Icono del sitio BLOGMALDITO RUNNING PUB

Especulemos de nuevo: Así me gustaría que fuera la Cursa dels Bombers (y así afectaría al resto de carreras)

Cursa dels Bombers

ACTUALIZACIÓN: Ya está confirmada y abiertas las inscripciones. Aquí tienes toda la información sobre la Nueva Cursa dels Bombers 2016.

Era un secreto a voces y ha sido confirmado de la mano de La Bolsa del Corredor: Bombers y Nike rompen su alianza y los primeros se encargarán de llevar adelante el que, junto a la Marató de Barcelona y la Cursa de El Corte Inglés, es quizá el evento de atletismo popular más significativo de la ciudad: la Cursa dels Bombers. Toda la información sobre los acontecimientos la tenéis en el enlace de la noticia.

Una relación que acabó por romperse tras una última edición que, creo (ojo, opinión personal, como todo lo que se escribe en este blog), fracasaba estrepitosamente porque traicionaba sus principios y no daba una alternativa que fuese mejor a lo ofrecido en pasadas ediciones.

Aquí te explico lo que me pareció (y en los comentarios tienes la opinión de muchos que la corrieron):

A EXAMEN CURSA DELS BOMBERs 2015

La nueva Cursa dels Bombers sale a concurso y tendrá muchos pretendientes, de eso no me cabe duda (es una carrera que puede marcar un antes y un después para cualquier organizador de carreras), con la vista puesta en recuperar la esencia. Y esto comienza volviendo al circuito clásico con salida y meta al lado del Parc de la Ciutadella y su habitual  rodeo por las grandes avenidas (Paral·lel, Gran Via, Marina, Laietana) que lo convertían en uno de los recorridos más rápidos de la ciudad. Y luego recuperando su fecha tradicional de abril (y matinal) que este año por falta de tiempo material para ponerse manos a la obra tendrá que celebrarse  al 30 de octubre.

¿Cómo afecta en 2016 la Cursa dels Bombers al resto de carreras?

ABRIL

Por segundo año consecutivo las pruebas atléticas que se celebran en abril tendrán menos competencia y más capacidad para absorber a un buen montón de corredores: los que volverán de la Semana Santa con ganas de darle a la zapatilla, los que comienzan su temporada de carreras cuando el tiempo es más clemente, y aquellos que, ya recuperados del desgaste de la Marató, buscan aprovechar el punto de forma para intentar batir el crono:

La muy divertida Cursa dels 10 blaus de Gràcia (que con tanto cambio ed fecha parece el baúl de la Piqué y merece ya tener fecha fija), els 10 de La Llagosta,la  Nocturna de L’Hospitalet, la Salomon Run y una Cursa de El Corte Inglés que el año pasado, sin Bombers, volvió a romper la barrera de los 80.000 corredores, son algunas de las carreras que se pueden ver favorecidas por no tener por segundo año consecutivo la sombra de Bombers al acecho.

En verde: confirmado
En rojo: especulación

junio

Pero si hay unas carreras populares que saldrán realmente beneficiadas de este cambio de tercio de la Cursa dels Bombers, éstas son las que se celebran en junio.

Tras la escabechina del año pasado, donde para dar acomodo a esa nueva Bombers que buscaba buen tiempo y nocturnidad para atraer a un perfil del corredor que ya es masivo (joven y mujer), muchas pruebas tuvieron que saltar de sus fechas habituales y acabar en el calendario relegadas a opciones poco óptimas para la práctica del atletismo (la estimable Cursa Vila Olímpica en pleno julio, adiós intento de marca), este año se da el caso contrario: pocas carreras (por ahora) y sin solaparse en exceso.

Lo agradecerán mucho la citada Vila Olímpica y, sobre todo, una Cursa Nocturna del Port (si no la habéis corrido, os la recomiendo;: estupenda y diferente carrera) que el año pasado se tuvo que tragar el sapo de que te metan a un mes vista una prueba masiva a celebrarse 24 horas antes de la suya.

