Ocho tipo de corredores que han surgido durante el confinamiento

Que el tener que quedarse encerrado en casa ha hecho destacar nuestro ingenio como mostrar nuestras debilidades, el generar nuevas maneras de interactuar entre nosotros e, incluso, ser origen de nuevos roles, es algo que ha quedado presente estos días.

En el mundillo del deporte popular (el de corredores de medio pelo, globeros y triatletas de panzón) no es algo que haya quedado al margen. Vamos a repasar los ocho tipos nuevos de corredores que han nacido gracias al (bueno, mejor, a pesar de…) puñetero COVID-19.

#ATomarPorCulo: El que se echó a perder

Lo intentaste el primer día con todo el entusiasmo del mundo incluyendo un plan elaborado de entrenamiento para no perder la forma. Y … bueno, lo salvaste dándote cuenta que lo de trotar por el pasillo y comer alfalfa seca no tiene ni puta gracia. Volviste a probarlo el segundo día y ya vistes que era un puto rollo; ahí ya cayó el primer phoskitos. Y el tercer día…

Volverás echo unos zorros, pero has hecho la reflexión más inteligente desde que te calzas las bambas: para qué este sufrimiento inútil si ya entrenando al aire libre daba la misma pena. Así que el tercer día… Cheeto’s, birras y si hay que hacer series que sean las de Netflix.

Machine: Quien saldrá más fuerte de cómo entró al encierro

Lo positivo de la pandemia es que podré dedicar el tiempo a todo ese tipo de actividades que tenía dejadas de lado como…

  • … Acabar de leer las novelas que tengo pendienCIEN RECTAS PASILLERAS
  • … Hacer bricolaje y arreglar los cuatro desperfectos de CARDIO
  • … Ponerme a cocinar nuevas recetaSESIÓN DE CORE
  • … Hacer videollamadas para saber cómo están los colegas y la faME HE APUNTADO A UN RETO DE ZWIFT
  • … Jugar con los críos y ayudarles con los deberes de CLASE DE BURPEES
  • … Aprovechar para ponerme con los idiomas y los estudABDOMINALES

Podré dedicar más tiempo a todo ese tipo de actividades… VAMOS, Y UNA MIERDA. Que tú vas a salir tras el confinamiento que darás más acojone que Robert de Niro en El Cabo de Miedo.

Furtivo: Conmigo no va

La calle es tuya (pero bien que buscas rutas inescrutables y vas girando continuamente la cabeza para ver si alguien te ha pillado; que más que correr parece que estés huyendo de Guantánamo) por mucho que epidemiólogos, sanitarios y autoridades te digan que te quedes en casa. Porque, por supuesto, es una normativa que se hizo para todo el mundo menos para ti. Tú controlas y no perjudicas a nadie ya que a/ Eres un campeón de barrio que debe enfrentarse en breve (2025 a este paso) a un reto de consideración como es el 10k de tu pueblo; b/ Pagas impuestos; c/ Votastes a los otros. Y cuando te lo recriminen puedes tirar de lo que “El resto sois unos amargados” que nunca falla y te deja como lo que eres…

Justiciero de balcón: repartiendo carné de runner

Ha dejado los entrenos de lado y ahora tu objetivo se centra en que no entrenen los de al lado. El que tenía por hobby dominguero repasar todas las galerías fotográficas de las carreras y no para encontrarse a él sino para señalar al que no llevaba dorsal, al que recorta en tal curva o al del club rival que te cae como el culo y quieres pillarlo en una toma confusa donde parezca que ha cometido una infracción. Tenías vocación de poli pero perdiste la apuesta y no te quedó otra que rebajarte a hacerte runner.

Jurista: quien busca cualquier resquicio legal para salir a correr

Lo normal sería que te levantases con olor a café y haciendo un repaso a la prensa del día (media docena de medios afines y uno del sector contrario para poder decir que eres una persona de mente abierta), pero en tu caso buscas anfetas y te pones a escuadriñar la letra pequeña del BOE (el Marca de los nuevos días), de los borradores del Decreto Ley, de los tuits de Protección Civil, del bando municipal y hasta de la nota escrita con bic verde y 70 faltas de ortografía pegada en la puerta del ascensor de la comunidad de vecinos.

