Cómo son las carreras en tiempos de Covid: Trail Prades

Este va a ser un A Examen diferente a los que he redactado hasta ahora porque estamos en un año totalmente diferente a cualquier otro (puta pandemia). Y es que lo quiero centrar en si son viables las carreras con unos protocolos Covid: qué tipo de carreras nos vamos a encontrar estos próximos meses para que tú decidas (¡se agradecen los comentarios!) si crees con lo que te explico que te vale o no la pena.

Y para eso he puesto el punto de mira en el Trail Prades, una de las primeras carreras que han tirado adelante tras el trail Sant Esteve, el Trail Ulldeter o la Nocturna d’Aro, entre otras.

Me pilla en unos días libres que habíamos decidido pasar en el Montsant (auténticamente espectacular, realmente sorprendido con lo bello que es y la cantidad de rutas que se pueden hacer), con las curiosidad e interés de catar por primera vez una carrera de Naturetime (que tiene su base en la provincia de Tarragona: Ultra Serra del Montsant, Ultra Costa Daurada, Trail Albiol…) de los que he leído opiniones mixtas y, muy especialmente, de probar una prueba de esas que están intentando tirar adelante con la pandemia arreciando y unos protocolos Covid que las hacen tener que reformularse. Allá voy.

  • Lugar: Prades (Baix Camp).
  • Fecha: Sábado, 29 de agosto
    • 20k: Salidas escalonadas desde las 16.30
    • 10k: Salidas escalonadas desde las 17.45 (Trek) y 18.15 (Run) 9.30
    • 5k: Salidas escalonadas a partir de las 19:30
  • Precio:
    • 20k: De 21 a 23 € (+ 3 € seguro accidentes si no tienes)
    • 10k:De 16 a 20 € (+ 3 € seguro accidentes si no tienes)
    • 5k:
      • Mayores de 13 años: De 10 a 15 €
      • Menores de 13 años: 1 €
  • Participación: 308 inscritos entre todas las pruebas (111 llegados a meta en el Trail 20k, 99 en el Trail 10k).
  • Tipo: Trail.
  • Distancia: 20 km (Trail) , 10 km (Trail y Trek), 5 km (Trail y Trek).
  • Servicios: Parking habilitado, avituallamiento carrera para el 20k (agua, iso, coca cola, plátano, frutos secos) y meta para todos (líquido, plátano y obsequios patrocinadores: barritas, frutos secos, batido).
  • Obsequio: Camiseta*, y bolsa del corredor en meta.
  • Circuito: Bastante sencillo y corrible, apto para todo tipo de corredores tanto noveles como aquellos que les gusta quemar la zapatilla, con muchos tramos de pista ancha y un par de corriols de bajada con algún sector pedregoso que hay que tantear con algo más de cuidado. Mucho sotabosc en el 10k y con espacios más abiertos y bonitas vistas en el 20k.
  • RESULTADOS
  • FOTOS TRAIL PRADES (BLOGMALDITO)**

*Que apoquinas con tu inscripción (opción voluntaria). 
**Fotos y vídeos en el grupo de Facebook

Pros

Como he dicho, me ventilaré rápido el análisis normal de la prueba: una carrera sencilla, abierta a todo tipo de público (corredores, caminantes, mayores y menores), con un circuito de los que no dan dolores de cabeza (rápido, bastante corrible y sin apenas dificultades técnicas de consideración) y una organización competente. En definitiva, una prueba recomendable para rematar un fin de semana en una zona que es un puro goce.

