Icono del sitio BLOGMALDITO RUNNING PUB

Guía Marató de Barcelona: análisis del recorrido al detalle

RECORRIDO MARATO BARCELONA - CIRCUITO MARATON BARCELONA - MARATHON BARCELONA COURSE RACE

Seguimos con la matraca de nuestra Marató de Barcelona poniendo al día todos los análisis del recorrido e intentando resumir tal ingente cantidad de información de estos últimos años en una sola semana. En 2019 se modificó modificó el circuito (con la idea de hacerlo más rápido y accesible) y es el que se mantiene actualmente.

Este 2023 me habían comentado que podría haber un par de retoques mínimos, que serían sencillamente cambios estéticos para perfilarlo, pero  tras revisarlo, he comprobado que al final sigue igual.

Aquí os troceo este recorrido para que sepáis qué os vais a encontrar el día de la Marató. Para eso tenéis el mapa de arriba hiper grande (solo tenéis que clikar encima para verlo en su tamaño original y guardarlo, si queréis, como reseña).

A partir de hoy y hasta el jueves/viernes previo a la carrera habrá una entrada diaria donde repasaré toda la Marató de Barcelona desde todas las perspectivas (estrategia, competición, consejos básicos, debutantes, servicios, acompañamiento…  Todas estas entradas, como siempre, las tendréis recopiladas en esta sección.

Gracias a Josep Maria y Andreu por sus comentarios y ayuda.

Marató: el circuito troceado

EL MAPA EN GRANDE HACIENDO CLICK EN LA IMAGEN O EN ESTE LINK

SALIDA A KM 5: Primeros cinco kilómetros en los que subimos, combinando tramos que pican para arriba donde toca regular (aunque las piernas permitan ir a más) con zonas calmadas para ir a ritmo.

KM 5 a 10: Otros cinco km mucho más favorables (empieza bajando y acaba llaneando con algún falso llano) donde poner a funcionar toda la maquinaria.

KM 10 a 18,3: Más de 8 km para ir trampeando combinando subidas sostenidas con zonas de calma. Las subidas, ubicadas en la primera y última parte de este sector son de bajar una marcha; en Mallorca es un largo tramo de conexión.

KM 18,3 a  25,7: Algo más de siete km favorables salpicados de un par de breves repechos. Entre la bajada al inicio y el llano después.

KM 25,7 a  31,2: Casi seis km, cinco de ellas en tramo de ida y vuelta, condicionados por el viento. Diagonal Mar se puede hacer eterna y su coda en Passeig del Taulat puede ser la puntilla final. Hay que adaptar el ritmo.

KM 31,2 a  34,1: Algo más de dos km fatídicos condicionados por el viento, el calor y un minúsculo repecho rompe ritmos. No queda otra que ir adaptando el ritmo y buscar refugio montando grupetas de corredores.

KM 34,1 a  36,9:  Medio kilómetro de descanso, otro km de ir trampeando y un km más largo de subida constante. Lo importante es llegar frescos a la base del passeig Sant Joan para afrontar esos 1.300 metros (se alarga hasta casi el km 37) de subida de muy poco desnivel  sin que aparezca el hombre del mazo.

KM 36,9 a  39,2:  Zona favorable aunque la parte final puede estar condicionada al final por el viento. Aquí puedes recuperar tiempo o dejarte llevar.

KM 39,2 a META: Paral·lel + Ronda Sant Pere + Sepúlveda… para ponerse a temblar. Mi consejo: si no vas a por marca o es tu debut… Baja una marcha y a disfrutar; en caso de que vayas a por un crono concreto, a apretar los dientes y saber administrar las fuerzas.

_

NOTA: Los tramos que creo más favorables los titulo en verde, los que tienen cierta dificultad están titulados en color naranja. Aún así, siempre hay zonas calmadas y algún repecho diabólico que salpica cada escenario.

CARÁCTERÍSTICAS DEL CIRCUITO

El circuito explicado

NOTA: Los tramos que creo más favorables los titulo en verde, los que tienen cierta dificultad están titulados en color naranja. Aún así, siempre hay zonas calmadas y algún repecho diabólico que salpica cada escenario.

