Cómo identificar a un asfaltero en una carrera de montaña

Trail running asfaltero

Lo asumo, he sido un pitxapins toda mi vida (y aún me quedan secuelas), he dado la nota pasando del asfalto a la montaña creyéndome que mutar de Bolt a Kilian iba a ser un camino sencillo y, sobre todo, nada aparatoso y ortopédico. Pero a pesar de vivir media vida entre la urbe y la montaña no dejo de caer una y otra vez en esos errores de cosmopolita que pisa por primera vez la montaña. Y se nota, ya te digo que se nota. Te cuento aquí todo aquello que nos delata como orgullosos asfalteros que un día nos da por hacer el cabra por los montes.

Jhayber

1/ El asfaltero se presenta a la primera con unas mixtas

“No llevo las voladoras porque son para competir pero las mixtas sirven para un roto y un descosido, yo entreno con ellas por el parque de tierra”.  Ya sabes en qué te gastarás la paga doble cuando tus Pegasus queden más torturadas que la protagonista de la letra de un reggaetón cualquiera en la primera trailera de rocas que te toque bajar: en otras bambas de asfalto y además en unas para la montaña… Y luego descubres que según cómo no es para tanto, con buena técnica hasta se puede correr con sandalias…

_

2/ Si “en asfalto corro esto, en un trail lo mismo”

“He corrido un maratón, ¿por qué no una de montaña? Bueno, mejor ir paso a paso: esa de 30 km (tirada larga) tiene pinta de estar chupada. ¿Qué significará 2.000 D+?”

_

3/ Lleva el chip y no hay crono en la salida (¿pero esto qué es?!!!)

Un cortocircuito mental te sobreviene hasta el momento en que te cuentan que es bastante común en las carreras de montaña, que solo te toman el tiempo en algunos puntos del recorrido y en la meta.

_

4/ Arrasa en la primera subida y se siente Kilian…

Comienzas con “Es como el asfalto pero un minuto más lento”, te flipas al principio pensando que es un ritmo asumible… y luego te encuentras perdiendo media hora en una rampa de 300 metros al 30%.

_

5/ … y llega el descenso técnico y picado y te avanza hasta el escoba

Te sientes más inseguro que en una entrevista de trabajo habiendo escrito en tu CV nivel de inglés: medio. Un clásico, creías que ibas a recuperar tiempo y estás yendo casi más lento que cuando la carrera se empina.

_

5a46c9d7-eb77-45e4-a8e8-272a703e224e

6/ Le da vergüenza repetir en el avituallamiento…

“Le daría un par de bocados más a ese plátano pero seguro que hay carta de racionamiento como en las carreras de ciudad”. Y te vas con el hambre en el cuerpo y la más que probable futura visita del hombre del mazo.

_

7/ …Y no descansa en ninguno de ellos

“Qué gente más rara que pierde el tiempo comiendo y bebiendo, cómo se nota que les falta practicar la técnica de consumición!!!. Ui, a qué viene este bajonazo tan inesperado que me acaba de sobrevenir…”

_

8/ El material que justo necesita de la mochila, en el lugar mas inaccesible

Y te pasas media carrera haciendo un top manta en medio de la montaña intentando recolocar todas las piezas del tetris.

_

9/ Confunde desnivel acumulado con desnivel positivo (qué bestia parda)

“Pues estuve por Collserola en una carrera de 25 km con 2.000 metros de desnivel y tampoco era para tanto”. Ni en el Pirineo.

Desnivel positivo: los metros que se suben a lo largo del recorrido.
Desnivel negativo: los metros que se bajan.
Desnivel acumulado: la suma de los metros que se suben y se bajan.

_

IMG_2641

10/ Se tira a las zarzas cada vez que alguien le pide paso para avanzarle

Y es que no hay mayor ataque de nervios que el de cuando vas concentradísimo manteniendo el equilibrio por un sendero técnico y te pilla otro corredor que va al doble de velocidad que tú y te suelta un educado: “cuando puedas, te adelanto”. Histeria.

_

11/ Entra ganas de mear: se desvía medio km del recorrido para que no le vean

Vaya a ser que alguien nos capte con esas máquinas usurpadoras de la intimidad que son atacan con megapixeles y lo conviertan en un futuro meme.

_

12/ Se cae un buen montón de veces pero “los arañazos son heridas de guerra”…

Las uñas negras no dan para posturear porque quedan eclipsadas por el nuevo modelo tope gama que te has agenciado, pero las cuatro heridillas… Ay, cómo mola instagramear con ellas. A la próxima me depilo.

_

13/ En las subidas se come los pedos del que va justo delante 

Y eso le pasa por no mantener la distancia de seguridad que ha de ir aumentando a medida que lo hace la distancia recorrida.

_

14/ En 15 km se le tuerce 30 veces el tobillo…

Descubres esa extraordinaria capacidad que tienen tus pies de darse la vuelta a si mismos como si fuera la niña de El Exorcista. Y volver con una bola de billar como tobillo a tu casa.