De ahí has podido sacar petróleo en tu cruzada para poder al menos salir a las zonas comunes a trotar, ir en bici a currar y hacer un sprint hasta el súper. Pero los vecinos no están para hostias, te han mandado a teletrabajar a casa y cuando has acabado tu análisis documental hasta el colmado más cercano ya lleva horas cerrado. Vamos, que no te ha servido para una mierda.

Nostálgico: quien se pasa todo el día penando y contando batallitas

Todo antes era mejor, ahora hasta te parece un día dulce y superheróico cuando te tuvieron que retirar en camilla de ese trail de montaña porque pensabas que con dos días de entrenamiento y cuatro vídeos de las aventuras de Kilian ya estabas preparado para hacer noche con los jabalíes.

Ahora, justo ahora (es que ya te vale) te arrepientes de no haber estirado más esas series que cortabas en la segunda tanda, esos días que la sábana te vencía a la motivación del No Pain No Gain. Y, claro, lloras y lloras. Y, claro, tu familia no tiene ya suficiente con el encierro como para, encima, tener aguantarte a ti. Y es que no hay nada que te saque más de tus casillas que un corredor contando sus triunfos. Bueno sí: un corredor contando sus derrotas. Bueno, aún hay un paso más allá: el corredor plañidera por no poder salir de casa.

Cachivaches: El del Chiquigym

Cinta, bici, comba, rodillo, mancuernas…. Si tus hijos tienen la casa que parecen un chiquipark, tú no vas a ser menos con tu  chiquigym. Eres el Equipo A cuando los malos los detienen y encierran en un zulo con el material necesario para crear una bomba atómica. A las 7 de la mañana te metes en Zwift y hasta luego familia.

Y es que a ti el confinamiento te ha vuelto un hacker experto en manipulación del GPS para convertirlo en una bomba doméstica y en aprovechar cualquier reto online para luego chulear en el ranking de Strava. La Realidad Virtual ya ha llegado a tu casa, pero jamás hubieras imaginado que te haría sudar como un puerco.

Multitask: yoga, pilates, cardio… todo me sirve

Tú eras solo de correr… pero con lo del confinamiento y esa incapacidad de dar dos zancadas sin dejarte una rodilla en la cómoda o estampar a uno de los peques contra la pared te has visto obligado a reinventarte. Y, quién lo iba a decir, le has acabado encontrando el gustillo a esto de la tonificación, los estiramientos (la misma elasticidad que la torre de Pisa buscando tocar el suelo) y el yoga con perrete. Al final has acabado tan enganchado que comercias con los vídeos y tutoriales como si fuera droga dura. “Te cedo dos de cardio y me pasas un tabata de la Magali Dalix que te deja fino”, “Ojo, que la Patry Jordan tiene mierda de la buena”, “No te pases con las de Turbo Fausto, que con dos te arriesgas a sobredosis”.

_

6 Respuestas a “Ocho tipo de corredores que han surgido durante el confinamiento

  1. jajajaja Que bueno David!!!
    Estic de molt mala llet, però m’has pogut treure un bon somriure!!

    Gràcies per fer els nostres dies més curts campió!

    Me gusta

  2. Jajajajajajaja muy crac!!!
    Odio a los justicieros del balcón. Me reconozco Multitask, pero como esto se alargue muchos días acabaré evolucionando a Harrison Ford🤦

    Me gusta

    • Lo cierto es que a muchos se le está haciendo cuesta arriba y el multitask solo sirve como metadona… Pero espero que pronto ya estemos pisando asfalto y montaña, a ver!

      Salud, Jorge!

      Me gusta

  3. Muy buena selección de imágenes cinéfilas en esa comparativa gráfica de la ficción con lo real…y viceversa, o todo lo contrario.
    Gracias por las risas, salut David!!

    Me gusta

Responder a David Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s