Además, por temas de gestión administrativa (el Ayuntamiento siempre tiene la última palabra) como es el caso del 10 Blaus, fechada esta vez en abril (ahí creo que les va a ir mucho mejor), o por aprovechar los huecos que aún quedan libres y una meteo más benigna como sucede con la Cursa de La Maquinista que se traslada al 16 de mayo (el año pasado hizo un calor terrible), junio será un mes no tan saturado como el año pasado.

En verde: confirmado
En rojo: especulación

otoño

Pero en otoño…. En otoño se puede liar mucho. Os pongo un calendario probable.

Un 10k casi cada semana, muchas de ellas de la Challenge BCN 10k. Probablemente, más de una coincidencia el mismo fin de semana o día de actos. Carreras de gran formato comiéndole la tostada a otras más pequeñas. Y una oferta tan descomunal que al final pueda ser que se acabe repitiendo la experiencia del año pasado en el que el primer fin de semana de octubre se concentraron tantas carreras que la mayoría de ellas salieron escaldadas con menos participación de lo que venía siendo habitual.

En verde: confirmado
En rojo: especulación

Veremos cómo queda todo, quizá haya cambios en el calendario (Sants y la Cursa de la Dona pasan a veces de octubre a noviembre) pero lo que está claro es que la inclusión de un mastodonte como es Bombers (20.000 plazas de las que casi no dudo que acabarán cubriendo) afecte en mayor (las pruebas de la Challenge y las más cercana a su fecha) o menor medida (la Cursa de l’Amistat, la Lluís Companys y la Marató del Parc del Collserola son otro rollo con una base de fieles irreductibles) va a condicionar el calendario en los últimos meses de 2016.

¿Qué es lo que le pido a la nueva Cursa dels Bombers?

Es una pregunta que hice en su tiempo en el blog donde planteaba diferentes posibles escenarios, habida cuenta de que la última edición había dejado un sabor agridulce en la mayoría de los corredores que participaron.

El camino tomado finalmente por Bombers ha resultado ser una mezcla del primer y el último escenario.

¿Qué es lo que me gustaría ver en la nueva Bombers? Pues todo esto.

1/ La excelente organización de carrera antes de convertirse en una prueba excesivamente masificada.

2/ Evitar tantas incomodidades en los primeros kilómetros, ese es sin duda el gran problema de las últimas ediciones. Para ello se limita la participación a 20.000 corredores que ya sé que no evitará correr agobiado pero que significa un 25% menos cupo de lo que se pretendía en la última edición que se celebró en el circuito clásico.

3/ Un papel más activo del cuerpo de Bombers. Es su prueba, por lo tanto, deberían tener más protagonismo, presencia y voz en la gestión de la carrera. Últimamente habían quedados relegados a un papel secundario cuando son su ADN.

4/ No obligación de camiseta o, al menos ponerlo fácil si quieres correr con la tuya propia (ya verás como el 80% al final correrán con ella: recomendar es siempre más efectivo que exigir).

5/ Parece una tontería pero las performances eran un chute de adrenalina y un gran recuerdo que se llevaba la gente. Sé que supone un dispendio elevado que es muy fácil de asumir cuando tienes a una multinacional detrás pero muy difícil de gestionar si no tienes un gran patrocinador (aka pasta) detrás.

6/ Un precio más ajustado. Dejando al margen esa fatídica edición de 2o15, puedo decir a modo personal que Bombers era una prueba carísima pero que su calidad en la organización al menos te dejaba con el regusto de que se lo curran. El problema es que su continúo incremento de precios la estaba convirtiendo en el faro a seguir por mucha otras carreras, entre las cuales habían algunas que realmente dejaban mucho que desear, que aprovechaban para subir su cuota de inscripción: Bombers, contigo empezó todo…

Salir de la versión móvil