_

15/ … Y jura y perjura que tras la primera nunca más volverá a pisar una de montaña

Y a la semana ya estás liado con el wikiloc y el calendario de carreras.

_

Imagen de portada de runcrosstrail

34 Respuestas a “Cómo identificar a un asfaltero en una carrera de montaña

  1. Me veo retratado. Me encanta la montaña; pero mis piernas palillo, mi ropa, lo patoso que soy… en las carreras de montaña canto como una almeja.

    Me gusta

  2. Que bo que ets .

    Me gusta

  3. Cuanta razón, llevo dos, la primera recomendada por ti y canto más q Loka Flores en el tablao del Pescailla. Como se Sufre bajando!

    Me gusta

  4. Buenas David!!

    Cumplo cada uno de todos los puntos que has mencionado jajajajaja, menudas risas me estoy pegando a tu costa 😉

    Me gusta

  5. Pingback: Bitacoras.com

  6. Jajajajajaja,
    que bona…es una darrere altra….:P …un no parar de riure.

    Me gusta

  7. La verdad es que yo soy trailero 100% y he corrido muchas carreras y hasta ultras con zapatillas mixtas. Me imagino que debe joder ver que te has gastado 300 euros en equipacion y te adelanta un “pardillo” como yo con zapatillas de 30 € de hace 3 temporadas, compradas en el outlet de Nike.

    Me gusta

    • Yo estoy a medio camino: He vivido muchos años con el Parc de Sant llorenç casi en la puerta de casa pero ya llevo otro montón en ciudad y anda que no se nota el que es 100% de montaña, los que solo han pisado asfalto y los que, como yo, ‘somos ni chica ni limoná’ (o sea, de hacerlo medio bien en trails cerca de la urbe y que me den ‘pal pelo’ cando subo al prepirineo o ya tocando Francia)

      Me siento bastante identificado con lo de las bambas: soy el que destrozó unas Pegasus con solo dos meses de vida, luego fui apijándome con las de trail (hasta las Bushido) y ahora estoy en plan outlet con bambas fáciles que tengan algo de agarre pero que, sobre todo, sean cómodas. Al final, todo se reduce a tener buena técnica subiendo y bajando, si la tienes las bambas queda en un plano más secundario.

      Salud, eloi

      Me gusta

  8. cumplo 8 de 14.
    creo que me has retratado bastante bien.
    aunque “yo ya no vuelvo a hacer una media de montaña ni de coña”.
    ops!!!
    mejor, 9 de 14.

    Me gusta

    • Recordaré mi “Nunca más” que me salió de lo más hondo con mi primer trail seriote en Rajadell, hace ya sus años, donde me torcí hasta tres veces el tobillo. “Nunca más”… y aquí sig.

      Salud, carlitos

      Me gusta

  9. ¡¡Qué risas!! 😂😂😂. Es todo verdad lo que cuentas, David. Yo también empecé en asfalto y al de unos meses incorporé los trails a mi vida. Muchos errores cometí. Pérdidas en carreras, subestimar el recorrido de alguna y encontrarme con el hombre del mazo, el de la guadaña y hasta con el enterrador, abusar de algún avituallamiento y darme horas después una hiperglucemia, deshidrataciones varias, etc. Se pasa mal en esos momentos críticos,la verdad. Pero ahora que llevo dos años casi sin correr por una lesión de una “caída en patines”, echo muchísimo de menos todo aquel calvario. Un saludo.

    Me gusta

    • Lo de abusar de los avituallamientos es algo que también me ha pasado, muy especialmente cuando algna vez me dio por beber la misma cantidad de iso que de agua y ponerme como falete para hacer los siguientes km con garantías: al final, voy dando tumbos porque no puedo con mi alma. como me dijo una amigo que es una de mis referencias en la montaña: el secreto de una carrera de montaña es saber ingerir el alimento, cuánta razón.

      Espero que algún puedas calzarte de nuevo las bambas y disfrutar cometiendo los mismos errores de siempre en el asfalto y en la montaña.

      Salud, Yolan

      Me gusta

  10. Jajajajjaja! Brutal artículo! A mi me pasa eso!

    Me gusta

  11. No tothom ve de l’asfalt, jo vinc de muntanya (escoltes, alta muntanya i escalada), abans de córrer per asfalt, també hem fet les nostres parides i sempre són bones anècdotes. A mi el que més em va costar (i costa) és haver de córrer en pujada

    Me gusta

    • Bones, Xeix,

      Aquí un que va començar a la muntanya (més mitja que alta) i que competint va tirar al poc temps a l’asfalt. Com tu, no he parat de fer parides i d’acumular anècdotes: de les últimes que recordo, una Punk Trail que ens van avisar que havia una baixada curta pèrò molt gore i vaig arribar tant desfogat allà que vaig baixar com un dibuix animat sense poder frenar (per un moment se’m va passar pel cap tirar-me cap a un arbre…). Quina por…

      Me gusta

  12. Hola muy buen artículo, has acertado jejeje! Saludos.

    Me gusta

  13. I ja has tastat les trail nocturnes? Un món apart. Quedes convidat a la Burriac Atac: un clàssic de 21,2 Km

    Me gusta

  14. Jajaja como me he reido xq me veo identificada en lo de las caidas y los tobillos. Tengo el record de caidas de todo mi club de atletismo, en asfalto, montaña y caminos.
    Despues de cuatro maratones de asfalto, despues de la de Baeelona me paso a la montaña un tiempo.
    Me acordaré de tus consejos que me haran falta.

