Ultra Trail Collserola 2014: La Mitja Volta en 23 claves

ULTRA TRAIL COLLSEROLA MITJA VOLTA

Pues sí, el tiempo se me tiró encima y solo me ha dado para cubrir La Popular (aquí tenéis el post) y esta Mitja Volta de una Ultra Trail Collserola que da el pistoletzo de salida a su segunda edición este mismo sábado.Hoy toca centrarse en el primer gran bucle del recorrido, el que cubren los que se han arremangado con la prueba de 45 km y también los de la de 80.

*NOTA: si veis alguna cosa del recorrido que rechina no dudéis en comentármelo,que quizá me he colado involuntariamente (demasiados km perdido por el monte).

_

1- Salida y primeros km

2Partiremos del carrer de l’Esglesia para contemplar la dura realidad: ya todo comienza a mirar hacia arriba. Búscale por el lado positivo: así evitamos emocionarnos e ir a tope para acabar echando el hígado por la boca a mitad de carrera. Es una zona de calles anchas y con una distancia que se prolonga lo suficiente como para que sin necesidad de adelantamientos acrobáticos se vaya situando cada corredor en su posición natural.

2- De Finistrelles a (casi) Plaça Mireia

Casi entrando a Finistrelles tomamos un camino asfaltado en zig zag que pica hacía arriba durante unos 200 m (nada grave) para comenzar, ya sí (nos ha costado un par de km), a pisar tierra. A partir de ahí tenemos un camino que a medida que avanzamos se va estrechando y que toboganea un poco, justo antes de desembocar en el carrer Pau Vergós tenemos un murito donde es probable que se forme un poco de tapón si llegáis muchos a la vez.

3- El primer corriol de descenso

ok 2Toca ir a por faena. Sin acabar de alcanzar la Plaça Mireia (nos quedamos a unos 200 m) vamos en busca del primer sendero real del recorrido. Justamente éste ejemplifica todo lo que te vas a ir encontrado a medida que pasen los kilómetros, poco desnivel pero terreno tan irregular como puñetero: raíces que salen de la tierra como si quisieran apresarte los tobillos, piedra suelta, zonas de roca sin grandes saltos, algunas zonas más cómodas (como la de la foto) y un estrecho cauce que se hunde lo suficiente como para hacer el paso muy incómodo. No es excesivamente técnico pero siempre hay que estar atento de a donde se pisa, más si el suelo está húmedo.

4- Corriol de subida a Til·lers

ok 4Esta trailera ya te exige un poco más de esfuerzo, llegamos a él tras unos 300 metros de descanso (que no lo es porque el camino que nos lleva a él, una riera seca, es bastante irregular), y comienza suave y perfectamente corrible para poco a poco ganar desnivel y dureza. En el último tercio es donde está la parte más exigente, con un tramo de roca que sortear, para acabar la subida en una pista algo más ancha donde podemos hacer un chequeo para comprobar si lo tenemos todo controlado o hemos sido excesivamente generosos con el esfuerzo: si giras la cabeza y disfrutas contemplando la estampa del área metropolitana es que todo está en su sitio. Allí iniciamos el descenso por otro corriol rápido que acaba con un pequeño salto para aterrizar en el carrer dels Til·lers.

5- Torrent de les Torres

Tómate los pocos cientos de metros más o menos llanos dels Til·lers para: a) pillar ritmo, o b) darte un respiro. Luego toca desviarse por uno de los senderos más bonitos del recorrido, el Torrent de les Torres. Rápido y sin apenas dificultad técnica es para gustarse bajando. Aunque por dentro sabes que esto no es buena señal: bajar tanto tan a principio de carrera significa que luego lo tendrás que volver a escalar.

