Cosas que me (des) motivan a correr

NEWBALANCE BLOGMALDITO EDIT

Así, a bote pronto, me salen estas motivaciones…

Que haga un día estupendo y que piense que no hay mejor manera de homenajearlo que atarme las bambas.

Que un amigo comience y me pida acompañarle como si creyese que tengo una varita mágica que hace más fácil el ingreso sin pasar por las típicas novatadas que sufres en este bendito mundillo. Las vas a pasar canutas: te juro que no te libras, como no me libré yo en su momento. Palabra.

Retarme con alguien sin que mi potencial rival lo sepa, y a escondidas salir a reventarme para que no lo tenga tan fácil la próxima vez. Porque, por si no lo sabías, sí, soy un picón de mierda… y me encanta.

Que otros me la cuelen al ensalzar sus rutinarias salidas como si fuesen gestas inalcanzables que nada tienen que envidiar a la batalla de Termópilas,  y piense quizá algún día rasco algo parecido. Y no, no lo rasco ni por asomo, deben ser superhombres con vidas extraordinarias. O unos exagerados.

Que alguno me cuente su aventura de la forma más normal del mundo y piense joder, realmente me gustaría que fuese así, sin tanta puta trascendencia; voy a salir a correr por el simple placer de perder el tiempo.

Estar cagado de miedo ante un próximo reto e ir en busca y captura de ese recorrido para domesticarlo antes de enfrentarme a fondo con él… la ruin táctica de hacer ver que quiero ser su colega, a ver si acariciándolo se dulcifica y no me fustiga el día de actos.

Quedarme sin tiempo el día anterior para completar todo lo que quería y reservarlo para justo hoy donde volverá a pasarme lo mismo porque… joder, ya voy con retraso.

Un quiero disfrutar sin sufrir demasiado ese gran día, así que adelanto el día de sufrimiento a hoy. Algunos lo llaman puesta a punto; yo, sencillamente, salvar los muebles con algo de dignidad.

Cumplir por una vez con ese puñetero plan de entrenamiento, que comienzo a notar que por fin funciona. O no funciona, pero me han dicho que sí. Y me lo creo. O me lo quiero creer. Ni puta idea, tete.

Me cago en la ostia, pero que maravilla de trailera estoy viendo por el portátil… Y ese pico escondido… Se me caen las babas. Tengo que hacerme con él mañana. ¿Cómo que mañana? Ahora mismo, joder.

Porque luego toca birra y salvar el mundo. Un mero pretexto para volverte a ver.

El me largo un rato para no escucharte… Y así ponerte a parir rebuznando y gestualizando por la calle como si abroncara a mi enemigo imaginario del Bronx.

El intentar que se me quite la tontería que llevo hoy encima ya que me estoy comportando como un auténtico cretino y necesito que algo, o alguien, me pare. Volveré igual de gilipollas pero al menos me habrás sufrido un par de horas menos.

Incluso no tener motivo especial para salir a correr y encontrarlo por el camino… si alguna vez lo llego a encontrar, porque a veces cuesta lo suyo. Es, sencillamente, otro día más completado del que no tengo que darte ninguna puñetera explicación ni bañarlo con épica barata. Me lo guardo para mí.

Y estas son las cosas que no me motivan a salir a correr…

Otras estúpida frase lapidaria perdona vidas, otro colegueo más cuando tú a mí no me conoces de nada, otro mensaje vacío que invoque lo extraordinarios seres que somos por calzarnos 150 euros de tecnologías que en un mes nos dirás que son anticuadas. Otro sofá de fondo como si fuera el puto infierno al que no puedes retroceder. Otro reto que no está hecho para gente sin agallas (no tengo agallas, tengo un par de cojones y otro buen par de ostias). Otro ser superhumano.

Os lo pongo bien fácil. Tantos millones que os gastáis en marketing, en juntar reinonas y filtros imposibles para anuncios rimbombantes cuando al final se trata solo de esto: gente normal haciendo algo de lo más normal: correr. Y que tenga que ser la marca más cutre la que lo consiga captar la esencia…

*Imagen readaptada a partir de esta publi chula de New Balance

6 Respuestas a “Cosas que me (des) motivan a correr

  1. Pingback: Bitacoras.com

  2. Oro puro este post, estoy hartisimo de la épica que le ponen algunos a algo tan normal como es correr.
    “Que otros me la cuelen al ensalzar sus rutinarias salidas como si fuesen gestas inalcanzables que nada tienen que envidiar a la batalla de Termópilas”

    Lo hablaba el otro día con el colega con el que suelo correr y estaba de acuerdo, parece que los demás corren entre nubes que solo a nosotros nos cansa correr.

    Me gusta

    • Buenas, Ischumi,

      Sería tan aburrido que siempre fuese genial correr que… me desmotivaría al instante. Mejor salir sabiendo que habrá días mejores y peores y que ninguno de ellos sobrevivirá a ese día. Eso es un lujo.

      Salud.

      Me gusta

  3. If you call your Dad he could stop it all.
    You’ll never live like common people
    You’ll never do what common people do
    You’ll never fail like common people…

    https://m.youtube.com/watch?v=yuTMWgOduFM
    con nuestras miserias, miedos y alegrías

    Me gusta

    • Casualidades de la vida, justo anoche estaba liado rememorando el concierto de Pulp en el Primavera Sound para confeccionar otra entrada del blog. De lo más grande que he visto en mi vida.

      Salud, mgalos.

      Me gusta

  4. Pingback: Un corredor que no da la talla | BLOGMALDITO RUNNING PUB

Deja un comentario (si quieres)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s