 La salida

Hasta km 0,2

Desde la fastuosa Avenida Mª Cristina iniciamos nuestra gran aventura de 42kmy 195 m. La salida es en suave bajada (estamos dándole la espalda a Montjuïc, eso te lo encontrarás en sentido contrario como recta de meta) pero al momento nos enfrentamos a la rotonda de Pl. Espanya. No comporta ningún tipo de problema (son un montón de carriles por los que circular)  pero siempre hay que ir con mucha precaución, que acabamos de comenzar.

Si eres de los que partirán de mitad hacia atrás ya te aviso que te perderás el momento del pistoletazo (que se reduce al político de turno legañoso fallando tres veces el disparo, todo un espectáculo…). El magma de corredores que se han propuesto conquistar la Marató es tal que desde hace unos años no ha quedado más remedio que repartir la marabunta en la salida entre dos calles: Avinguda Maria Cristina y el encadenado de Carles Buigas con Marqués de Comillas. A los segundos un consejo: no os preocupéis porque os estigmaticen como los lentos, pensad que estáis escondidos en el backstage esperando a que los teloneros acaben para que salgan las estrellas de verdad.

Ah, el inicio de la prueba se da de forma escalonada, como mínimo en tres plazos de tiempo, una medida que busca que no se agolpe toda la gente en las calles y minimizar las molestias a la hora de practicar este presuntamente sano deporte que es dar zancadas con cierta regularidad y brío (esto último si tenemos el día dulce). Y eso me recuerda que debes olvidarte desde el segundo 1 de los marcadores oficiales que te vayas encontrando a lo largo del recorrido, sólo marcan el tiempo desde que se ha dado el primer  pistoletazo y pueden pasar 15 minutazos entre el disparo y que cruces la línea de salida. En este caso te sale a cuenta que te fíes de tu reloj, mucho más indicativo siempre y cuando lo conectes al pasar el arco de salida donde está situada la alfombrilla del chip. Porque si lo haces desde el km 5 podrás chulear a tus amigos de un crono estratosférico durante tan sólo unos minutos, los que tarde la organización a enviarte tu tiempo oficial a tu móvil…


Pero antes de todo eso recuerda que debes llegar a tu barqueta con tiempo de sobra para posicionarte y darte un baño mental de confianza (o sea, concentrarte y regalarte mimos). Y que mucho antes deberías haber aprovechado un par de zonas ideales para calentar como son el parque a la derecha de la Font Màgica (también allí están situados los lavabos), y la explanada delante de la Feria del Corredor / Guardarropa.  Y entonces es cuestión de arrancar y… Vamos!


 Sants y Travessera de les Corts

Km 0,2 a km 4,8

Toma nota de estas calles porque son un perfecto ejemplo de lo que te vas a ir encontrando a lo largo de la carrera: una es una calle larga y sinuosa pero de pendientes muy moderadas y la otra la típica recta que parece que no se acaba y que pica ligeramente para arriba donde debemos llevar ese ritmo cómodo que no hemos autoimpuesto al inicio de carrera (se trata de guardar al principio). El primer km (hasta Plaça de Sants) pica para arriba, así que si te sale algo más lento de lo que esperabas ahí tienes uno de los motivos (el otro es que aún hay demasiada gente a nuestro alrededor como para correr cómodo), a partir de ahí tenemos una suave bajada y desde la altura de Rambla Brasil y ya conectando con Riera Blanca y la primera mitad de la Travessera de les Corts hay que tomárselo como un tramo donde toca perder un poco de tiempo ya que pica bastante para arriba y además se estrecha el camino (carril bici y unos pilones de plástico en Riera Blanca e inicio de Travessera).


Vuelta a Pl. Espanya

Km 4,8 a 8

Bueno, no llegamos a desembocar en ella (mejor, así no divisamos el arco de meta que supondría un buen bajón a 30 km de meta) porque en el último momento le hacemos una finta para acabar en Gran Via pero es bastante indicativo de que a partir de ahora toca el tramo más favorable de todo el circuito, dejando atrás Travessera de les Corts casi todo el rato es en bajada. Eso significa que podemos recuperar de forma natural (con solo llevar un buen ritmo) parte de lo perdido en el tramo de subida que le precedía. Ojo, no obstante con París-Berlín de un perfil algo sinuoso.