  • Protocolos Covid muy elaborados y con la mente puesta en la seguridad de los corredores y bastante bien implementados el día de la carrera. Para ser la primera carrera teniendo que proceder con estas nuevas reglas creo que organizativamente lo han plasmado bastante bien, con cosas a mejorar pero teniendo presente que es un buen comienzo. La opinión generalizada de los corredores a los que he preguntado ha sido positiva.
  • Circuito fácil y apto para todos los públicos e ideal para aquellos que les gusta quemar zapatilla también en la montaña (se puede hacer al 100% corriendo). No todo tiene por qué ser desniveles de infarto, en carreras de verano y con vocación tanto popular como local me parece muy buena opción este tipo de circuitos para disfrutar sin palizones excesivos. No es el circuito más bonito (creo que se le puede sacar mucho más potencial a esa zona) pero dista mucho de ser feo y es muy disfrutable. Curiosamente me recordaba bastante a Collserola.
  • Posibilidad de hacer el 5k y 10k tanto corriendo como caminando. Aunque no son muchos los que se han apuntado a esta última opción es una manera de abrir este versión de las carreras populares a otro tipo de público (más con el boom de la marcha nórdica) y hacerla accesible a todos los vecinos y visitantes ya que se plantea como un paseo por los bosques que rodean Prades.
  • Bien señalizada en carrera en cuanto a cinta, cartelería y personal en los cruces más conflictivos. En mi caso, ninguna duda a la hora de seguir el trazado.
  • El no dar vaso en el avituallamiento 20k y obligarte a llevar tu propio bidón. Porque hay que comenzar a asumir que tenemos que dejar la mínima huella en la montaña si queremos disfrutar de ella.
  • Gestión de incidencias. Agradecer aquí la labor por desenredar con diligencia y amabilidad el lío que yo monté a la hora de hacer la inscripción. Y hasta me ofrecían cambio gratuito para la siguiente edición en caso de no poder acudir a la carrera (ya que era posible que fuera baja de última hora). Chapeau.
  • Precio simbólico para menores de 12 años en el 5k. A 1 euro es una buena forma de permitir que los padres con sus hijos puedan participar en la carrera o juntos o disfrutando los mayores corriendo las distancias largas y los pequeños a su ritmo en el muy sencillo 5k.
  • Camiseta opcional. Que es algo que siempre reivindico para rebajar el precio de las inscripciones y también para aquellos que no la necesitan porque ya tienen el armario atestado de camisetas de carreras sin saber qué hacer con ellas (¡dónalas!).
  • El horario es de mis favoritos. Muy a favor de las carreras en sábado en horario vespertino en unas fechas en que hay luz solar hasta las 9 de la noche. Aunque… pasamos a la otra sección.

A MEJORAR

  • …Es cierto que ese mismo horario puede jugar en contra en época Covid con salidas escalonadas. Ya que te obliga a comenzar a dar salidas a partir de las 16.30, o sea en plena canícula. Tuvimos la suerte de que no hizo un calor sofocante como el día anterior (a causa de un frente de lluvias en las horas previas), pero en un día de agosto normal, y más teniendo en cuenta que los avituallamientos escasean por las restricciones a causa del Covid, se te puede hacer muy larga la carrera si no vas ya previamente bien hidratado y llevas agua encima.
  • Algo justa con servicios y avituallamientos. Más allá de los obligados y comprensibles por las restricciones (duchas, guardarropa y avituallamientos de carrera -aunque creo que un punto de agua para rellenar bidones en el 10k y uno extra para el 20k tampoco conllevaría un riesgo extra exagerado), incidir en que para lo que se paga (que no es para nada exagerado, pero tampoco de las baratas) que el plátano sea casi opcional (no se debería preguntar si lo queremos, debería estar ya dentro de la bolsa) y que las opciones de líquido sean o agua o Aquarius o cerveza (no combinables) la deja por debajo de otras carreras de similares características.
  • El control por código QR no lo veo el más adecuado en estos tiempos ya que expone innecesariamente al personal de la carrera y también puede crear algo de cola en la llegada.
  • Para conseguir que todo el mundo lleve la mascarilla antes de la llegada a meta se necesita un refuerzo logístico y comunicativo. La mayoría cumplió con la norma (a unos 50 metros hay que colocársela), pero es cierto que un puñado (pocos) llegaron hasta la misma línea de meta sin ella y poniéndosela al cruzar la línea de llegada. Creo que faltan carteles más llamativos (el que había era muy pequeño y tapado por las fechas de la división en dos carriles de los últimos metros en meta) y más avisos por megafonía.
  • El primer arco de meta daba a equívoco. Algunos corredores se pararon allí pensando que era donde se acaba la carrera.
  • Algo de cola en momentos puntuales para recoger la bolsa del corredor tras cruzar la meta. Supongo porque más allá del avituallamiento también había que gestionar la entrega de camiseta y eso ralentizaba la gestión.
  • El Seguro Covid Gratuito que se promociona no es más que la típica devolución parcial del precio de la inscripción. Con las polémicas de la Ultra Andorra que ha acabado como  el rosario de la aurora y la disparidad de criterios que cada organizador (último ejemplo: Facua ha llevado a juicio a Spartan Race por no querer devolver las inscripciones de los corredores; en otros casos los organizadores hacen una devolución al 100% o parcial o permiten cambio a otra edición) está claro que es necesario un criterio único y legitimado por altas instancias para saber cómo proceder en estos casos (interesante el artículo de Ultres Catalunya sobre el tema). En este caso, el Seguro Covid lo veo como una buena estrategia de marketing más que como una novedad y beneficio explícito para el corredor.