6- Ascenso a Santa Creu d’Olorda

ok 5Tienes medio km o algo más de terreno que se debate entre el falso llano y el descenso pistero. Lo de siempre: si vas bien y con ganas de hacer algo grande, ponte ritmo; si quieres asegurar el tiro, toma aire y reserva. A partir de ahí comienzan a surgir las indicaciones para subir a Santa Creu d’Olorda y, lo cierto, es que aunque el camino es ancho (quizá justamente por eso, nos engaña al hacernos creer que no es tan exigente) es un tramo largo y agónico de subida que te obliga a poner un ritmo tractor y a regular aún más cuando van sucediendose por el camino esos pequeños repechos y curvas paelleras que fustigan que da gusto. Ya te adelanto que a mí es un tramo que se me atraganta siempre que lo recorro. Para rematarlo ya del todo, nos regalan unos 200 m finales salpicados de escalones con una altura solo apta para piernas de jugador de NBA; por suerte ya estaremos escuchando el rum rum del oasis del primer avituallamiento.

7- Camino a Molins

CanteraUn descanso que va a venir fenomenal tras el tute anterior, algo más de 5 km favorables, la mayoría en descenso, que combinan pista y corriols rápidos y de poca dificultad técnica. El que desemboca en la Carretera de Molins es estrecho y con mucha vegetación. Zona ideal para soltar piernas y disfrutar del paisaje.

8- A la riera de Vallvidrera

Fue bonito mientras duró, ya comienza, nada más cruzar la carretera de Molins nos espera un duro repecho de unos 100 metros en total para después calmarse , rodeamos una pista de enduro e iniciamos el camino que desemboca en la riera de Vallvidrera. Muy tranquilo todo.

9- Comenzamos a subir

ok tras la rieraAl igual que antes lo primero que nos vamos a encontrar es un corriol  de subida, esta vez más largo y sucio aunque sin un desnivel excesivo. Pues sí, a partir de ahora hay que ponerse en modo sufrimiento. Ritmo cómodo. Desde ese punto combinaremos zonas suaves y fácilmente transitables (que te pueden servir para ir recuperando) y corriols de subida que cada vez van ganando más dureza (ojo, al último que nos deja ya en passatge Papiol, 300 m realmente agonizantes que te salen más a cuenta cubrirlos andando).

10- Un kilómetro duro

Tras dejar atrás las comodidades del pistero passatge Papiol (aunque las piernas vayan solas te recomiendo que no aceleres más de lo necesario) comenzamos el asalto a la Salut del Papiol… y la primera directa a la frente: un tramo de subida exigente pero sazonado con algunos tramos de descanso, en el que el terreno es irregular (aunque ancho) y hay varias zonas de piedra y roca, además de algunos repechos cortos pero duros, que te obligan a tomártela con mucha calma. Es de esos tramos que dando un punto de gas más del que tocaba te deja totalmente seco. ¡Cuidado!

11- Directos a la Salut del Papiol

El premio tras superar el tramo anterior es un corriol magnífico de descenso sin ningún tipo de dificultad que nos lleva casi sin querer al camí de Can Monmany, un tramo pistero que cumple a rajatabla las características de todos los caminos de renombre de Collserola: ancha, toboganera y en dosis prolongadas hasta monótona (aunque no es el caso, solo cubrimos un kilómeto y medio para, por fin, conquistar el segundo avitallamiento).

12- A la torre de vigilancia ‘Mike’

Avituállate a conciencia porque lo que inmediatamente viene ahora es de aúpa, un tramo de ascenso de unos 400 metros terribles que te dejan temblando las piernas. Hay que alcanzar la torre de vigilancia que se ve desde la Salut, así que ya te puedes hacer una idea de lo que te toca escalar. El terreno es muy irregular y te conviene tomártela con mucha calma aunque las reservas de energía vuelvan a estar a tope.

13- Bajando a Valldoreix

Justo tras coronar nuestro particular Angliru comenzamos a descender de camino a Valldoreix. No te fíes de los primeros 100 metros que dan a entender que será un corriol rápido y sin ningún tramo peligroso, hay un par de zonas abruptas y rocosas en el que hay que primar el raciocinio a la velocidad. Podrás comenzar a ir rápido en el momento que toques pista y nos dirijamos en sentido Valldoreix, la primera parte en descenso y luego combinando tramos llanos con algunos pequeños repechos de esos que se superan casi por inercia.

