Icono del sitio BLOGMALDITO RUNNING PUB

Consejos exprés: Marató Ultra Pirineu 2018

La hermana mediana de la Ultra Pirineu (mediana porque este año ya le pasamos la etiqueta de pequeña a la novedosa Mitja Marató), la Marató Ultra Pirineu, es una prueba que también cata el Cadí (nos reserva una de las postales más bonitas: rodear el Comabona por la vertiente del Berguedà) y que ya tiene totalmente consolidado su trazado desde que pasó a tener la salida y meta en Bellver. Como primer paso para encarar la Ultra o como una buena prueba de media distancia, es ideal para disfrutar de uno de los mejores entornos que tenemos por estos lares. Aquí te explico su circuito.

Briconsejos

¿Es una maratón exigente? Pues tiene un poco de todo: no de las de más desnivel pero lo compensa en altura

Una maratón con cara y ojos: desnivel elevado (aunque no hardcore); nivel medio en el aspecto técnico, combinando terreno fácil y otro más incómodo y que requiere de cierta pericia (algunas bajadas… tela); y bastantes kilómetros por encima de los 2.000 m de altura.

Es una carrera que sube mucho en su primer tercio (y algunas rampas son realmente duras), baja un montón en el tramo central (y los primeros kilómetros son bastante técnicos), y te remata en un sector final lleno de sorpresas en el que si no sabes regular se te puede hacer muy largo.

¿Qué tipo de calzado llevo?

Con algo de taco. Que aunque no es el peor terreno que te vas a encontrar en un trail de montaña, sí que tiene varias zonas que unas bambas con agarre y cómodas te van a solucionar la papeleta. Especialmente si llueve y tienes que pisar tramos de roca o corriols tapados y húmedos. Posiblemente te toque meter la pezuña en el torrent de Ridolaina (último tercio de carrera), así que evitaría unas de Gore-Tex y buscaría aquéllas que transpiren mejor para evacuar el agua.

¿Llevo bastones?

Ciertamente útiles en la primera mitad de carrera y algo menos en el resto del circuito. En la subida a Comabona te van a ayudar a descargar piernas y, si tienes buena técnica, te servirá en algún tramo de bajada. En las partes más corribles no los veo tan necesarios. Se puede disputar perfectamente sin ellos, pero no te van a sobrar si decides cargarlos.

 

¿Qué tal los avituallamientos?

Estupendos, pero asume que es en semi autosuficiencia. Cumplen con todo lo indicado en la web, no te encontrarás sorpresas. Y ahí para todos. Un consejo: la distancia entre avituallamientos es mejor que la asumas por horas que cubrir que por los km entre uno y otro, para que así no te lleves sorpresas de que ‘nunca llega’ (también porque el GPS engaña bastante).

¿Se permite asistencia externa?

Sí aunque no la ve tan necesaria como en la Ultra. Ya que hay una diferencia enorme en distancia y horarios (no nos pilla la noche).

Para hacer el seguimiento, ya te digo que pillarlos por la montaña es bastante difícil (por restricciones lógicas de tráfico, dificultad en los accesos e ir justo de horarios si los quieres ver en salida y meta). Algunas cosas a tener en cuenta:

 

¿Cómo es la señalización?

Currada. Cinta para dar y regalar en las zonas más frondosas, balizas en las partes altas, señalizado perfectamente de principio a fin. Ningún momento de duda (aunque también he de reconocer que me conozco bastante bien el camino y eso facilita las cosas). Estuve revisando el miércoles y de cinta había cada 50/100 metros; si te pasas 250 metros sin ver marca da marcha atrás.

¿Guardarropas, vestuarios y duchas?

Todo en Bellver. El avituallamiento al lado del arco de meta y los servicios básicos en el pabellón.

_

Estrategia Marató Pirineu

Llegar fresco a Prats d’Aguiló y no fliparse bajando a Martinet para afrontar con garantías los últimos 11 km

Y es que

 

 

Consejos variados para la Marató


MATERIAL

EN CARRERA

El recorrido

IMPORTANTE: Puntos kilométricos aproximados, ojo

 

1/ Salida y primeros metros

Salida a km 3,5

La plaça Major de Bellver no tiene ese misticismo de la plaça de la Porxada de Bagá pero da muy bien el pego. Desde ahí comenzamos nuestra aventura, primero callejeando por las calles del núcleo urbano (algo revirado, lo normal es que vayamos algo taponados) y luego ya en dirección a Talló por carretera con suave desnivel positivo que durante 3,5 km nos permitirá situarnos en el lugar que nos corresponde en el pelotón. La idea no es la de salir a muerte pero tampoco nos podemos dormir, es necesario llegar al primer corriol en una posición que nos permita subir sin tener la sensación de que delante tuyo se ha montado un embudo insalvable.

 

2/ SUBIENDO A CORTALS

Km 3,5 a 10

Comienza lo bueno: corriols de subida boscosos y bastante verticales tan típicos aquí. El primero de ellos no es muy largo (unos 400 metros) pero sirve para tomar la temperatura a nuestras piernas y saber modular el ritmo que nos toca a partir de ahora. Hasta el mirador del Cap del Ras vamos encadenando corriols duros y tramos de sendereo ancho, siempre picando para arriba.

En Cap del Ras podemos decir que se ha acabado el sector más duro de este tramo que nos lleva al avituallamiento de Cortals y disfrutaremos de unos metros pistero muy suaves justo antes de iniciar un tramo corriolero que aparenta de descenso pero que va guardando algunas zonas sinuosas.