VALORACIÓN

  • RELACIÓN CALIDAD/PRECIO: 7
  • MI NOTA*: 7
*POR SUPUESTO, SUBJETIVA A MÁS NO PODER Y VARIANDO SEGÚN LA OPINIÓN DE TODOS VOSOTROS.

La recomendaría a… 

  • Como colofón a un fin de semana en el Montsant disfrutando durante esos días de las preciosas rutas de la zona, el pantà de Siurana y la gastronomía de allí.
  • A los corredores asfalteros que quieran probar la montaña pero sin sufrimiento a nivel técnico en un trail rápido y sencillo y a primerizos que quieran ir quemando etapas correctamente en esto del trail.
  • A familias que quieran involucrar a sus miembros a probar una prueba yendo cada uno a su propio ritmo: ya sea corriendo o caminando.

Al lío: ¿Qué protocolos Covid se han implementado?

Aquí te los detallo:

FORMATO CONTRARRELOJ

No es una carrera por luchar por una posición concreta batallando con otros corredores ya que la salida escalonada lo impide sino para luchar por rebajar el crono sin más referencia que la de tu propio ritmo. Ya lo era más o menos así para la mayoría de corredores que no batallamos en los puestos de cabeza, pero ahora el formato de salida individual con separación temporal es la vía que han tomado para asegurar una distancia de seguridad en los primeros metros de carrera.

ENVÍO POR MAIL DEL PROTOCOLO COVID  DE SEGURIDAD

…para saber qué te vas a encontrar el día de la carrera y cómo debes actuar. Bastante bien explicado, además de reforzado con el Comunicado técnico (el briefing) que se envía en casi todas las carreras. Personalmente creo que han ido comunicando y actualizando las decisiones con diligencia y claridad.

FORMULARIO PARA INDICAR TU HORA DE SALIDA

Te pedían la distancia que te tocaba correr y a qué ritmo medio aproximado tenías pensado completar la carrera. Esto ayuda mucho porque permite un salida escalonada con gente con tus mismos ritmos, así que la posibilidad de tener que ir avanzando corredores (uno de los puntos críticos en las carreras) se ve reducida de forma significativa aunque bien es cierto que lidiar con cuatro pruebas que combinan correr y caminar y que convergen en diferentes puntos del circuito no evita que haya ciertos tramos que tocará rebasarse unos a otros.

OBLIGACIÓN DE FIRMAR UN IMPRESO DE AUTORRESPONSABILIDAD 

…en el que aseguras que estás en condiciones sanitarias para poder competir a entregar al entrar en la zona de salida.

OBLIGACIÓN DE LLEVAR LA MASCARILLA EN TODAS LAS ZONAS DE SERVICIOS COMUNES

Recogida de dorsales, zona de salida, zona de meta, avituallamiento final. El personal organizativo y voluntarios también están obligados tanto a llevar mascarilla como guantes.

GEL HIDROALCOHÓLICO EN DIFERENTES PUNTOS DE LA ZONA DE SALIDA Y META

Lo vi seguro en la recogida del dorsal y en el avituallamiento de meta y diría que también estaba en otros puntos.