14- Al carrer Moreneta de Montserrat

A Colonia MonserratDos apuntes: el primero es que pasaremos por al lado de una masía con perros que no paran de ladrar: no temáis, en principio están atados y encerrados dentro de la misma (aunque a mí me acojonan) tienen perros; el segundo es que antes de llegar a la carretera que nos deja a los pies de la Colonia de la Moreneta de Monserrat tendremos un tramo de un kilómetro que empieza subiendo aunque se puede hacer a  (menos la parte final, más estrecha, empinada y abrupta) y termina con un corriol de bajada precioso dentro de un bosque con suelo blando pero, ojo, algo húmedo (posibles resbalones).

15- A La Floresta

A la FlorestaSi la organización hubiera querido tirar de hijoputismo máximo nos obligarían a subir la terrible rampa de la Colonia Montserrat (picos del 28% que dan nombre hasta un bar que hay casi coronando). Por suerte para tus sufridas piernas nos hacen corretear por un camino muy tranquilo durante un km hasta una zona escolar donde comenzamos un tramo de subida de unos 500 m con terreno tan blando que con dos gotas de lluvia resbala (sobre todo al inicio). Ahí hay que sortear algunos troncos de árboles caídos pero realmente no es de esos tramos que tejan secuelas si vas en modo diesel.

16- Camino a la gran subida

Nos adentramos dentro de La Floresta en tramos asfaltados y en el que te lo debes plantear en forma de V: primera parte favorable y hasta peligrosa: mucho cuidad con el carrer de les mines, un resbalón ahí y adiós carrera) y otro de subida con una pendiente bastante seria. Al salir de la población volvemos a la pista más amable de Collserola (esa que apenas presenta desnivel o éste es en descenso) por el camí Tarruell, y ya así hasta cruzar el puente de la riera de Vallvidrera.

17- La subida más larga

Subida largaTres kilometrazos de ascenso donde creo que la mejor estrategia que puedes aplicar es la de seccionarla en varios tramos.

1) El primero de unos pocos cientos de metros es suave y por pista.

2) El segundo se va convirtiendo progresivamente en un corriol que va ganado desnivel y el terreno se va embruteciendo a medida que vas subiendo (sin duda el tramo más duro)

3) En el tercero volvemos a la pista (camí de Balasch) y el terreno es más firme y sencillo pero el desnivel y los repechos son durísimos (ya vamos tocados).

4) En el cuarto alcanzamos la urbanización donde se encuentran els Jardins El Faig, es un tramo asfaltado algo más suave pero que no deja de subir.

5) Últimos 300 metros de nuevo por pista forestal recorriendo el carrer l’Azalea.

18- Descenso a Santa Maria de Vallvidrera

Bajada a VallvidreraVamos ya directos al tercer avituallamiento en un tramo largo de descenso (cerca de dos kilómetros) que se deja correr siempre y cuando tengamos en cuenta que hay algunas pequeñas trampas diseminadas a lo largo de la bajada:

1) Un par de tramos de rocas al principio (hay que fijarse donde pisamos).

2) Tras cruzar el camí de Can Llavallol tenemos un corriol precioso pero con zonas abruptas y húmedas que resbalan que da gusto (yo casi me caigo tres veces intentando superarlas a tope).

Ese descenso nos dejará en el Pantà de Vallvidrera, desde ahí solo nos queda un tramo fácil casi siempre favorable (menos los últimos cien metros que son en subida) hasta el tercer avituallamiento, salpicado por un tramo de escaleras en descenso que puedes sortearlas si te colocas por el lado izquierdo.

19- Vallvidrera

VallvidreraVallvidrera, parece que ya tengamos la meta a tocar con la punta de los dedos. Pero lo cierto es que nos tienen guardadas un par de trampas antes de saborear nuestra gesta, y la primera está justo tras dejar atrás el último avituallamiento: un tramo de subida que no debería revestir más dificultad que el resto que hemos superado di no fuera porque… está lleno de escalones. Los primeros que te encuentras antes de tocar el barrio de Vallvidrera hasta incluso te pueden ir genial para pillar un ritmo de subida (un pie en el centro del escalón, otro en el listón de madera que lo limita), pero lugo tienes una escalera rollo Horta que es lo único que le faltaban ya a tus torturados gemelos. No te ofusques, piensa que ese es el peor tramo del barrio, luego suaviza todo más.

