A examen: Punk Trail Sant Vicenç de Castellet

A EXAMEN PUNK TRAIL SANT VICENÇ CASTELLET 2015

Se ha hecho larga la espera (más para los que, por fuerza mayor, no pudimos participar en la última punk de 2014 en Manresa) pero ya tenemos rodando una nueva temporada de Punk Trails. Tras el epílogo de su hermana bastarda, la magnífica Kedada Trail Castellterçol, debutamos en 2015 con la Punk Trail Sant Vicenç de Castellet, un pueblo que se estrena con una carrera que comparte todas las virtudes que hacen únicas estas carreras. Al turrón.

– Lugar: Sant Vicenç de Castellet (Bages).

– Fecha: 7 de febrero (9.00).

– Participación: 300 punks (y alguno que se apunta última hora)

– Tipo: Trail.

– Precio: Gratis aunque puedes ayudar a que sean sostenibles colaborando con la compra de la camiseta oficial. Y es deber moral aportar lo que se pueda al Banc dels Aliments local.

– Distancia: 15/16 km (curta) y  22/23 km (larga).

– Servicios: Avituallamiento líquido y sólido en carrera (agua, refresco, cerveza, mojitos, dulces, fruta) y líquido y sólido tras cruzar la meta (a todo lo anterior se le añade una riquísima butifarra).

– Circuito: Primera parte pistera hasta poco antes del primer avituallamiento que ya comenzamos un recorrido lleno de corriols y subes y bajas con estupendas vistas y decorado con la nevada de los últimos días..

Fotos de la Punk Trail Sant Vicençs de Castellet 2015

COSAS QUE ESTÁN BIEN

c– La nieve convierte un circuito bonito en uno espectacular. Dejando de lado todo el trayecto de aproximación , unos 5 km donde predominaba la pista, algo que algunos ya sabéis no es santo de mi devoción, el resto del recorrido que nos tenían preparados demostró el por qué nos sentimos unos privilegiados los que vivimos o hemos vivido por esa zona. Corriols interminables de subida, de bajada, en llano, frondosos, secos, áridos… y nevados.

dY es que si por algo será recordada esta primera edición (esperemos que de muchas) de la Punk Trail Sant Vicenç es porque la nieve hizo acto de presencia, y bastante más de lo que esperaba. Un circuito que se convirtió en puro espectáculo cuando tocaba subir aquellas laderas pintadas de blanco y que convirtió algunos descensos en peligrosas y divertidas, (ya que por suerte, a pesar de los talegazos creo que salimos la mayoría indemnes) pistas de patinaje. Por cierto, me moló mucho tener una cota de subida y bajada casi divisando ya la meta.

b– Montar una carrera con este frío.  Si yo en plena carrera y con varias capas encima tuve momentos que las pasé putísimas por la helada, no quiero ni imaginarme todos los que horas antes del disparo de salida estaban preparando los avituallamientos y los que el día anterior estuvieron señalizando el recorrido (más que bien indicado, con carteles avisando de los tramos realmente peligrosos; quizá las cintas tenían un color poco destacable, verde oscuro, para ser divisadas correteando por la montaña, pero estaban a una distancia que permitía situarlas perfectamente). Es algo parecido a lo que sucedió la Neorural, en momentos de meteorología francamente adversa, que encima se arremanguen para que todo salga bien antes, durante y después de la carrera, merece toda mi admiración.

f– Los momentos de confluencia entre la punk corta y la larga. Y puede parecer una contradicción porque hace poco me quejé justamente de eso mismo en otra carrera, la CEC Collserola, pero tiene una explicación: en aquella ocasión se trataba de una prueba con una clara vocación competitiva (lo que significa que todo el mundo va más a muerte y que se generan situaciones de peligro y saturación entre los más rápidos de una distancia y los menos rápidos de la otra). Aquí eso no sucede: las Punk no son competitivas (tampoco un paseo), y creo que a la mayoría no nos importa perder unos minutos porque en algún descenso (como el del 2º/3º avituallamiento) unos y otros compartan ramas, temores y algunos culetazos, porque lo que significa (compartir risas, chascarrillos y buen rollo) compensa de sobras. Hacer esos 7/8 km finales juntos mola lo que no está escrito.

k– Una Superbowl de avituallamiento. ¿Qué será lo próximo? Pues algo que nunca te esperas. Aplaudo ese ingenio para sorprender siempre con alguna performance delirante que te deja el culo torcido. Esta vez podías hacerte una foto con una muñeca hinchable (que no la vea mi madre, por favor), saltar a la comba, tener de camareros a unos Papa Noel de saldo sirviendo mojitos y… una pista de rugby en el que te retaban a hacer un touchdown animado por una camarilla de cheerleaders, que eran para darle de comer aparte. Grandes.

h– Otra tonelada más de productos para el Banc dels Aliments. No comenzó siendo el objetivo principal (la Punk Trail es, ante todo, una forma de decir basta al negocio del running y reivindicar la montaña como el campo de recreo y batalla de aquellos que saben que no todo se basa en destrozar límites con pose perdonavidas o en competir obsesivamente) pero sí que se ha convertido en parte del ADN de las Punk Trail: aprovechar el éxito de éstas para echar una mano a los vecinos de la población donde se celebra. En un mundillo en el que cualquiera se llena la boca de carreras solidarias que solo lo son en el nombre y el afán de hacer negocio tirando de la lástima, es encomiable que otros, sin tanto bombo ni voluntad arribista, consigan mucho más que ellos.