RECOGIDA DEL DORSAL DELIMITADA CON VALLAS Y DE ACCESO LIMITADO A LOS CORREDORES

Todo con mucho orden, gestión rápida y sin ningún tipo de problemas.

SALIDA Y META EN DIFERENTES EMPLAZAMIENTOS Y EVITANDO ADENTRARSE EN EL CASCO URBANO 

La salida estaba justo en el comienzo de la pista de tierra ya saliendo de Prades, la meta en el Àrea Esportiva que está también muy cerca de la montaña y apenas afecta al vecindario. La distancia entre salida y meta era de unos 500 metros.

CAJÓN DE PRE SALIDA PARA UN MÁXIMO DE 6 CORREDORES Y SALIDAS ESCALONADAS CADA 30 SEG

Una zona de pre salida de unos 80 metros cuadrados (yo creo que era un poco más pequeña pero es lo de menos, había espacio de sobra) con seis conos a modo de indicación donde situarse cada corredor para poder mantener la distancia de seguridad. Desde ahí se iba dando paso a cada corredor para tomarle registro del código QR (que servía para registrar el tiempo) y comenzar a competir. Tras la salida de esa media docena de corredores ingresaban otros tanto en el cajón de pre salida.

CIRCUITO MODIFICADO EN ALGUNOS PUNTOS PARA EVITAR AL MÁXIMO CONCENTRACIONES DE CORREDORES

Especialmente en los primeros (hasta  casi el km 3) y últimos km de pista (donde se juntan las diferentes pruebas) sencilla y muy ancha que te permitía rebasar a otros corredores sin temor a poner en riesgo la distancia de seguridad.

AVITUALLAMIENTO DE CARRERA: UNO EXCLUSIVO PARA EL 20K DONDE ABASTECEN LOS VOLUNTARIOS Y LIMITADO A SERVIR A UN MÁXIMO DE 4 CORREDORES A LA VEZ 

Una medida para controlar que el contacto de los productos solo sea por parte de los integrantes de la organización. Sobre el límite de corredores a atender al mismo tiempo se podría dar el caso que el quinto se tiene que esperar hasta que uno de los que están dentro salga de la zona de avituallamiento, pero aun así me cuentan los corredores que les pregunté que en sus respectivos casos funcionó perfectamente. Insisten desde la organización en que no se hace para reducir costes, y no tengo por qué dudarlo con la información que dispongo, sino por restricciones a causa del Covid.

PROTOCOLO DE ADELANTAMIENTOS EN CARRERA

    • Distancia de 10 metros entre corredores
    • 30 segundos para adelantar a otro corredor
    • Avisar al corredor de delante que quieres rebasarlo

OBLIGACIÓN DE LLEVAR LA MASCARILLA PUESTA LOS PRIMEROS Y ÚLTIMOS METROS DE CARRERA

El objetivo es evitar al máximo cualquier exposición con el resto de corredores (en la salida no hay problema pero cerca de meta sí que puede ser que acabéis llegando bastante cerca), personal (que tienen que darte la salida y tomarte el registro de tiempos) y espectadores (los que se sitúan en los aledaños). Es cierto que correr con ella puesta es un auténtico agobio, así que la idea es aminorar la marcha en esos momentos. También hay que llevarla en aquellos momentos que no estés en formato carrera (avituallamiento, abandono…).

AVITUALLAMIENTO DE META ENTREGADO POR LOS VOLUNTARIOS EN BOLSA

Igual que antes, la idea es evitar al máximo la manipulación de los productos que se dan en el avituallamiento (también la camiseta) por el personal que no sea el estrictamente autorizado.

Cómo se han plasmado las medidas 

Antes que nada, os pongo en situación: por un lío (totalmente culpa mía) a la hora de formalizar la inscripción, acabé corriendo el 10k (la idea inicial era hacer la larga que pintaba a ser realmente bonita) partiendo a una hora bastante tardía para lo que realmente me tocaría (completé el recorrido con el décimo mejor tiempo), eso condiciona algunos de las valoraciones en el tiempo que estuve compitiendo que miraré de equilibrar con las  de los corredores que consulté para cerciorarme de sus experiencias.