20- A la conquista del Repetidor

Tras dejar atrás Vallvidrera y cruzar la carretera de Molins tendremos un kilómetro y medio, mitad corriol mitad pistero, con desniveles muy asumibles que nos va a dejar a lomos del muro que tenemos que escalar para alcanzar la antena. Lo ves de lejos y es rollo portada del Castlevania, impone. Tranquil@, lo voy a hacer más fácil: la subida está dividida en dos partes: la primera un repecho corto (unos 50 metros) y duro que luego tiene un descanso de unos 100 metros que te permitiran recuperarte casi totalmente; la segunda el repecho gore, durísimo, unos cien metros empinados donde casi te sale más a cuenta hacerlos andando, a no ser que llegues muy sobrado de fuerza.

21- Corriol de descenso a Finistrelles

Ojo, que tiene su miga (es una trampa final bastante bestia): al principio porque el repecho anterior (la subida a la antena) te ha dejado las piernas temblando y bloqueadas (¡cuidado con la tubería que cruza el corriol!); y tras cruzar la crta. de les Aigues porque iniciamos la parte más complicada, un descenso rocoso, técnico y en el que hay que tener reflejos suficientes para ya calcular el siguiente paso antes de tocar tierra. Se puede bajar muy rápido y adelantar (variando la trazada) a muchos corredores que irán a salvar el pellejo (más con lo poco que queda a meta) pero casi te sale más a cuenta asegurar (una caída ahí puede resultar fatal) y activar el turbo para cuando pises el asfalto.

22- Camino a meta 

Cerca de tres km a meta, aquí entra esa máxima de: Recupera como un asfaltero lo que no supiste ganarte en la montaña. Con terreno favorable (casi todo el rato es en descenso, algo de falso llano) es el momento de ir a por todas si aún nos queda un gramo de fuerza o disfrutar de un tramo plácido saboreando ya la victoria de tener la meta a nuestro alcance. Lástima que…

23- La trampa final 

4… haya una pequeña trampa para el final: en lugar de ir directos a meta nos desvían por els Jardins de Ca n’Hospital, que sí, que es bonito… pero a esas alturas no me hace ni pizca de gracia. Para llegar allí antes nos zampamos 100 metros de cuesta para iniciar un descenso por escaleras y tarima de madera (ojo si llevas barro en las bambas que puedes resbalar) que nos hace bajar tanto… que al final hay que volver a subirlo en un tramo precioso de 200 duros metros que nos sitúa ya en esa ansiada y merecida recta y media de meta.


Ultra Trail Collserola: el recorrido de ‘La Popular’ en 15 claves

8 Respuestas a “Ultra Trail Collserola 2014: La Mitja Volta en 23 claves

  1. Pingback: Bitacoras.com

  2. Excelente análisis. Supongo que te habrá llegado el mail de la organización donde comentan el cambio (recorte de 1 km) del recorrido.Asi que ahora todos los puntos kilométricos indicaran uno por encima del que en realidad iremos. Eso he creido entender yo!

    Y un apunte más, creo que a diferencia del año pasado la temperatura será bastante más alta, la previsión es de 15-21 grados,

    Me gusta

    • Buenas, Dani,

      Pues aún no he recibido el mail, a ver si durante el día de hoy me llega y lo comento. Sobre la temperatura, la semana pinta a estable y el finde a que se repita el tiempo de los últimos días. Yo compro con los ojos vendados.

      Salud

      Me gusta

  3. Muchas gracias, excelente explicación!

    Me gusta

  4. Ahora que ya la he hecho, clavaste la entrada! Volviéndolo a leer me he reído bastante y me he sentido totalmente identificada. El año que viene volveré! 🙂

    Me gusta

    • Me alegro que la completases con éxito, y si además mis tonterías te ha servido de ayuda, miel sobre hojuelas.

      Seguramente nos veamos en la próxima edición, yo lo más seguro es que me pase a la Mitja.

      Salud

      Me gusta

  5. Pingback: Guía para elegir tu Ultra Collserola | BLOGMALDITO RUNNING PUB

Deja un comentario (si quieres)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s