Gran Via

Km 8 a km 10

Recta típica de llano barcelonés en el sentido de que nunca es plana del todo pero que tampoco te impide ir a tu ritmo de carrera. Ya comienza a asomarse gente por las calles. Esto comienza a molar.


 Psg. Gràcia a Sagrada Familia

Km 10 a 13

La más cara de todas las calles de Catalunya (perdón, eso era hasta que se invadió comercialmente Portal de l’Àngel), esa de las farolas que parecen de Gaudí pero que no son de Gaudí (más, y más interesantes, historias de este tipo las tenéis recogidas en el blog del mestre Pucurull), ahora ya no se hace entera sino que hacemos un zig zag por varias calles de l’Eixample teniendo como base, eso sí, este passeig de Gràcia. Para ese momento ya hemos entrado en calor, pensamos que lo que resta va a ser pan comido y nos lo tenemos muy creído, así que la misión consiste en evitar obsesionarse con que nos salgan los tiempos un poco peores que los km anteriores y frenar ese ímpetu de darse un poco más de caña. Especialmente en Aribau, que es una calle que pica para arriba, y el inicio de Mallorca.


 Hasta Meridiana

Km 13 a 14,5

Seguimos en Mallorca (la hacemos casi de cabo a rabo): una larguísima recta que ahora nos muestra su cara más amable (más allá de una estrechez justo en el km 14), entre el llano y el final en bajada, que luego se vuelve sinuosa y que al final hace bajada. Tramo genial para recuperar el resuello (que no deberíamos haber perdido) y pacificar ese ánimo desbordado de toda la gente que se agolpa en esa zona (visitantes de la Sagrada Familia que fliparán un poco al ver pasar a toda esa multitud).


 Meridiana

Km 14,5 a 22

El primer gran tramo de coco de la Marató de Barcelona lo tenemos aquí y este año alargándose un par de kilómetros más hasta el final de Can Dragó. La gran dificultad reside en que al entrar en ellas nos cruzaremos con aquella gente que ya están de vuelta y eso para nuestra moral espartana es un golpe que hay que saber asimilar. A mí no me la cuela la organización con eso de que sirve para darse ánimos unos y otros, eso sólo ocurre cuando uno va muy sobrado de fuerzas y aquí ya comenzamos a racanear las energías para llegar vivos a meta. Pensad que unos minutos más tarde seréis vosotros los que descenderéis y seréis envidiados por aquellos que aún les queda más km por recorrer. Cosas a tener en cuenta en Meridiana:

  1. El tramo de ida pica levemente para arriba, así que perder algún segundo yendo a ritmo es de lo más lógico.
  2. En el extremo hay que hacer un giro de 180º que, en principio, no debería suponerte ninguna dificultad (calzada anchísima). Se llega tras 200 metros de bajada… que luego hay que recuperar.
  3. Tenemos el paso de la media maratón a mitad del camino de vuelta.
  4. El camino de vuelta es más favorable, podemos recuperar esos segundos perdidos en la ida.

 Hasta Diagonal Mar

Km 22 a 26

Una zona de impasse que incluye el segundo sector de València, Bac de Roda, la Gran Via que ya roza Badalona y Rambla Prim. Se va a ritmo de carrera de un modo más o menos estable pero, cuidado, hay un par de trampas en forma de mini repechos  que pueden dejarnos KO si los tomamos con demasiado brío. Es posible que en Gran Via sople un poco el viento, momento ya de buscar refugio con otros compañeros para no hacer el tramo en solitario. El inicio de Rambla Prim, (con un poco de bajada) es ideal para tomarse un respiro; por cierto, dos apuntes: justo ahí toca sombra y lo agradecerás; y hay carril bici a la izquierda, aunque estará señalizado para que no te comas los separadores de goma va bien tenerlo en cuenta para no tropezar.