Lo primero que salta a la vista e impacta es que el ambiente no es para nada el mismo al que estamos acostumbrados, una sensación algo desangelada en el que los corrillos ahora son más pequeños y cada uno busca su propio espacio. El hecho de que la salida y llegada estén a medio km de distancia y que durante tres horas se esté ya compitiendo hace que el tránsito de corredores sea menor. La máscara impera por los alrededores aunque alguno sí que te encuentras sin ella.

La recogida del dorsal resulta rapidísima justo por el mismo motivo de antes sumado a que el día anterior también se repartía en el Decathlon de Tarragona: una zona delimitada por vallas en el que esperabas fuera hasta que el corredor de delante fuese atendido.  Pedían estar al menos una hora antes de tu hora de partida para evitar aglomeraciones y a fe que lo han conseguido: en poco más de 2 minutos tenía dorsal y explicaciones detalladas de cómo funcionaba la prueba con las restricciones impuestas.

Una vuelta por la zona de salida para comprobar cómo es el protocolo y veo que en la zona, justo detrás hay varios de corredores a la espera (que creo que es el gran problema: cómo gestionar las concentraciones en ese punto) pero con suficiente espacio entre ellos. La fotógrafa oficial que está con la cámara por esa zona es implacable con un tema: si quieres foto ahí mismo debes llevar la mascarilla puesta, no se publicará ninguna foto si alguno de los presentes se la baja. La gente atiende a razón aunque me cuentan que hubo uno que se presentó sin ella  y ya venía así desde casa…

El cajón de salida viene precedido de una carpa de acceso donde uno de los integrantes de la organización va dando acceso de seis en seis a los corredores tomando nota de sus dorsales y reclamando el documento de autorresponsabilidad (sin él no se te permite el paso). Ese cajón de salida tiene una serie de conos para que cada corredor se sitúe ordenadamente y así mantener la distancia de seguridad aunque es bien cierto que de vez en cuando el miembro de la organización que se encarga de dar la salida individual a los corredores tiene que ir avisando que se coloquen bien en sus marcas. Y un aviso: esa foto conjunta que os estáis haciendo los tres (mea culpa, me lo pidieron a mí al verme con la cámara colgada así que pido disculpas) puede ir en contra de la imagen de la carrera. Los corredores lo entienden y se colocan en sus respectivos puestos y yo borraré después las fotos.

Me espero a ver dos salidas, como podéis comprobar en el vídeo todo bastante bien ordenado, con espacio y con unos primeros metros de pista anchísima. Compruebo también que se permite la salida de parejas si indican que son grupo de convivencia.

También me cercioro que no hay toma de temperatura (tampoco estaba indicado que así fuera, ojo) como sí sucede en otras pruebas que se han realizado estas semanas; de todas formas lo cierto es que la toma de temperatura solo sirve para hacer criba con aquellos que sí están enfermos pero no con los asintomáticos y si la mayoría de corredores son conscientes que con décimas de fiebre no deben venir a una competición deportiva al final resulta una medida plausible pero de utilidad limitada.

Aún me queda una hora para que me toque partir, así que aprovecho para pasarme por la zona de meta, en el área deportiva de Prades, y echar algunas fotos a los corredores que ya van llegando (los del 20k, que en poco más de hora y media ya están en meta los primeros, indicativo de lo rápida que es el circuito). Aquí la sensación ambiental es más cercana a la que todo el mundo tiene de las carreras populares con corredores llegando al sprint y espectadores en los laterales.

Lo que cambia: pues ver a los grupos de espectadores buscando cierta distancia con otros grupos (se va avisando por megafonía sobre la necesidad de que así sea) y comprobar como casi todo los corredores hacen caso de la obligación de ponerse la mascarilla unos metros antes de entrar en meta. Pero no todos lo hacen, aunque la sensación que me da es porque no se han repasado el protocolo (error) y creen que se la deben poner tras cruzar la meta (alguno también me dio la sensación de que querían apurar el sprint…) y también porque el cartel que lo indica es poco visible. Me cuentan también que hubo uno que, con bastantes malas maneras (hi ha de tot a la vinya del Senyor), hizo caso omiso de colocársela tras habérselo requerido, pero hay que asumir que siempre habrá gente de este tipo. El problema, que exponemos al miembro de la organización que está en meta controlando el código QR.

