Guía popular para la Marató de Barcelona: Entrena el circuito

Logo Marató Barcelona 2013 Maratón

Icono Running Mini 36x36Si te digo que quedan menos de dos  meses para la Marató de Barcelona seguro que me responderás que aún es un mundo.  Ahora si te confirmo que son menos de 50 días y bajando seguro que comienzas a sentir correr por tu esbelto cuerpo un sudor frío que no notabas desde el día que se anunció un nuevo ERE en tu empresa.

“¿Dónde demonios me he metido?”, es la pregunta más frecuente que comenzará a martirizar a nuestro sentido común. Te respondo: te has metido en una  aventura de tintes épicos que tú, yo y la gente que nos conoce saben que vamos a cumplir con creces. Ahora no es momento de lloros ni lamentaciones sino de saber que aún tenemos la sartén por el mango y que vamos a llegar al día del maratón tan sobrados que la podremos completar de espaldas, con los ojos vendados y con los cascos sonando a todo trapo Papitwo (en Guantánamo aún tienen secuelas).

Pero por si aún asalta algún tipo de duda, más que lógica, me he empecinado en ir dando la brasa durante este mes y medio largo que queda para nuestra hazaña con una serie de artículos con consejos, experiencias y desvaríos con los que intentar que sean aún más insufrible para vosotros la espera de ese gran día. Un regalo ideal para que compartas con ese amigo al que tienes ganas de putear.

Una de las constantes en la vida de un corredor es la obsesión enfermiza por estudiar los recorridos de las pruebas que va a disputar. Cada vez que se acerca el día de la carrera esa manía se torna en algo cercano a lo maníaco sólo comparable a l@s fans adolescentes que tienen empapeladas sus habitaciones con el ídolo de turno e intentan encontrar mensajes ocultos y personalizados en cada uno de sus gorgoritos (esto también vale para los que aún intentan justificar ‘Holy Motors’). Pero como no es lo mismo contarlo que vivirlo, como diría la del 21 días, es mucho mejor palpar el recorrido de primera mano que guiarse por su perfil. Porque si tuviésemos que fiarnos a rajatabla, las subidas las deberíamos hacer con un equipo de alpinismo y los descensos con un cursillo de rapel.

¿A que estaría genial poder probar el circuito de la Marató antes de correrla para así saber a qué atenerse? Pues eso durante el año es algo imposible, pero sí que podemos calmar esa sed dando un paseo, disputando alguna de las carreras populares que coinciden parcialmente en recorrido (de esto hablaré en un próximo post) o saliendo a entrenar por aquellas zonas del circuito que no están del todo secuestradas por el tráfico urbano. Es justo de esto último donde me voy a centrar en esta ocasión. Así que vamos con ello:

Entrenos Marató Barcelona

1- Diagonal Mordor (La Caixa)

Se llega tras haber recorrido los primeros cinco kilómetros de salida, que son en un ascenso que a esa hora todavía no pica en las piernas. Si quieres comprobar como es la parte más dura de la subida te recomiendo que comiences desde Travessera de les Corts con Aristides Maillol, en la acera situada en el lado del Camp Nou. Desde allí hasta Diagonal casi se puede hacer de una tirada (sólo hay dos cruces con calles muy poco transitadas). Y entonces debes cruzar Diagonal y pasarte al lado de la montaña donde está el paseo por en el que circulan una marabunta de corredores, ciclistas y patinadores. Hasta hay gente que aún mantiene el cada día más olvidado hábito de pasear… ojo.  Por si aún no sabes situarlo, te lo dejo más claro: es esa zona dónde la afición culé aparca sin miramientos. Para eso sí que somos  ciudadanos de primera y de segunda… división.

Pues si continúas en paralelo en dirección a Francesc Macià llegarás al punto en el que se cruza con Avenida Sarrià y el recorrido de la Marató se desvía para iniciar su regreso al centro de la ciudad. Aún podrás alargar unos cientos de metros más pero yo te recomiendo que des media vuelta (el tráfico por esa zona es un infierno), y sitúes tu radar como si fueras a salir de la ciudad. Al llegar al Parc de Cervantes tienes un elige tu propia aventura con estas tres opciones:

–          Cobardica: Volver por Carretera de Esplugues a la Diagonal.

–          Valiente: Dirigirte al Parc de l’Oreneta y hacer un circuito por dentro.

–          Gore: Subir por Sant Joan de Déu y empalmar con Carretera de les Aigues.