 

 

3/ HASTA COLL DE PENDÍS

Km 10 a 12,5

Dejando atrás el avituallamiento y unos primeros metros muy tranquilos, tocará de nuevo arremangarse, apretar los puños en los mangos de los bastones e ir machacándose en una subida dura y constante hasta que se llega a Coll de Pendís. Es la misma tónica que subiendo a Cortals, buscar un paso firme pero para nada agónico, con la sensación de que podriamos dar un punto más de gas cuando quisiéramos.

 

 

4/ HASTA ROC DEL LLAMP

Km 12,6 a 17,5

Aún siempre picando para arriba, nos encontraremos un perfil más sinuoso, con tramos corribles (incluso algo de bajada muy disfrutable) y otros bastante más exigentes. Más adelante ya nos toca crestear e, incluso, grimpar,. No mucho, cierto, pero sí lo suficiente como para que se pierda mucho tiempo en estos kilómetros. No te fijes en el crono, sencillamente busca buenas sensaciones y recuerda que estamos a más de 2.000 metros

 

5/ RODEANDO LA COMABONA

Km 17,5 a 21,5

Un auténtico espectáculo, de verdad. Cresteo sin problemas con algunas rampas de subida bien duras conectadas con tramos más suaves y unas vistas deslumbrantes del Cadí (ese majestuoso Pedraforca) y parte del Pirineo catalán. De esos tramos que valen totalmente la pena el machaque de los km previos. Ideal bajar una marcha para disfrutar del entorno.

 

6/ De pas de gosolans a PRat d’Aguiló

Km 21,5 a 24

Comenzamos a bajar por uno de los pasos más míticos de la Ultra (que ellos, los pobres, lo hacen de subida). Es un descenso de un par de km bastante picado y con el terreno muy irregular y quebrado (bastante piedra suelta y muchos agujeros). Aquí lo que prima no es la velocidad sino saber guardar la ropa y salir indemne. Con calma y cabeza.

 

7/ COLL DE L’HOME MORT

Km 24 a 27

Tramo trampa. Del avituallamiento de Prat d’Aguiló salimos por una pista muy corrible que nos da a entender que la bajada será plácida y rápida, pero al poco comenzaremos a lidiar con un corriol que nos hace pasar por el Coll de l’Home Mort y que destaca por ser más rompepierna y quebrado de lo que en un principio parecía. De esos tramos donde lo mejor es no machacarse a bajar a tope sino más bien de llevar un ritmo muy controlando cuando pique para abajo para afrontar fresco cada repecho.

 

8/ HASTA MARTINET

Km 27 a 34

Ahora sí, la bajada es mucho más corrible y rápida y solo guarda algún mini repecho totalmente asumible. Vamos combinando tramos larguísimos de corriol conectados por otros de pista hasta las cercanías de Montellà. Siempre en alerta (porque nunca el terreno es tan fácil como para desconectar las alarmas), en el primer corriol hay que estar atentos al cable de la barrera de la izquierda que en algunos puntos está suelto y podrías enredarte con él (aunque quizá lo han arreglado a la hora de limpiar y marcar el recorrido). 

En Montellà ya pisaremos algo de asfalto antes de iniciar un km de descenso en zigzag a Martinet (donde está situado el tercer avituallamiento) que sorprendentemente es más puñetero de lo que podría dar a entender: terreno irregular, con mucha piedra y escalones en su parte final. Precaución, que vamos muy flipados de un km fácil previo y aquí nos podemos hacer daño.

 

9/ SUBIENDO A NAS

Km 34 a 40

Si en el avituallamiento de Martinet las sensaciones son buenas (y para eso hay que haber bajado desde el Prats sin machacarse demasiado), ya puedes confiar en que este tramo no se te va a hacer bola; en caso contrario es muy probable que te toque sufrir en estos 6 km que son como la bota malaya: te van matando poco a poco… y te remantan en la subida a Nas.

Comienza bucólico al 80% ya que vamos en paralelo por el río Segre (el 20% de por qué no lo es tiene nombre de carretera, N-260, que le resta magia) por la ruta de la Llúdriga, un sendero que combina tramos anchos y corriol y que es bastante sinuoso pero muy corrible.

Ya a la altura del túnel de Sant Martí de Castells tenemos un repecho mamón y comenzamos ya a subir en paralelo al torret de Ridolaina. Ahí el camino se complica, ya que cruzamos varias veces la riera, es un sendero que tiene más pinta de abrirse paso a la fuerza que de originarse con el paso humano y es realmente incómodo.

Cuando volvemos a pisar carretera, tenemos unos cientos de metros por sendero que, aún picando para arriba suavemente, son bastante tranquilos. Y todo eso hace de previa el gran hueso que se presenta en este tramo: la subida a Nas. 600 metros de ascenso, no a lo km vertical pero sí de pendiente bastante seria, que están marcados por un  suelo pedregoso que le dan un punto extra de dificultad. Pues nada, a ponerse a caminar buscando no cebarse más de la cuenta.

 

10/ HASTA META

Km 40 a 45

Te diría que lo que queda hasta meta es un paseo y que comparado con el tramo anterior así lo podríamos certificar. Pero, ojo, que aunque son algo más de 5km bastante favorables, lo que queda de Nas a Bellver guarda algunas sorpresas muy a tener en cuenta: dos o tres repechos de los que te dejan seco si vas justo de fuerzas y obcecas en mantener el ritmo del llano bajada anterior; un descenso a pi corriolero bastante estrecho y donde hay que ir con cuidado… y que probablemente el sol te pegue a esas horas. Si vas fuerte, no lo dudaría, toca darlo todo.

_

Salir de la versión móvil