Me encamino a la salida 15 minutos antes de partir y cuando llego el encargado  de dar acceso al cajón de salida me comenta que si quiero puedo entrar de inmediato ya que hay hueco por las bajas de unos cuantos corredores, así que relleno rápido el documento de autorresponsabilidad (no me lo pude descargar antes, así que lo debo hacer allí), salgo un momento para despedirme de mi pareja y entro en el cajón de salida que comparto con cinco adolescentes que tienen toda la pinta que van a hacer la carrera conjuntamente tras esos primeros metros de salir por separado. Me vuelven a comentar la obligación de hacer los primeros metros con la mascarilla y de colocármela en el momento que entre en el área deportiva antes de cruzar la meta. Me registran el tiempo de salida desde el código QR y… a correr.

Primeros dos kilómetros anchísimos y de poco desnivel positivo, salvo algún momento puntual que pica bastante para arriba, donde adelanto a media docena de corredores y un par de caminantes (los del 10k que habían salido entre medias de los del 10k de Trail) y sin ningún tipo de problema para rebasarlos manteniendo la distancia. Veo a la gente muy por la labor de dejar espacio para ser rebasados y darse ánimos y saludarse unos con otros.

Los problemas llegan con el primer corriol de bajada que es tan rápido como estrecho y también con un sector más roto donde hay que ir con cuidado de dónde se pisa. Ahí compruebo que a/ es más complicado gestionar los adelantamientos aunque hay que reconocer que la gente pone mucho de su parte separándose a un lado tras ser avisados y b/ lo necesario que es indicar bien tu horario de salida según tu ritmo y proyección de tiempo para evitar al máximo este tipo de situaciones. Aun así, ningún problema.

En la subida, también de corriol, más de lo mismo: tocará adelantar a más gente   y al ser en ascenso ese proceso se dilata un poco más, así que aunque no es obligatorio voy con la mascarilla colgada al cuello para ir subiéndomela y bajándomela cuando toque adelantar. Tengo que reconocer que no lo hago siempre porque algunas veces se me pasa y otras la necesidad de oxígeno me obliga a bajármela para recuperar el resuello.

Compruebo, eso sí, que no hay ninguna grupeta de corredores en todo el trayecto, como mucho rebasé a un par de parejas ya en la bajada pistera y unos caminantes que se veía que eran familia, así que en ese punto (el de mantener una distancia entre corredores) creo que está bien asumido por parte de los participantes y se puede considerar que la misión está cumplida.

Ya volviendo a meta por un corriol al principio un pelín complicado (pero que se puede hacer a tope, nada del otro mundo) y luego por camino totalmente corrible y pistero, la tónica es la misma: vas avisando que vas a adelantar cuando ves que la distancia de seguridad está comprometida si los dos protagonistas se sitúan a cada extremo y dar las gracias por ello. Ahí sí que es cierto que te vas encontrado con más corredores y caminantes ya que se juntan todas las pruebas, pero resulta fácil rebasarlos con casi tres km de pista ancha.

Cuento que a lo largo de la carrera adelanté a unos 25 a 30 participantes -siempre teniendo en presente que yo salí muy retrasado-, otros me comentaron que apenas tuvieron que rebasar a unos pocos corredores. Al final, la sensación en mi caso es que no varía mucho de un entreno cualquiera de los que hago casi diariamente.

Lo mejor, los ánimos que se dan unos a otros y el recibimiento de los vecinos en los pocos metros de pueblo que pisa este Trail Prades, se nota que había ganas de volver a cierta normalidad aunque esta normalidad diste mucho de la que fue siempre.

Al entrar a la zona deportiva me subo la mascarilla aunque a los pocos metros me la bajo un momento para pillar algo de oxígeno y volver a subírmela, la carrera acaba unos metros antes de cruzar la meta porque hemos llegado media docena de corredores en poco tiempo y se crea algo de cola a la hora de registrar el tiempo con el código QR.