2- Diagonal Mar

Aquí llegaremos en ese punto de la carrera en que las fuerzas comienzan a flaquear y cualquier pequeña molestia nos lo tomamos como un serio problema. En este caso ocurre que nos adentramos por segunda vez (la primera es el paso por la Meridiana) en una parte del recorrido donde impera la monotonía: 5 km entre ida y vuelta por la zona sur de Diagonal que se torna muy cansina.

Para que no se haga eterna yo recomiendo hacerle una visita antes de encontrárnosla de frente el día de actos y aprovechar sus isletas centrales para hacer un entrenamiento a base de sprints o series cortas (con el tráfico que hay mantener un ritmo constante es imposible) mientras situamos marcas para objetivos de corto alcance para que estemos más entretenidos:  el lugar donde se sitúa el avituallamiento, el desastre de parque con el que nos engañó de nuevo Jean Nouvel, otro centro comercial anodino, el carismático rabo iluminado, un megalómano edifico pagado con créditos que no se pueden devolver, el hotel de las orgias del Primavera Sound… A mí me funciona.

3- Els Passeig: Garcia Faria / Marítim / Colom

Para muchos el momento clave de la carrera. Ahí donde se supone que nos la vamos a pegar con el temible muro (tranquilo, si corres con un poco de cabeza el muro no llega ni a banco de arena). Es una zona ideal para entrenar, es más, es de las favoritas de cualquiera que se calce las bambas porque correr al lado del mar no tiene precio.

Es importante salir a entrenar por allí para que así compruebes hasta qué punto de puteante es la brisa marina (con lo bien que queda en los versos), y apuntarte que hay un puente con un corto repecho que le va a sentar a nuestras piernas como si nos arreasen un latigazo.

La zona es ideal para hacer carrera continua. Desde el Fórum hasta el Hotel Vela se recorre sin ningún tipo de parón por tráfico. Ah, y siempre puedes probar a correr en la arena, sufrirás pero no sabes lo bien que va para fortalecer articulaciones y dar un salto cualitativo de aúpa. Y si estás con ganas puedes alargar un par de kilómetros más hasta el Passeig Colom, pero ya te digo que ahí no se esconde nada excepcional: es plano y sólo sirve para descargar piernas y mentalizarse antes de atacar el ya para ese momento temible Paral·lel.

Un truquillo: desde la altura del Chiringuito Bambú hasta las Cuatro Barras que hay en ese grotesco hotel ideado por el hombre que pudo hacer un bien a la humanidad optando por la vasectomía (nos hubiésemos arriesgado éste castigo) hay diez kilómetros clavados entre la ida y la vuelta (y mejor medido que algunas carreras presuntamente oficiales). Así que si quieres probarte en un simulacro de carrera aquí tienes una buena oportunidad.

4- Ciutadella

Aunque haya gente que al instante de soltarlo comenzará (con toda la razón del mundo) a afilar sus cuchillos, me reitero: para mi Ciutadella es la versión miniyo del Retiro madrileño. Sólo podrás entrenar con cierta normalidad dentro del parque, pero puedes aprovechar para hacer una escapada y recorrer la parte que va de Marina hasta Arc de Triomf  (ojo, con el repechillo de entrada que a esa altura de carrera si lo tomamos muy a la ligera puede dejarnos KO durante unos instantes).

No suelo correr mucho por esa zona, pero si vas te encontrarás que es uno de los lugares que más gusta a los corredores de la ciudad y muchos grupos de entrenamiento lo tienen como campo base. Si vives por el centro es el lugar ideal y más cercano que vas a tener para ir a correr. A modo de curiosidad, el Correbarri hace una breve incursión por sus terrenos.

5- Montjuïc

Sólo te servirá para comprobar la línea de salida y de llegada, y comenzar a situar donde queda la feria del corredor, las zonas que te pueden servir para calentar el día del Maratón, etc.  Pero como zona de entrenamiento es de las mejores de la ciudad.

¿Has probado a subir hasta el castillo de Montjuïc? Pues ni es tan fiero como lo pintan y las vistas que te vas a encontrar allí arriba compensa cualquier tipo del sufrimiento. Y además es la zona donde está situada l’Anella Olímpica y siempre va genial empaparse de su espíritu y así cargarse de ánimos y optimismo.

** Si os preguntáis por qué no hablo de Gran Vía y Paral·lel es simplemente porque creo que son zonas que son incompatibles para el entreno. La densidad de tráfico y las múltiples calles que se cruzan no permiten mucho más que un paseo rápido. En cambio si que recomiendo apuntarse a alguna de las múltiples carreras populares que  pasan por esas dos avenidas ( Bombers,  Mercè, Sant Antoni, Mitja, Jean Bouin, Dona).