 Diagonal Mar

Km 26 a 30,5

El segundo tramo de ida y vuelta es más corto que el anterior (aún así, cuatro kilometrazos y medio) y es una moneda al aire. Si sale cara el viento estará calmado y lo agradeceremos muchísimo; si sale cruz tendremos que lidiar con un tramo de viento a favor y otro en contra. Diagonal Mar viene a confirmar lo que te comentaba antes de los llanos de Barcelona, nunca lo son al 100%, osea, al 0% de pendiente. El ejemplo lo tienes nada más comenzar: unos 200 metros que notarás algo lentos porque tiene un porcentaje en subida residual y casi imperceptible. Luego ya alterna tramos puro de llano y ligerísimamente favorable. Aquí comenzamos ya a estar en ese momento límite, y si ya venías tocado de los km anteriores puede que lo acabes pagando aquí. Tranquilidad y adapta tu ritmo a tu estado actual y al viento.


10· Camino al litoral

Km 30,5 a 32

Nadie lo menciona (así que no debe ser nada terrible) aunque tengo que reconocer que a mí  se me hace muy cuesta arriba (por lo cansina que se convierte, más tras el panzón que nos hemos segundos antes) salir de Diagonal Mar y contemplar que aún te quede la rectaza de falso llano Passeig del Taulat pra luego girar por Josep Pla para desembocar en el  Litoral. Se me hace eterna. Un tramo corto de coco en el que debemos continuar con el ritmo de carrera…. y en el que se supone que ya llega (si no te ha clavado antes) ese supuesto enemigo que todos tememos: El Muro.


11· El Litoral

Km 30,5 a 34

Ok, lo suelto. El Muro tiene algo de fundamento físico, eso es inobjetable ( y además puede suceder unos kilómetros antes o después según como de absurdo haya sido nuestro planteamiento de carrera). Pero fundamentalmente es un concepto psicológico que se puede vencer: el Muro no existe, son los padres. Si habéis cumplido con los principios básicos del runner que corre con dos dedos de frente(ritmo cómodo y continuo, no engrescarse en batallitas con otros corredores, no olvidarse en ningún momento de avituallarse, ir guardando siempre una reserva para los momentos críticos…) no debería de revestir mayor gravedad que la del deterioro físico lógico y el azote del viento mediterráneo que sacude esa zona marítima (que tampoco es para tanto chic@s, y además ya comenzáis a pensar que la meta es un OBJETIVO ALCANZABLE). Así que toca adaptar el ritmo a esos condicionantes. Cuidado con al mini repecho que está cerca del km 33, muy, pero muy, puñetero.


1 Marina y Pujades

Km 34 a 35,7

Para mí la primera parte de Marina es una zona de dejarse llevar, un pequeño y merecidísimo descanso. El final de esta avenida pica para arriba, o sea que te saldrá a cuenta regular un poco y Passeig Pujades, practicamente llana, para llevar ritmo de carrera. Otra zona de impasse hasta llegar a otro de los momentos claves de la carrera.


13· Arc de Triomf – Rda Sant Pere

Km 36,7 a 37,7

Pasa año tras año y siempre caigo en el mismo error: superado el Litoral creo que ya sólo queda una travesía de recogimiento y disfrute sacrificado hasta encarar los dos duros kilómetros finales. Y entonces vas tan confiado que no te das cuenta que entre el final de Marina, Ciutadella y Arc de Triomf te están clavando unas banderillas que te pueden hacer estallar en Ronda Sant Pere.  It’s a trap!

Cuidado con los calambres (si veis que van a más para un momento, relaja y estira las piernas y vuelve a comenzar a un ritmo más tranquilo). La entrada al Passeig Sant Joan buscando el Arc de Triomf es un pequeño latigazo de cinco segundos para tus piernas, y a partir de ahí ya es una subida sin gran desnivel que conecta con Ronda Sant Pere. Este último es un kilómetro marrano que te hace sudar la gota gorda y que la mejor forma de superarlo es comenzar ese necesario ejercicio mental de ir recabando ánimos de haya donde se pueda rascar: ahora es el momento de decirse a uno mismo que lo vas a conseguir e interiorizar  que al acabar la dichosa recta habrá una doble recompensa que agradeceremos como nuestro más preciado regalo de navidad. Yo tengo muy claro que si llego a Pl. Catalunya (lo que se ve al fondo), la Marató ya es mía.