Después algo más de cola a la hora de recoger el avituallamiento que ya va metido todo dentro de la clásica bolsa de Aneto. La gente se  coloca por los alrededores del área deportiva para descansar, tomar el avituallamiento y quedar con los allegados y poco a poco van desfilando para sus hogares. C’est fini.

Entonces, ¿es viable?

Pues yo extraigo las siguientes conclusione (la respuesta es Sí con peros por si te quieres ahorrar el tocho de resumen):

  • Creo que manteniendo muchas de las medidas implementadas, ajustando algunas de ellas y dándole la vuelta a otras me resulta perfectamente posible en formatos pequeños (hasta 500 / 1.000 corredores dependiendo del margen de tiempo que te den las autoridades para hacer una salida escalonada).
  • Lo veo muy factible en carreras de montaña y más difícil en las de asfalto a no ser que estas delimiten (es el caso de la Cursa de la Mercè con el traslado de su circuito a la zona de la Mar Bella) un circuito sin apenas incidencia a nivel vecinal.
  • Necesario también que los corredores asuman su parte de responsabilidad como es el de leerse bien los protocolos y llevarlos a cabo, sino es que no sirve de nada que se procedan a tomar medidas que no se van a cumplir. También en la necesidad de evitar concentraciones en los aledaños de la zona de carrera. Aquí al ser una prueba pequeña he comprobado que todo el mundo estaba bastante al tanto de no invadir el espacio de otros y no he visto grupos más numeroso de 10 personas.
  • No todo es perfecto, hay cosas a mejorar:
    • Creo que un cronometraje con código QR expone más al personal organizativo que el típico dorsal con chip y alfombra.
    • Hace falta que desde megafonía se repita continuamente los protocolos. Especialmente con lo de la mascarilla, ayudaría mucho situar una persona de la organización unos metros antes de entrar en la zona de meta avisando de que hay que colocársela.
    • Solucionado la salida (muy bien) y la meta (bien pero mejorable), en montaña el punto crítico son las zonas de paso estrecho. Y eso solo tiene como solución las salidas escalonadas (bien gestionadas aquí) y que los corredores pongan de su parte (creo que ha habido muy buena voluntad en general).
  • Y también hay riesgos: ningún protocolo te asegura un 100% de imposibilidad de salte algún caso de Covid. Así que entiendo que a lo que no les va la vida en ello (o sea que su plato de comer no proceda de la organización de este tipo de eventos) dejen pasar el tiempo y esperar a una situación mejor para montar sus carreras lo más parecido posible a como era antes de que la pandemia arrasara con nuestra forma de socializarnos.
  • Pero en general yo le doy el visto bueno a las medidas adoptadas. Creo que la mayoría están muy bien pensadas y han funcionado correctamente. Consultándolo con otros colegas la opinión era parecida abogando por la necesidad de poco a poco recobrar cierta normalidad incluso en aquellas actividades menos necesarias aunque siempre teniendo presente que lo que va por delante de todo, antes que las propias carreras, es la salud colectiva.

 

Y lo importante, ¿es interesante una carrera de este tipo?

Ummm, buena pregunta y la verdad es que la respuesta creo que va en consonancia con las ganas que tengas o no de colgarte un dorsal o de lo competitivo que te sientas. Aunque la premisa, en mi caso, está clara: este tipo de pruebas son solo una forma de salir al paso, a largo plazo no les veo un recorrido que atraiga al grueso de corredores de antes de la pandemia.

En el formato de montaña, mucho más individualista y menos de grupetas que en el asfalto, me parece que tiene bastante salida y que la posibilidad de querer repetir por parte del corredor en otro tipo de carreras similares me resulta comprensible (siempre y cuando tengas en cuenta que a nivel social queda algo cercenada). También el efecto competitivo del formato contrarreloj tiene su aquél aunque es cierto, y esto lo comentaba algún corredor, que el no tener referencias lo hace un poco menos pique y que no te exprimas tanto.

