Top Ten: excusas para no correr

Sí, lo se. Antes todo era mucho más fácil. Tenías novi@ (el/la de siempre), os ibáis a vivir juntos, os casabais, venían los churumbeles y, con la vida establecida, él podía desabrocharse un par de botones del pantalón y ver el fútbol repantigado en el sofá mientras arreciaba esa calva incipiente y el panzón  comenzaba a hacer eclipse sobre los dedos de sus pies.

Ella tampoco se quedaba atrás: los batines de colores cada vez más desgastados la incorporaban de inmediato en el club del tupperware nada más aterrizar en la treintena, “gimnasio” era una palabra anatema y “deporte” filosofía de lesbianas. Lo más cercano a eso, al deporte, era esa memorabilia en forma de partidete de fútbol ‘solteros vs casados’ los días de barbacoa en medio del bosque. Pero, con el tiempo, se dio más importancia a la extinción del peligro (los incendios)  que a mantener una tradición desde entonces en peligro de extinción (se de uno que me va a copiar esta ingeniosísima frase).

Todo eso ha cambiado. Cada uno decide por si mismo (si miramos al cosmos, muy limitadamente, para que nos vamos a engañar), ahora puedes exigir con quien quieres vivir y de que modo quieres vivir, algo que será más o menos flexible según lo apetecible que seas. ¿Injusto? ¿cruel? Por supuesto, vivimos en una sociedad ultracompetitiva donde no poner tu foto en en el currículo es hacer oposiciones para que acabe en el fondo de la papelera.  Nadie se conforma con lo que tiene (lástima que el 90% sea simplemente por cosas netamente materiales) y si te quedas en el sofá viendo Punto Pelota te conviertes en un despojo humano (y claramente sadomasoquista… ahora que lo pienso, algo de eso tiene el running). Curiosamente si te quedas en una silla haciendo km con la ruedecita del mouse,  simplemente procrastrinas, un término que sirve para ocultar que eres de la misma especie.

“Ninguna mujer tiene dueño”, decía Eusebio Poncela (Marisa Paredes travestida) en esa maravilla llamada Martín Hache. Espero poder decir algún día lo mismo del sector masculino. Tenemos que estar en el escaparate 24 horas al día, ser atractivos para el resto más que para uno mismo. Somos el puto Barrio Rojo de la carne saludable. Bienvenido a la sociedad de la imagen…

…Vale. Tras la bilis y el mal rollo (has visto, yo también sé hacerlo…), vamos a lo serio. Esa excusa yo también me la sé, la comparto al 100%, PERO NO SIRVE PARA QUE HOY NO SALGAS A CORRER. ¿Quieres excusas? Aquí tienes unas cuantas tan loables como explotadas:

1- No me encuentro bien fisicamente

Estornudé – Resfriado; Me di un golpe con la puerta – Un hueso roto; Tuve sed – Deshidratación severa; Me duele el piramidal – Lesión de deportista superactivo; Tuve un pálpito – Amago de ataque al corazón.

2- Es mi día semanal de descanso / me reservo para el día de la carrera

También lo fue ayer y lo será mañana.

3- Tuve una bronca con mi jefe/pareja/profe y no estoy de muy buen humor

Mejor me quedo en casa encerrado luchando con mi enfado mientras admiro en la tele Mujeres Hombres y Violadores.

4- Tengo que ir a comprar/ tengo un recado

Una lista de cosas que justamente ahora no recuerdo.

5- Tengo la ropa en la lavadora

Y seguro que era tu ropa favorita.

6- Va a llover/ hace demasiado calor / hace demasiado frío /se está demasiado bien,  prefiero la playa

sólo existe la climatología ideal para salir de juerga.

7- Me acabo de duchar

No contemplo volver a hacerlo.

8- Si salgo contigo seguro que me revientas

A ver si con la modestia cuela.

9- Si salgo contigo seguro que me aburro

A ver si  la soberbia me hace parecer un deportista de élite.

10- Nadie quiere salir a correr hoy conmigo

Algo habrá tenido que ver que haya desconectado el móvil.

7 Respuestas a “Top Ten: excusas para no correr

  1. buenísimo! pero te has dejado una excusa (la que más rábia da):

    “a mí no me hace falta córrer” (mientras te miran con cara de asquito).

    Me gusta

  2. Correr es de cobardes.

    Me gusta

  3. Pingback: Fast Foodting | Blogmaldito Running Pub

  4. A las 9:30 de la mañana: “Es tarde para mí”. ¿Qué le voy a hacer si soy madrugador?

    Me gusta

  5. Una buena vuelta de tuerca. Me está sucediendo algo parecido ultimamente… pero a partir de las 11.

    Salud Xavi.

    Me gusta