Formas torpes de tirar la caña

GUIA DE LIGOTEO PARA CORREDORES EN CELO

Hay una norma no escrita en la la sociología de parvulario que indica que algo se convierte oficialmente en un fenómeno de masas cuando la gente que acude a él lo hace por un motivo esencial: que aquí se pueda pillar. Somos más. Muchos. Tantos que al final acabamos apretados y, con algo de suerte, revueltos. Así que es hora de iniciar una serie de capítulos sobre ese bello arte que es el cortejo para torpes, una Guía de ligoteo para corredores en celo. Hoy nos centramos en ellos: formas incorrectas de tirar la caña.

– Primero, cada corredora es un mundo y no todas tienen el perfil que muestra los anuncios de marcas deportivas (tonificadas, decididas, victoriosas), así que debes saber a que tipo de chica te vas a dirigir. Lo primero que hay que asimilar es que porque coincidáis en esta pasión de quemar suela eso no significa que conectéis espiritualmente. Hay vida más allá de la zapatilla. Quien sabe, luego ella quiere quedar contigo en un concierto de Pablo Alborán cuando tú siempre has arriesgado más escuchando a ese fuera de la ley que es Melendi.  Las hay que comienzan en este mundillo, las que ya llevan sus años e incluso las que viven de ello. Y cada una tiene su táctica.

Chulear de logros como si fueran imposibles para otros mortales siendo corredor  popular ante otros corredores populares es una táctica que te va a convertir en el objeto de cachondeo femenino (aunque algunas acaban cediendo… siempre que haya alcohol de por medio). Vamos, en un fantasma.

– Una cara descuajeringada como un cuadro de Piccasso, unos andares arrastrados y un jadeo entre agónico y depravado en los momentos de esfuerzo máximo no son la mejor carta de presentación. Para ligar hay que bajar el ritmo e ir un paso atrás.

– Y eso me recuerda que el humor en momentos difíciles vende, pero no todo el mundo tiene la gracia en sus genes, ten cuidado de no convertirte en un cansino chistoso cualquiera martirizando a una pobre corredora que sólo quiere correr en la calle y no correrse contigo.

No se liga con los cascos puestos pero menos aún se intenta ligar con alguien que los lleva para evadirse de lo que le rodea. No rompas ese karma si no te lo piden expresamente porque la respuesta puede ser de todo menos zen.

No les cedas el paso en señal de cortesía porque en el mundo de la competición eso suena a dejarse ganar de forma humillante. Y aquí nadie necesita tu misericordia.

– El running es un deporte individual pero eso no quita que no se pueda practicar acompañado. Fíjate antes a quien vas a entrar vaya a a ser que tenga de partner al maromo y además del dolor de huevos te vuelvas a casa con un buen morado… en la mandíbula.

Adelantarlas en el último momento para demostrar tu hombría lo único que demuestra es que tu concepto de virilidad está en crisis.

Tirar la caña en los momentos de agonía es casi como hacer bromas pesadas en uno de esos días. Estás avisado.

No eres más apetecible por llevar las mejores marcas adosadas a tu piel. Estar bueno ayuda (bastante). Reírse de uno mismo aún más.

– Memoriza esta frase: Si no la escuchas no pillas trucha. Del mismo modo que crees que al Universo sólo le interesan que hayas rebajado ese sub 45 como han hecho ese mismo día unos 300 corredores más (pero ninguno con el estilo y clase que tú has derrochado, todo hay que decirlo), también existen dimensiones paralelas donde el objeto de culto no eres tú sino otras personas que se atan las bambas con el mismo loable objetivo. A ellas, como a cualquier ser humano con sentimientos y retortijones estomacales, les gusta sentirse apreciadas, así que no esta mal que seas tú el que aceptes con  falso encanto su verborrea. En el running, con más razón aún, esto viene a ser el pagar las copas.

_____________________________________________________

– Ligar en una San Silvestre (es posible)

 ¿Por qué lo llaman running cuando quieren decir sexo?

___

– Camisetas técnicas que jamás verán la luz

– Plan de entrenamiento para la gente que odia los planes de entrenamiento

– ¿Estás afectado por la marquitis?

– Adelantamientos humillantes

– Frases runners en contextos inapropiados

 

20 Respuestas a “Formas torpes de tirar la caña

  1. y sobretodo sobretodo……no te apuntes a Corredors.cat. jojo

    Me gusta

  2. Curioso, más de una vez me he preguntado si las tías prefieren los alfeñiques runners flacos y con pellejo o los animales inflados de gimnasio. Creo que en general les importa poco que te hagas 35 minutos en un 10K. La evolución ha desarrollado un magnetismo por el más fuerte (el que mejor defendía a los niños, el que más carne traía a la casa, etc) pero no por el más rápido.