14· El centro

Km 37,7 a 38,2

Y este no es otro que entrar a Plaça Catalunya entre los vítores de aficionados y la curiosidad descreída de muchos transeúntes y disfrutar de un par de kilómetros de tregua que nos conducirá a ese pequeño infierno (para los no expertos) que es el Paral·lel. Este tramo que transcurre desde Plaça Catalunya al final de Via Laietana es sumamente favorable.

Si eres medio precavido (por lo tanto, sumamente inteligente) sabrás que ese es justo el momento ideal para recuperar el aliento y cargar las baterías (en este caso es simplemente mantener estable los ánimos antes de ese último asalto y avituallarse correctamente- con esto último no me cansaré de repetirme-). Así que ni se te ocurra empezar a tirar a muerte porque las probabilidades de que te den matarile (a no ser que vayas muy, pero que muy, sobrado) al final se multiplican como las cuentas corrientes del estamento político. Si fuera una peli de acción sería el polvo arrebatado antes de enfrentarse al malo de turno.


15· Passeig Colom / Paral·lel

Km 38,2 a 40

Tramo de aproximación a la escena final que te la puedes tomar de dos formas distintas: con calma y guardando un punto de fuerza para la subida final o yendo a ritmo de carrera si andas buscando marca.

En passeig Colom se acaba la suave bajada y tenemos un km llano en el que el principal problema creo que va a estar que el sol puede estar picando de valiente.

Y… Oh, sorpresa: El otro tramo de impasse este año era el que en otras ediciones era decisivo: Paral·lel. Y eso se debe a que esta vez el tramo de Paral·lel que nos toca correr es el más suave de todos, el del inicio y poco menos de un kilómetro.


16· Sant Antoni

Km 40 a 41,8

Vuelve uno de los clásicos de la Marató. Nadie lo esperaba y hace tanto tiempo de la última vez que toca refrescar la memoria.

A Sant Antoni se accede tras dejar atrás Paral·lel por Ronda Sant Pau, el perfil hasta aquí no es excesivamente duro y además es una avenida muy bonita (podrás contemplar lo chulo que ha quedado el Mercat de Sant Antoni que además estará lleno de gente).

Es justo al final de esta calle y ya cuando giramos a Sepúlveda que la cosa se pone realmente seria: el desnivel (y los km!) ya se notan en las piernas y, aunque hay un tramo más calmado, el final de Sepúlveda (unos 100, como mucho 200, metros) son realmente puñeteros. Mi consejo es que penséis que la meta está justo a la vuelta de la esquina, apretéis los dientes y… aguantar, que ya está hecho.


17· Hasta meta

Km 41,8 a 42,195

Y llegamos a la recta final tras una curva eterna y unos pocos metros por Paral·lel. Si es tu primera vez te recomiendo que no sprintes, que disfrutes de tu merecido premio: que la gente te aplauda y que te acompañe tu hij@/novi@/cobrador@ del frac en los últimos metros (pero ve tú a buscarlos, no dejes que los pequeños crucen porque pueden ser vilmente arrollados, que ellos sólo tienen ojos para ti). Eso sí, si el mamón ese que siempre ha estado detrás de ti o se ha aprovechado de tu ritmo sin darte un relevo pretende adelantarte a estas altura de carrera, no hay clemencia. Al enemigo ni agua. Y para ti la gloria.

La Chuleta

Castellano (la chuleta)

ALTIMETRÍA & ESTRATEGIA DE CARRERA

EL RESUMEN

Disfruta! Es una Marató rapida aunque sinuosa. No hay que salir fuertes, mejor ir cómodos todo el rato. Ojo al viento y al calor!


Blogmaldito es un blog con filosofía ‘Non Profit’. ¿Qué significa esto? Que tengo como principio que todos los contenidos son tuyos a condición de que no hagas un uso comercial e interesado de ellos. Lo que hago lo hago como hobby y desde una perspectiva de corredor popular para el resto de corredores y amigos que me encuentro en las carreras. Justo por eso, ni puedo ni quiero ganar dinero con esto de correr. No acepto invitaciones, ni regalos. No estoy en venta. Para mí ya es un regalo que alguien se moleste en sacar un poco de tiempo al leerme y hablar de esta locura de flipados haciendo el cabra por las calles y las montañas.


 

Salir de la versión móvil