_

COSAS A MEJORAR

IMG_7170– Algunas camisetas talla M más, y algo más de señalización dentro de la ciudad. Comprendo que es difícil cuadrar todas las exigencias personales cuando tienes que hacer el pedido con antelación para que estén a punto el día de la carrera (y esto también es algo que también vale para carreras como la de la Mercè o Nassos que, más allá de puntuales errores, creo que se critica bastante fácilmente), así que solo anotar que para la próxima edición estaría bien meter más M, una talla que más o menos le va bien a casi todo el mundo o, mejor dicho, no le va del todo mal a casi todo el mundo.

Por otra parte, aunque la señalización en carrera creo que era lo suficientemente correcta (yo me desvié en un par de ocasiones… por parras, porque realmente al volver sobre mis pasos vi que estaba bien indicado), quizá sí que hacía falta algo más de cinta o de tiza en el suelo dentro de Sant Vicenç para hallar el camino de vuelta. Por suerte, el olor y el humo de las butis nos hizo de guía a los que nos saltamos algunas de las marcas.

Y ya, por último, no le hubiéramos hecho ascos a algún kilometrillo más para los de la larga. Sarna con gusto…

_

PREGUNTAS POPULARES / RESPUESTAS IMPOPULARES

Soy un principiante ¿es una carrera apta para mi?

Solo si tienes base en los trails. Y eso significa saber buscar el lado edificante al sufrimiento de las cuestas, al vértigo y peligro de los descensos (y esta vez había que ir con mucho cuidado por el tema del hielo) y la agonía de los terrenos quebrados. Cuando encuentres la gracia a esto, sí, estás preparado para una Punk Trail.

¿La próxima?

En Sallent, la decana de todas las Punk. Apunta la fecha: el 22 de marzo (cae en domingo). Circuitos sorpresa (como es marca de la casa, el año pasado la larga se nos fue a los 31 km) y, como siempre, muchas ganas de pasarlo bien.

RELACIÓN CALIDAD/PRECIO*: 10

MI NOTA*: 10

*POR SUPUESTO, SUBJETIVA A MÁS NO PODER Y VARIANDO SEGÚN LA OPINIÓN DE TODOS VOSOTROS.


Fotos de la Punk Trail Sant Vicençs de Castellet 2015

Otros ‘A examen’

7 Respuestas a “A examen: Punk Trail Sant Vicenç de Castellet

  1. Pingback: Bitacoras.com

  2. Genial aquesta punk !! Només vaig patir a la baixada glaçada, la resta molt guapa. No sabia que era la primera edició. De les altres punks saps quantes edicions porten?

    Me gusta

    • Hola, Jordi,

      Sallent, Fonollosa i Calaf faran aquest any la 4ª, Salelles i Vilomara la 3ª, Manresa també serà la 3ª però la primera edició la van muntar altre gent dels que hi han ara, Monistrol s’estrena aquest 2015 i la gent de Castelbell que la van fer l’any passat ara estan centrats en la TranSenyera.

      Jo en aquella baixada em vaig ostiar un parell de cops per voler anar massa ràpid, una de cul i l’altra de cap donant tomaberelles… Molt perillòs, fins i tot caminant.

      Salut

      Me gusta

  3. Que bien has dicho todo. Para mi es el segundo punk-trail(Kedada es primero) pero me gusta este “família” :). La larga podía ser más larga, pero como estaba un recorrido sorpresa…una sorpresa de verdad cuando sentí la olor de butifarra…ya esta? Para mi….el terreno perfecto, nieve, hielo, subidas y bajadas ” punk” me ayudó de quedarme en primera línea…o se puede que soy la única chica de la larga? :)))) …lo más importante, soy punk-trailer y m’encanta ;).

    Me gusta

    • Buenas, Ramona,

      Pues sí, ya te puedes considerar toda una punk-trailera y lo has hecho en dos carreras estupendas y ésta además adornada con la nieve. Si me comentas que eras la primera chica, creo entonces que ya sé quien eres, coincidimos algunos km (los que van de la bajada esa que todos nos resbalábamos y justo después del tercer avituallamiento de los Papá Noel). Así, que un placer charlar contigo pateando montañas.

      Salud y nos vemos en la próxima Punk!

      Me gusta

  4. Que grande David! La última foto que has subido son de mis compañeros de club! 🙂

    Volvieron muy contentos de la punk, les gustó mucho.
    Yo esta me la perdí…

    Me gusta

    • Al final el mundo de las carreras es un pañuelo en el que todos tarde o temprano acabamos coincidiendo. Si no tienes Marató (por lo de llegar fresco) el 22 de marzo es la de Sallent y en abril tenemos la de Vilomara (que comparte algún corriol con esta de Sant Vicenç), ambas geniales. Así que ya sabes.

      Salud, Juan!

      Me gusta

Deja un comentario (si quieres)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s