    Me gusta

    • Totalmente de acuerdo, sólo dales a elegir entre Webber (de la saga machorra Hugh Jackman o Fassbender) o Vettel (que sólo apunta a Orlando Bloom) y ya verás el resultado. La supervivencia de la especie, y con razón. Queremos hijos fuertes y sanos.

      Me gusta

  3. si haces 35 en 10k, te cruzas con pocas chicas, y además corren más que tu, ….pero si vas a por los 50 min, hay más opciones!
    Este post puede cambiar la tendencia en próximas carreras!

    Me gusta

    • En el próximo capítulo haremos un radar para situar los puntos calientes del ligoteo pero, bueno, es bastante fácil: carreras cortas (aunque dentro de un tiempo tendremos un desembarco feliz en masa en medias y maratones), masivas, y en cajones medios / traseros (aunque ya hay un buen grupo que le da caña a la zapatilla ya verás cuando se pongan todas en serio, si en algo dan ejemplo es en sacrificio).

      Salud!

      Me gusta

  4. A mi, que hasta la fecha soy chica, me gustan más los que tardan 50 min. El primer lugar, es un corredor humano, que seguramente pueda pararse a tu lado para dedicarte una sonrisilla. Pero…creo que el chip “tirar la caña” sólo lo tenéis los chicos cuando salís a correr. Yo con mantenerme trotando sin parecer un gusiluz porque la cara me explota del calor que generan mis mejillas, tengo más que suficiente. Vamos, que no consigo concentrarme en otro menester que no sea correr.
    Tal vez estemos tirando un mito. Mientras que nosotras solamente corremos, vosotros podéis correr y tirar la caña. O sea, que podéis hacer dos cosas a la vez!!!
    Esto tengo que publicarlo en alguna revista científica 😛
    Gracias por la entrada!

    Me gusta

    • Ya te digo yo que lo de correr a tope y a la vez tirar la caña es imposible en cualquier tipo de género, especie animal o vida alienígena. El noble arte en el running es incompatible con las marcas, el ingenio necesita que le llegue oxigeno al cerebro…

      Un saludo.

      Me gusta

    • Totalmente de acuerdo… pero “correr” no solo es eso, no solo es el acto. Correr tiene que ver con muchos más aspectos. Está el calentamiento. Están los estiramientos. Los ejercicios de tonificación que se pueden hacer después de la sesión. Es cierto que cuando salimos a entrenar, yo por lo menos, vamos concentrados en correr, en el ritmo, en la respiración. Cuando acabamos de correr es otra cosa, ese cansancio acumulado hace que las chicas no tengáis toda la sangre en el cerebro (como normalmente tenéis), es vuestro momento de debilidad, cuando quizás no os dejáis llevar tanto por la razón… jajajaja… A lo mejor yo también podría publicarlo en una revista científica.
      Nada… que es cierto que si nos gusta correr y vemos a una chica a la que también le gusta, nos alegra, y por eso de las afinidades seguramente vemos más posibilidades en el ligoteo (temas de conversación comunes..)
      Gracias de nuevo a David por su blog….

      Me gusta

  5. Lo dicho, estamos haciendo el gilipollas. Para ligar hay que inflarse en un gimnasio de lunes a viernes, correr el domingo en plan suave y hacer las carreras populares de 10K con camiseta apretada y por encima de 5:30 el kilómetro. Esos son los que ligan los muy cabrones.

    Me gusta

  6. Me ha encantado el Post. Por favor chicos, tenéis que leer los consejos y que sea en serio porque si tenemos que tratar con fantasmas todo el día, lo menos que queremos es seguir haciéndolo en ese momento que dedicamos a nosotras mismas. Apoyo la idea de Kiss After Running, no ando en plan ligoteo cuando voy a entrenar. Soy de las que va con cascos escuchando música atronadora, aunque no descarto disfrutar de unas buenas vistas como todo el mundo, pero de ahí no pasa. Sorry por echar por tierra el mito 😉

    Me gusta

    • Será cuestión de buscar el lugar y momento concreto. Yo siempre he creido que los momentos de extasis y amor universal se encuentran tras cruzar la meta o acabar un duro entrenamiento (después de haber recuperado el resuello, claro).

      Salud!