Si me hablas de las de asfalto, pues todo dependerá de cómo la asumas: si buscas probarte un tú contra el crono para ver como has progresado en los entrenos pues buscar una carrera con circuito rápido y homologado (que habrán muy pocas esta temporada, ya aviso) puede ser un acicate puntual.

Otras se están reformulando con un formato muy restrictivo para salvar los muebles, más como intento de ofrecer un remedo a los corredores y también generar un mínimo de ingresos. Si eres de los que les encanta llevar dorsal los fines de semana quizá te sabe a poco pero pueda que te sirva de placebo hasta una vuelta a la normalidad que ya no se espera hasta mínimo medio/largo plazo.

Al final, la pelota queda en el tejado del participante que es quien decide si le gusta o no esta nueva forma de plantear las carreras populares.

FOTOS TRAIL PRADES

_

5 Respuestas a “Cómo son las carreras en tiempos de Covid: Trail Prades

  1. Totalmente de acuerdo con tus comentarios, participé en la de 21 km, y no vi ningún grupo, a mi me adelantaron diferentes corredores en las bajadas (bajo fatal 😥), pero ningún problema, me apartaba y listos, la mayoría lo agradecian, la llegada a meta no quedaba claro el final y cuando ponernos la mascarilla, y lo de preguntar si queríamos plátano o no 🤔….., la valoración global muy positiva, gracias por las fotos y disculpa que no te reconociera.

    Me gusta

    • Hola, Vicenç!

      Me hizo ilusión verte y es comprensible no reconocernos con la mascarilla puesta!

      Veo que compartimos opinión general de la carrera, muy estimable como trail de verano y bien de protocolos.

      Salud

      Me gusta

  2. Me he apuntado a la Cursa de la Merce por el mono que tengo de dorsal pero sobretodo por ver como serán esta “nueva normalidad” En principio no me gusta esta normalidad pero vamos a darle una oportunidad. El formato contrarreloj en si mismo no me preocupa, soy del montón así que el luchar por una plaza honrosa está muy lejos de mis posibilidades pero quiero ver como afecta al resto de cosas que si me gustan y que parece que se pierden (ambientillo “runner”, animación, la grupeta de las liebres…) y aquellas nuevas que aparecen (mascarillas, salidas escalonadas…)
    Me ha sorprendido el protocolo de adelantamientos porque no me parece extrapolable a muchas de las cursas de asfalto.
    – Distancia de 10 metros entre corredores. No tengo claro que en la Merce (si se va por el Poble Nou) o en muchas otras cursas tengas calzadas con 10 metros de ancho para adelantar
    – 30 segundos para adelantar a otro corredor. Si en la salida se mezclan gente con distintos tiempos quizás es factible pero si metes a gente con ritmos parecidos, 30 segundos me parecen pocos para dejar al corredor a una distancia segura
    – Avisar al corredor de delante que quieres rebasarlo. Esto me parece buena idea (y hasta divertido) aunque no se yo si voy a tener fuerzas para hablar en los últimos kilometros si voy al limite de mis fuerzas…

    Por cierto… parece que la gente, a pesar de todo, tiene ganas de correr… las inscripciones para los sub 55′ del domingo ya se han agotado

    Me gusta

    • Buenas, Amador

      Perdona por responder tan tarde, se me escapó tu comentario…

      La Mercè sigue adelante a día de hoy pero siempre pendiente de la evolución de la pandemia. Aún faltan 15 días y puede pasar de todo. Pero si tira adelante y lo hace con éxito y sin incidencias puede ser el espejo en el que se fijen el resto de carreras para organizarlas con protocolos de seguridad útiles.

      Sobre el protocolo de adelantamientos está claro que era dedicado a esa carrera, la de Prades, y como mucho puede ser extrapolable a otros trails, pero en asfalto la idea es distinta y no aplicable. Salidas escalonadas y grupos de corredores con el mismo ritmo por calles anchas y participación limitada, ese es el camino.

      Un saludo

      Me gusta

  3. Pingback: A Examen: Cursa de la Mercè 2020 | BLOGMALDITO RUNNING PUB

Deja un comentario (si quieres)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s