote estafado.

COLECCIONISMO. En el mejor de los casos, con una hipoteca ruinosa; en el peor, síndrome de Diógenes.

CONCIERTOS Y MÚSICA. En el mejor de los casos, desafinando cosa bárbara en un karaoke, en el peor, aplastado y bañado en brebajes con alto contenido de pota autóctona.

DORMIR. Vale, aquí pinchamos hueso, pocas cosas más gratificante que no hacer absolutamente nada con una manta como escudo.

LEER. En el mejor de los casos, volverse un cansino snob; en el peor, escribir tú propio libro (con el consecuente fracaso).

SEXO. En el mejor de los casos, enfermedad venérea; en el peor, embarazo no deseado.

VIAJAR. En el mejor de los casos, timado y con alguna enfermedad que creías extinguida hace un siglo; en el peor de los casos, secuestrado (reza porque sea exprés).

YOGA. En el mejor de los casos con hernias en los lugares más recónditos; en el peor, en cautiverio mental en un mundo de color arco iris.

¿Crees aún que hay algo mejor que correr? Pues sí lo hay: salir a hacer el cabra desde que el sol asoma, tomarse el día como si no hubiera un mañana, follar como si ese mañana se precipitase al ahora mismo (y si encima hay sentimiento, miel sobre hojuelas), ponerse como las Grecas mientras bailas poseído por el demonio una canción tan perfecta que sólo mejora cuando se toca en directo y la decoras con tus gallos, leer el mejor libro del mundo como quien devora la pizza más pringosa que jamás imaginaste, ser participe de una película tan perfecta y evocadora que ningún libro es capaz de contenerla en un millón de folios, huir tan lejos que te olvides de quien eres (y en eso te va a ayudar mucho el señor alcohol & friends) y caer rendido en el más profundo sueño tras una jornada bien aprovechada (ahora que vengan a juzgarme). Y entre medias… salir a correr. Eso… Eso es mejor que correr.

9 Respuestas a “Cosas que son mejores que correr

  1. Cualquier cosa que piense que me gusta está dentro de alguna de las clasificaciones, luego lo has bordado. El fútbol, el basket, etc no me dicen nada, pero puedo entender que los seguidores del Barca te pregunten que donde está el fútbol. Que te hayas olvidado sólo indica que como a mí, el fútbol te la suda.

    Me gusta

  2. ¡Si! ¡no has dicho nada de fútbol!…y yo que no creía en el amor platónico…

    Me gusta

  3. Buenas Gonzalo y Sonia,

    No es que me apasione el fútbol pero tampoco soy anti. Al balompié le tengo que agradecer dos grandes cosas: que reúna a mis amigos que son tan caros de ver y que los días de clásico la ciudad esté tan desolada que a los que nos encanta correr de noche pensemos que somos los amos del mundo.

    Ah, de pequeñito me lo pasaba pipa con los partidos de recreo 30 contra 30, pero, claro, eso poco tiene que ver con el fútbol que se ve por la tele. Eso es simple y memorable diversión.

    Salud.

    Me gusta

  4. Si hay algo mejor…. volver a correr tras no poder
    Otro que se la suda el Furbol

    Me gusta

  5. Absolutamente genial!!

    Me gusta

  6. Te has olvidado de Frank Miller…él es mejor que todos y que todo (o eso cree él).
    Aunque bien pensado…¿leer Born Again o salir a correr? Difícil decisión. Mi avatar me delata…

    Me gusta

    • Cómic y literatura, me parece que la línea que los separa (tanto en concepto como en calidad) cada vez es más difusa. el New York Times escogió hace unos años en su top ten de mejores libros a Fun Home, un cómic que simplemente es la hostia de bueno.

      Frank Miller siempre ha molado mucho pero en el entintado de viñetas, cada vez que ha tocado el celuloide… Bueno, como asesor puede pasar (y ni aún así).

      Salud!

      Me gusta