      Me gusta

  7. jajaja “ese fuera de la ley que es Melendy” que bueno .. yo sinceramente , entre controlar la respiración , el ritmo , la pisada , espalda recta , hombros relajados , imposible que pueda fijarme en algo más . En la salida estoy de los nervios y en la meta llego destrozado .
    Muy buena tu entrada , espero el capítulo 2 .
    Un saludo

    Me gusta

    • Hola Javi,

      O desconectas de la carrera y vas a lo que vas o simplemente te encomiendas a que tus actos naturales hablen por ti mismo y sean capaces de verlo ellas, algo casi imposible porque están en las mismas de sobrevivir a la agonía de una carrera. Muy chungo, por eso siempre abogo por dejar una semilla antes de empezar, un guiño mientras corres y un ataque sin paliativos tras cruzar meta o acabar el entreno.

      Salud.

      Me gusta

  8. Y cuando en pleno entreno de 1h30-3h, te cruzas o adelantas/te pones a misma altura con alguna/s chica/s que corren…tú vas completamente muerto, desencajado…pero de repente ¡Click! Espalda erguida, cara de no estar sufriendo, subes el ritmo unos segundos (¡pero si no podías más!), saludas con una sonrisa (lo que tú crees que es una sonrisa, pero no es más que una mueca acompañada de un gruñido)…tú mismo te ves como un Hugh Jackman, pero la realidad es que tienes la cara perlada de sudor con la sal y los mocos enganchados por partes de tu rostro, ¡0 glamour chicos! 0 posibilidades. Primero, si te pararas a charlar, tardarías 5-6 minutos en poder juntar una frase coherente. Segundo, no sé porque lo hago si ya estoy casado y no voy ni tan siquiera a charlar amistosamente, no sea que mi mujer me parta las piernas otra vez con el bate de béisbol. Tercero, ¿pero tú te has visto? y podría seguir así hasta el punto 99.

    Me gusta

    • Y daría para un libro tocho a lo Dan Brown y hasta un documental sobre el apareamiento y roles sociales de esa rara especie que es el corredor popular. Lo de presentarse ante los demás aún estando pasándolas canutas lo hago extensible también a vecinos, y/o enemigos.

      Salud.

      Me gusta

  9. ¡Qué tengas mucha suerte David¡ Está claro que éste post forma parte de una hábil estrategia de acoso y derribo para presentes y futuras víctimas.
    Vas muy bien, ja,ja

    Me gusta

  10. Antes de nada soy chica de nacimiento y corredora de vocación.
    Dicho ésto, me ha hecho mucha gracia este post, David. La verdad es que nunca he tenido la sensación en ninguna cursa de las que he corrido de algo parecido al “intento de acercamieto” por parte de los chicos. Sí he notado que suelen ser muy simpáticos y agradables pero nada molesto en absoluto.
    Me parecen más que correctos tus consejos. Todo depende siempre del tipo de chica en la que estéis interesados. Supongo ue tambien habrá alguna que pensará “si la proporción de los 10K de Jean Bouin era 3.000€ féminas vs 12.000€ muchachos y descartamos los emparejados… malo será que no encuentre alguno de mi gusto ¿no?”
    Yo, personalmente, desde que mi chip marca inicio de carrera hasta que vuelvo a cruzar el arco no soy persona, ni mujer, ni amiga, ni conversadora, soy corredora. Es decir MODO RUN ON. Solo pienso en respirar, en alargar la zancada, en las rodillas, en los talones en alto, en no cansarme más de lo necesario, en no entorpecer a los compañeros y compañeras, en el avituallamiento…
    Al final estoy totalmente de acuerdo con OWAVES. Cuando encuentras a uno que está tan loco como tú y se levanta contigo a las 6 de la mañana para patearse media Barcelona corriendo (en sub35′, sub’45, sub’55 o más de 60′) y al llegar te pones a comentar la carrera, los tramos buenos, los malos, los que sobraban, los que faltaban con una bebida isotónica en la mano, ese es sin duda el hombre de tu vida!

    Saludos!!

    Me gusta

    • Hola YOLI,

      Yo no tengo tan claro que compartir aficiones sea el vínculo al amor eterno, a veces tantas coincidencias hacen que se caiga en la rutina y la ausencia de sorpresas, el vértigo de lo opuesto y lo desconocido. Pero, vamos, seguro que es más fácil que se lleven bien dos personas con ambiciones semejantes que personas que odien lo que hace el otro, supongo.

      Lo que me ha quedado meridianamente claro tras vuestros comentarios es que las carreras están para correr y que el cortejo si hay la oportunidad se debe retrasar al pos partido.

      Salud!

      Me gusta

Deja un comentario (si quieres)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s