    Genial como siempre.
    Maika

    Me gusta

    • Ya somos dos los que dejamos un poco de lado el asfalto (aunuqe no del todo, alguna medi y 10k tranquilo caerá) para meternos de lleno en la montaña. Tras el tute de la preparación de la Marató es una necesidad vital tirar al monte.

      Espero que esta temporada hayas superado todos estos síntomas. Salud!

      Me gusta

  15. Hola David!
    M’he rigut perquè és segurament el que em trobaré d’aquí dos setmanes que m’estreno en el Trail d’Alella i no sé que em trobaré jejeje. Em veig sobretot repetint el número 10 durant els 15kmsXD Se m notarà tant que soc d’asfalt!!

    Molt bon text com sempre.
    Salut.

    Me gusta

    • Doncs ja em diràs que tral la d’Alella. Aquesta gent també fan una per Mura que és una zona que patejo molt maca (llàstima que sigui nocturna, crec que se li treuria més suc de dia).

      Sobre avançar, és un tema que sempre crea situacions còmiques i curioses. Res, quan escoltis les trepitjades i l’alé al teu darrere ves dient que quan vulgui et poses a un costat per aque pugui avançar-te.

      Salut i sort, Sergi!

      Me gusta

  16. Bon dia David! Molt bo…. i dóna per a més encara! Hi ha una cosa que tinc molt clara: La muntanya atrapa! A ciutat hi ha l’al·licient de que et treguin els cotxes i que puguis anar comparant marques… mira que som eh! quedem el 800 a una cursa però ens entusiasma haver-nos superat 5″!
    Tens tota la raó quan parles de les vambes… o tothom sabria conduir un F- 1? Tinc ben clar que, a Montmeó, si jo agafo un Ferrari i el Vettel el meu Golf (diesel)…. la volta la guanyarà el Vettel!
    Ah! Perquè no sempre serem els “asfalteros” els “notes”, m’encanta quan veig Salomon i Hoka a les sortides de curses populars ciutadanes de 10 km…. (es que per un parell de curses l’any no em compraré unes altres vambes, diuen)…

    Me gusta

    • I tant que la muntanya atrapa moltíssim encara que en el meu cas la transició ha sigut al revès: vaig començar fent camins i seders i després vaig donar el pas cap a l’asfalt (on també m’ho passo d conya; a final és saber equilibrar).

      Sobre les vambes de trail, excepte en alguna cursa molt puntual on sí que busco un model que em salvi la jornada (Zegama, Bisaura són fang i pedra mullada i s’ha d’anar amb molta cura per no relliscar) jo sóc de gastar el just i primar la comoditat per sobre de l’adherència (si aquesta última significa patir amb els peus). Hi han vambes boníssimes que només li poden treure suc la gent amb bona tècnica,

      Salut

      Me gusta

  17. Pingback: Leituras de 2a Feira | Blog Recorrido

  18. No me lo puedo creer. Retratada a la perfección. En este momento, recuperándome de un esguince grado II hecho en el km 7 del Trail Matalpino, celebrado el 12 de marzo en la sierra madrileña, que por supuesto terminé con lágrimas en los ojos. Cómo me gusta el monte, y que mal se porta siempre con mis tobillos. Me debía haber retirado en el avituallamiento de mitad de carrera, en el que por supuesto, casi ni paré, superwoman soy. He arriesgado mi integridad física, mental y social por la de veces que he tenido que oír si estoy bien de la azotea. Deseando volver al asfalto, poco a poco…¿ la semana próxima, quizás? Asfalto, sweet Asfalto. Y con mi sueño en la cabeza, siempre: El MAM

    Me gusta

    • Un caso similar (aunque ya llevaba mi mili encima) me pasó en un trail en el cap de Creus: con un tobillo como una bola de billar y empecinado en acabar; suerte que unos amigos que me hacían seguimiento me sacaron de ahí en medio porque sino en lugar de dos meses h8ubiera estado toda la temporada en el dique seco.

      Si te sirve de consuelo, en primer trail em torcí hasta tres veces el tobillo… Parecemos de goma.

      Por desgacia ya no puedo vivir sin montaña y sin asfalto, así que hay que ir combiando.

      Salud, mariate75!

      Me gusta

Deja un comentario (si quieres)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s