*Ah, no te olvides que todo lo que quisiste saber de la Marató y no te atreviste a preguntar lo tienes en este link perfectamente recopilado.

______________________________________________________

Si no has tenido aún suficiente puedes dejarte las corneas en estos otros posts:

Un maratón por un principiante

¡Peligro! Epidemia Runner

Top Ten: excusas para no correr

Consejos suicidas para novatos de la Marató

Dejo en tus manos la opción de ensalzar o criticar esta entrada, te lo pongo fácil:  a un click de compartir, a un comentario de hundirme en la miseria. Cualquier aportación y puntualización es bienvenida.

11 Respuestas a “Guía popular para la Marató de Barcelona: Entrena el circuito

  1. jejee, otra entrada muy bien hecha!
    comentar que cuando todavía entrenaba y corría (y encima vivía en la plaza Maria Cristina) utilizaba por lo menos una vez a la semana el entreno Gore de la Diagonal Norte y aunque en algún momento era un entreno CACO, daba sus frutos a nivel cardio y fuerza.
    El cobardica (con variante subiendo por Avenida Pedralbes) me servía para entrenos progresivos, o circuito con cuestas o, quedando por la Diagonal, para cambios de 1000m
    animo, mucho animo a todos los que estáis preparando BCN42!

    Me gusta

    • Buenas Romana.

      Encadenar Diagonal con Carretera de les Aigues es uno de mis entrenamientos favoritos. Me gusta más esa zona que la del km 0 ya que puedes subir hasta la antena (que tiene su tute), ponerte a hacer corriols, disfrutar de unas vistas espectaculares (mola mucho subir los días de partido del Barça, y ver el estadio iluminado), y además no hay tanta gente. Ah, y por ahí tienes el parking / picadero oficial para aquellas parejas que les mola imitar las pelis norteamericanas de terror de serie B.

      Contras: de noche pululan los puerco espines (porcs senglars) y no hay una gota de luz, a no ser que la luna esté radiante.

      Pero yo me lo paso teta.

      Salud!

      Me gusta

  2. Hola David. Muy bueno el post. Me podrías enviar un mail a ilopez@alesport.com? Me gustaría proponerte algo. Gracias

    Me gusta

  3. Esto de subir a la CDLA por la Diagonal lo tengo que probar mmmmm… yo soy una temeraria y el recorrido lo hago literal! con sus semaforicos y sus coches jejeje 😉

    Me gusta

    • Pues desde Parc Ceantes hasta alcanzar Carretera de les Aigues hay, mínimo, un par de kilómetros con porcentajes de aúpa y se puede hacer de tres modos: 1) Tirar por Esplugues hasta las pistas de tenis (y hay un buen trecho), 2) saltar la valla del camino propiedad de Aigues de BCN (que es lo que hago casi siempre), o 3) Subir por el corriol que te lleva hasta el mirador.

      Será por alternativas.

      Me gusta

  4. Hola David,
    Lo que llamas “Diagonal Norte” está en el sur de Barcelona (si me apuras, suroeste)… y lo que llamas “Diagonal Sur”, pues adivina: al norte. Carreras de orientación pocas, ¿no? 😉

    Un saludo!

    Me gusta

    • Touché Sergio, me he hecho la picha un lío confundiendo Diagonal Mar con Diagonal Sur y a partir de ahí he empezado mi escalada de errores. Ahora tengo que buscar un nombre que me convenza para mi parte ‘Norte’…. Diagonal Mordorrrr. Rectifico!

      Merci por abrirme los ojos.

      Salud.

      Me gusta

  5. Como siempre muy gran entrada david! Ya dije en algun post que mi objetivo es llegar a correr un maratón tarde o temprano, seguro que tus guias para novatillos me van a servir haha. Yo acostumbro a entrenar por diagonal + avenida pedralbes + carretera esplugues etc… Pero como carretera de les aigües no hay nada, y siempre que el horario me lo permita, intento subirme a la carretera haciendo lo que tu llamas “gore” ( a mi ritmo tranquilito).
    Saludos!

    Me gusta

    • Buenas Carles,

      Pues ánimo, que eso de probar un maratón lo venden como si batallases con un monstruo y a la hora de la verdad te lo meriendas en una mañana tranquilo.

      Salud!

      Me gusta

  6. Pingback: Maratón de Barcelona, como comer un elefante: trocito a trocito. | ultimocajon